Connect with us

PRESS

OCDE: malas mediciones, coordinación y planeación dificultan cerrar brecha digital rural

Mediatelecom

Published

on

Los países de la OCDE han llevado a cabo importantes esfuerzos para cerrar la brecha digital e integrar a toda la población en el uso de las nuevas tecnologías. Sin embargo, en muchos países aún persiste una brecha de conectividad en las zonas rurales o más alejadas de los centros urbanos, donde se incrementa el reto de llevar conectividad.

Un nuevo estudio de la OCDE estudia las alternativas y los retos registrados en los países miembros para cumplir con el objetivo de cerrar la brecha digital, pero la falta de métricas de calidad y la mala coordinación y planeación gubernamentales dificultan alcanzar esa meta..

Todos los gobiernos de la OCDE tienen iniciativas para abordar el desafío de proporcionar un mejor acceso a servicios de banda ancha en áreas rurales y remotas y, por lo tanto, para fomentar las oportunidades que crea para el desarrollo económico y social.

No obstante, la evidencia disponible indica que, a pesar de los avances de los últimos años, las brechas entre las áreas urbanas y rurales siguen siendo considerables. En su mayor parte, a pesar de los avances en la tecnología, el aumento de la demanda y una serie de otros factores, el obstáculo principal para proporcionar el servicio a menudo sigue siendo el mayor costo en algunas áreas geográficas en comparación con otras.

La OCDE explica que las políticas para promover la competencia y la inversión privada, así como la regulación independiente y basada en evidencia, han sido tremendamente efectivas para extender la cobertura. Al hacerlo, reducen el tamaño de ese segmento del mercado que requiere enfoques alternativos para cumplir los objetivos de política.

Sin embargo, en áreas donde las fuerzas del mercado no han demostrado ser capaces de cumplir todos los objetivos de la política, como en áreas rurales y remotas, se están utilizando una variedad de enfoques adicionales en los países de la OCDE.

Las políticas para aumentar el acceso a veces se abordan, dentro de marcos regulatorios o planes nacionales de banda ancha, utilizando fondos específicos que se crean para este fin. En estos casos, los fondos suelen ser una evolución de los mecanismos establecidos originalmente para cumplir los objetivos de “servicio universal” en los servicios de telecomunicaciones.

Explica que estos mecanismos pueden implicar la imposición de obligaciones legales a los operadores, tales como el uso de licencias de espectro que tienen requisitos de cobertura o mediante contribuciones obligatorias a los fondos utilizados para expandir la cobertura de banda ancha.

El uso de herramientas tales como propuestas públicas para licitaciones competitivas para encontrar un proveedor mejor capacitado para entregar la infraestructura y los servicios requeridos es un ejemplo. Otros incluyen el desarrollo de nuevas tecnologías o la participación en alianzas público-privadas.

Además, los países de la OCDE han desarrollado una gama cada vez mayor de herramientas y enfoques para ayudarlos a establecer objetivos y cronogramas, así como a monitorear planes y programas para expandir tanto el acceso como el uso de banda ancha. Los ejemplos incluyen enfoques para evaluar brechas, estimar costos, mapear la infraestructura pasiva disponible o el alcance de la red, etcétera, así como desarrollos de evaluación comparativa.

En los últimos años, sin embargo, ha habido una divergencia cada vez mayor entre los objetivos nacionales de banda ancha y las velocidades mínimas incorporadas en algunos instrumentos jurídicos o definiciones de medición. Si bien la introducción de niveles para medir datos de suscripción de banda ancha por velocidad contribuye en gran medida a proporcionar estadísticas comparables, la divergencia entre los niveles más bajos y las expectativas de los interesados ​​en lo que constituye banda ancha es una pregunta abierta.

Algunos países de la OCDE han reformado sus instrumentos legales para incluir nuevos umbrales de velocidad mínima y otros simplemente ajustaron sus objetivos para reflejar la naturaleza cambiante de lo que las personas esperan de la banda ancha.

Casi todos los países de la OCDE han establecido objetivos de acceso de banda ancha, y algo menos comúnmente, objetivos de uso. Los objetivos nacionales difieren en elementos tales como las fechas de finalización, la velocidad y la proporción de población o locales que se cubrirán, y así sucesivamente.

Estos objetivos nacionales se definen con frecuencia en los planes nacionales de banda ancha, las agendas digitales, los planes de innovación o los presupuestos nacionales y, en ocasiones, persiguen objetivos regionales como los establecidos, por ejemplo, por la Unión Europea.

La OCDE señala que la experiencia de la era de la banda ancha demuestra que tales objetivos evolucionan con el tiempo y, dados los rápidos cambios en la tecnología, a veces son superados por la fecha del objetivo original.

Los objetivos también están evolucionando en términos de formato, abarcando recientemente la cobertura no solo en términos de hogares y empresas, sino también en términos de carreteras cubiertas, y en términos de la disponibilidad de ofertas por parte de los proveedores de datos ilimitados para servicios de banda ancha fijos.

Sin lugar a dudas, el ejercicio de establecer y medir objetivos juega un papel importante para las personas que viven en áreas marginadas y como un medio para evaluar el progreso, asegura el organismo.

El acceso a servicios de banda ancha en áreas rurales y remotas es esencial para que las personas y las comunidades aprovechen los beneficios de la economía digital.

Se ha avanzado mucho para mejorar los servicios de banda ancha en las últimas décadas, incluso en áreas con la densidad de población más baja en el área de la OCDE, pero por su naturaleza el nivel de servicio de banda ancha necesario para participar en la economía digital continúa evolucionando rápidamente.

Existen, por supuesto, otros desafíos especialmente para los responsables de las políticas. Estos incluyen garantizar la disponibilidad de información relevante para asesorar sobre los mejores enfoques y opciones tecnológicas, particularmente donde se proporciona financiación pública o se deben tomar decisiones sobre recursos escasos como la asignación de espectro, así como la coordinación entre diferentes partes del gobierno.

Al evaluar las experiencias de los países de la OCDE en la expansión de la disponibilidad y la adopción del acceso de banda ancha en áreas rurales y remotas, se encontraron varios desafíos comunes:

El primero, la medición. La recopilación y puesta a disposición de datos estandarizados y comparables sobre brechas de banda ancha reales, en términos no solo de las velocidades anunciadas, sino también de la calidad real del servicio de las transmisiones de descarga y carga.

La coherencia, que implica desafíos de la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno y las agencias públicas involucradas en el despliegue de banda ancha o planificación urbana relacionada y los consecuentes altos niveles de cargas administrativas para los operadores de redes.

La eficiencia, para reducir las duplicidades y, en su caso, estimulando el intercambio de infraestructura e inversión en áreas subatendidas.

La puesta en práctica, que cumpla el objetivo de acortar la brecha de adopción en áreas rurales y remotas.

Y las políticas orientadas hacia el futuro, lograr mantener las políticas nacionales flexibles para hacer frente a la evolución de la demanda y las opciones tecnológicas (es decir, la neutralidad tecnológica).

PRESS

Ericsson y VMware se asociaron por 5 años para implementar redes virtualizadas

Dinorah Navarro

Published

on

Ericsson y VMware se asociaron por 5 años para ayudar a los proveedores de servicio para implementar redes virtualizadas.

Los dos proveedores han colaborado desde 2012, la alianza incluye colaboración técnica y pruebas de interoperabilidad en la red virtual, soluciones de facturación y cobro, automatización y orquestación con la plataforma vCloud NFV de VMware.

Ambas compañías han invertido en un laboratorio de certificación, en el cual se probará y verificará la interoperabilidad de los servicios de red NFV de Ericsson y la plataforma VMware vCloud NFV.

Ericsson y Vmware dicen que tienen más de 50 proveedores de servicios que ejecutan redes móviles de producción con Ericsson NFV en la plataforma vCloud NFV.

Vodafone Group es uno de ellos y ha trabajado en conjunto con Ericsson y VMware durante varios años, implementando las funciones de red virtual de Ericsson, el controlador de políticas IMS junto con otras funciones de red virtual de Ericsson en la plataforma VMware vCloudNFV.

En 2017, durante el Mobile World Congress, VMware lanzó su vCloud NFV 2.0, que incluía vCloud Director, un conjunto de herramientas de análisis vRealize y la distribución OpenStack de VMware conocida como VMware Integrated OpenStack (VIO), además la compañía agregó SD-WAN a su plataforma de virtualización de telecomunicaciones.

La plataforma de telecomunicaciones NFV de Ericsson también opera aplicaciones en contenedores y aplicaciones e infraestructura nativas de la nube.

Continue Reading

PRESS

Cuentas de dinero móvil aumentaron 20% en todo el mundo en 2018: GSMA

Margarita Cruz

Published

on

Barcelona. A finales de 2018, existían más de 866 millones de cuentas de dinero móvil registradas a nivel mundial, 20 por ciento más que en 2017, revela la GSMA.

