Connect with us

COLUMNISTAS

Conectividad y red troncal

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Marco A. Mares

Más allá de la diferencia en los criterios para definir la cobertura de las telecomunicaciones, lo cierto es que hay una gran cantidad de mexicanos de escasos recursos que no tienen servicios de telefonía móvil e Internet.

La discusión pública se registra en el contexto de la decisión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cancelar la licitación de la Red Troncal, de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para rehacer las bases de licitación y comenzar de cero.

El jefe del Ejecutivo ha criticado la reforma de telecomunicaciones.

Ha dicho que no se ha alcanzado el objetivo de conectividad a todo el país y fundamentalmente a los más pobres.

Los defensores de la reforma de telecomunicaciones refieren la ampliación de la cobertura en telefonía móvil e Internet, la notable e innegable reducción en los precios de sus servicios, la apertura a nuevos competidores en la radio, la televisión y telefonía.

Y tienen razón. Todo eso se ha logrado.

Pero en lo que también tienen razón los críticos de la reforma de telecomunicaciones —el jefe del Ejecutivo, principalmente— es que hasta ahora, los operadores de los servicios de telecomunicaciones se han enfocado en los centros urbanos y los de mayor población.

Es decir, se han centrado en la rentabilidad, en la cereza del pastel.

A pesar de que en distintas formas se han establecido condicionantes a los operadores para que se cubran poblaciones remotas, el tema sigue siendo una asignatura pendiente.

Troncal, internet gratuito

La licitación de esta Red Troncal incluye 26,000 kilómetros de fibra óptica.

López Obrador busca condicionar su asignación a cambio de que las empresas ganadoras o adjudicadas, como contraprestación, ofrezcan Internet gratuito en carreteras, plazas públicas, hospitales, escuelas y recursos para el mantenimiento de las instalaciones. El objetivo del gobierno obradorista es claro: llegar a todas las poblaciones de escasos recursos, a donde serán dispersados, a través del Programa de Impulso al Sector Financiero, los recursos de los programas sociales.

Diferencias

El presidente de México parte del diagnóstico de que hay en el país un gran atraso en conectividad.

Asegura que sólo 25% del territorio tiene conectividad; que sólo en 25% del país se puede hablar por teléfono móvil; en 75% no hay comunicación, apuntó.

El dato en términos geográficos y territoriales es correcto.

El IFT, presidido por Gabriel Contreras, salió de inmediato a decir que de acuerdo con estándares internacionales la medición se realiza en función de la población y no del territorio. En esos términos, según el organismo regulador, la cobertura nacional de telefonía e internet móvil es de 88.4% del total de la población en 3G y a 84.1% en 4G, al cierre de junio del 2018.

Es evidente que hay una diferencia en la perspectiva sobre el tema. La realidad muestra amplias zonas del territorio nacional semiurbanas y rurales, y millones de mexicanos que están incomunicados.

Terceros, interesados

Comienzan a pronunciarse terceros interesados.

Los empresarios del servicio de televisión por cable están a favor de ampliar cobertura en poblaciones suburbanas y rurales, sin servicio o sin competencia en el transporte de datos y acceso a Internet.

Piden que el servicio de la Red Troncal privilegie la cobertura de tales núcleos. Así lo plantea la Asociación de Telecomunicaciones Independiente de México (ATIM), que da servicio de televisión por cable a 206 poblaciones en 27 estados de la República Mexicana.

El vicepresidente de ese gremio, Salomón Padilla Duarte, se pronunció a favor de que el nuevo gobierno privilegie la cobertura a 12% restante (de 885 cubierto) de la población mexicana, que son los más necesitados y los que requieren con mayor urgencia estos servicios.

El ejecutivo asegura que el mercado ha privilegiado lo macro con la cobertura poblacional, es decir se presta servicio donde hay más habitantes, y falta cubrir las poblaciones donde habitan los más necesitados y los que requieren con mayor urgencia estos servicios.

Complementarias

Bienvenida la Red Troncal, dice Altán —presidida por Bernardo Sepúlveda y Eugenio Galdón como vicepresidente ejecutivo—, operador de la Red Compartida.

Aclara que son diferentes la Red Troncal y la Red Compartida.

Altán es el consorcio que opera la Red Compartida, bajo un esquema de Asociación Público-Privada con el Estado mexicano. La naturaleza y objetivos de las redes Troncal y Compartida —dice— son diferentes.

Mientras la Red Compartida está abocada a desplegar un servicio inalámbrico y móvil de telecomunicaciones.

La Red Troncal estará orientada a proporcionar servicio de cableado fijo. Son redes distintas, aunque complementarias.

Altán no considera a la Red Troncal competencia, sino coadyuvante para cubrir las necesidades de conectividad en el país.

Conclusión

La discusión sobre la medición de la cobertura de los servicios de telecomunicaciones parece más tener una intención política.

Pero sobre la intencionalidad política, la realidad es que todavía hay muchos mexicanos sin esos servicios.

Por otra parte, de acuerdo con el último análisis de The Competitive Intelligence Unit, que encabeza Ernesto Piedras, no sería rentable para ninguna empresa desplegar su cobertura en todo el territorio nacional. La mayor parte no está habitado.

Sería ineficiente para los operadores y un derroche de recursos para el gobierno si éste lo hiciera.

Pero de lo que no hay duda, es que es necesario llegar a la población de más bajos recursos, con servicios de telecomunicaciones.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Se atora fusión Fox-Disney

Mediatelecom

Published

on

La Razón – Roberto García Rdequena

El órgano regulador brasileño, el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), no ha logrado un acuerdo para la fusión entre los dos gigantes del entretenimiento, Fox y Disney.

Ya se escucharon las posturas de varios jugadores en el mercado de Brasil, como lo son Telefónica, Net, Claro, operadores de TV restringida, y de TV abierta. Evidentemente todos en contra.

Los abogados y directivos de Disney no han logrado convencer al regulador de los beneficios de dicha fusión. Al parecer, el CADE podría aprobarla, pero condicionada a que Fox desinvierta algunos canales, particularmente deportivos. La fecha límite para decidir es el 17 de marzo, aunque no se descarta una prórroga.

En Estados Unidos, el Departamento de Justicia si aprobó la compra, sujeta a que 22 señales deportivas propiedad de Fox fueran vendidas a un tercer jugador.

En México, el tema lo tendrá que dictaminar pronto el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Comentaba la semana pasada que es un asunto de lo más relevante por la alta concentración y control que esta fusión puede representar en el mercado de contenido audiovisual, y su consecuente impacto en las plataformas de distribución de dicho contenido, como lo es la TV abierta y restringida.

Señalaba que, en el mercado mexicano, en el ámbito deportivo, los suscriptores de TV de paga obtienen 73.4 por ciento de sus canales deportivos por medio de las señales propiedad de Disney (36.5 por ciento) y Fox (36.9 por ciento), según datos de The Competitive Intelligence Unit.

Esto hace que la empresa resultante de la fusión, de ser el caso, tenga un excesivo poder de negociación para la venta de sus señales, y se comporte de manera poco competitiva. De elevar los precios, el costo se trasladaría al consumidor final, a los millones de televidentes que pagamos por un sistema de TV restringida.

Esta situación, evidentemente, le pega más a los sectores de la población con capacidades socioeconómicas más bajas. Los más pobres que cuenten con señal de TV de paga serán los más afectados.

Por ello, el análisis y resolución que haga el IFT en el caso mexicano, en caso de aprobarse la fusión, tendrá que ser muy cuidadoso para establecer condiciones tales que no se afecte el entorno de competencia en el mercado.


Continue Reading

COLUMNISTAS

El dilema de Georgina en el IFT

Mediatelecom

Published

on

La Crónica de Hoy – Claudia Villegas

Fue en marzo de 2011 cuando entrevisté para la revista Fortuna a Eduardo Pérez Motta, entonces comisionado presidente de la Comisión Federal de Competencia. En aquella conversación, Pérez ­Motta, quien impulsó reformas trascendentales para luchar contra la fuerza de mercado que tenía (y tiene) Telmex, la compañía más rentable del mundo, “me dijo entonces” una frase que fue clave para entender el espíritu del organismo antimonopolios así como el de las regulaciones dirigidas a vigilar por la competencia: “Que gane el consumidor, no el gobierno”. Ése era el espíritu de la CFC en la que también colaboró la funcionaria Georgina Kary Santiago Gatica, graduada y con maestría en Economía por el Colegio de México, con más de 10 años de trabajo y experiencia en la Comisión Federal de Competencia.

Otro funcionario que compartió esta máxima con Santiago y Pérez Motta fue Eduardo Estrada, exdirector de Estudios Económicos de la comisión antimonopolios. Así era: “Que gane el consumidor, no el gobierno”, y mucho menos un gigante como la fusión Disney-Fox que en los principales países de América Latina está cimbrando las estructuras del deporte y los nexos corporativos que sostienen los eventos en vivo a los que millones de consumidores pueden asistir o presenciar mediante la televisión abierta.

Ahora, Georgina Santiago Gatica, al frente de la Unidad de Competencia Económica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), debe recordar otra de sus frases favoritas: “El control de concentraciones ofrece a las autoridades intervenir en nombre de la sociedad para sopesar ese derecho”. Santiago, un ejemplo de las políticas de género y meritocracia que la han llevado a ocupar una posición de gran responsabilidad, tiene frente a sí una oportunidad de oro para demostrar que está por encima de cualquier conflicto de interés; que defenderá, en cambio, el interés de los consumidores sobre el económico de un gigante que buscará acaparar el mercado de eventos deportivos para obtener mayores dividendos y ampliar su presencia aun a costa de los consumidores.

En Brasil, la fusión Disney-Fox no tiene acuerdo porque, precisamente, hay mucha presión de los consumidores y de la industria local. En Estados Unidos se les condicionó vendiendo sus participaciones en redes deportivas.

Continue Reading

COLUMNISTAS

#SCJN…

Mediatelecom

Published

on

Excélsior – Alicia Salgado

La histórica declaratoria de inconstitucionalidad de aplicación general que resolvió ayer la Corte sobre el artículo 298, Apartado B, Fracción IV de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, además de ser la primera emitida tras la reforma a la Ley de Amparo del 2011, abre el camino para que la cauda de jurisprudencias emitidas pueda irse transformando en justicia general y, no tengan los ciudadanos que recurrir a la demanda de amparo para ser beneficiarios de dicha jurisprudencia.

También le flexibiliza al IFT, cuyo pleno preside Gabriel Contreras, la ponderación de las sanciones que impone, para que estas sean de acuerdo con la gravedad de los incumplimientos. Esta declaratoria les aplicaba sólo a 5 concesionarios: Televisión Azteca, Televisión Internacional (hoy Izzi-Cablevisión), BestCable (Televisa), Pegaso PSC (Telefónica) y Megacable, y supone la eliminación de la obligación de multar con un mínimo del 1% de los ingresos de las empresas por asuntos no necesariamente graves.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami