Connect with us

PRESS

Comisión de Banda Ancha recomienda cobertura, asequibilidad y alfabetización digital

Nuevo reporte de la Comisión de Banda Ancha revela beneficios por aumento de conectividad

Mediatelecom

Published

on

La Comisión de Banda Ancha de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) reveló un nuevo estudio que confirma que el incremento en la conectividad mejora la economía y los niveles de vida de los países menos desarrollados (LDC, por sus siglas en inglés), permitiéndoles superar retos como la falta de una salida al mar o menor disponibilidad de recursos naturales.

El informe Banda ancha para el desarrollo nacional se realizó en cuatro LDC: Camboya, Rwanda, Senegal y Vanuatu.

Entre los avances se destaca que Rwanda está construyendo una red de banda ancha inalámbrica 4G-LTE que cubrirá 95 por ciento de su población en 2018. El uso eficaz de Senegal de las alianzas público-privadas para lograr el acceso de banda ancha para todos es otro caso.

Por su parte, existe una iniciativa de Vanuatu para alcanzar 98 por ciento de cobertura de banda ancha para 2018 y el impulso a bajos precios de Internet móvil en Camboya.

Los servicios de banda estrecha, como los mensajes de texto en el sector de la salud y la agricultura y el dinero móvil, también han ayudado a mejorar los medios de subsistencia, dice el informe.

“Es posible comenzar a superar los desafíos de garantizar el acceso a la banda ancha. En los cuatro casos de estudio vemos signos de progreso, pero también áreas para seguir trabajando. Espero que las recomendaciones aquí ayuden a desbloquear la miríada de beneficios potenciales que ofrece la banda ancha para las comunidades, para no dejar a nadie atrás mientras nos esforzamos por conectar a los países más vulnerables”, dijo Fekitamoeloa Utoikamanu, secretaria General Adjunta y Alta Representante para los Países Menos Adelantados, Países en Desarrollo sin Litoral y Pequeños Estados insulares en desarrollo (UN-OHRLLS).

El informe señala que el uso de la banda ancha no se ha adaptado completamente a su creciente oferta, debido a desafíos tales como baja alfabetización digital, baja asequibilidad y falta de contenido y aplicaciones locales relevantes.

Recomendaciones

En ese sentido, la Comisión recomienda ampliar la alfabetización digital y concientizar a la población, un compromiso estratégico con la banda ancha como tecnología transversal de propósito general, identificar tecnologías complementarias para cerrar la brecha digital, soluciones directas, reconociendo la necesidad urgente de servir a la población de comunidades rurales, desarrollando entornos políticos propicios que también apoyen la sostenibilidad, incrementando la coordinación entre el gobierno y el sector privado, apoyando el comercio electrónico local para hacer un uso productivo de banda ancha, mejorando la supervisión y evaluación de iniciativas de banda ancha y logrando un equilibrio entre cobertura, asequibilidad y alfabetización digital.

El informe revela que los cuatro países involucrados han logrado avances notables en la cobertura de banda ancha y la asequibilidad en los últimos años.

Esto se ha logrado con diferentes entornos de mercado que incluyen una combinación de competencia de acceso local e intervenciones público-privadas mayoristas en Ruanda, un mercado no regulado y ferozmente competitivo en Camboya, un mercado regulado dominado por el operador tradicional en Senegal y un duopolio móvil en Vanuatu.

El informe incluye una medición del impacto del sector de información y comunicaciones en la economía en general.

Detalla que las telecomunicaciones tienen el mayor impacto directo en Senegal, donde representan una décima parte del Producto Interno Bruto. Esta gran proporción es en parte un reflejo de los altos precios, además de que el país es un centro de telecomunicaciones en África Occidental.

La participación del sector en el PIB se ha mantenido plana en Vanuatu, Senegal y Ruanda. El sector contribuyó entre 0.3-0.5 puntos porcentuales al crecimiento del PIB recientemente. Esto equivale a 14 por ciento del crecimiento del PIB en Senegal, 11 por ciento en Vanuatu y 2 por ciento en Ruanda.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ANÁLISIS

Blockchain y las telecomunicaciones

Published

on

La definición más básica de Blockchain “cadena de bloques” o Tecnología de Contabilidad Compartida (DLT, por sus siglas en inglés) es un Libro de Contabilidad digitalizado abierto, compartido y seguro, que no puede modificarse una vez que una transacción ha sido registrada y verificada. Todas las partes de la transacción, así como un número significativo de terceros, mantienen una copia del Libro Mayor (es decir, de la cadena de bloques), lo que significa que sería prácticamente imposible modificar cada copia del Libro Mayor globalmente para falsificar una transacción.

Recientemente, la DLT se ha convertido en una de las innovaciones disruptivas con un gran potencial para cambiar la economía, cultura y sociedad tal como las entendemos. El éxito relativo del Bitcoin ha desencadenado el establecimiento de casi mil nuevas criptomonedas, lo que ha llevado a la ilusión de que la única aplicación de la tecnología de la cadena de bloques es para la creación de criptomonedas; sin embargo, la tecnología de la cadena de bloques es capaz de mucho más.

DLT es en teoría una tecnología segura por diseño y un ejemplo de un sistema informático compartido con alta tolerancia a fallos, que permite conseguir un consenso descentralizado entre las partes participantes en el proceso. Ofrece numerosas funcionalidades a sus usuarios, siendo las principales la descentralización, la inmutabilidad, la seguridad y la transparencia. Esas funcionalidades tienen el potencial de alterar los modelos de negocio actuales en la mayoría de las industrias eliminando intermediarios, aumentando la eficiencia y abriendo nuevas oportunidades para generar ingresos. Permite aplicaciones/servicios innovadores descentralizados tanto financieros como no financieros como pueden ser servicios electrónicos (e-servicios) o los servicios basados en Internet de las cosas, eliminando la necesidad de intermediación de terceros.  Esto hace que DLT sea adecuado para la grabación de eventos (procesos de votación digital), registros de transacciones de pago y otras actividades de gestión de registros, administración de identidades, procesamiento de transacciones y prueba de procedencia de datos.

Operadores de telecomunicaciones y Blockchain         
Las incertidumbres que se ciernen sobre el futuro papel de los operadores de telecomunicaciones en el ecosistema digital tras la irrupción de nuevos jugadores como son los operadores de servicios sobre Internet (OTT), unido a otros factores influyentes del mercado, tales como la intensa competencia, la inestabilidad de las economías, la política, las regulaciones, hace que la combinación de todos estos factores tenga un impacto claro en el crecimiento de la industria de telecomunicaciones y, por supuesto, en su rentabilidad.

Las telecomunicaciones, como industria, no son una excepción a la transformación que implica Blockchain. Ante esa tecnología disruptiva los operadores no pueden permanecer inactivos y, por lo tanto, deben reaccionar e intentar aprovechar todas las posibilidades que esta tecnología pueda aportar al ecosistema digital y consecuentemente al mercado de las telecomunicaciones.

No obstante, al igual que con cualquier otra tecnología, su adopción de forma estandarizada y a gran escala dependerá de la regulación que se adopte (la UIT ha creado un grupo focal para Blockchain) y sólo se logrará si existe una percepción clara de su utilidad y los beneficios que comporta, por ello resulta esencial enfatizar en los aspectos de rentabilidad que pueda suponer para los operadores. Factor, ese último, muy relevante dada la disminución de los ingresos provenientes del servicio fijo de voz y el aumento de los costos debido a las altas exigencias de ancho de banda generado por los nuevos servicios digitales, que tienen un impacto en las inversiones futuras y la sostenibilidad empresarial.

Se hace necesario más que nunca que tanto operadores como reguladores actúen de la mano para que el potencial del uso y beneficio de la DLT sea percibido de una forma clara y precisa.

