Connect with us

COLUMNISTAS

Transformación telecom para la transformación nacional

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Ernesto Piedras

A más de un lustro de la ejecución de un nuevo marco institucional y un esquema regulatorio asimétrico para las telecomunicaciones en México, son evidentes para el grueso de los consumidores mexicanos los muchos avances del sector en términos de calidad, precios, cobertura, acceso, entre otros beneficios.

Una muy importante asignatura pendiente es el rebalanceo del terreno competitivo entre los jugadores del mercado. Así, América Móvil (Telmex, Telcel, Telnor), el agente económico preponderante ostenta, grosso modo, dos terceras partes del sector en términos de clientes, líneas, accesos, infraestructura, e incluso casi tres cuartas partes de los ingresos totales.

Conviene entonces acentuar las medidas compensatorias de las imperfecciones de mercado, para abandonar este estadio hacia uno de competencia efectiva, que materialice definitivamente los objetivos pretéritos, como el acceso universal a las TIC y desarrollo eficiente del sector.

Precisamente bajo esta ola transformadora se presenta una magnífica oportunidad para evolucionar al sector de las telecomunicaciones mexicanas.

Nivelación competitiva del mercado

Como se mencionó arriba, persiste una concentración de mercado prácticamente imposible de encontrar en ningún otro mercado que se considere en competencia.

El peso en el mercado de América Móvil en términos de usuarios alcanza 59.3% (septiembre del 2018), con base en información del IFT, nivel que continúa siendo muy superior al requerido para dejar de ser agente económico preponderante.

Este marcado desbalance competitivo es mayor y más preocupante en el segmento de banda ancha móvil (BAM), que alcanza 71.6%, con una trayectoria incluso creciente en el último año.

Calibración estructural

El transcurrir de este lustro sin la renivelación competitiva, deja clara la necesidad de ajustes aceleradores y de mayor efectividad ante la excesiva concentración e inequidad competitiva, para lo cual ha sido mandatada ya la separación funcional del negocio fijo del preponderante en divisiones mayorista y minorista. Sin embargo, evidencias regulatorias internacionales muestran el riesgo de la insuficiencia de esa medida. Se plantea en el Reino Unido, por ejemplo, incluso la conveniencia y hasta la necesidad de ir más allá con una suerte de leapfrogging regulatorio para implantar una separación estructural del preponderante.

Conviene recordar que los procesos de la regulación asimétrica exitosa en mercados que hoy operan en escenarios de competencia efectiva tomaron en promedio entre ocoho y 11 años, para materializar de manera sustentable esos efectos de compensación y nivelación del terreno de participación de sus diversos actores.

Si el objetivo último para América Móvil es dejar de ser preponderante, eliminar la regulación asimétrica que le es aplicable y conseguir su entrada al mercado de video (nunca visto en ningún país, para el caso de un agente que ostente tales participaciones de mercado, por los efectos perniciosos que generaría), es conveniente ese mecanismo acelerador (fast track) identificable en la separación estructural.

En términos de tiempo regulatorio, este ajuste regulatorio representaría un importante ahorro de tiempo.

Transformación sectorial para la transformación nacional

En estos tiempos de transformación nacional, no debe rezagarse la transformación del sector de telecomunicaciones.

Bajo las circunstancias imperantes, se vislumbra muy lejano el cumplimiento del mandato constitucional de acceso universal a las telecomunicaciones en condiciones de competencia, sin la aplicación de ajustes estructurales para dar paso a una nueva fase regulatoria, la transformación Telecom.

Esta vía tiene el potencial de habilitar una transformación social, al dotar de capacidades de acceso a contenidos informativos, educativos, culturales, de entretenimiento y productivos, ahora sí para toda la población.

Se trata, con todo, de una transformación sectorial que consecuentemente contribuiría a alcanzar la enarbolada transformación nacional.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Se atora fusión Fox-Disney

Mediatelecom

Published

on

La Razón – Roberto García Rdequena

El órgano regulador brasileño, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), no ha logrado un acuerdo para la fusión entre los dos gigantes del entretenimiento, Fox y Disney.

Ya se escucharon las posturas de varios jugadores en el mercado de Brasil, como lo son Telefónica, Net, Claro, operadores de TV restringida, y de TV abierta. Evidentemente todos en contra.

Los abogados y directivos de Disney no han logrado convencer al regulador de los beneficios de dicha fusión. Al parecer, el CADE podría aprobarla, pero condicionada a que Fox desinvierta algunos canales, particularmente deportivos. La fecha límite para decidir es el 17 de marzo, aunque no se descarta una prórroga.

En Estados Unidos, el Departamento de Justicia si aprobó la compra, sujeta a que 22 señales deportivas propiedad de Fox fueran vendidas a un tercer jugador.

