Domingo, 19 de noviembre del 2017
Idioma Es Pt En

La propaganda rusa en Facebook durante las elecciones de EEUU fue una 'chapuza' pero funcionó igualmente

El Mundo - Daniel J.Ollero - 14.11.2017, 09:00
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Hillary Clinton saludando a una musulmana, Bernie Sanders convertido en un icono gay ultramusculado, e imágenes en favor de los derechos de la población afroamericana de Estados Unidos. Estos son tan sólo algunos de los anuncios en Facebook que están viendo la luz gracias a una investigación pública que se está llevando a cabo en el Congreso de los Estados Unidos y cuyos metadatos, la información relativa al pago de los anuncios y sus destinatarios, se ha desclasificado.

Según las informaciones preliminares de las que dispone la cámara, existen al menos 3.000 publicaciones de Facebook -y, al menos, otras tantas en Twitter e Instagram- desde cuentas vinculadas a Rusia que fueron vistas por más de 10 millones de votantes en Estados Unidos. Sin embargo, pese a lo abultado de los números, la campaña resultó en gran parte ineficiente ya que la mitad de esta propaganda llegó a los ordenadores y smartphones de los norteamericanos después del día de la votación, una cuarta parte de los anuncios nunca llegó a ver la luz por falta de desconocimiento en el sistema de pujas que maneja los anuncios de la herramienta.

Entre aquellos contenidos que han visto la luz y ya han sido desclasificados, una parte importante de los mismos no fueron correctamente segmentados o, simplemente, servían para generar grupos de militancia ante asuntos importantesen la campaña pero sin realizar ningún tipo de apología partidista.

Por el momento, los representantes demócratas del comité de inteligencia del congreso del Estados Unidos han hecho públicos una decena de estos anunciosjunto a sus metadatos, que nos permiten conocer la información sobre cuántas personas los vieron, cuánto dinero se gastó y a quién iban dirigidos.

Memes, imágenes épicas, llamamientos al patriotismo, grupos de falsa banderacreados ex profeso para mostrar la simpatía de Hillary Clinton por los musulmanes, creatividades con un estilo chusco, recogidas de firmas, eventos... Los anuncios rusos en las redes sociales han tomado formas muy distintas.

Sin embargo, existe un hilo conductor común, quien quiera que financiase estos anuncios durante la campaña y precampaña electoral, dejó atrás un rastro que situaría en Rusia a la mano ejecutora. Según se indica en los metadatos desclasificados por Facebook, el pago de todos estos anuncios se hizo en rublos, la moneda rusa, a través de la plataforma Qiwi, un monedero virtual también ruso.

Asimismo, también se evidencia que el operador de estos anuncios dominaba esta herramienta pero fue mucho menos preciso de lo que en un principio pretendía. De acuerdo con la propia compañía más de 100 millones de usuarios de la red social visualizaron alguno de estos anuncios pero la mayoría de estos no tuvieron ningún impacto en el resultado electoral.

Una ejecución deficiente

De acuerdo con el propio Facebook el sólo el 44% de los anuncios fueron vistos antes de los comicios presidenciales, mientras que el 56% de los mismos se visualizó después. Además, un cuarto de todas las creatividades y anuncios impulsados por los rusos nunca llegó a ver la luz. Un fenómeno que se explica por el sistema de pujas en la red social de Mark Zukerberg que hace que, los anuncios con una baja relevancia que cuentan con un escaso presupuesto pueden que nunca lleguen a aparecer.

Es más, según los propios datos de Facebook, la mitad de los anuncios durante esta campaña contaron con un presupuesto de menos de tres dólares y el 99% de los mismos contó con un presupuesto inferior a los mil dólares.

Sin embargo, pese a los posibles fallos que pudo cometer la mano tras esta campaña, tuvo un acierto importante: impactó en los estados clave para el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Asimismo, sus publicaciones se encontraban segmentadas de forma detallada en función de los intereses de posibles votantes aunque, según la publicación de los casos hasta ahora desclasificados, esta no siempre fue la más precisa.

Aunque lo cierto es que todos estos anuncios presentan un frente común: tratan sobre temas que fueron candentes sobre la campaña. Algunos de ellos, estaban destinados a posibles votantes de demócratas como ataques de falsa bandera, otros a republicanos con el objetivo de movilizar al electorado y otros no tenían una adscripción partidista clara. Sin embargo, lo cierto es que todos estos anuncios versaban sobre temas que en aquel momento se encontraban en el ojo de la opinión pública norteamericana: el islam, los derechos LGTBI, el control de armas, la seguridad con la frontera mexicana, etc.

Hillary y los musulmanes

Por ejemplo, esta creatividad de Hillary Clinton en compañía de una mujer musulmana en la que gastaron 57,41 euros estaba destinada a gente entre los 16 y los 53 años, con su Facebook en árabe o en inglés, que estuvieran interesados en Hillary Clinton o en el los Hermanos Musulmanes, que vivieran en un radio de 50 kilómetros de Washington DC y que no lo hubieran dado antes a 'Me gusta' en la página de Facebook

Una ubicación de dudosa elección ya que, aunque sí pueden votar en las elecciones presidenciales, los residentes en la capital de Estados Unidos no pueden votar en las elecciones a la cámara de representantes.

Asimismo, la segmentación por intereses también resulta llamativa ya que, en principio el anuncio invita a votar a los simpatizantes de los hermanos musulmanes por Hillary Clinton, aunque también es cierto que podría servir para desmovilizar a parte del electorado de la candidata no demasiado conforme con el encaje del islam en américa que plantea dicho grupo.

Otro de los ejemplos desclasificados, en el que se gastaron 738,20 euros, muestra un anuncio de la misma página (United Muslims of America) que está destinado a personas con intereses similares a las páginas de Zaid Shakir -uno de los principales estudiosos del islam en Estados Unidos-, la página emisora del anuncio y a la página de Abu Eesa Niamatullah, que es uno de los principales clérigos radicales de Inglaterra. Paradójicamente, aunque también controlada desde Moscú, se trata de una comunidad con simpatía hacia Hillary Clinton.

Islamofobia

De la propaganda desclasificada, la que mejor funcionó fue aquella de corte islamófobo. En concreto, procedentes de la página Stop All Islam (Paremos a todo el Islam, en castellano) cuyas imágenes lograron miles de compartidos en Estados Unidos.

Eventos anti-Hillary Clinton

Este ejemplo concreto se gastaron 212,06 euros. Está claramente destinado a la movilización de simpatizantes de Donald Trump del área de Nueva York y alrededores con un público objetivo al que le interesase alguna de las páginas del mandatario.

Derechos civiles de los afroamericanos

Parte de los fondos originarios de Rusia (2186,19 euros) se destinaron a promocionar el grupo de Facebook Black Matters (Los negros importan, en castellano),que también contaba con una página web propia. En el caso de esta página de Facebook, Rusia empleó tres estrategias distintas para la capatación de 'Me gusta' en su página. Los destinatarios de estas campañas eran o bien, afroamericanos, o bien habitantes de ciudades de mayoría afroamericana, o bien personas con interés en ciertos afroamericanos ilustres como Martin Luther King Jr o Malcom X.

Esta página de Facebook, contaba también con una web y un canal de youtube asociados. Lo que resulta especialmente llamativo de este caso es que, a pesar de que se trata de una página financiada con un dinero cuyo rastro lleva hasta Rusia, apenas aparecen dos menciones a los Clinton. La primera de ellas, a Bill, en un formato de meme, donde se encuentra repartiendo comida rápida a afroamericanos en un restaurante. La segunda, a Hillary, también en formato de meme, donde afirma que "Hillary Clinton intenta hacer lo que los negros llevan tiempo haciendo". Sin embargo, también existen anuncios en contra de la candidata demócrata, como un artículo titulado: "La américa de Hillary: La historia secreta del partido demócrata", en referencia a un documental propagándístico durante la campaña electoral.

El derecho a portar armas

El derecho a portar armas fue otro de los temas patrocinados en Rublos durante la campaña. En el mismo, se gastaron al menos 696,57 euros. Concretamente en un grupo llamado "Defender la segunda enmienda" para "amantes de las armas y patriotas". En este caso, los financiadores eligieron un público genérico en Estados Unidos (entre los 18 y los 65 años), con su página de Facebook en inglés e interesados en los grupos más comunes a favor del derecho a portar armas. Una segmentación de cara a los intereses republicanos más lógica que las anteriores.