Variados son los usos que los operadores pueden hacer de la DLT. La implementación de Blockchain será eficaz para abordar los problemas que históricamente han sido un desafío para los operadores de telecomunicaciones, tales como la realización de acuerdos con terceros, la puntual autenticación de los contratos con sus clientes para la provisión de servicios, conseguir una mejor eficiencia en la gestión de costos, así como mejorar los procesos para implementar nuevas tecnologías, incluidos IoT y 5G.

En un entorno inteligente, la cadena de bloques promete beneficios para los operadores de telecomunicaciones, el más evidente y realista parece ser su uso para efectuar las liquidaciones entre operadores y para los servicios de itinerancia. En estos casos, los operadores de telecomunicaciones pueden utilizar el contrato inteligente, que es una de las aplicaciones de Blockchain ampliamente conocida. Un contrato inteligente es un contrato digital y seguro que verifica y aplica los términos del contrato entre dos o más participantes.

En otro ámbito, la tecnología DLT permite a los operadores publicar planes de pago/prepago como contratos inteligentes en una cadena de bloques, que son visibles para todos los demás operadores y sus clientes, además de otros tipos de ofertas. Cuando un nuevo cliente selecciona una oferta, se crea un contrato inteligente a la vez que una Identidad Digital del cliente, identidad que utilizará la funcionalidad de criptografía en Blockchain que proporciona servicios de autenticación basados en el concepto de clave digital pública/privada, que permite realizar la transacción de pago directamente al operador que ha generado la oferta.

Lo que sí parece claro es que la tecnología DLT ha llegado para quedarse y que los operadores están considerando su implementación en sus sistemas de gestión básica para ayudar a reducir las complejidades de los procesos de liquidación, mejorar la eficiencia de costos y procesos y para crear nuevas perspectivas para la generación de ingresos.

Se hace necesario trabajar estrechamente con las autoridades regulatorias, con el fin de reducir las lagunas que puedan surgir en la comprensión de las nuevas innovaciones, como puede ser la DLT, y facilitar la adaptación y adopción de éstas, tarea que servirá a los intereses de los operadores y de los reguladores.

Continue Reading

PRESS

ZTE y China Unicom completan llamada 5G con un prototipo de smartphone 5G del proveedor chino

Elizabeth Salazar

Published

on

Utilizando un prototipo de teléfono inteligente 5G de ZTE, China Unicom y el proveedor chino llevaron a cabo una llamada 5G en la prueba de campo de Shenzhen 5G.

La prueba también completó la verificación de llamada de voz del grupo Wechat, video en línea y navegación web, entre otros servicios.

La prueba adopta el servicio 5G de ZTE, la red de acceso por radio, la red central, la red de transporte y el dispositivo inteligente.

Además, utiliza tecnologías clave como Massive MIMO, 5G NR, conectividad doble NSA, tecnología de transporte FlexE y 5G Common Core.

El servicio de ZTE ha pasado la prueba en los tres meses posteriores al lanzamiento del 3GPP Rel-15.

Continue Reading

NEGOCIOS

Aprobado el impuesto digital en España contra los gigantes de Internet

Elizabeth Salazar

Published

on

El gobierno de España aprobó un proyecto de ley para gravar a empresas como Google, Amazon, Facebook y Uber, con el 3 por ciento de sus ingresos digitales.

Con este impuesto se recaudará cerca de mil 200 millones de euros al año y se impedirá que envíen sus ganancias a Irlanda para evadir impuestos.

Si bien el proyecto de ley aún requiere la aprobación parlamentaria, una vez aprobado se aplicará a la publicidad en línea, las plataformas y las ventas de datos de usuarios de compañías con ingresos globales superiores a 750 millones de euros, generando un mínimo de tres millones de euros en ingresos de servicios digitales en España.

Esta propuesta se produce después del estancamiento del impuesto propuesto por la Comisión Europea, tras la oposición de varios Estados miembros.

Isabel Celaa, portavoz del gabinete, subrayó que se trata de hacer que “las grandes empresas paguen donde se generan sus ganancias” y contrarrestar la “competencia desleal” que tienen estas empresas a expensas de los negocios y actividades tradicionales.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami