Sábado, 18 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

Centurylink y Level 3, la otra concentración en las telecom de México

El Economista - Nicolás Lucas - 03.11.2017, 07:47
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

El mercado mexicano de las telecomunicaciones tiene un nuevo gigante en el segmento fijo, aunque también cuenta con un título de concesión única que el IFT le concedió en el 2016 por si un día el ingreso a la industria de la radiodifusión hace sentido a sus planes de negocio.

 

Se trata de Centurylink y de Level 3 Communications, dos empresas de Estados Unidos que ya concretaron su fusión en aquel país y aquí, pero que una de ellas, Level 3, tenía previamente operaciones en México y con foco en el transporte de tráfico de datos, un segmento que muy pronto se convertirá en uno de los más lucrativos del sector telecom por la creciente demanda de los consumidores y empresas por enviar y recibir información.

 

El Instituto Federal de Telecomunicaciones aprobó el 25 de septiembre la compraventa de Level 3 por Centurylink, con lo que ésta última entra a México a los negocios mayorista y de corporativos en cuanto a provisión de telefonía, Internet y capacidad de transporte; también en aquel sobre enlaces dedicados, redes privadas virtuales, administración de información en data centers y conectividad internacional a través de cables submarinos, volviéndose entonces en un fuerte competidor para empresas como Axtel-Alestra, Marcatel, Bestel, Telmex o la Red Compartida en el transporte de datos, aunque sus permisos de operación también le permiten llegar al usuario final, si Centurylink así lo deseara.

 

De acuerdo con un documento del IFT, Centurylink se hará en México con las redes metropolitanas de fibra óptica, el cable submarino de Level 3 y de otros activos de infraestructura, gestionados hasta hace unos días por las subsidiarias Level 3 México 11; Level 3 México Landing y Level 3 México Servicios.

 

La infraestructura ya instalada por Level 3 y los planes de construcción de nuevas redes colocarán a Centurylink en la posibilidad de convertirse en el segundo jugador en el negocio del transporte de tráfico, sólo por detrás de Telmex; no sólo por la infraestructura ya instalada en el territorio nacional, sino por la conexión que Centurylink brindará a las empresas hacia otras partes del mundo; por ejemplo desde el Pacífico mexicano, donde es la única operadora que tiene un cable submarino conectando al país con otros puntos de América.

 

De acuerdo con el documento del IFT con folio P/IFT/250917/593, la red de fibra óptica de Level 3, ahora de Centurylink, tiene cubierta las plazas más importantes de México: la capital, Guadalajara, Monterrey, Laredo, Reynosa, Mazatlán, Tijuana y Querétaro, ciudades, todas, de carácter industrial o que suponen los principales puntos de entrada y salida de mercancías del país.

 

En esas ciudades, la red de Centurylink se hace con anillos principales de fibra óptica de Level 3 y los conectará con las redes que opera en el este de los Estados Unidos, principalmente.

 

El cable submarino de Level 3, denominado como “Pan-American Crossing (PAC)” conecta a Mazatlán con el oeste de Estados Unidos, Costa Rica y Panamá, convirtiéndose entonces en una salida del tráfico de las empresas por el lado del Pacífico y una alternativa a los cables de, por ejemplo, AT&T y América Móvil que conectan al país por el Atlántico.

 

Otro anillo de fibra también enchufa a México con Puebla y Veracruz y uno más, a Tamaulipas con Ciudad Juárez y Dallas, en Texas.

 

Tras la fusión, la tenencia accionaria quedará en 51% en poder de los actuales dueños de Centurylink y el 49% en manos de los accionistas de Level 3.

 

Esta es una las fusiones más importantes en el sector telecom que repercuten en México, aunque ha sido opacada por la mediática concentración AT&T-Time Warner, que también tiene que ver con el mercado mexicano.

 

Centurylink ya es un gigante en las telecomunicaciones fijas. Con la absorción de todas las operaciones de Level 3 Communications, incluyendo las de México, su red se incrementa en 200,000 millas de fibra óptica y se expande a 350 ciudades más.  

 

En un informe, el IFT marca como confidencial la participación de mercado de Level 3 en México, pero destaca que es menor a la de otros competidores ya conocidos, advirtiendo entonces oportunidades para su expansión en el país.

 

Por ejemplo, cita el regulador, a través de los cables submarinos viaja el 97% del tráfico intercontinental de datos y por ahora en México, Centurylink es uno de los pocos operadores del rubro.

 

“Centurylink será un nuevo agente económico en territorio nacional… Una de las subsidiarias de Level 3 en México -Level 3 México Landing- es titular de una concesión única para prestar todo tipo de servicios de telecomunicaciones y/o radiodifusión que sean técnicamente factibles”, dice el IFT. “En el Pacífico mexicano no existen competidores de Level 3 que ofrezcan el servicio de conectividad internacional vía cable submarino. Level 3 ofrece sus servicios a través del PAC que tiene una extensión 10,000 kilómetros”, añade en una de las páginas del documento.

 

Todavía se conoce poco de los accionistas en Centurylink. El IFT informa que uno de ellos es el fondo de inversiones Vanguard Group, que a su vez participa como accionista minoritario en AT&T y Level 3, ambas con operación en México.

 

“Level 3 es un gigante multinacional que se dedica a prestar servicios de interconexión a otros operadores. Es dueña de varios de los cables submarinos que conectan regiones y sus respectivos centros de datos. Por ejemplo, la salida principal de Internet de Argentina se da vía un cable internacional de Level 3. Transporta datos del 60% de redes de Internet del mundo”, explica Gustavo Fontanals, especialista de la Universidad de Buenos Aires.

 

“Centurylink es una operadora servicios mayoristas a otras operadoras y servicios corporativos. La operación se trata de una integración vertical, se complementan en tendidos y servicios locales con transporte internacional. La nueva empresa tiene enorme escala, puede reducir costos y avanzar en proveer a otras empresas”, agrega.

 

El negocio del transporte de datos será pronto una nueva veta de ingresos para las empresas y las comunicaciones móviles supondrán un factor de empuje para las redes fijas.

 

Un informe de Telconomia cuenta que las líneas móviles alcanzaron la cuota de 113,1 millones en el tercer trimestre de 2017 en México y se espera que el año concluya con más de 36 millones de accesos LTE, todo ello demandará de redes fijas e inalámbricas que soporten y mantengan eficiente el tráfico de información.

 

 
« Enero 2013 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.