COMUNIDAD MEDIATELECOM

TELECOM

La banda ancha en España es una de las más caras de Europa

Mediatelecom

Publicado

en

El País – José Manuel Abad

La banda ancha es muy cara en España en relación al resto de países de la UE. Es más asequible acceder a internet fijo para los ciudadanos de 21 de los 28 países europeos que para los españoles. Con todo, la posición de España mejora ligeramente —un puesto— con respecto a 2017.

De menos asequible (0 puntos) a más asequible (100), el país obtiene este año una puntuación de 74 frente a 70 del año pasado. La asequibilidad media de la banda ancha en Europa merece una puntuación de 87. Solo salen peor parados que España Croacia, Chipre, Portugal, Grecia, Malta y Eslovenia.

Los datos forman parte del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI, en sus siglas en inglés), fruto de un análisis de la Comisión Europea hecho público este viernes. Además de la asequibilidad de la banda ancha, cada año DESI mide la implantación de las tecnologías de la información y la comunicación en los países miembros de la UE, para comprobar hasta qué punto forman parte de la vida cotidiana de sus ciudadanos, sus empresas y las administraciones.

La digitalización mejora en España

El informe de la Comisión Europea concluye que en 2017 España dio un pequeño salto adelante en la calidad de su sociedad de la información, pero no lo suficiente para salir del grupo de países intermedios.

España mejora en todos los aspectos medidos por el índice, y mejora en la conectividad, pero se mantiene en el mismo puesto que el año pasado, el 14. En este ámbito, España supera en algunos puntos a la media europea en cobertura 4G, implantación de la banda ancha móvil, cobertura de la banda ancha de nueva generación, pero se distancia más del promedio en la implantación de la banda ancha rápida (igual o mayor a 30 Mbps) o la cobertura de banda ancha ultrarrápida. El peor resultado lo arroja el índice de la banda ancha.

El lastre, aun con mejoras, lo supone las variables relacionadas con el capital humano, en el que España aparece en el puesto número 14. Aunque el país casi roza la media europea en usuarios por internet, está rezagado en el porcentaje de su población con competencias digitales básicas (como crear una cuenta de correo electrónico o descargarse aplicaciones en el móvil).

Pero no solo en las competencias digitales España queda por detrás de Europa. Aunque el país supera con creces a la media europea en graduados en carreras científicas y técnicas, eso no se traduce en que su mercado laboral esté al nivel de la UE en porcentaje de trabajadores especialistas en tecnologías de la información y la comunicación. En cifras concretas, de cada 1.000 jóvenes entre 20 y 29 años, 19,1 tienen un grado en ciencias o tecnología en Europa mientras que en España son 21,6. Al cotejar esos datos con los de empleados, la relación se invierte: un 3,7% de los trabajadores en Europa es especialista en TIC; en España, es el 3%.

El uso de los servicios de internet también deja a España por debajo de la media europea, si bien el país iguala o mejora el uso de la Red para ocio, vídeo a la carta, videollamadas, redes sociales, servicios bancarios y compras.

De todos los indicadores analizados por la Comisión Europea, se mantienen o muestran avances en todos excepto en uno: el porcentaje de personas que han usado Internet para informarse en los últimos tres meses (78% en 2016, 77% en 2017). Con todo, en este aspecto se supera a la media de la UE, el 72%.

Por fin se miden los paquetes integrados

Hasta este año, el informe DESI solo medía la asequibilidad a internet de 12 a 30 megas sin tener en cuenta paquetes integrados, tan comunes en España. Este año se ha ampliado la base y se han incluido ofertas empaquetadas, añadiendo voz, televisión o ambas. El índice tiene en cuenta el porcentaje de ingresos familiares dedicados en cada país al acceso a internet fijo para calcular hasta qué punto ese servicio resulta más o menos asequible para los ciudadanos de los distintos países europeos.

Además del cálculo del acceso a internet, DESI es una especie de termómetro que mide la salud digital general de los países europeos. Se basa en 34 indicadores reunidos en cinco grandes variables: la conectividad (mide la cobertura de banda ancha fija, de móvil, la red 4G, el precio de la banda ancha fija y, por primera vez este año, de los paquetes integrados con telefonía o televisión), el capital humano (los usuarios de internet, cuántos tienen habilidades digitales básicas, los graduados en ciencias y tecnología…), el uso de la Red (cuánto se consultan las noticias, se consume música o vídeo, se compra ‘online’…), la integración de la tecnología digital en las empresas y, por último, la calidad y uso de los servicios de Administración electrónica. En este punto, el estudio tiene en cuenta, por primera vez, la parte de esos servicios dirigida a las empresas. Además, ha incluido la calidad de la sanidad electrónica (la petición de citas médicas, por ejemplo) por primera vez según los datos del Eurobarómetro.

Los valores de las variables del estudio corresponden a las del último año terminado (en este caso, 2017).

TELECOM

Telefónica lanzará la marca O2 en España para atacar el mercado ‘low cost’

Mediatelecom

Publicado

en

Cinco Días – Santiago Millán

Movimiento de gran calado comercial de Telefónica en el mercado español. La operadora va a lanzar un nuevo operadora en el segmento low cost bajo la marca O2, su marca en grandes mercados europeos como Alemania y Reino Unido. La firma había sopesado otros nombres, incluso el de la marca brasileña Vivo, pero finalmente ha optado por O2, que cuenta con un amplio reconocimiento y una larga trayectoria en los citados países.

La compañía aún no ha decidido el calendario del lanzamiento en España de O2, si bien podría optar por impulsar su llegada al mercado para después del verano, un periodo de gran captación de clientes, especialmente en el segmento de la banda ancha fija, con la opción de tener tiempo para darla a conocer entre el público.

En principio, la compañía ofrecerá nuevos productos y servicios en fibra óptica y telefonía móvil 4G, bajo las actuales infraestructuras de la propia Telefónica. La intención es hacer frente a la competencia de MásMóvil en el mercado low cost, que se ha convertido en el líder en la captación de clientes móviles con la portabilidad y en el ámbito de la banda ancha fija.

MásMóvil ha sacudido el mercado español en el último año y medio, una vez cerrada las adquisiciones de Yoigo y Pepephone, con sus ofertas low cost, erosionando a Telefónica, Orange y Vodafone. En 2017, la empresa que dirige Meinrad Spenger captó 946.000 nuevos clientes entre móvil de contrato y banda ancha fija, tras iniciar el año con una previsión de 500.000 nuevos usuarios. En el primer trimestre de 2018, la operadora captó cerca de 400.000 nuevos clientes, prácticamente la mitad del número previsto para el conjunto del ejercicio, y disparando las especulaciones sobre una posible mejora de las estimaciones para el año.

El objetivo de Telefónica, no obstante, pasa por atacar los distintos segmentos del mercado, no solo el cliente joven, para atraer usuarios que no han podido ser captados con la marca Movistar. En este sentido, la intención de Telefónica se seguir manteniendo la marca Tuenti para el público joven. La teleco atacaría el segmento de los clientes que buscan unas tarifas de menor gama a las que ofrece con Movistar, que está enfocada en las ofertas de mayor valor añadido.

A mediados de abril, Telefónica lanzó una ofensiva comercial anti-MásMóvil de la mando de Tuenti, con seis nuevas tarifas convergentes de fibra y móvil desde 40 euros al mes. En este nuevo portfolio de tarifas, la teleco ha dado al cliente la opción de elegir entre dos velocidades de fibra y aumentar las opciones de gigas para el móvil. Además, incluyó llamadas ilimitadas desde el móvil en todas las tarifas.

De esta forma, Telefónica tendrá tres marcas en el mercado español, Movistar, Tuenti y O2. Una situación que ya se da en otras empresas del sector. Por ejemplo, Orange mantiene cuatro: la propia Orange, Jazztel, Amena y Simyo. De hecho, el grupo galo ha defendido esta estrategia, asegurando que no se ha producido canibalización de clientes e ingresos entre ellas. Vodafone, a su vez, mantiene la propia marca del grupo y Lowi.

El movimiento de Telefónica gana relevancia, si cabe, al tratar de revolucionar el mercado español, primero en aportación de ingresos en el conjunto del grupo. En el primer trimestre del año, Telefónica España registró un crecimiento interanual del volumen de negocio de 1,1% orgánico, hasta 3.098 millones de euros, con un aumento de los ingresos de servicio del 0,8% hasta 3.007 millones. El oibda subió un 0,8% hasta 1.224 millones.

Serrahima, al frente del plan

El nuevo proyecto de Telefónica bajo la marca O2 está siendo impulsado por Pedro Serrahima, ex responsable de Pepephone (impulsó su crecimiento), quien se incorporó a Telefónica a principios de año para encargarse de la dirección de Desarrollo de Negocio Multimedia. Entre sus responsabilidades figuraba el desarrollo y crecimiento de Tuenti.

Serrahima se incorporaba al equipo de Emilio Gayo, nombrado presidente de Telefónica España en las mismas fechas. El cambio en España tenía mayor calado, puesto que la teleco optaba por implantar la figura del consejero delegado, cargo para el que fue elegida María Jesús Almazor, hasta ahora responsable de la teleco en la zona sur.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TELECOM

Telefónica crea un consejo mundial de seguridad digital

Mediatelecom

Publicado

en

El País  – Ramón Muñoz

Telefónica ha constituido un consejo asesor de seguridad digital en el que integrará a expertos y distintas personalidades internacionales relacionados con grandes instituciones para identificar los riesgos que se plantean en materia de ciberseguridad y tratar de combatirlos.

Entre los integrantes del nuevo órgano figurarán Javier Solana, ex secretario general de la OTAN; Mike Rogers, ex congresista de Estados Unidos y experto en ciberseguridad que fue miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara norteamericana. Por parte de Telefónica, se encuentran el Chief Data Officer de la compañía, Chema Alonso y el director de Seguridad Corporativa del grupo, Miguel Ángel Sánchez San Venancio.

El nuevo órgano estará integrado en la filial del grupo Telefónica Ingeniería de Seguridad, y sus miembros no recibirán ninguna remuneración. La primera reunión del consejo de seguridad digital se ha celebrado hoy mismo y en ella ha participado el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, que ha puesto en estrategia digital el eje central del crecimiento de la compañía en los próximos años.

Centro en Valencia

Telefónica anunció la pasada semana que instalará en Valencia su centro de investigación y desarrollo de tecnología en ciberseguridad, que supondrá una inversión de seis millones de euros y la contratación de veinte ingenieros, y que se pondrá en marcha a finales del tercer trimestre de este año o a comienzos del siguiente.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), dependiente del Ministerio de Energía, gestionó 123.064 incidentes de seguridad en 2017, un 6,77% más que 2016. De estos, 116.642 afectaron a empresas y ciudadanos, 885 a operadores estratégicos y 5.537 correspondieron al ámbito académico de la RedIRIS.

Por su parte la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), que se encarga de la concienciación de los ciudadanos en materia de ciberseguridad a través de la línea telefónica 901 111 121 y de su buzón, atendió 4.354 consultas de ciudadanos y envió 131.857 notificaciones del servicio Antibotnet.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

TELECOM

Ciberseguridad, reto global, no sólo de reguladores

Mediatelecom

Publicado

en

La Crónica de Hoy – Notimex

El comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Gabriel Contreras Saldívar, dijo que la ciberseguridad es un reto global y no sólo una tarea del regulador, sino de todos los participantes del sistema.

“Es una tarea a la que estamos convocados todos, los proveedores de servicios, los consumidores y todos los que proveen algún tipo de bien a través el internet. No es una cuestión de carácter local sino un reto que estamos enfrentando todos los países y que deriva de la conectividad que se tiene actualmente”, añadió.

En entrevista posterior a su participación en el Foro de Telecomunicaciones 2018, Perspectivas y Retos, organizado por la Concamin, mencionó que parte de los dilemas en este tema son asegurar un equilibrio que no impida la innovación ni el desarrollo tecnológico.

Recordó que en México existe la Policía cibernética, la estrategia de Ciberseguridad, además de que quienes cuentan con un portal de internet tienen sus propias medidas de seguridad para evitar hackeos o inclusiones maliciosas.

“Hay un nivel que implica que todos nos hagamos responsables de lo que nos toca y es algo que se está revisando en todo el mundo”, explicó.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

RELEVANTE

Bitnami