COMUNIDAD MEDIATELECOM

NEGOCIOS

Slim hace un mano a mano con TIM por la brasileña Cemig Telecom

Mediatelecom

Publicado

en

El Economista – Nicolás Lucas

América Móvil acaba de abrir un nuevo frente en Brasil, pero esta vez no va dirigido a Telefónica y su marca Vivo, sino contra Telecom Italia y su subsidiaria TIM por el control de Cemig Telecom, un robusto operador de redes fijas de fibra óptica y con alcance sobre un millón de kilómetros cuadrados que puede poner en ventaja a cualquier empresa en el muy competido mercado brasileño de las telecomunicaciones.

Cemig Telecom pondrá a subasta el 31 de mayo a una serie de activos por un precio de salida de 340 millones de reales, unos 100 millones de dólares, aunque Cemig vale en realidad 518 millones de reales cuando se suma el resto de su patrimonio, como los edificios corporativos. Descontando realidades de mercado, todo Cemig Telecom vale lo mismo que tres veces Maxcom Telecomunicaciones, que hoy alcanza un valor de 981 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores; o también tiene un valor equivalente a una combinación de Maxcom con Marcatel.

Entre la infraestructura de Cemig que estará en venta se encuentran activos relacionados con redes FTTH, cables de fibra óptica que llegan hasta el hogar y que pueden potenciar todo tipo de ofertas de triple y cuádruple play. 

La infraestructura de última milla no es el único atractivo de Cemig Telecom, pues la empresa también cuanta con tendidos de fibra óptica sobre siete provincias del sureste de Brasil, allí donde se hallan las industriales Sao Paulo y Minas Gerais, además de la joya turística de Río de Janeiro, toda una región de más de cien ciudades que acumulan el 60% del PIB brasileño y que Cemig ya interconecta con 6,300 kilómetros de redes de anillos metropolitanos, más otros 11,600 kilómetros de fibra ya tendidos para el transporte de datos que servirían bien a TIM en una estrategia como la realizada en México entre Megacable y Maxcom varios meses atrás.

TIM, de Telecom Italia, ha confirmado su interés en Cemig Telecom y América Móvil, que ya en 2017 compró un pedazo de la empresa en el estado de Minas Gerais, insiste en crecer en Brasil con apoyo de esa potencial compra.

La compra de Cemig haría sentido a cualquier empresa, incluso a la española Telefónica, por la oportunidad que ofrece de reforzar a los operadores en redes fijas ante la explosión de las comunicaciones móviles por 4G, 4.5G y nuevas tecnologías como el Internet de las cosas (IoT) o el 5G que irán demandando cada vez más respaldo en redes de fibra óptica para desahogar su tráfico. 

Telefónica, Telecom Italia y América Móvil tienen en Brasil un negocio que no deja de darle buenas números y gratas perspectivas, aún en un ambiente de crisis económica y crispación política por las presidenciales de octubre próximo que impactan la vida en el país suramericano.

Vivo, TIM y Claro-Net-Embratel logran constantemente buenos resultados en Brasil y los tres grupos tienen participaciones totales de mercado muy similares en el negocio de la telefonía móvil (31.8%, 24.9%, 25.0%), debido a la intensa competencia y a los atribulados días que vive Oi (con 16.5%), el competidor caído en desgracia. No ocurre tanto así en banda ancha y TV de paga, donde TIM está en desventaja y es por ello que Cemig la pondría de la noche a la mañana en una posición competitiva ante AMX, el incumbente en esos segmentos.

De acuerdo con la firma Dataxis y su analista Carlos Blanco, TIM no ofrece televisión de paga en Brasil, pero allí América Móvil es titular del 50.1% del mercado; y Vivo y Oi tienen el 8.8 y 8.4% del negocio. En banda ancha, Vivo participa con el 28.9%, Oi se hace con el 23.9%, AMX logra el 34.2% y TIM tiene apenas con el 1.6%, por lo que quedarse con Cemig puede ser prioritario para la marca de Telecom Italia, tanto como que se haría con un insumo para sus servicios sin pasar por los engorrosos trámites de gobierno y los dolores de cabeza por los derechos de vía para construir redes.

Pero la multinacional en telecomunicaciones del empresario Carlos Slim no cederá tan fácilmente ante TIM, porque Brasil se convirtió en 2017 en su nueva joya de negocios, frente a un México que le sigue reportando buenos números, pero donde tiene vedado el ingreso a los servicios de video y mientras el Estado colombiano le acaba de imponer una megamulta a su filial local Claro.

De las 24 naciones en dos continentes donde América Móvil oferta servicios, Brasil fue en 2017 el país que mejores números dio a su operación general y fue el mercado donde más expandió su captación neta de clientes de alto valor, en 32% año contra año. Si bien Chile representó el mercado con mayor crecimiento en ese segmento, con 70,000 nuevas suscripciones o 17.6% más respecto a la base de clientes por contrato que AMX tiene en ese mercado, en Brasil sumó un millón de usuarios de pospago medido por volumen, 11.1% más.

Y si bien América Móvil tiene en TracFone Wireless de Estados Unidos, el ARPU más elevado de entre todas sus operaciones internacionales —24 dólares o 443 pesos—, esa marca es una revendedora de servicios, mientras que las oportunidades en territorio brasileño son tan grandes como ese país. AMX tiene allí 59 millones de usuarios móviles y 36 millones de suscriptores de algún servicio fijo entre televisión de paga, voz e Internet, y el ARPU combinado de sus suscriptores brasileños, medido en reales, creció 10.2% al final del 2017.

De acuerdo con Fernando Negrete, especialista en Mediatelecom Policy & Law, tanto TIM como América Móvil les interesa comprar a Cemig Telecom por un tema de integración de servicios y porque Brasil significa ganancias en comparación con desafíos mayores que ambas compañías enfrentan en sus países de origen; por ejemplo, enfrentar las separaciones funcionales mandatadas por los órganos reguladores a Telmex y Telecom Italia y todos los retos que ello conlleva.

“Esto es un tema de operaciones convergentes y Telecom Italia no se va a dejar y tampoco América Móvil, empezando por su músculo financiero; ninguno dejará ir tan fácilmente las oportunidades que deja el gigante Brasil”, dice Negrete Pacheco.

TIM consiguió ingresos por 4,139 millones de reales en el primer trimestre de 2018 y su ganancia neta fue equivalente a 70.1 millones de dólares. AMX ingresó 8,848 millones de reales en el mismo lapso y su utilidad de operación se ubicó en un igual a 143 millones de dólares.

“Brasil es un país con 80 millones de personas más que los mexicanos y mucho más de dos veces más grande que México, por eso cualquier compra allá es algo enorme, porque también las ventajas llegan a ser grandes”, comenta Jorge Fernando Negrete, de Mediatelecom. “La competencia es muy intensa; (TIM y AMX) en móvil están a menos de un punto de distancia y ante la baja que vienen presentando los servicios sueltos, la competencia se va ahora por los servicios convergentes; quién hace primero, mejor y atractivo los servicios integrados. Las ofertas convergentes están empezando a ser el nuevo driver para el crecimiento de las telecomunicaciones”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

AT&T explora nuevas adquisiciones ahora en publicidad

Itzel Carreño

Publicado

en

AT&T recibió la aprobación por un tribunal de Estados Unidos para adquirir Time Warner en 85 mil millones de dólares; sin embargo, parece que la empresa no se detendrá ahí. Randall Stephenson, CEO de AT&T, reveló que la compañía está planeando una serie de adquisiciones adicionales para ayudar a impulsar sus ambiciones publicitarias a raíz de su asociación.

El operador de telecomunicaciones estadounidense dijo previamente que crearía una nueva plataforma de publicidad utilizando el inventario de Turner, propiedad de Time Warner. Stephenson dijo a la cadena CNBC que los próximos acuerdos serán en apoyo de ese esfuerzo.

“Estamos construyendo una importante plataforma publicitaria. Algo más pequeño, no como Time Warner, pero algunas fusiones y adquisiciones más pequeñas en las próximas semanas demostrarán nuestro compromiso con eso”, declaró el CEO.

AT&T y Time Warner se encuentran trabajando en el proceso de integración. Stephenson dijo que uno de los desafíos clave será evitar un choque cultural y, en su lugar, aprender a colaborar para crear más entretenimiento enfocado en dispositivos móviles.

“Vamos a ejecutar estos negocios con bastante independencia, pero hay cosas que debemos hacer para crear valor juntos”, incluido “asegurarnos de que comenzamos a pensar en crear contenido que esté organizado y en formato para el entorno móvil también”, destacó.

Según datos de Thomson Reuters, esta fusión representa el cuarto mayor acuerdo jamás realizado en el sector de las telecomunicaciones, medios y entretenimiento y el doceavo acuerdo más grande en cualquier sector. Con la adquisición de Time Warner, AT&T sumará más de 30 mil millones de dólares al año.

John Stankey, quien dirigirá el nuevo negocio WarnerMedia de AT&T, dijo en una entrevista separada con Reuters que el cambio a la focalización será una gran ayuda tanto para los consumidores como para los anunciantes, al permitirles publicar menos anuncios y al mismo tiempo llegar a la audiencia correcta.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Advierten dificultad para medir impacto y beneficios de economía de Internet

Mediatelecom

Publicado

en

Aunque mucho se ha hablado sobre los beneficios de la Internet y de su impacto en prácticamente todos los sectores económicos, industria, gobierno y ciudadanos, no se ha logrado conocer con exactitud a cuánto equivale su aportación, cuánto se ha ganado o perdido o cuál ha sido el cambio en las métricas tradicionales económicas, de acuerdo con un nuevo estudio realizado por la Internet Association y el Centro Columbia Paul Richman.

El informe Hacia una mejor comprensión de la economía de Internet, señala que a pesar de los indiscutiblemente masivos impactos sociales y culturales de Internet, es sorprendentemente difícil encontrar evidencia de este impacto en las medidas tradicionales de desempeño económico.

Detalla que aunque los medios digitales han estado creciendo exponencialmente, los criterios convencionales como el PIB y la productividad han reflejado, en el mejor de los casos, un crecimiento económico lento.

Señala que el PIB per cápita después de la Segunda Guerra Mundial ha registrado un crecimiento de apenas 2 por ciento anual, y se ha desacelerado a tan solo 1 por ciento en la última década.

Cuestiona que mientras el sector de Internet ha experimentado un rápido crecimiento de la productividad desde 2007 y existe un amplio consenso entre los expertos de que las herramientas digitales están agregando un valor económico inmenso a todos los sectores, el desafío al que se enfrentan los economistas es: “si la revolución digital nos rodea, ¿por qué no aparece en los números?”.

El informe, escrito por Richard Adler, resume un simposio de expertos en políticas que examinó los desafíos involucrados en la medición de la economía de Internet y los flujos de datos transfronterizos.

El informe se centra en tres áreas principales de discusión del simposio: retos en la medición del valor agregado de los bienes y servicios en línea, desafíos en la medición del valor de los flujos de datos transfronterizos y proteccionismo digital.

En un documento de antecedentes preparado para el simposio, Pierre Yared, profesor de negocios en Columbia Business School, identificó cinco desafíos para “medir la contribución al PIB de los bienes y servicios en línea”.

El PIB no tiene en cuenta el valor económico de los bienes y servicios en línea que están disponibles de forma gratuita; incluso cuando los bienes y servicios se intercambian a precios distintos de cero, el PIB no puede capturar fácilmente los cambios en la calidad de lo que se intercambia; el PIB no tiene en cuenta los aumentos en la heterogeneidad; las empresas en línea suelen realizar actividades de I+D que conducen a la creación de “bienes de capital intangibles” en forma de algoritmos que no se contabilizan adecuadamente en el PIB y; finalmente, existen problemas para atribuir adecuadamente el valor de los servicios en línea a diferentes sectores de la economía.

En el caso de los flujos de datos transfronterizos (CBFD), Michael Mandel, jefe de Estrategias Económicas en el Instituto de Política Progresiva, documenta varios esfuerzos recientes que han llevado a cabo entidades gubernamentales y privadas para comprender y medir mejor los impactos económicos de los CBDF. Pero, como señala Mandel, “quedan muchas preguntas sin respuesta” basadas en las características únicas de Internet y datos digitales, por ejemplo, ¿qué porción de los flujos totales de datos transfronterizos no se incluye en las estadísticas de exportaciones e importaciones porque “no dejan una huella monetaria”? O al considerar que el volumen creciente de negocios que se realiza de forma remota a través de Internet, ¿cuáles son las implicaciones de los flujos de datos transfronterizos para la tributación de las empresas internacionales?

Por su parte, Susan Lund de McKinsey, quien realizó un documento preparatorio sobre el proteccionismo digital, identificó tres formas distintas de proteccionismo que han surgido en los últimos años: el primero son las leyes de localización de datos que requieren que los datos se almacenen en los servidores del país que promulguen la ley; un segundo tipo de barrera son los requisitos de privacidad de datos que están principalmente destinados a proteger los derechos de los ciudadanos, pero pueden tener el efecto práctico de alterar los CBDF creando un mosaico de leyes que difieren de un país a otro o de una región a otra. Y el tercer tipo de barrera es la censura.

Los participantes en el simposio incluyeron representantes de la Asociación de Internet, Columbia University, Amazon, Airbnb, Brookings, Cornell University, eBay, Grupo de Innovación Económica, Etsy, Facebook, Google, Lyft, McKinsey, Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información, Universidad de Nueva York, Progressive Policy Institute, Spotify, Departamento de Estado de Estados Unidos y Yelp.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Xiaomi descarta una doble salida a Bolsa y cotizará primero en Hong Kong

Mediatelecom

Publicado

en

Expansión – EP

El fabricante chino de teléfonos móviles deja para más adelante la emisión de Recibos de Depósitos Chinos (CDR) en el mercado continental de Shanghái.

Xiaomi ha abandonado sus planes para una salida a Bolsa dual y ha decidido dar primero el salto al parqué de la Bolsa de Hong Kong, dejando así para más adelante la emisión de Recibos de Depósitos Chinos (CDR) en el mercado continental de Shanghái, según ha confirmado el fabricante chino de teléfonos móviles.

“Después de un meticuloso análisis, la compañía ha decidido llevar a cabo paso a paso su salida a Bolsa en Hong Kong y China, por lo que, tras empezar primero a cotizar en Hong Kong, emitirá CDR en el mercado doméstico”, ha informado Xiaomi a través de su perfil oficial en la red social china Weibo.

De este modo, el cuarto mayor fabricante mundial de teléfonos móviles inteligentes ha indicado que dará comienzo al registro de su solicitud ante la Comisión Reguladora de Valores de China, posponiendo el análisis de una futura emisión de CDR.

Asimismo, según fuentes conocedoras consultadas por Reuters, la compañía habría recortado a una horquilla de entre 55.000 y 70.000 millones de dólares (47.618 y 60.605 millones de euros) su valoración estimada antes de debutar en Bolsa, por debajo de los 100.000 millones de dólares (86.589 millones de euros) estimados previamente.

La compañía, que protagonizará la mayor salida a Bolsa de una ‘teleco’ desde la de Alibaba en Nueva York en 2014, tiene previsto destinar un 30% de los fondos captados mediante su OPV al desarrollo de su ecosistema tecnológico, especialmente en materia de inteligencia artificial, mientras que otro 30% se destinará a I+D y otro 30% a la expansión de la compañía. El 10% restante será utilizado para financiar la actividad general de la firma, según recoge el documento registrado.

Xiaomi registró pérdidas de 7.005 millones de yuanes (928 millones de euros) en los tres primeros meses de 2018, mientras en el conjunto del pasado ejercicio contabilizó pérdidas de 43.826 millones de yuanes (5.805 millones de euros).

Sin tener en cuenta el impacto de elementos no recurrentes, Xiaomi logró un beneficio en el primer trimestre de 1.038,2 millones de yuanes (137 millones de euros), cuando en todo el año precedente logró un resultado de 3.945 millones de yuanes (522 millones de euros).

En cuanto a los ingresos operativos, el fabricante chino de teléfonos móviles alcanzó entre enero y marzo de 2018 los 34.412 millones de yuanes (4.560 millones de euros), cuando en el conjunto de 2017 sus ingresos sumaron un total de 114.625 millones de yuanes (97.226 millones de euros).

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

RELEVANTE

Bitnami