Durante el Mobile World Congress en Barcelona, la GSMA presentó su octavo Informe anual del estado de la industria sobre el dinero móvil, el cual reveló que los proveedores de dinero móvil procesaron 1.3 mil millones de dólares en transacciones por día el año pasado en 90 países.

La investigación encontró que, para ejecutar la visión de construir una plataforma de pagos móviles, los proveedores de dinero móvil deberán enfrentar una serie de desafíos organizacionales y tecnológicos.

La GSMA agrupó estos aspectos en cinco pilares fundamentales: establecer acceso plug-andplay al sistema de dinero móvil, gestionar el cambio organizacional e introducir nuevos modelos de negocio, optimizar la experiencia del usuario y la interfaz del usuario, permitir que terceros desarrollen nuevas relaciones a través de la interfaz y adoptar un enfoque personalizado para el diseño de productos.

“Abordar los cinco pilares fundamentales (…) ayudará a los proveedores a hacer este cambio, facilitando un compromiso más profundo con individuos y empresas al ofrecer una experiencia sin fricciones”, señala el informe.

La cantidad de cuentas que serán reforzadas por la reforma reguladora de 2018 en Egipto, Etiopía y Nigeria podría provocar “una ola de adopción” que podría agregar 110 millones de usuarios de dinero móvil en los próximos cinco años, explicó la GSMA.

El informe mostró que se logró “mejorar la experiencia del cliente” en muchos mercados mediante una mayor adopción de teléfonos inteligentes y la expansión de la interoperabilidad del dinero móvil, además de que ha habido una mayor diversificación del ecosistema de pagos.

La investigación descubrió que los operadores que proporcionaban crédito, ahorros o seguros informaron que 46 por ciento de los clientes utilizaban activamente dinero móvil, en comparación con las tasas de actividad de 26 por ciento para los proveedores sin ofertas adicionales.

“La industria del dinero móvil está evolucionando rápidamente en un contexto de creciente acceso a Internet y adopción de teléfonos inteligentes, y ahora más que nunca, la escala global sin paralelo de los dispositivos móviles brinda una oportunidad tremenda para llegar a los 1.7 mil millones de personas que siguen excluidas financieramente”, dijo Mats Granryd, director General de la GSMA.

Sin embargo, no todos los desarrollos informados por la GSMA fueron tan positivos, ya que algunos mercados introdujeron una regulación cada vez más compleja durante el periodo, explicó Granryd.

Continue Reading

PRESS

Sutel analizará la venta de activos de Telefónica a Millicom

Itzel Carreño

Published

on

La Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) de Costa Rica anunció que iniciará el análisis técnico para definir si la venta de las operaciones de Telefónica en el país a la empresa Millicom International Celular (Tigo) cumple con lo establecido en la Ley General de Telecomunicaciones.

“Como reguladores del mercado de las Telecomunicaciones, tenemos la obligación de velar por el interés del usuario y garantizar la continuidad del servicio a los clientes de Movistar”, explicó Gilbert Camacho, presidente del Consejo de Sutel.

La Ley General de Telecomunicaciones 8642 establece en el artículo 20:  

Las concesiones pueden ser cedidas con la autorización previa del Poder Ejecutivo.

Al Consejo (Sutel) le corresponde recomendar al Poder Ejecutivo si la cesión procede o no.

Para aprobar la cesión se deberán constatar como mínimo los siguientes requisitos:

  • Que el cesionario reúne los mismos requisitos del cedente.
  • Que el cesionario se compromete a cumplir las mismas obligaciones adquiridas por el cedente.
  • Que el cedente haya explotado la concesión por al menos dos años y haya cumplido las obligaciones y demás condiciones fijadas para tal efecto en el contrato de concesión.
  • Que la cesión no afecte la competencia efectiva en el mercado. Autorizada la cesión, deberá suscribirse el respectivo contrato con el nuevo concesionario.

La semana anterior, Millicom International Cellular, que opera bajo la marca Tigo, anunció la compra de activos de telefonía móvil de la española Telefónica en Panamá, Costa Rica y Nicaragua por mil 650 millones de dólares.

En Costa Rica, Movistar cuenta actualmente 2.4 millones de suscriptores, que representan una cuarta parte del mercado celular.  

La red 4G cubre 85 por ciento de la población.

Continue Reading

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO