Connect with us

COLUMNISTAS

Separación funcional de Telmex

Published

on

La Razón – Roberto García Requena

Derivado de la revisión bianual que realiza el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) al agente económico preponderante (AEP) de las telecomunicaciones, i.e. América Móvil, el regulador determinó, el pasado 27 de febrero, aprobar el esquema de separación funcional para Telmex.

En apego a las mejores prácticas internacionales, el órgano regulador del sector dio de plazo hasta el primer trimestre de 2020 para que dicha separación funcional ya esté ejecutada. Es importante señalar que no se trata de una separación estructural, es decir, no se está obligando a Telmex a desinvertir activos.

Los accionistas de América Móvil, la tenedora de Telmex, permanecen en los mismos términos y condiciones, antes y después de la separación funcional. De lo que se trata es de hacer una separación contable y de infraestructura por servicios, de tal suerte que la supervisión y monitoreo del regulador sea más fácil, al tiempo de generar mayor competencia en el mercado.

Reproduzco literal un párrafo del comunicado del Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), a propósito de este tema:
“Se espera que la materialización efectiva de la separación funcional, que tiene como plazo máximo el primer trimestre del 2020, se traduzca en una reducción adicional hacia 2025 de entre 7 y 10 puntos porcentuales a la tendencia base de pérdida en la participación de mercado Telmex-Telnor que se observa en usuarios de servicios fijos (telefonía y banda ancha fija). Lo que implicaría que la participación conjunta de los operadores competidores podría ascender a nivel superior a 6 de cada 10 accesos fijos, revirtiendo el escenario de 4 de 10 (40.9%) que se registró durante el tercer trimestre de 2017”.

A pesar de que con la separación funcional se conservan todos y cada uno de los derechos laborales de los trabajadores de Telmex (dicho por la propia empresa), hay una fuerte resistencia por parte del sindicato para que se cumpla con lo ordenado por el IFT. El regulador tomó una buena decisión y no deberá ceder ante presiones de esta naturaleza.

La regulación tiene que ser ajena a la relación obrero-patronal que se tenga en la vida interna de cada ente privado.

En otro tema. Este pasado miércoles el IFT anunció la imposición de una sanción a América Móvil y Telcel por prácticas monopólicas relativas, por un monto de 96.8 millones de pesos. A decir del regulador, el AEP desplazó a otros agentes económicos del mercado relevante, al celebrar convenios de exclusividad con la empresa Blue Label México.
Caso interesante que se desarrolló entre el 2012 y 2014. Habrá que estudiarlo con detenimiento. Una palomita más al regulador.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

TV de paga: precios reales y márgenes a la baja

Published

on

El Economista – Ernesto Piedras

En el nuevo ecosistema competitivo de contenidos audiovisuales, se observa una propensión creciente a aplicar recursos en su apropiación, por parte de las audiencias. También es notoria la tendencia al alza en los costos y gasto para la producción, creación y distribución de estos materiales creativos.

Esto último se deriva de la mayor competencia a partir de la incursión de jugadores, crecientemente sobre atractivas plataformas y con producciones originales, que derivan en una oferta disruptiva que se posiciona como atractiva para las audiencias.

Un caso relevante que ejemplifica lo anteriormente descrito es el de la NBCUniversal, una de las principales productoras de contenidos audiovisuales en el mundo. Tan sólo en los últimos tres años tuvo que expandir su gasto en generación de nuevas producciones en 9.7% en términos anuales, para alcanzar un aumento acumulado de 32.2% entre el 2014 y el 2017 (8,700 millones de dólares). Esta tendencia a elevar el gasto en producción ha resultado en una elevación de los precios por la contratación de servicios de televisión de paga en mercados como el estadounidense y el mexicano, al traducirse en un alza en el costo de adquisición y transmisión de estos contenidos para los proveedores del servicio.

En EU, los precios de la televisión por cable y televisión por satélite incrementaron 11.0%, en los últimos tres años, entre junio del 2015 y junio del 2018. Apenas una tercera parte del crecimiento en las inversiones ejercidas en la generación de nuevo contenido, en el caso de NBCUniversal.

