COMUNIDAD MEDIATELECOM

COLUMNISTAS

Ciberseguridad en las elecciones

Mediatelecom

Publicado

en

El Universal – Juan Ramón de la Fuente

A la seguridad informática, la que se enfoca en la protección de la infraestructura computacional y en particular a la información que circula a través de las diversas redes digitales, archivos, bases de datos, etcétera, se le conoce como ciberseguridad. Ante la perspectiva de que prácticamente todo en este mundo parece orientarse hacia un desarrollo digital, el tema ha dejado de ser sólo preocupación de los bancos y los mercados financieros. El ciberespacio ha incursionado en la política y tiene graves implicaciones éticas y legales que afectan nuestra vida individual y colectiva.

Hasta hace poco tiempo, yo era bastante escéptico sobre la injerencia extranjera en los procesos electorales de los regímenes democráticos. No así cuando se trataba de golpes de Estado, juntas militares, dictaduras o prolongación en el poder de regímenes autoritarios. Pero la creciente evidencia de la intervención rusa en el proceso electoral de los Estados Unidos ha cambiado mi percepción. El reciente escándalo protagonizado por Cambridge Analytica, quien obtuvo “legalmente” más de 87 millones de cuentas de Facebook, es una muestra clara de la dimensión que el asunto puede llegar a alcanzar.

Hace unos días, en el contexto de un foro que sobre el tema organizaron esta casa editorial, el Aspen Institute y la Fundación Miguel Alemán, tuve oportunidad de conversar con John Banghart, quien fuera Director de Ciberseguridad del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos y tenía bajo su custodia la seguridad informática de la Casa Blanca con el presidente Obama. A él le correspondió informar que habían sido atacados por hackers rusos el Comité Nacional del Partido Demócrata, el Comité de Campaña del Congreso, así como a John Podesta, director de la campaña de Hillary Clinton.

La capacidad tecnológica en este campo ha experimentado avances insospechables hace apenas algunos meses. Los ataques por denegación de servicio distribuido (DDoS, por sus siglas en inglés) pueden llegar a paralizar cualquier sistema con correos basura e impedir que los usuarios legítimos tengan acceso al servicio. Esta técnica era tradicionalmente usada por los crackers, pero eso parece ya ser historia. Hoy no se necesitan personas para hacerlo. El ataque se hace vía IOT, el internet de las cosas. Este concepto fue propuesto hace unos años por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos. Una empresa norteamericana, Cisco, ha creado incluso un contador de conexiones. Se estima que actualmente hay ya varios miles de millones de dispositivos conectados a internet. Según Banghart, ese es uno de los principales flancos a proteger en los procesos electorales.

En el Foro referido participaron también Javier Murillo, cuya empresa (METRICS) desarrolla nuevas tecnologías para las relaciones digitales; Mario de la Cruz, presidente nacional de la Cámara de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información, y una joven investigadora mexicana egresada de la UNAM, Saiph Savage, quien actualmente dirige el Centro de Cómputo Interactivo en la Universidad de West Virginia. La conducción del evento estuvo a cargo de Ana María Salazar, analista internacional y experta en temas de seguridad, en tanto que, Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE hizo la presentación final. Prudente, mesurado, Córdova hizo un recuento de las medidas de protección que ha adoptado el INE para tratar de contener los miles de intentos de ciberataques que ya han detectado y se dijo estar preparado para lo que pueda venir. Con sensatez, advirtió: “Todos los sistemas, como se ha señalado en este Foro, son vulnerables, y el INE no es la excepción. Los ataques pueden venir de fuera o de adentro”. En relación a lo dicho hace algunas semanas por el Secretario de Estado Rex Tillerson sobre la posible injerencia rusa en las próximas elecciones, su respuesta fue contundente: “Nos preocupa Rusia, pero también los Estados Unidos¨.

Murillo dio algunos datos preocupantes: en México hay 85 millones de usuarios de internet, se han detectado cerca de 20 millones de cuentas falsas o duplicadas, y en torno al proceso electoral se han posicionado ya más de 100 temas en la agenda digital. Según sus datos, se estima que hay 8 millones de cuentas de posicionamiento, y que al menos 27 % corresponden a bots o trolls. La información compartida por De la Cruz mostró el avance del México digital: 65 millones de personas tiene ya un teléfono inteligente y el 76% de ellos acceden a las redes sociales. En el Índice Global de Ciberseguridad, México ocupa el lugar 28 de entre 165 países (no está nada mal), y al igual que todos los demás expertos, hizo énfasis en la necesidad de diferenciar el tema de la ciberseguridad del de las historias falsas que aparentan ser noticias reales (fake news). Este problema adquiere particular relevancia en tiempos electorales y amerita una reflexión por separado. Saiph, como buena académica, mostró datos de sus investigaciones sobre la forma en que las redes sociales pueden influir a favor o en contra de determinadas figuras públicas, pero también sobre el papel que han jugado las redes sociales en procesos como el de las autodefensas en Michoacán. Ana María Salazar permitió, con su experiencia y conocimiento en la materia, que el diálogo fluyera con naturalidad. Algunos de los estudiantes presentes expresaron su escepticismo y desconfianza en las instituciones. Había razón. Acababa de darse a conocer el fallo, tan cuestionado como controvertido, por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. El evento dejó claro que la inteligencia de las y los ciudadanos es la mejor defensa que podemos ofrecer ante cualquier manipulación que pretenda imponerse en nuestras próximas decisiones.

Mother Jones, una publicación estadounidense progresista, que se ocupa fundamentalmente de temas relacionados con los derechos humanos, el medio ambiente y la cultura, publicó hace poco (04/09/18) que Facebook sigue siendo la plataforma perfecta para las elecciones mexicanas. Se refiere específicamente a cuatro sitios desde los cuales se ataca sistemáticamente al candidato que puntea en las encuestas. No se sabe a ciencia cierta, dice la publicación, quién está detrás de ellos. Pueden ser actores extranjeros, grupos de interés nacionales o ser parte de las campañas de los otros candidatos. Pero tienen más de 250 mil seguidores en face news y otros 35 mil en twitter, muy activos. No se trata de fake news. No dicen, por ejemplo, como dijeron de Trump, que el Papa Francisco apoya a alguno o alguna de los contendientes. La trama es más sutil. Se parece más al tipo de ciberpropaganda que usó Stephen Bannon para atacar sistemáticamente a Hillary Clinton (Breitbart News Network). Son expertos en producir olas expansivas en la mayoría de las redacciones. Saben bien dónde y cómo pegar. No habría que subestimarlos

¿Qué tanto influirán estas estrategias de desinformación en las y los electores mexicanos? Me resulta imposible predecirlo. Pero si lo dicho por los expertos en el Foro referido es cierto, tenemos razones para confiar en que serán las y los ciudadanos quienes definirán, con libertad, quien nos va a gobernar. Por fortuna, no parecemos ser tan fácilmente manipulables. Hay que ir a votar y exigir que nuestro voto se respete. Yo sostengo que el malestar ciudadano es la expresión de una sociedad dolida. Lo argumento en mi más reciente libro (Grijalbo, 2018). Quien mejor la entienda y genere empatía con la mayoría de las y los electores, ganará el 1º de julio.

Presidente del Consejo, Aspen Institute México

COLUMNISTAS

Robots, riesgo para 7 millones de empleos en México

Mediatelecom

Publicado

en

La Razón – Ángeles Aguilar

Territorio no explorado… Hace sólo 60 años hablar de robots resultaba tan fantasioso como discutir sobre el avistamiento de una sirena, enano u hombre lobo.

Sin embargo, en ese corto lapso de tiempo, los avances en mecánica y la comprensión en torno a las nuevas tecnologías, permitió el nacimiento de fabulosos aparatos con la capacidad de sorprender al más incrédulo.
Hoy, los robots son cada vez más comunes en el lugar de trabajo, en especial en rubros como manufactura, extracción de hidrocarburos, el ámbito financiero y hasta en el retail.
Para 2025 se calcula que los envíos mundiales de robots podrían ascender a 45 mil millones de dólares, lo que representará un crecimiento anual del 16%.
Entre los principales competidores en ese mercado existen grandes colosos, como la suiza ABB de Ulrich Spiesshofer, Mitsubishi Robotics a cargo de Masaki Sakuyama y Fanuc de Michael Cicco, entre otras…

Naranja mecánica… De acuerdo con el estudio “Naciones con mayor densidad de robots” desarrollado por el Foro Económico Mundial, del 2015 al 2016 en el orbe el volumen promedio de estas súper-máquinas se incrementó desde 66 unidades por cada 10 mil humanos a 74.
En esa tesitura, Corea del Sur es la que lleva la voz cantante con 631 robots por cada 10 mil trabajadores de carne y hueso. A esa nación le sigue Singapur, con 488 Alemania 309, Japón 303 y Suecia 223.
Por su parte, en este lado del mundo la automatización también es una realidad. En EU la densidad de estos aparatos asciende a 189 por cada 10 mil empleados.
Asimismo, en México a pesar de que nos encontramos por debajo del promedio mundial, la cifra es cercana a los 31 gigantes de hierro por cada 10 mil personas…

Hombres máquina… La era de los robots traerá consigo nuevas oportunidades. Se calcula que 9% del empleo en el 2030 será en nichos que aún no se han desarrollado.
Sin embargo, el acelerado avance a favor de la productividad y la eficiencia también traerá consigo un sinnúmero de retos para aquellos que se ocupan en áreas de bajo nivel de especialización.
Se calcula que en la próxima década, por lo menos un tercio de la fuerza de trabajo podría automatizarse en cerca del 60% de los sectores económicos. Es decir, que en el planeta unos 375 millones de personas, 14% de toda la mano de obra, deberán plantearse un cambio de carrera. En EU, más allá de las políticas proteccionistas para mantener los empleos, la realidad es que en los próximos años los aparatos podrían tomar el puesto de 54 millones de manos humanas.
Por su parte, aquí en México se estima que la cifra de salida será cercana a los 7 millones de individuos hacia el 2030.
Así que como ve, pronto presión cibernética para el mercado laboral…

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

COLUMNISTAS

Errores de Segob, daño a la niñez

Mediatelecom

Publicado

en

Reforma – Clara Luz Álvarez

La Secretaría de Gobernación ha perdido una y otra vez los amparos respecto a los lineamientos de criterios de clasificación de contenidos audiovisuales que expidió en 2015 y luego en 2017, mismos que fueron impugnados -por razones diametralmente opuestas- por TV Azteca y por madres de familia y organizaciones de la sociedad civil. Mientras los amparos ciudadanos aún les queda un largo camino por recorrer, hoy TV Azteca ya ganó en definitiva y Segob no le puede aplicar diversos lineamientos. Pero, ¿por qué esto puede ser la estocada final contra la niñez mexicana?

Las clasificaciones de películas, series y demás programas buscan la protección de niñas, niños y adolescentes (NNA), asociándose a determinados horarios cuando es en TV abierta. NNA están desarrollando su personalidad y sus habilidades cognitivas, por lo que la TV incide fuertemente en sus comportamientos e identidad. La niñez mexicana destina en promedio 4 horas con 34 minutos diarios a la TV abierta (Instituto Federal de Telecomunicaciones). Sin embargo, la Subsecretaría de Normatividad de Medios a cargo de Andrés Chao hizo todo lo posible por hacer las cosas en contravención del interés superior de la niñez, porque en sus lineamientos redujo dramáticamente los horarios de protección a ésta lo que permite que se difundan programas con violencia y se incluyan alimentos y bebidas chatarras como publicidad en horarios de audiencias infantiles. Y cuando el Primer Tribunal Colegiado especializado en telecomunicaciones solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación atrajera el primer caso contra los criterios de Segob por la afectación a los derechos de la niñez, la Segunda Sala se negó lisa y llanamente.

Segob nada justificó de por qué deben existir las clasificaciones para adultos C (9 pm-6 am) y D (12- 5 am) con horarios distintos, y TV Azteca fue amparada. Primero porque Segob presentó extemporáneamente su informe justificado, así que es como si ni se hubiera defendido. Segundo y peor, el Juzgado 14º de Distrito y el 11º Tribunal Colegiado de Circuito en materia Administrativa del Primer Circuito, con un discurso de libertad de expresión elegante y con referencias genéricas a la experiencia internacional, compraron la idea que “sólo” se trataba de programas para adultos. Gravísimo error y mostró ignorar la realidad mexicana, porque el IFT tiene estadísticas que prueban que las NNA acceden más a la TV abierta entre las 20 y 22 horas.

La miopía de estos juzgadores de dejar fuera de su evaluación a las audiencias infantiles, tuvo por consecuencia que el amparo ganado por TV Azteca la exima de las clasificaciones B y B15 (adolescentes), C y D (adultos), así como de las franjas horarias de protección. También se le permite difundir en horarios de audiencias infantiles, publicidad o avances de los programas para adultos, ¡el mundo al revés!

Así que si TV Azteca ahora difunde narcoseries, programas de delincuencia organizada y consumo de sustancias ilícitas desde a las 9 pm, está en su derecho gracias a la negligencia de Segob y a los amparos que perdió. Porque -a decir de estos juzgadores- si no le dieran el amparo a TV Azteca impedirían el acceso y difusión de ideas “en el contexto actual del País”, ¿y dónde quedan las NNA?

Los amparos ganados por TV Azteca tienen el efecto de que se les inapliquen los lineamientos y “conmina” a Segob a atender los razonamientos del juez federal. Segob tiene 3 alternativas: (1) sacrificar a las audiencias infantiles, modificando los lineamientos para seguir protegiendo la “libertad de expresión” de las televisoras en perjuicio de NNA; (2) nadar de muertito, dejando de aplicar a TV Azteca lo que dice la sentencia de amparo; o (3) la ideal que sería enmendar todos los errores cometidos en este sexenio por la Segob en perjuicio de la niñez mexicana en cuanto a programas radiodifundidos, y convocar a través del Sistema Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) para realizar una consulta amplia con sociedad civil, radiodifusores e investigadores en temas de audiencias, para expedir los criterios de clasificación y horarios de difusión que cumplan con el principio del interés superior de la niñez. ¿Por cuál optará?

*claraluzalvarez@gmail.com @claraluzalvarez claraluzalvarez.org

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

COLUMNISTAS

Tendencias audiovisuales

Mediatelecom

Publicado

en

La Razón – Eduardo Ruíz Vega

El crecimiento exponencial y sostenido que han tenido las plataformas para el consumo de contenidos en línea, conocidas como OTT (over the top), como Netflix, Clarovideo y Amazon Prime, por mencionar algunas, es innegable.

De acuerdo con cifras dadas a conocer por un diario de circulación nacional, la semana pasada, basadas a su vez en los datos del regulador de las telecomunicaciones de nuestro país (IFT) y de la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), los suscriptores de plataformas OTT, al cierre de 2017 sumaban en México alrededor de 7.7 millones; mientras que los usuarios de la televisión de paga alámbrica llegaron a los 9 millones.  Otro rubro de esta ecuación, relativo a los suscriptores de televisión de paga satelital, o DTH, encabezó la tabla, con alrededor de 10.7 millones de suscriptores.

El fenómeno de las OTTs, abordado en diversas ocasiones en este espacio, aparece sin duda alguna, como un evento disruptivo para los mercados tradicionales de consumo de contenidos audiovisuales en México y otros países.  Su escenario más extremo, que ya está sucediendo principalmente en Estados Unidos, se traduce en la sustitución completa de esta modalidad de consumo en línea por el de las redes tradicionales de paga, acción, o más bien, decisión de los consumidores, a la que se ha denominado “cortar el cable”.

Bajo el escenario señalado en el párrafo anterior, ciertos tipos de usuarios deciden cancelar su servicio de televisión de paga para consumir, exclusivamente, los contenidos que les interesan a través de las OTTs. En otras palabras, se elimina el buffet audiovisual que ofrecen las compañías tradicionales por un servicio a la carta en su máxima expresión.

Muchos son los factores, sin embargo, que resultarían necesarios para la configuración mayoritaria del escenario extremo al que nos hemos referido. La decisión de cortar el cable y migrar por completo a una realidad en línea está relacionada, por ejemplo, con los hábitos de los consumidores; la penetración y dispersión real de servicios de banda ancha asequibles para la población, indispensables para soportar con calidad el funcionamiento de las plataformas OTT, así como la amplitud, y oportunidad, de la oferta de contenidos en línea versus los contenidos ofrecidos a través de las plataformas tradicionales.

El último de los factores mencionados, el relativo a la oferta de contenidos a través de las plataformas OTTs, es el más crítico para satisfacer a muchos usuarios.  Lo es, ya que la oferta de contenidos, la o las plataformas en que los mismos se difunden, así como el tiempo o ventana para acceder a los mismos, son condiciones determinadas por los propietarios de los derechos de autor correspondientes.  Es así como los grandes estudios cinematográficos que invierten en producciones multimillonarias durante años han preservado el negocio de la exposición de sus obras en salas de cine, controlando la ventana de exposición por regiones o países, y también por plataformas. Si las grandes producciones cinematográficas pudieran verse simultáneamente en el cine, y en plataformas de paga en casa, tal vez estas salas hubieran empezado a cerrar sus puertas, en lugar de continuar creciendo.

Algo similar, por el momento, está ocurriendo entre las redes tradicionales y las OTTs, al grado de que las últimas han empezado a producir sus propios contenidos exclusivos para tratar de contrarrestar este efecto y adquirir así una base más amplia de suscriptores.  En suma, la repercusión y tendencias que las OTTs están generando son claros; no así, al menos en el mediano plazo, si esto mismo dará lugar a una reconfiguración total del mercado.

*Analista en Telecomunicaciones

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

abril 2018
L M X J V S D
« Ene    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

RELEVANTE

Bitnami

Notice: ob_end_flush(): failed to delete and flush buffer. No buffer to delete or flush in /opt/bitnami/apps/wordpress/htdocs/wp-content/plugins/http-https-remover/http-https-remover.php on line 54