Connect with us

ANÁLISIS

El mundo se arma para la guerra mundial 5G… excepto América Latina

Margarita Cruz

Published

on

La mayoría de los operadores de telecomunicaciones han establecido el año 2020 como el inicio de la era de la tecnología móvil de quinta generación (5G), por lo que desde hace más de siete años empresas tecnológicas y proveedores de servicios de telecomunicaciones se han aliado para trabajar de la mano en el desarrollo de esta tecnología. El gobierno, en algunos casos, también se ha unido a este proyecto para ayudar a acelerar los esfuerzos de la industria.

La ambición por ser el primer operador en ofrecer comercialmente 5G ha provocado que las empresas realicen aceleradamente pruebas e incluso hablen de un lanzamiento preliminar para 2019. Un claro ejemplo son los eventos deportivos que durante 2018 y 2020 serán ideales para poner a prueba los primeros ensayos.

Además, durante la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 (CMR-19), organizada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y que se llevará a cabo el último trimestre de ese año en Egipto, se definirá qué es 5G y qué características tendrá, así como decidir las bandas de frecuencia del espectro radioeléctrico que se requerirán para el desarrollo de esta tecnología, lo cual impactará en el futuro de 5G.

Aunque el panorama pinta positivamente, existe preocupación por parte de las empresas y organismos respecto de los países que no muestran interés para estar a la par de otras regiones.

Hossein Moiin, director general de Nokia Mobile Networks, declaró en junio de 2017 que en lo referente  al despliegue y regulación, Europa podría rezagarse en 5G en comparación con Estados Unidos, debido a las “ambiciones elevadas” para esta tecnología. La compañía sueca Ericsson también hizo un llamado de alerta a finales del mismo año para que la región no quede detrás de países como el estadounidense.

Ambas empresas europeas no están preocupadas sobre el desarrollo tecnológico, ya que ellas han firmado convenios con distintos operadores para realizar ensayos 5G en otros países, sino en los obstáculos que ven para los prestadores de servicio móvil al no existir un trabajo acelerado por parte de la Comisión Europea (CE).

Asia, primermundista en 5G

En contraste con Europa, China, Corea del Sur, India, Japón y Rusia hacen que el continente asiático luzca como la región que lidera hasta ahora en el desarrollo de 5G. Los gobiernos de estos cuatro países han mostrado su disposición para apoyar a los operadores de telecomunicaciones mediante reuniones con las empresas, licitaciones y asignación de espectro para realizar ensayos de 5G, la realización de foros o inversiones para investigación y desarrollo de la tecnología.

En China, por ejemplo, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MIIT)

comenzó con la primera prueba de 5G en 2017 (consistió en tres fases: verificación de la tecnología clave, verificación de la solución técnica y verificación del sistema), en la cual participó el fabricante nacional ZTE. Además, a finales de ese año el ministerio reservó las bandas de 3,300-3,600 MHz y 4,800-5,000 MHz para 5G.

En Corea del Sur, el Ministerio de Ciencia y TIC subastará espectro para 5G en las bandas de 3.5 GHz y 28 GHz en junio de 2018, y a inicios del año su ministro Yoo Young-min se reunió con los operadores del país para pedirles acelerar en conjunto el proceso de despliegue de 5G. El ministerio también solicitó la ayuda del operador KT para realizar las primeras pruebas de comunicación móvil 5G en los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang en febrero.

Rusia también realizará sus primeros ensayos 5G en 2018 aprovechando que es la sede de la Copa Mundial de Futbol; por tal motivo, los operadores Mobile TeleSystem (MTS) y Megafon han entablado acuerdos con fabricantes de telecomunicaciones para experimentar con la red durante el evento. Además, la Comisión Federal de Radiofrecuencias (SRFC) otorgó a principios de 2018 espectro a MegaFon y Rostelecom en las bandas de 3.4 GHz, 3.8 GHz y 29.50 GHz para ambos operadores, así como en la banda de 24.25 GHz para Rostelecom y 25.25 para MegaFon. En 2017, el Ministerio de Comunicaciones y Medios de Comunicación presentó un proyecto para establecer la construcción de redes 5G en ocho ciudades con más de un millón de habitantes para 2020 y con pronóstico del despliegue de redes en 15 ciudades rusas para 2025.

El gobierno de Japón también respalda a los operadores nacionales en sus esfuerzos hacia 5G. En 2017 proporcionó fondos a los operadores para instalar una nueva y mejor infraestructura de fibra óptica, considerando las futuras demandas de transmisión de datos de las redes 5G. El Ministerio de Comunicaciones también se ha reunido con el sector privado y trabaja en la promoción de investigación y desarrollo de la tecnología de próxima generación.

En 2017 el gobierno de India anunció una serie de acciones para apoyar el desarrollo de 5G en el país, desde la realización de un foro para diseñar una hoja de ruta y desplegar temprano las redes de 5G, la inversión de 5 mil millones de rupias para financiar investigación y desarrollo, hasta el anuncio de una subasta de espectro en frecuencias superiores a los 3 GHz y de espectro restante en bandas como la de 800 MHz, 900 MHz, 1,800 MHz, 2,100 MHz, 2,300 MHz y 2,500 MHz.

Europa en riesgo

Arun Bansal, director de Ericsson para el área de mercado de Europa y América Latina, señala que 5G en el continente europeo es “prematuro” y pronostica que el despliegue en la región ocurrirá despacio, que no iniciará en 2018 sino muy posiblemente en la segunda mitad de 2019 de forma gradual.

En Francia, el regulador de las comunicaciones, Arcep, otorgará en 2018 licencias temporales de espectro en las bandas de 3.4 GHz a 3.8 GHz y 26 GHz para que operadores e industrias verticales ejecuten pruebas 5G, además de que prepara un plan para la asignación de licencias de 5G.

A finales de enero, la Agencia Federal de la Red de Alemania (Bundesnetzagentur) lanzó a consulta pública una propuesta para realizar una subasta de espectro para 5G bajo ciertas condiciones. La agencia pretende llevar a cabo la licitación en 2018 y comenzar la construcción de la red en 2019; sin embargo, fuentes locales han señalado que el cambio de gobierno en 2018 podría afectar las condiciones finales de la subasta.

El Ministerio de Desarrollo Económico (Mise) de Italia se dio a la tarea el primer trimestre de 2017 de elegir cinco ciudades para realizar los primeros experimentos 5G. También dijo que pondría espectro disponible a subasta para ensayos 5G en las bandas de 3.4 GHz y 3.8 GHz. Algunos gobiernos municipales, por su parte, han firmado acuerdos con Telecom Italia (TIM) para que la compañía realice los ensayos en sus ciudades. TIM firmó el año pasado acuerdos con los gobiernos de San Marino, Milán y Turín. Asimismo, TIM, Fastweb y Huawei presentaron al Mise un plan conjunto que busca activar los primeros escenarios de uso de 5G en junio de 2018 en las ciudades de Bari y Matera.

A finales de 2018 el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital de España presentó su Plan Nacional de 5G, que incluye entre sus medidas la licitación de espectro en las bandas de frecuencia de 3.6 GHz y 1.5 GHz a realizarse este año, ya que se busca que comiencen a desplegarse las primeras redes 5G en el verano.

En el Reino Unido el desarrollo de 5G lleva al menos medio año de retraso, luego de que la subasta de espectro para 4G y 5G en las bandas de 2.3 GHz y 3.4 GHz aún no se realiza ante la oposición del operador Three a los límites de frecuencia propuestos por la Oficina de las Comunicaciones (Ofcom). El regulador estimaba completar la licitación a finales de 2017, pero volverá a iniciar el proceso de subasta este año. El gobierno británico cuenta con una estrategia de 5G que incluye compromisos para crear una Red de Innovación 5G y un programa de Pruebas y Ensayos 5G.

En Austria, la Autoridad Reguladora de Radiodifusión y Telecomunicaciones (RTR) planea realizar una adjudicación de frecuencias en la banda de 3.4 GHz a 3.8 GHz para servicios 5G a mediados de 2018.

La hoja de ruta de la Unión Europea para 5G establece la liberación de la banda de 700 MHz en la región para utilización de la banda ancha inalámbrica por parte de los operadores de telefonía móvil. El plan de acción prevé que la puesta en marcha de las redes 5G tempranas se dé antes de finalizar 2018 y su comercialización sea antes de finales de 2020. Incluso el Parlamento Europeo destacó que es crucial que exista coordinación entre los Estados miembros para evitar retrasos.

Estados Unidos contra el mundo

Estados Unidos es un caso particular, pues aunque una posible subasta de espectro 5G todavía no se lleva a cabo (con una posición del presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Ajit Pai, en contra de realizarla, y la advertencia de la comisionada Jessica Rosenworcel de que la nación cederá el liderazgo a otras nacionales si no se aprueban los preparativos para una subasta), no es impedimento para las empresas que ya han comenzado con ensayos privados.

La FCC señala en su portal que ha realizado diversas actividades para aumentar la cantidad de espectro para redes y servicios 5G, reducir las barreras de despliegue de infraestructura inalámbrica y garantizar la disponibilidad competitiva de backhaul, aunque se trata fundamentalmente de eventos y comentarios hechos durante la presidencia de Tom Wheeler.

La FCC también ha apoyado a los operadores mediante la aprobación de la apertura de recursos adicionales de espectro mmWave para uso móvil y respaldar el desarrollo de servicios 5G.

La más reciente polémica generada en la administración de Donald Trump es la propuesta de una financiación de una red nacional “5G segura, de alto rendimiento y de liderazgo mundial”, que surge ante las supuestas amenazas chinas en el país.

Los recursos del gobierno que ha dado hasta el momento a los operadores son bien aprovechados por ellos para realizar sus respectivos ensayos de 5G. AT&T ha trabajado junto con fabricantes como Ericsson e Intel en diversas pruebas y espera ser la primera empresa de Estados Unidos en ofrecer el servicio móvil 5G en una docena de mercados a finales de 2018.

Verizon ha firmado colaboraciones de trabajo con Cisco, Ericsson y Samsung y tiene planeado desplegar 5G en cinco mercados estadounidenses como reemplazo para su servicio de banda ancha residencial. Además, realizó pruebas de las velocidades de red 5G en el Bank Stadium durante el Super Bowl LII utilizando video de alta resolución y realidad virtual, además de hacer la primera videollamada 5G en tabletas de Samsung enlazando Minneapolis con Seúl con ayuda de la red de prueba 5G de KT.

T-Mobile ha realizado pruebas de la tecnología con Ericsson, y prevé comenzar su implementación de 5G en 2019 y llevarla a nivel nacional para 2020.

U.S. Cellular realizó en 2017 ensayos de varios casos de uso de 5G a 28 GHz junto con Ericsson, y en 2016 realizó pruebas con la misma banda junto con Nokia.

Sprint, el cuarto operador más grande de Estados Unidos, ha entablado alianzas con Qualcomm, Altice y Cox, y ha fijado la meta de construir la primer red 5G nacional a principios de 2019.

Pero el interés por 5G también ha llegado a otros sectores, como el operador de cable Charter que ha realizado pruebas inalámbricas fijas 5G en seis ciudades del país en la banda de 3.5 GHz, y Apple, que ha iniciado conversaciones con fabricantes como Intel para el diseño y fabricación de un módem 5G para futuros modelos de iPhone.

Aunque el gobierno actual de Donald Trump ha propiciado algunos conflictos con el sector tecnológico y de telecomunicaciones en distintas áreas (incluso con la industria extranjera), no ha sido impedimento para aumentar esfuerzos en la lucha por ser líderes en 5G. Si se tratara de una guerra mundial, la batalla final sería entre Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur y Europa.

Fabricantes aprobados en desarrollo

Quienes se llevan un diez de calificación por su compromiso con el desarrollo tecnológico de 5G son los fabricantes tecnológicos, pues han sido los primeros en impulsar sobremanera las soluciones e infraestructura que permitirán un excelente aprovechamiento de la tecnología de próxima generación.

Entre los principales fabricantes a nivel mundial que se han involucrado con 5G están Ericsson, Nokia, Huawei, Qualcomm, Samsung, Intel, ZTE, LG, Sony y HTC, por mencionar algunos. En el último año estas empresas han dado de qué hablar diariamente con sus innovaciones, alianzas, ensayos y predicciones para el lanzamiento cada vez más cerca de 5G.

Recientemente, Qualcomm presentó su módem X50 5G con el cual operadores y fabricantes podrán comenzar pruebas en dispositivos móviles, esperando contar con los primeros modelos 5G en 2019. Entre los operadores aliados se encuentran AT&T, BT, China Telecom, China Mobile, China Unicom, Deutsche Telekom, KDDI, KT, LG Uplus, NTT Docomo, Orange, Singtel SK Telecom, Sprint, Telstra, TIM, Verizon y Vodafone. En la parte de los socios fabricantes están Asus, Fujitsu, HMD, HTC, LG, Oppo, Sharp, Sony, Vivo, Xiaomi y ZTE, por mencionar algunos.

Qualcomm y Nokia también han realizado en conjunto pruebas de interoperabilidad de la interfaz 5G NR (New Radio) para que empresas como BT-EE, Deutsche Telekom, Elisa, KT, LG Uplus, NTT Docomo, Optus, SKT, Telia y Vodafone comiencen su despliegue de red 5G para pruebas a gran escala y despliegues comerciales en 2019.

¿América Latina rezagada?

Los dos casos anteriores fueron retomados por una particularidad: que, al menos con Qualcomm, no se mencionó a ningún operador de América Latina como socio. Tal pareciera que la región sólo es espectadora de la guerra mundial 5G y hace poco por hacerse de armamento e intervenir.

América Móvil anunció la implementación de la red 4.5G en México para finales de 2017, y dijo que 5G estaría en operación para 2020. En enero de 2018 la filial colombiana Claro firmó un acuerdo de colaboración con Nokia para trabajar en el desarrollo de la tecnología 5G, realizando las primeras pruebas bajo un permiso otorgado por el Ministerio TIC al fabricante finés, pero sin anunciar la fecha tentativa para contar con la nueva red en el país.

El operador Tigo-Une se atribuye la primicia en la realización de las primeras pruebas de 5G en Colombia junto con Huawei y la supervisión de la Agencia Nacional del Espectro (ANE), al llevar a cabo la fase indoor a finales de 2017 y anunciando la fase outdoor a desarrollarse en el primer semestre de 2018.

En Argentina, Movistar (Telefónica) y Ericsson realizaron una prueba de laboratorio de 5G con espectro de 28 GHz a finales de 2017, considerada como la primera de América Latina. Allí, el vicepresidente de Ericsson para Sudamérica, Nicolás Brancoli, pidió al gobierno reglas claras para la asignación de espectro e inversiones en investigación y desarrollo.

Claro y Nokia también realizaron las primeras pruebas de 5G de Chile con apoyo de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) pocos días antes de finalizar 2017. Por otra parte, Ericsson firmó un contrato con Entel para encargarse de preparar la evolución de la red hacia 5G, aunque no se dio a conocer cuándo se obtendrán resultados.

En Perú, Movistar también inició con pruebas de Gigabit Class LTE en colaboración con Samsung, Ericsson y Qualcomm, tecnología considerada por la compañía como la antesala para la llegada de 5G al país.

El gobierno de Brasil realizó en septiembre de 2017 la primera transmisión de Internet 5G con tecnología nacional al hacer una breve teleconferencia entre dos bloques de la Explanada de los Ministerios en Brasilia. Durante el evento Futurecom 2017, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) presentó un estudio que demuestra la posibilidad técnica para hacer uso de la banda de 26 GHz para los servicios de 5G. El país también firmó un acuerdo de cooperación con la Unión Europea, Estados Unidos, Corea del Sur, Japón y China para el desarrollo de 5G. No obstante, ningún operador ha anunciado la ejecución de ensayos de la tecnología en los últimos meses.

Un artículo de Luigi Gambardella y Alfredo Valladao para Mediatelecom Policy & Law señala que “en materia de 5G, Brasil se quedó atrás y los operadores de telecomunicaciones que están invirtiendo en 4G -ya con mucho retraso- no demuestran ninguna intención de realizar ahora nuevas inversiones en 5G, prefiriendo la idea de hacer una simple actualización de 4G”. Este caso puede que se esté replicando en los demás países de la región.

Los operadores extranjeros dan preferencia al desarrollo de 5G en sus respectivos países, dejando en segundo plano a sus filiales, por lo que los pronósticos de contar con redes 5G en 2020 podrían aplazarse aún más para regiones como América Latina, parte de Asia o de África donde cuentan con más operadores de otras naciones y con empresas nacionales que tienen en mente otros objetivos antes que buscar el liderazgo en 5G.

Los operadores de América Latina están a la expectativa de las investigaciones, el desarrollo de 5G, las inversiones y los despliegues comerciales iniciales en las regiones de Estados Unidos, Europa y Asia, lo cual evidencia su dependencia tecnológica respecto de esas regiones. Otro síntoma de la cautela en América Latina tiene que ver con los reguladores de telecomunicaciones, los cuales no han diseñado planes o estrategias para la liberación del espectro radioeléctrico necesario para 5G, también a la espera de la decisión que tome la UIT al respecto y las iniciativas en otros países.

Incluso en el continente africano también se llevan a cabo pruebas. El proveedor de telecomunicaciones MTN se unió con Ericsson para realizar la primera prueba de tecnología y aplicaciones 5G en Sudáfrica en enero de 2018. Comsol también realizó su primer ensayo en Sudáfrica en asociación con proveedores de servicios de Internet. Además, Vodacom y Nokia se asociaron en noviembre de 2017 para realizar una prueba de Internet de alta velocidad 5G en el país.

Otro factor de riesgo a considerar es la política y la regulación, pues el cambio de gobierno en varios países implica modificaciones en los objetivos del desarrollo tecnológico de cada nación, además de que las reglas para regular el espectro llegan a generar inconformidades entre los interesados. Ambos casos provocan retrasos en los avances hacia la tecnología de próxima generación. Lo cierto es que 5G está a la vista y en la conflagración mundial las regiones de Asia, Europa y Estados Unidos se están armando para enfrentar la nueva guerra mundial 5G, mientras que América Latina se limita a mirar cómo otros otros ejércitos comienzan a tomar posiciones estratégicas en lo más elevado de las tecnologías móviles avanzadas.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ANÁLISIS

El estado de la banda ancha en México

Servando Vargas

Published

on

La Revolución Industrial iniciada en Inglaterra produjo importantes cambios de orden económico, social y tecnológico. Esta transformación tuvo lugar a finales del siglo XVIII, cuyo principal componente fue mejorar las condiciones de producción.  Este nuevo entorno ha transformado profundamente las condiciones de vida de la sociedad contemporánea.

De esta misma manera, el cambio de lo analógico a lo digital, de los servicios exclusivamente de voz a datos, así como la convergencia de los servicios de telecomunicaciones, ha repercutido de manera positiva en las condiciones de vida de la sociedad actual, así como en el desarrollo económico de las naciones.

El día de hoy se habla de que el mundo está frente a una nueva revolución, el Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), para lo cual la banda ancha es imprescindible.

Muchos estudios señalan que por cada 10 puntos porcentuales de incremento en la penetración de banda ancha hay un impacto positivo en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). En algunos análisis, este impacto eleva el crecimiento del PIB en más de 1 por ciento.(1)

Cabe aclarar que los estudios al respecto fueron realizados hace casi una década, por lo cual muy seguramente estos parámetros deberían actualizarse. Pero sin duda, el ajuste de estos análisis establecerían una mayor contribución al crecimiento del PIB derivado de una mayor penetración de la banda ancha, en función de que cada vez la sociedad y el sector productivo son más dependientes de estos servicios.

La banda ancha en México

El año pasado, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó el Estudio sobre Telecomunicaciones y Radiodifusión en México 2017, en el cual  se señala la creación de 50 millones de conexiones de banda ancha móvil en cuatro años,(2) cifra equivalente a toda la población de Colombia y al mismo tiempo una historia de éxito para los países miembros de la OCDE.

No obstante lo anterior, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en su reciente reporte, The State of Broadband: Broadband catalyzing sustainable development (September 2018)(3), manifiesta un rezago importante para México en materia de banda ancha móvil si la comparamos con la penetración de banda ancha móvil en América Latina.

Figura 1. Suscriptores de banda ancha móvil por cada 100 habitantes.

Fuente: elaborada con datos de ITU en su reporte, The State of Broadband: Broadband catalyzing sustainable development (septiembre de 2018).

 

De acuerdo con el reporte, en 2017 México contaba con una penetración de banda ancha móvil de 65.3 por ciento, por debajo del promedio de América Latina, que era de 70.4 por ciento y también por debajo de Argentina (78.1%), Brasil (90.2%),  Chile (88.2%), Uruguay (112.1%) e incluso Bolivia (76.5%).

Lo anterior  significa que, de acuerdo al peso económico que México tiene dentro de la región, su penetración de banda ancha móvil debería ser por lo menos de un nivel equivalente al promedio de la región; sin embargo, también en la penetración de suscriptores móviles México todavía no alcanza la penetración de 100 por ciento, mientras que varios países de la región superan 100 por ciento de penetración de suscriptores móviles.

En materia de banda ancha fija, México contaba con una penetración de 13.3 por ciento en 2017, ligeramente por arriba del promedio de América Latina, que era de 12.2 por ciento, pero superado nuevamente por los mismos países con mayor penetración de banda ancha móvil en la región: Argentina (17.8%), Brasil (13.7%),  Chile (16.9%) y Uruguay (27.5%).

Figura 2.- Suscriptores de banda ancha fija por cada 100 habitantes.

Fuente: elaborada con datos de ITU en su reporte, The State of Broadband: Broadband catalyzing sustainable development (septiembre de 2018).

 

Lo anterior significa que México tiene un amplio espacio para crecer en cuanto a banda ancha, sea fija o móvil, lo cual implica oportunidades importantes para los proveedores de infraestructura, así como para los operadores de telecomunicaciones.

Las iniciativas de México en materia de banda ancha

Habrá que señalar que existen muchas iniciativas gubernamentales a nivel mundial tendientes a incrementar la cobertura, las velocidades, la penetración y la calidad de los servicios de banda ancha.

El reporte The State of Broadband: Broadband catalyzing sustainable development manifiesta que existían 31 planes de banda ancha a nivel mundial en 2006, y que en 2018 ese número se elevó a 159 planes.

Lo anterior indica la importancia de los gobiernos en todo el mundo por incrementar la penetración de banda ancha, en función de los beneficios sociales y económicos que genera una mayor penetración de este avance tecnológico.

La reforma de telecomunicaciones y radiodifusión de 2013 estableció dos ejes importantes para incrementar la cobertura de los servicios de banda ancha: la Red Compartida y la Red Troncal.

La primera iniciativa tuvo retrasos importantes, y aunque en el inicio de operaciones superó la cobertura comprometida por Altán Redes, los resultados esperados tardarán en reflejarse en función de que el inicio de operaciones se realizó en zonas o áreas geográficas en donde ya existe cobertura por parte de los operadores existentes.

Pareciera que el retorno de inversión y demás variables financieras han obligado a Altán Redes a desarrollar infraestructura en las zonas más rentables, limitando este preciado bien a regiones que aún no cuentan con cobertura. De continuar con esta dinámica, los servicios de banda ancha para zonas no atendidas serán limitados, demorando una mayor penetración de este servicio en el país.

La Red Troncal es otra iniciativa que ha tenido demoras sustanciales. Su licitación no se ha efectuado y los tiempos políticos generan incertidumbre en temas como la carga fiscal que tendrá este proyecto, así como la visión del nuevo gobierno sobre esta iniciativa.

Este último punto es muy relevante en función de que el Proyecto de Nación de Morena, en especial las páginas 286-291,(4)  manifiesta que el objetivo principal en materia de telecomunicaciones es “ampliar la cobertura de banda ancha para zonas marginadas en México a bajos precios, para incorporar estas regiones a las tecnologías de información y telecomunicaciones y elevar su nivel de vida”.

No obstante, dentro del Proyecto de Nación de Morena no se menciona la Red Troncal como parte de la solución y aunque complementaría la falta de cobertura que no está realizando Altán Redes, es extraño que la Red Troncal no sea parte fundamental del Proyecto de Nación de Morena en materia de telecomunicaciones, de ahí parte de la incertidumbre del sector.

Conclusiones

Sin duda, la reforma del sector ha traído grandes beneficios; no obstante, el tema  de una mayor penetración de banda ancha con beneficios para la sociedad y la economía en su conjunto es una asignatura pendiente para México.

Una de las recomendaciones del reporte de la UIT(3) es que los gobiernos den al desarrollo de la banda ancha el apoyo político y recursos necesarios, así como promover la capacitación y estimular la demanda.

En este sentido, las iniciativas establecidas en la reforma del sector han sido inobjetablemente tendientes en impulsar el desarrollo de la banda ancha, no obstante, el camino es todavía largo.

Por último, si la banda ancha es un motor de desarrollo económico, y cada vez existen más y más planes al respecto a nivel mundial, entonces los esfuerzos del gobierno mexicano en este sentido deberían duplicarse, fomentando mayores inversiones y un marco regulatorio flexible que impulse una mayor digitalización. Lo anterior deberá ser acompañado con una ejecución impecable de los planes o iniciativas del gobierno en materia de banda ancha. ¡México lo necesita!

 

(1) https://www.itu.int/ITU-D/treg/broadband/ITU-BB-Reports_Impact-of-Broadband-on-the-Economy.pdf

(2) http://www.oecd.org/publications/estudio-de-la-ocde-sobre-telecomunicaciones-y-radiodifusion-en-mexico-2017-9789264280656-es.htm

(3) https://www.itu.int/dms_pub/itu-s/opb/pol/S-POL-BROADBAND.19-2018-PDF-E.pdf

(4) https://drive.google.com/file/d/11B0aNBuVpHB7GDVXhCKdYvVKw7D7Ta-x/view

Continue Reading

ANÁLISIS

Operadores europeos de acceso abierto y mayoristas forman nueva alianza para acelerar despliegue de redes de fibra

Published

on

Los presidentes y directores generales de los principales operadores de acceso completo y mayorista de fibra completa europeos, CityFibre (Reino Unido), Deutsche Glasfaser (Alemania), Open Fiber (Italia), Gagnaveita Reykjavikur (Islandia) y SIRO (Irlanda), se reunieron en Roma en presencia de Johannes Gungl, presidente del BEREC (Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas) y de Erzsebet Fitori, director General de FTTH Council Europe, para debatir sobre el futuro del mercado de las telecomunicaciones y explorar oportunidades para acelerar el despliegue y la adopción de infraestructura de fibra en toda Europa.

Los operadores al por mayor sólo son especialistas en redes de fibra que, en ausencia de un brazo minorista, invierten únicamente en nuevas redes de fibra de acceso abierto de alta velocidad en beneficio de todos los proveedores de servicios.

Este es un modelo comercial probado que ahora está experimentando un crecimiento significativo en Europa, especialmente para el despliegue de Fiber To The Home (FTTH) y Fiber To The Building (FTTB). Millones de hogares y negocios se beneficiarán de la implementación de redes de fibra total transformadoras, lo que generará importantes beneficios económicos para el sector digital europeo.

Relevante: Operadores europeos mayoristas de fibra completa forman alianza

El nuevo Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas (EECC) alienta explícitamente a los operadores mayoristas únicamente brindándoles un régimen regulador específico y ligero, ya que, naturalmente, proporcionan acceso a múltiples proveedores de servicios de telecomunicaciones sin discriminación ni abusos. Por esta razón, el modelo de sólo al por mayor es el vehículo ideal para el despliegue de redes de muy alta capacidad, según lo previsto por el Código, así como un facilitador de servicios innovadores como Internet de las cosas (IOT) y 5G.

Dado el alto costo de construir nuevas redes FTTH / FTTB, el modelo de venta al por mayor es el mejor enfoque para lograr una implementación de infraestructura de fibra completa a gran escala, ya que agrega demanda de muchos proveedores de servicios que se benefician de la conectividad a prueba de muy alta capacidad para el futuro. Dependiendo de las condiciones del mercado, los operadores independientes de acceso abierto pueden facilitar el mismo objetivo.

Las compañías que se reúnen en Roma han acordado crear una alianza para compartir las mejores prácticas y promover los beneficios y las ventajas de la fibra completa sólo para mayoristas, que ofrecen una infraestructura de fibra completa de manera mucho más eficiente que los operadores incumbentes integrados verticalmente.

La alianza funcionará para garantizar que los gobiernos, los organismos reguladores y los inversores financieros entiendan debidamente estos beneficios, y para promover el conocimiento de estas redes de fibra independientes entre los proveedores de servicios y los operadores móviles.

La alianza también cree que tiene un papel en educar e informar al consumidor europeo sobre cuáles son las redes genuinas de muy alta capacidad y desafía el uso indebido de la palabra “Fiber” en la comercialización de servicios de banda ancha que se entregan en redes heredadas basadas en cobre.

Continue Reading

ANÁLISIS

La calidad institucional: un aspecto capital para cerrar la brecha digital

Published

on

La calidad de las instituciones públicas, la seguridad jurídica y la confianza son aspectos esenciales para que las empresas puedan invertir con una mirada de largo plazo. Ello es relevante en todos los sectores de la economía, pero en las telecomunicaciones es aún más crucial, ya que, a diferencia de otros sectores, los montos de inversión son considerablemente cuantiosos, los despliegues de redes suelen ser irreversibles, y el horizonte temporal para el retorno de las inversiones es especialmente largo.

Es por ello que a la hora de invertir las empresas de telecomunicaciones son especialmente sensibles a las condiciones del entorno. No solamente a las características e intensidad regulatoria, sino también a aspectos tan elementales como el respeto de los derechos adquiridos, la independencia judicial, la ausencia de arbitrariedad en decisiones gubernamentales, la transparencia y la efectividad del marco legal para resolver disputas o para que los afectados puedan recurrir determinadas políticas o regulaciones si entienden que su legalidad es dudosa.

Existen diversos indicadores que pueden servir para tomar la temperatura del clima de negocios en un país. A modo de ejemplo, el World Economic Forum (WEF) cuenta con un amplio relevamiento de datos que utiliza para la construcción de su Índice de Competitividad Global, que se basa en buena medida en entrevistas a ejecutivos de empresas.

Los indicadores del WEF que destaco son los referidos a Derechos de propiedad, Independencia judicial, Confianza en los políticos, Favoritismos en decisiones de los gobiernos, Eficiencia del marco legal para resolución de disputas, Transparencia en la elaboración de políticas públicas, Fortaleza en la protección de inversores y Eficiencia para recurrir políticas y regulaciones en caso de que los afectados entiendan que su legalidad es dudosa.

En todos los casos, los puntajes van de 1 a 7 (de peor situación a mejor para el clima de inversión), con excepción de la protección de inversores en cuyo caso la escala es de 1 a 10.

El análisis de los indicadores del WEF sugiere que lamentablemente, América Latina no se encuentra bien ubicada a nivel global en cuanto a los mencionados indicadores, como se puede apreciar en los siguientes gráficos. En prácticamente todos los casos, los ejecutivos latinoamericanos califican a sus instituciones y políticos con puntajes que la sitúan como la última región renqueada, con excepción del indicador de protección al inversor, en la que supera -levemente- a África Subsahariana y al Medio Oriente y Norte de África.

 

Figura 1. Ranking regional de variables vinculadas a la calidad institucional

Fuente: elaboración propia con base en datos de WEF de 2017.

 

Esta situación es muy preocupante y afecta a toda la economía regional. Como decía, el sector de las telecomunicaciones es muy sensible a este tipo de factores, como vemos en el siguiente gráfico que relaciona, para una amplia muestra de países del mundo, los niveles de inversión en telecomunicaciones (CAPEX) per cápita, con cada uno de los mencionados indicadores que hacen la calidad institucional, junto con la regresión lineal que vincula a cada par de variables.

 

Figura 2. Relación CAPEX per cápita en telecom e indicadores de calidad institucional

Fuente: elaboración propia con base en datos de WEF y UIT de 2015.

 

Los resultados son contundentes, en la medida que la relación es siempre positiva. En otras palabras, el sector de las telecomunicaciones invierte más por habitante en aquellos países donde hay mayor respeto a la propiedad, o mayor independencia judicial, mayor confianza en los políticos, menores niveles de favoritismo en decisiones de gobiernos, marcos legales más eficientes para resolver disputas o recurrir normas de dudosa legalidad, mayor nivel de transparencia, o mayor protección a los inversores.

El análisis conjunto de los gráficos reportados evidencia a las claras que las inversiones para el cierre de la brecha digital necesitan de un entorno favorable. Y que América Latina tiene todavía mucho camino por recorrer.

Continue Reading

LO MÁS LEÍDO

Bitnami