Un escenario similar tiene lugar en el caso de las suscripciones de contenidos de video bajo demanda por suscripción, tal que experimentan incrementos en precios al usuario final, derivado de la creciente inversión en la generación de contenidos originales que los coloque entre los preferidos de la audiencia.

Desde su incursión como creador de contenidos audiovisuales, Netflix ha aumentado el precio de su suscripción hasta en 60%, con motivo del marcado crecimiento que registra en su gasto en la creación y distribución de contenidos, por ejemplo, de 33.3% en el 2017 (9,200 millones de dólares). Tan sólo el año pasado dio a conocer un aumento de 10% en el precio de su suscripción estándar (10.99 dólares estadounidenses-USD), tras nivelar el costo para todos sus usuarios en 9.99 USD.

El caso mexicano sigue las tendencias de estos mercados internacionales, tanto por el lado de los costos de sus contenidos como por el de los precios de sus servicios. En efecto, el nivel de precios de la TV de paga también registra alzas en años recientes, atribuibles similarmente al incremento en su estructura de costos. Pero adicionalmente a aquellos costos de producción, los operadores nacionales han resentido que, al ser servicios internacionalmente comerciables, están tasados en dólares estadounidenses, por lo que asimismo les impacta la fuerte depreciación del peso mexicano frente a esa moneda. Un tercer factor de impacto en la estructura de costos resulta de que gran parte la infraestructura que despliegan esas empresas está también tasada en divisas internacionales, por lo que nuevamente el impacto cambiario incide de manera directa en el costo total de operación y de capital del uso y del despliegue de infraestructura.

No obstante, la apreciación en el nivel de precios de la TV de paga (11.8%), entre junio del 2015 y junio del 2018, es inferior a aquel del conjunto de bienes y servicios comercializados en México (14.1%) e incluso por aquel de la paridad peso-dólar estadounidense (25.5 por ciento).

Es así como los precios de la TV de paga han resistido el efecto inflacionario y de volatilidad cambiaria, a pesar del ensanchamiento en su estructura de costos y estrechamiento en los márgenes que experimentan los operadores de TV de paga. Así, el incremento tripartito de costos no ha sido transferido en su totalidad al precio final para las audiencias, sino que ha sido absorbido en gran proporción en términos de márgenes, con los consecuentes beneficios para los hogares y audiencias mexicanas.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Gutiérrez, Aristegui y oficinas de prensa

Published

on

Milenio – Fernando Mejia Barquera

Ayer, en una entrevista radiofónica, Andrés Manuel López Obrador anunció que va a “procurar” el regreso a la radio de José Gutiérrez Vivó y Carmen Aristegui.

Regreso

En charla vía telefónica con Jesús Sibilla de la radiodifusora XEVT, de Villahermosa, Tabasco, AMLO dio una “exclusiva” a ese periodista: “Te adelanto (…), te digo algo que no lo he expresado a nadie, no lo he dicho públicamente (…): voy a procurar el regreso a la radio de José Gutiérrez Vivó y voy a procurar el regreso a la radio de Carmen Aristegui, desde luego siendo muy respetuoso de los dueños de las concesiones y siendo muy respetuoso también y bajo la aceptación voluntaria tanto de Gutiérrez Vivó como de Carmen Aristegui.”

Y añadió: “Sin estar de entrometido voy a proponer un acuerdo de reconciliación para que estos dos grandes comunicadores puedan tener espacio y puedan mantener sus programas y que se les reivindique y que al mismo tiempo nunca más se vuelva a censurar a un medio de comunicación, eso te lo expreso a ti, no lo he dicho pero ya estoy haciendo lo que corresponde” (https://www.youtube.com/watch?time_continue=1846&v=2T4BJp1VGgE).

Diligencias y esfuerzos

López Obrador, según lo dicho a Jesús Sibilla, ya está “haciendo lo que corresponde” para conseguir el regreso a la radio de Gutiérrez Vivó y Carmen Aristegui. ¿Y qué corresponde? De acuerdo con el significado del verbo procurar (“hacer diligencias o esfuerzos para conseguir algo”) debemos entender que él o alguien de su equipo ya se acercó a los dos periodistas y a los concesionarios de Grupo Radio Centro y de MVS —empresas donde respectivamente trabajaban Gutiérrez y Aristegui— para proponerles un “acuerdo de reconciliación”.

¿Cuál será la respuesta de unos y otros? Gutiérrez Vivó tiene con Radio Centro una añeja, millonaria y feroz disputa legal que ha pasado por la Corte Internacional de Comercio y por diversas instancias jurídicas en México. ¿La solución de esa disputa entraría en el acuerdo de reconciliación o solo el regreso “al aire” del periodista, que por ahora radica en Estados Unidos? Y lo mismo en el caso de Carmen Aristegui: ella sostiene un diferendo con el presidente de MVS, Joaquín Vargas, quien la acusó de daño moral.

Corrección

Habrá que ver si las diligencias y esfuerzos que AMLO reveló ya está efectuando derivan en el regreso de ambos periodistas a la radio privada. Pero si el futuro presidente no lograra la reconciliación entre éstos y los concesionarios de Radio Centro y MVS le quedará el recurso de abrir espacios para Gutiérrez y Aristegui en alguno de los medios radiofónicos propiedad del Estado sobre los cuales el Ejecutivo tiene facultades: el IMER y Radio Educación.

Y habrá que ver también si el anuncio que López Obrador hizo ayer no es desmentido por algún colaborador suyo, porque hace unos días Jesús Ramírez Cuevas, quien se presenta modestamente como parte del equipo de comunicación de López Obrador, corrigió una afirmación que éste hizo el 15 de julio en la escalera de la “casa de transición” respecto a que en su administración desaparecerían las oficinas de prensa en las diversas dependencias del gobierno federal.

¿Próxima “cabeza”?

Entrevistado por Javier Risco la semana pasada, Ramírez aseguró que la interpretación del número 20 de los 50 lineamientos de austeridad, donde se indica la desaparición de esas oficinas, fue “un poco exagerada” y que éstas seguirán vigentes. Su desaparición, dijo Ramírez Cuevas, “(es) imposible, el gobierno es un ente complejo, cada secretaría lleva temas que requieren de una especialización y una comunicación de los temas (…) y de los mensajes al respecto hacia los ciudadanos, y requieren de oficinas no solo para atender a la prensa sino para comunicar” (http://www.elfinanciero.com.mx/tv/la-nota-dura/que-busca-el-gobierno-de-amlo-para-la-libertad-de-expresion).

En este espacio comenté (19/7/2018) que no era buena idea desaparecer las oficinas de comunicación social, pero sí hacerlas más eficientes, “transparentes” y austeras; en consecuencia, coincido con Ramírez Cuevas, pero sería importante saber con qué autoridad o representación este integrante de Morena corrigió lo dicho por AMLO. Ramírez dirige Regeneración, órgano oficial de ese partido. ¿Será próximamente “la cabeza” en la política de comunicación del gobierno?

Continue Reading

COLUMNISTAS

Las redes del Fantasma

Published

on

El Economista – Alberto Aguirre

Públicamente nada se sabía de las intenciones de Remigio Ángel González de incursionar en la generación de contenidos digitales en español… hasta ahora. Ayayay se denomina el proyecto del empresario regiomontano que busca competir con Netflix, Amazon Prime Video y Blim por las exigentes audiencias latinoamericanas.

Con el objetivo de atraer a los Millennials, esta plataforma digital es el nuevo vitral de Albavisión, el conglomerado mediático que desembarcará en México apenas arranque la administración lopezobradorista.

Ahora mismo, Ayayay produce contenidos digitales que se distribuyen a través de más de 30 sitios de medios en Chile, Argentina, Ecuador, Costa Rica, Paraguay, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Perú, República Dominicana, Honduras y Bolivia.

La red de medios del Fantasma está adaptándose a las nuevas realidades de la era digital. Por afiliación (sic), sus canales podrán distribuir “contenidos de interés y calidad”, tanto informativos como de entretenimiento de acuerdo con la información disponible en la página electrónica de Albavisión.

Con presencia en 16 países de Centro y Sudamérica, además del Caribe, presumen tener 45 canales de televisión, 68 emisoras de radio, 65 salas de proyección cinematográfica y un periódico, y conectar a 114 millones de personas.

A diferencia de las grandes cadenas, Albavisión construyó una red de medios adheridos. Una economía de escala, que —en teoría— abarata costos e insumos, asegura acceso a programas de todo el hemisferio y eleva el contenido. El modelo perfecto, si en este entramado participaran canales de otros empresarios.

Los aliados más recientes a la red del Fantasma serían las estaciones de radio y los canales de televisión que a más tardar a finales de este año pondrá a disposición para las audiencias del sureste mexicano.

Ha pasado un año de que el empresario regiomontano Remigio Ángel González cumpliera un anhelo pospuesto casi 25 años: entrar al mercado de la televisión. En este lapso, el modelo de negocios ha cambiado radicalmente, pero muchas de las objeciones sobre su participación en este lucrativo negocio siguen vigentes.

Luego de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones subastara las frecuencias de 32 nuevos canales de televisión, González desembolsó —a través de Telsusa Televisión de México— 259 millones de pesos por 12 canales con cobertura en ocho estados del sureste del país.

Telsusa forma parte de Albavisión que, de acuerdo con el Monitor de Propietarios de Medios de Comunicación elaborado por Ojo Público, comprende al menos 45 canales de televisión, 68 estaciones de radio, 65 cines, tres cadenas de TV satelital y una publicación impresa.

Con una fortuna estimada de más de 2,000 millones de dólares, González también detentaría Global Holding Properties, una corporación registrada en las Islas Vírgenes Británicas, según los Panama Papers divulgados el año pasado por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación.

Hace 10 días, un grupo de congresistas estadounidenses remitió una carta al presidente Donald Trump para solicitarle aplicar sanciones económicas a seis empresarios, entre quienes destaca González.

González es señalado como presunto responsable de actos de corrupción y crimen organizado en El Salvador, Guatemala, Honduras y México por Eliot L. Engel —quien encabeza el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes—; Ileana Ros-Lehtinen, presidenta emérita del Comité; Albio Sires, el miembro del Subcomité de la Cámara de Representantes del Hemisferio Occidental, David Valadao, copresidente Republicano del comité para América Central, y Norma Torres, también perteneciente a esa unidad legislativa.

Específicamente, en la carta se recomienda que los Departamentos de Estado y Hacienda determinen si las seis personas señaladas cumplen con los criterios para rendir cuentas bajo la Ley Global Magnitsky. Además de González, el documento señala a José Aquiles Enrique Rais López; José Luis Merino; Gustavo Adolfo Alejos Cambara; Luis Alberto Mendizábal Barrutia y Óscar Ramón Nájera.

La petición del Congreso estadounidense para que la administración Trump imponga sanciones económicas al empresario regiomontano regresó al primer plano al Fantasma, cuya presencia en el mercado televisivo en América Latina se ha expandido, a pesar del boicot de los tycoons de la región.

Y es que a excepción de Boris Eserski, dueño de Telecorporación Salvadoreña, y la familia Cañedo White, nadie ha querido asociarse con él, justamente por el temor de represalias del gobierno estadounidense. En República Dominicana se hizo del control absoluto de Antena Latina y su subsidiaria, Canal 21, no obstante las objeciones de parlamentarios y radiodifusores locales que exigen la nulidad de la concesión entregada por el gobierno al empresario mexicano, en vista de que las leyes dominicanas prohíben a un extranjero adquirir un medio de comunicación en el país.

En reiteradas ocasiones, la Sociedad Interamericana de Prensa —a través de su Comité para la Protección de la Libertad de Expresión— ha advertido sobre las prácticas perniciosas de los canales del Fantasma, acostumbrados a moldear la opinión pública a favor de sectores gubernamentales.

La red del Fantasma en México también abarcaría al grupo tabasqueño Multimedios sin Reservas, que el año pasado obtuvo del IFT la concesión de una frecuencia AM en Tabasco. Los planes de ese corporativo, sin embargo, quedaron en suspenso tras del asesinato del locutor radiofónico Juan Carlos Huerta Gutiérrez, su principal accionista.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami