Miercoles, 18 de octubre del 2017
Idioma Es Pt En

Airbnb retomará con próximo Gobierno diálogo sobre cobro de tributos en Costa Rica

La Nación - Evelyn Fernández Mora - 21.09.2017, 09:17
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

La empresa de hospedaje Airbnb tratará de retomar con el próximo Gobierno las conversaciones para llegar a un acuerdo sobre el pago de impuestos, ya que  las conversaciones con la Administración actual están en  punto muerto.

Así lo dijo  este martes  Shawn Sullivan, director de Políticas Públicas de Airbnb para Centroamérica y el Caribe,   quien está de visita en el país.

Airbnb es una plataforma  digital  que conecta a viajeros con opciones de alojamiento en más de 190 países. 

La propuesta de la firma es que el Ministerio de Hacienda busque un tipo de cobro de impuesto  que se realice mediante retención en la plataforma, pero es enfática en que no dará  información de sus anfitriones costarricenses, por políticas de protección de datos.

Por su parte, la Dirección General de Tributación Directa es clara en que la legislación no establece que empresas como esta puedan participar del proceso de cobro de impuestos,  dijo  Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda.

En mayo pasado, Tributación aseguró que estaba evaluando pedir a EE. UU. los datos de anfitriones de Airbnb en Costa Rica; empero, Rodríguez no precisó si habían avanzando o no en ese trámite.

El funcionario manifestó que la reforma legal que se podría realizar es incorporar a Airbnb como agente de retención, para que pueda cobrar el impuesto de ventas y   parte del impuesto de renta, y luego transferirlos al Estado.

No obstante, agregó, necesitan información de Airbnb para  corroborar que los recursos que les están transfiriendo corresponden al volumen de los negocios que hacen.

A la espera de acuerdo

Sullivan manifestó que la firma espera llegar a un acuerdo con la próxima Administración, ya que con esta no han logrado establecer diálogo desde hace un año cuando conversaron, como sí lo han hecho en más de 300 ciudades alrededor del mundo, indicó.

"En esas ciudades llegamos a acuerdos en los que cada gobierno establece un impuesto fijo que la plataforma puede cobrar directamente a los huéspedes, y así es el visitante el que paga al momento de hacer la reserva y nosotros le damos ese dinero completo al fisco", afirmó el vocero de Airbnb. 

No obstante, resaltó que debe tratarse de un impuesto que sea amigable con la plataforma tecnológica, ya que ellos como firma no pueden determinar, por ejemplo, cuánto gana cada anfitrión en todo el mundo, ni tampoco pueden conocer cuánto tiempo alquilan uno por uno, ya que una cosa es la cantidad y otra cómo cada persona trabaja su aposento.

En el caso de otras ciudades, se llega a un impuesto fijo -acordado con la administración- y por medio de la misma plataforma se le cobra al visitante.

Por ejemplo, en París, Francia, les fijaron un 7% como cobro adicional a lo que paga cada huésped por la estadía; en Ciudad de México, hace unos meses se estableció en un 3%.

Al consultarle al viceministro sobre el ejemplo de estos otros acuerdos a los que sí ha llegado la compañía, indicó que muy probablemente también están obligados a entregarles información. 

"¿Cómo hace el fisco para controlar que eso se está cobrando adecuadamente? O sea, de entregar información no creo que se vayan a salvar, si el interés es asegurarse de que nosotros estamos recibiendo lo que corresponde nos tiene que estar informando, periódicamente, con quién están haciendo negocio en el país y cuánto les están pagando esas personas", destacó Rodríguez.

Sullivan aclaró que incluso podrían retener el 13% del impuesto comercial a los hoteles, aunque por esto pueda darse una baja en el uso de la plataforma por parte de huéspedes que visitan Costa Rica. 

Este es uno de los aposentos en un barrio de San José en Costa Rica que están disponibles en Airbnb, y sus anfitriones se encargan de brindar un servicio cada vez más acogedor y especializado. (ALEJANDRO GAMBOA.)

 

Flora Ayub, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles, considera que Airbnb sí es una competencia y resaltó en una entrevista con el semanario El Financiero, que la firma debería de pagar el 13% de impuesto comercial al igual que las cadenas hoteleras.

Además, Ayub recordó que un estudio hecho por la Cámara en este 2017 demuestra que hay una fuga de $88 millones en impuestos por la presencia de Airbnb.

Foro con candidatos

Para el representante de Airbnb, el hecho de no poder llegar a un acuerdo con esta administración, es plata que pierde el fisco. 

Por ejemplo, mencionó que en agosto anterior establecieron un impuesto fijo en Puerto Rico a los turistas que usan la plataforma, y ya entregaron $325.000 que antes las autoridades no percibían, y estiman que al cierre de este 2017 le recaudarán al menos $3 millones.

"Considero que es dinero que está perdiendo el Gobierno porque, en todo caso, la plataforma la continúan usando miles de costarricenses como un modo de ayudarse y al mismo tiempo de hospedar gente que no busca hoteles, sino, un concepto diferente y más barato", dijo Sullivan.

Por esa razón, Sullivan está organizando, con el apoyo de Google, un foro público en Costa Rica para finales de este 2017, con los candidatos a la Presidencia de la República.

Lo anterior, con el fin de que la ciudadanía conozca cuáles son los puntos de vista y apertura que tienen, así como propuestas sobre cómo trabajarán aspectos de la economía colaborativa (modalidad en la que se comparten u ofrecen bienes y servicios por medio de plataformas digitales), la innovación y tecnología.

De acuerdo con datos de Airbnb, en mayo del 2017 la empresa registró 7.700 anfitriones y en este momento cuenta con 8.200 personas que usan la plataforma para alquilar.

Asimismo, en los últimos 12 meses registra que 300.000 personas han usado Airbnb para hospedarse en Costa Rica, lo que significa casi el 10% de las llegadas internacionales registradas al cierre del 2016 por Instituto Costarricense de Turismo.

El promedio general que logra un anfitrión al alquilar mediante la plataforma en Costa Rica es de 26 días al año con una ganancia aproximada de $3.000; con una estadía de tres a ocho noches por visitante, la mayoría personas de 43 años, informó la firma.

Esta cabina familiar se alquila en Airbnb para algunas épocas del año en playa Herradura, Garabito. El anfitrión asegura que los ingresos de la plataforma se reinvierten en el mantenimiento del inmueble.(CORTESÍA DE ANFITRIÓN PABLO S.)

 

Recaudación sin cifras

Rodríguez recordó que, en enero de este año, Hacienda introdujo un ajuste en la legislación del impuesto general sobre las ventas donde aclara que, tratándose de alquileres de menos de un mes, estos se consideraban un arrendamiento sujeto al pago del impuesto sobre las ventas.

"Y esos son los casos de las propiedades que se utilizan para alquilar a través de la plataforma de Airbnb y ahí ya tenemos un grupo importante de contribuyentes que se han venido registrando y ya hay gente pagando el impuesto", resaltó Rodríguez, aunque no brindó cifras específicas.

Al consultarle sobre si analizaron la propuesta de Airbnb o abrir más diálogo a modo de  evitar la evasión ante una realidad que la economía colaborativa está generando en el mundo y en Costa Rica, Rodríguez indicó que no es que no tienen nada.

"Los que están alquilando acá están obligados a cobrar el impuesto de ventas y a declarar el impuesto de renta, entonces los que no lo están haciendo, son contribuyentes omisos o están declarando menos de lo que tienen que hacer, pero es que no podemos darle un tratamiento a una empresa de estas distinta a como tratamos al resto en el interior, eso a mí no me parece apropiado", externó el jerarca.

 
« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.