En México, el tema lo tendrá que dictaminar pronto el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Comentaba la semana pasada que es un asunto de lo más relevante por la alta concentración y control que esta fusión puede representar en el mercado de contenido audiovisual, y su consecuente impacto en las plataformas de distribución de dicho contenido, como lo es la TV abierta y restringida.

Señalaba que, en el mercado mexicano, en el ámbito deportivo, los suscriptores de TV de paga obtienen 73.4 por ciento de sus canales deportivos por medio de las señales propiedad de Disney (36.5 por ciento) y Fox (36.9 por ciento), según datos de The Competitive Intelligence Unit.

Esto hace que la empresa resultante de la fusión, de ser el caso, tenga un excesivo poder de negociación para la venta de sus señales, y se comporte de manera poco competitiva. De elevar los precios, el costo se trasladaría al consumidor final, a los millones de televidentes que pagamos por un sistema de TV restringida.

Esta situación, evidentemente, le pega más a los sectores de la población con capacidades socioeconómicas más bajas. Los más pobres que cuenten con señal de TV de paga serán los más afectados.

Por ello, el análisis y resolución que haga el IFT en el caso mexicano, en caso de aprobarse la fusión, tendrá que ser muy cuidadoso para establecer condiciones tales que no se afecte el entorno de competencia en el mercado.


Continue Reading

COLUMNISTAS

El dilema de Georgina en el IFT

Mediatelecom

Published

on

La Crónica de Hoy – Claudia Villegas

Fue en marzo de 2011 cuando entrevisté para la revista Fortuna a Eduardo Pérez Motta, entonces comisionado presidente de la Comisión Federal de Competencia. En aquella conversación, Pérez ­Motta, quien impulsó reformas trascendentales para luchar contra la fuerza de mercado que tenía (y tiene) Telmex, la compañía más rentable del mundo, “me dijo entonces” una frase que fue clave para entender el espíritu del organismo antimonopolios así como el de las regulaciones dirigidas a vigilar por la competencia: “Que gane el consumidor, no el gobierno”. Ése era el espíritu de la CFC en la que también colaboró la funcionaria Georgina Kary Santiago Gatica, graduada y con maestría en Economía por el Colegio de México, con más de 10 años de trabajo y experiencia en la Comisión Federal de Competencia.

Otro funcionario que compartió esta máxima con Santiago y Pérez Motta fue Eduardo Estrada, exdirector de Estudios Económicos de la comisión antimonopolios. Así era: “Que gane el consumidor, no el gobierno”, y mucho menos un gigante como la fusión Disney-Fox que en los principales países de América Latina está cimbrando las estructuras del deporte y los nexos corporativos que sostienen los eventos en vivo a los que millones de consumidores pueden asistir o presenciar mediante la televisión abierta.

Ahora, Georgina Santiago Gatica, al frente de la Unidad de Competencia Económica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), debe recordar otra de sus frases favoritas: “El control de concentraciones ofrece a las autoridades intervenir en nombre de la sociedad para sopesar ese derecho”. Santiago, un ejemplo de las políticas de género y meritocracia que la han llevado a ocupar una posición de gran responsabilidad, tiene frente a sí una oportunidad de oro para demostrar que está por encima de cualquier conflicto de interés; que defenderá, en cambio, el interés de los consumidores sobre el económico de un gigante que buscará acaparar el mercado de eventos deportivos para obtener mayores dividendos y ampliar su presencia aun a costa de los consumidores.

En Brasil, la fusión Disney-Fox no tiene acuerdo porque, precisamente, hay mucha presión de los consumidores y de la industria local. En Estados Unidos se les condicionó vendiendo sus participaciones en redes deportivas.

Continue Reading

COLUMNISTAS

#SCJN…

Mediatelecom

Published

on

Excélsior – Alicia Salgado

La histórica declaratoria de inconstitucionalidad de aplicación general que resolvió ayer la Corte sobre el artículo 298, Apartado B, Fracción IV de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, además de ser la primera emitida tras la reforma a la Ley de Amparo del 2011, abre el camino para que la cauda de jurisprudencias emitidas pueda irse transformando en justicia general y, no tengan los ciudadanos que recurrir a la demanda de amparo para ser beneficiarios de dicha jurisprudencia.

También le flexibiliza al IFT, cuyo pleno preside Gabriel Contreras, la ponderación de las sanciones que impone, para que estas sean de acuerdo con la gravedad de los incumplimientos. Esta declaratoria les aplicaba sólo a 5 concesionarios: Televisión Azteca, Televisión Internacional (hoy Izzi-Cablevisión), BestCable (Televisa), Pegaso PSC (Telefónica) y Megacable, y supone la eliminación de la obligación de multar con un mínimo del 1% de los ingresos de las empresas por asuntos no necesariamente graves.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami