Martes, 16 de enero del 2018
Idioma Es Pt En

El auge de las criptodivisas alternativas amenaza el dominio de bitcoin

El Independiente - Agustín Monzón - 08.01.2018, 10:02
disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Resulta casi misión imposible encontrar un resumen de los mercados en 2017 que no reserve un lugar preferente al bitcoin. La moneda virtual ha sido uno de los grandes protagonistas del mundo financiero en los últimos meses debido a una soberbia escalada que le ha llevado a pulverizar todos los récords y que finalmente le ha servido para hacerse un hueco en los mercados oficiales.

 

Pero si bitcoin ha sido la parte más visible del nuevo horizonte generado por las criptodivisas, no es, ni mucho menos, la única. Actualmente existen más de 1.300 de estas monedas digitales, que totalizan un valor de mercado superior a los 770.000 millones de dólares (casi 640.000 millones de euros), una capitalización que supera la de Alphabet, la segunda mayor cotizada del mundo, según los registros de la web especializada coinmarketcap.com.

 

Obviamente, el bitcoin representa una parte mayoritaria de este mercado. Pero su dominio se ve cada vez más acechado por el auge de monedas virtuales alternativas. A inicios de 2017, la capitalización del bitcoin suponía hasta un 80% del mercado. El pasado diciembre, a pesar del espectacular rendimiento acumulado por el bitcoin en el ejercicio -llegó a revalorizarse cerca de un 1.900% en su mejor momento del año-, esa cuota se había reducido a un 56%.

 

Las mayores criptodivisasCapitalización, en millones de dólares. Datos a media sesión del viernes275.966275.966120.001120.00197.96897.96844.39644.39625.79925.79914.30514.30514.11214.11213.80113.80111.62111.62110.83710.837BitcoinRippleEthereumBitcoin CashCardanoTronNEMLitecoinStellarIOTA0100mil.200mil.300mil.Coinmarketcap.com

 

A lo largo del último año, cada vez más inversores se han animado a aventurarse en el universo de las criptodivisas, buscando más allá del bitcoin. Y esa tendencia parece haberse agudizado en las últimas semanas. Hasta el punto de que a día de hoy, los 275.966 millones de dólares que capitaliza el bitcoin representan tan sólo un 35,8% del total del mercado, lo que supone la cuota más baja jamás registrada por la mayor moneda digital.

Curiosamente esta situación se produce justo cuando el bitcoin ha empezado a hacerse un hueco en los mercados oficiales, con el inicio de la cotización de futuros sobre la moneda virtual -productos que permiten apostar sobre el precio que tendrá la divisa en una fecha futura determinada- en los mercados de derivados de Chicago.

 

Aunque este proceso es considerado un paso fundamental en la lucha del bitcoin por afianzarse como una moneda reconocida en el panorama financiero, lo cierto es que ha coincidido con una notable corrección de sus precios, que ha vuelto a encender las alertas de burbuja en torno a la criptodivisa.

 

Mientras tanto, algunos inversores han desviado su mirada hacia otras de las muchas alternativas existentes en este joven mercado, ya sea por una mayor confianza en las características de esas divisas o, en la mayor parte de los casos, esperanzados en tomar parte del próximo boom financiero.

 

Y hasta la fecha esta estrategia está ofreciendo resultados muy notables. Ripple, por ejemplo, ha llegado a convertirse en la segunda mayor criptodivisa, con un valor de 120.000 millones de dólares (cerca de 100.000 millones de euros), tras revalorizarse casi un 2.000% en apenas seis meses. La constatación del interés que genera en el sector financiero y los rumores de que será incluida en Coinbase, una de las principales casas de negociación de criptodivisas del mundo, han respaldado esta escalada.

 

Ripple ha sumado un 2.000% en sólo seis meses y ethereum ha triplicado su precio desde noviembre

 

Asimismo, ethereum, la tercera por tamaño de mercado, ha triplicado su valor en tan solo dos meses. Y más llamativos han sido los movimientos recientes de divisas más pequeñas, como cardano, NEM, stellar o tron, que en el último mes han registrado repuntes entre el 1.200 y el 500%.

 

Como explica Igor Alonso, consejero delegado de Accurate Quant, estos movimientos se han visto facilitados en los últimos tiempos por un mejor acceso a la inversión en estas monedas a través de las distintas casas de compraventa de criptodivisas. Esos canales más accesibles han llevado a un creciente número de inversores a adentrarse en este mundo, atraídos por el éxito de bitcoin.

 

“En primer lugar, la inversión en este tipo de activos se ha puesto en cierta medida de moda y eso hace despertar la curiosidad y, con ello, invita a probar e invertir. Y, en segundo lugar, las astronómicas revalorizaciones atraen a gran número de inversores que quieren participar en las ganancias”, explica Alonso.

 

Un mercado muy amplio

 

Lo cierto es que las distintas criptomonedas que existen en el mercado presentan características y funcionalidades muy diferentes. Así, por ejemplo, ethereum es utilizado como plataforma de pago en los llamados contratos inteligentes; iota se presenta como la moneda de pago para la denominada economía de máquinas (la que permitiría transferencias de valor directamente entre máquinas, sin intermediación humana); y ripple es más empleado en pagos interbancarios. Financiación de proyectos científicos, gestión de activos digitales o registrar activos inteligentes son otras de las características que diferencian a unas y otras de estas monedas virtuales.

 

El uso de cada una de ellas “debe ser cada vez más relevante, a medida que la novedad sobre las criptomonedas se desvanece”, explica Lex Sokolin, director global de estrategia fintech en Autonomous Research, en declaraciones a la agencia Bloomberg.

 

Los expertos auguran que el mercado cada vez distinguirá más entre las distintas criptomonedas

 

También Salvador Casquero, profesor del Programa de Innovación y Tecnología Financiera del IEB, espera que este sea el año en el que el mercado empiece a distinguir entre las criptodivisas que tienen sentido y las que no.

 

Para los expertos, la tecnología blockchain que respalda todos estos productos financieros representa un avance de enorme potencial que, sin duda, está llamado a representar un papel muy relevante en los mercados financieros.

Otra cuestión es el futuro que aguarda a cada una de ellas. Y es que sobre el universo de las criptodivisas permanece un número elevado de incertidumbres, que abarcan desde cuestiones propiamente tecnológicas -bitcoin, por ejemplo, sufrió en 2017 diversas divisiones por controversias surgidas en torno a su protocolo tecnológico-, de confianza -por la ausencia de respaldo de instituciones oficiales- o regulatorias -las autoridades estatales las observan con inquietud por su uso para el blanqueo de dinero y la financiación de autoridades ilícitas.

 

En este sentido, Casquero defiende que la creación de nuevas monedas virtuales mantendrá su impulso. “Cada vez van a surgir nuevas criptodivisas, porque es muy fácil crear una criptomoneda y cada vez van a ser más potentes”, augura. En su opinión, lo normal es que nos dirijamos hacia un escenario en el que “existirán cinco o diez monedas bases sobre las que se construirán otras miles, que serán muy de nicho -por ejemplo, la criptodivisa propia de una gasolinera o de un restaurante concreto-, y que en su mayoría estarán respaldadas por activos reales”.

 

En ese escenario, el dominio de bitcoin no estaría ni mucho menos garantizado. “Bitcoin cuenta con la gran ventaja de que fue la primera y tiene por ello una gran red, pero también tiene el problema de que no es escalable (no cuenta con la capacidad de procesas millones de pagos a grandes velocidades) y han ido surgiendo otras muchas criptodivisas, como Stellar, que mejoran su software y elevan sus funcionalidades”, explica el profesor del IEB.

 

Con todo eso sobre la mesa, Angulo defiende que las monedas virtuales “han llegado para quedarse. Es cierto que muchas de ellas desaparecerán por el camino y serán sustituidas por otras nuevas: nadie sabe cuál triunfará finalmente”. Por eso, aconseja a los inversores que quieran probar suerte en este entorno tomar posiciones diversificadas, al igual que se aconseja en otros mercados, como la bolsa.

 

“No vaya de francotirador, no centre su apuesta en una única moneda”, recomienda el directivo de Accurate Quant, “resulta más coherente hacerlo en una cesta de criptodivisas que represente el mercado: aunque una desaparezca, el resto podría compensarlo con creces”.

 

 

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2018

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.