Brutalidad policial

La brutalidad policial es otro de los temas candentes en Estados Unidos. La financiación rusa también se encontraba detrás de uno de estos grupos de Facebook llamado Don't Shoot US (un juego de palabras entre "No nos dispares" y "No dispares Estados Unidos) que tiene asociada una página web que recopila casos de violencia policial durante la era de Obama en el que se invirtieron un total de 2311,44 euros.

Los anuncios de esta web se hicieron en dos tandas distintas (una de ellas para mayores de 18 años y otra para gente entre los 14 y los 54) a los que les interesase el colectivo Cop Block, un grupo de ciudadanos que se organizan para grabar y subir a las redes sociales las distintas actuaciones policiales.

"Ser Patriotas"

En las antípodas de la campaña anterior, el dinero ruso también fluyó hacia un grupo conocido como "ser patriotas" en el que se gastaron 7,21 euros. Este es quizá el ejemplo más claro de propaganda a favor de Donald Trump de todos los que se han desclasificado. Se trataba de un grupo activo en Facebook, sin que se le conozca una página web asociada, que normalmente compartía memes en de color dorado sobre un fondo negro con frases del magnate, con llamamientos al miedo como "Irán no tiene miedo a America gracias a Obama" o imágenes glorificando la bandera y a los caídos por la patria.

En el caso del primer anuncio desclasificado, se trata de una imagen que reza "Otro terrible ataque contra un policía por un activista de Black Lives Matter (un movimiento civil en contra de la violencia policial contra los afroeamericanos). Nuestros corazones están con esos 12 héroes". El texto que acompaña a la imagen cuenta de forma sensacionalista los crímenes de Kirk Figueroa, un ciudadano de Boston que disparó a dos agentes de la ciudad.

El anuncio se mostró a personas de entre 18 y 65 años en todo Estados Unidos con gustos similares a los que ya seguían a este grupo de Facebook.

Fronteras seguras

El grupo de Fronteras Seguras fue otro de los más activos en Facebook durante la campaña y precampaña. El gasto fue de 1802,32 euros. Al igual que en el caso anterior, su contenido se encontraba plenamente centrado en ensalzar a las políticas migratorias de Trump y en generar miedo e inseguridad entre los electores empleando para ello memes que les hacían creer que sus fronteras no son seguras o fotomontajes en los que una Hillary Clinton con velo aparece junto a integristas islámicos.

Asimismo, también fue uno de los grupos que más se esforzó en crecer a golpe de rublos. La página fue anunciada a través de cuatro formas con diferentes segmentos demográficos como objetivo: Una de ellas para aquellos interesados en el "conservadurismo, los Estados Confederados de América, Donald Trump o el Partido Republicano", otro de anuncio como un reflejo del anterior pero en fechas distintas, un tercero para el grueso de la población norteamericana y un cuarto para los residentes en los estados fronterizos y/o del Sur (Alabama, Georgia, Nuevo México, Arizona y Texas) interesados en "el derecho a portar armas, la segunda enmienda, parar la inmigración ilegal, la Asociación Nacional del Rifle o Turmp como Presidente".

La más evidente

El anuncio más descarado de todos ellos fue realizado por una página de Facebook llamada Donald Trump América que contenía un enlace con una petición a la Casa Blanca para "descalificar a Hillary Clinton de la carrera presidencial del 2016" debido a que "la sucesión democrática de la familia Clinton atenta contra el núcleo político establecido por los Padres Fundadores".

Se trata, asimismo, del ejemplo más claro de movilización digital del electorado de Trump. Con una inversión total de 239,47 euros, el anuncio estaba destinado a aquellos que les interese la página personal de Donald Trump, la de su hijo y la página de Facebook de la campaña de Donald Trump para ciudadanos mayores de 18 años en todo Estados Unidos.

Pese a que los anuncios desclasificados son tan sólo una pequeña muestra de la basta red de cuentas pagada en rublos, la forma de operar los mismos, así como los tiempos que manejaron los anuncios (más de la mitad vieron la luz tras las elecciones) invitan a pensar que la influencia de esta propaganda, de la que nadie sabe científicamente cual fue su impacto real, pudo ser notablemente mayor.

 
« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.