Domingo, 17 de diciembre del 2017
Idioma Es Pt En

Desconectados: perversa obsesión, permanentes excusas

Reforma - Jorge Fernando Negrete P. - 27.11.2017, 09:02
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Dicen que siempre se ha de conservar el temor pero jamás mostrarlo. Por eso disfruto profundamente cuando a una idea que perturba se le obsequia la respuesta pública. La disfruto más cuando ella es seguida de un transparente temor y de la mano la acompaña el lenguaje elemental, escaso de argumento y de sobrada pasión, con el abuso de adjetivos pasajeros y obsequiando la fácil y común idea de volverla ideológica.

Me encanta ser testigo del temor que se transforma en pánico por la posibilidad de que una idea adquiera vida, sea posible, se reproduzca y cuando se le mencione se usen mis palabras, como "Conectar a los desconectados". Decía José María Pérez Gay: "para que nazcan las ideas hay que mencionarlas". Mencionan mis palabras y con ello dan oportunidad a lo posible. Aprecio la difusión de mi pensamiento y compromisos, aunque no digan mi nombre y me citen cuando he dejado de presidir la Amedi. Aparte de pánico, fuera de tiempo; lamentable.

Tuvo que ser Agustín Carstens quien llamara la atención de la falta de cobertura, cuando al explicar los retos de la inclusión financiera, rematara hablando de conectividad. Dijo: "saltan a la vista los rezagos en conectividad que aún tenemos". Y abundó: "a nivel nacional existen en el País 49 conexiones de banda ancha fija por cada 100 hogares. Es un promedio que resulta engañoso: en la Ciudad de México esa relación crece a 95 conexiones por cada 100 hogares, mientras que en Chiapas sólo hay 16 conexiones a banda ancha por cada centenar de hogares. La misma desigualdad es abrumadora en el caso de las líneas de telefonía celular". Y remata: "el promedio nacional es de 90 por cada 100 hogares; en la Ciudad de México sube a 125 por cada 100, pero en Oaxaca disminuye a 54 líneas celulares por cada 100 hogares".

El dato palidece aún más ante el contraste internacional: Colombia tiene 115 dispositivos móviles por cada 100 habitantes, Brasil, 126 y Chile, 146. La edición 2017 de la Medición de la Sociedad de la Información de la Unión Internacional de Telecomunicaciones termina por obsequiar el último reconocimiento a la reforma de telecomunicaciones al indicar que México sube 3 posiciones en el índice mundial de países, entre otras razones, por la disminución de tarifas. Pero no subimos más posiciones en ese índice porque tenemos una sociedad con una gran inequidad en término de ingresos y educación. Es decir, aún no son accesibles los precios para todos y carecemos de políticas de adopción de estas tecnologías.

Conclusión: sigue la confirmación de que en México hay competencia efectiva pero falta cobertura. Tarifas inalcanzables para un sector marginado de la sociedad y falta de política pública para adoptar la tecnología.

México considera un derecho fundamental el acceso a las TIC, el Internet e incluso los regula bajo un concepto luminoso del derecho administrativo llamado "servicio público". Ambos, derecho fundamental y tutela regulatoria tienen un propósito, garantizar el acceso universal a un servicio. Hablamos de un derecho universal y un servicio para todos que debe ser programático, previsible y verificable. ¿Estamos generando política pública y regulación precisa para cumplir estos conceptos? No. Pero sí estamos generando una sociedad hiperconectada y una hipermarginada. La marginación del siglo XXI se llama "marginación digital" y acelera la polarización social a la velocidad de la tecnología.

Estamos a un año de terminar la actual Administración y el Gobierno tiene como Némesis dos objetivos. 1. El artículo 14 transitorio de la reforma constitucional de telecomunicaciones dice: "El Ejecutivo Federal tendrá a su cargo la política de inclusión digital universal... Dicha política tendrá, entre otras metas, que por lo menos 70 por ciento de todos los hogares y 85 por ciento de todas las micros, pequeñas y medianas empresas a nivel nacional, cuenten con accesos".

2. La Estrategia Digital Nacional establece: "El México Digital que vislumbra esta Estrategia tiene un objetivo doble. Por un lado, se plantea como meta que México alcance en el índice de digitalización, establecido en el Programa para un Gobierno Cercano y Moderno, el promedio de los países de la OCDE para 2018. Paralelamente, se plantea que México alcance los indicadores del país líder de América Latina (actualmente, Chile) para 2018".

¿Podrá el Gobierno cumplir estos objetivos? ¿Generaremos acciones regulatorias y de política pública que piensen primero en la población? ¿Podremos abandonar la cultura del subsidio regulatorio y proponer competencia por infraestructura? Espero que sí, la esperanza es el sueño del hombre despierto.

Miembro del Consejo Consultivo del IFT

 

@fernegretep

 
« Junio 2016 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.