Martes, 22 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

La cuarta revolución industrial está llena de desafíos, la tecnología inteligente está produciendo una modificación de la vida humana a través de la transformación digital profunda, nuestras relaciones, la manera de trabajar, la manera de hacer negocios, todo está afectado.

Son muchos los impactos de los nuevos sistemas y de la nueva tecnología basada en inteligencia artificial, pero ninguno tiene un calado tan amplio, tan profundo y tan incierto, como el llamado Internet de las Cosas.

La Ley de Moore, donde el poder de computación aumenta de manera exponencial, a la vez que se produce una reducción del precio del Hardware, adquiere su máxima dimensión ante la posibilidad de conectar prácticamente TODO a internet. Con los sensores inteligentes asequibles para cualquier empresa, podemos dotar a todo de dos características fundamentales que cambian nuestra forma de entender múltiples facetas personales y corporativas: por un lado, la capacidad ubicua de captar datos y con ello el auge de la economía dirigida por la analítica y por otro la vulnerabilidad producida por tanta apertura al exterior de nuestras redes.

La captación de información, en tiempo real si se desea, de manera estructurada para ser digerible, con modelización de datos y su conversión en conclusiones que nos den capacidad de adelantarnos en la toma de decisiones, está habilitada a través de la tecnología de la nube. No obstante, está lejos de ser consumible de manera «democrática», IoT no se compra e implementa al peso, sino que requiere de un coordinado esfuerzo desde lo estratégico a lo táctico donde se necesita aunar negocio, tecnología, analítica, seguridad, modelos predictivos, innovación, etc.

Aunque algunos usos de IoT puedan ser fácilmente aplicables, por ejemplo los relacionados con mantenimientos predictivos y previsible desgaste de piezas, los impactos más profundos pueden modificar de manera estructural parámetros como la productividad empresarial, la eficiencia en el uso de recursos, el impacto medioambiental, la aparición de nuevos modelos de negocio, la reducción del número de trabajadores, la reducción de la privacidad, u otros que tocan y tambalean modelos de negocio completos.

La llegada de las tecnologías IoT obliga por tanto a una reflexión estratégica defensiva de la posible afectación del modelo de negocio de cada compañía, a la vez que propone un marco de innovación que puede permitir la generación de nuevos negocios y nuevas formas de hacer. Nuestra visión es de un camino complejo, potencialmente inmenso en cuanto posibilidades pero que requiere una adecuación y alineamiento de objetivos, transformación digital y adopción de manera coordinada entre las diferentes áreas corporativas tanto de negocio como técnico-tecnológicas.

El contexto de IoT es la capacidad de tomar decisiones más inteligentes y afecta desde el total de la cadena de suministro hasta las actividades más orientadas a cliente. Esa economía analíticamente dirigida construye modelos que nos permiten producir un aumento tanto del nivel del servicio y de la personalización vía entendimiento de contexto como de la interacción en tiempo real. Pero el impacto tanto de inversión como de vulnerabilidad en seguridad deben considerarse en términos de retorno de inversión y coste de oportunidad, de manera imaginativa y disruptiva.

Y ¿hacia delante? pues probablemente IoT, los sensores, las apps, la computación de nube, recorrerán un camino doble hacia la verticalización por sector y hacia la consumerización que permita una adopción más asequible a las empresas que hoy tienen complicado aplicarla profundamente, pero hasta esa llegada masiva, es recomendable la reflexión sobre la afectación de los modelos de negocio, la capacidad de añadir inteligencia a nuestra organización y la posibilidad de aumentar nuestros datos para la toma de decisiones manera quirúrgica y selectiva.

Publicado en Hardware

Los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier parte del mundo, pero fenómenos como las crecidas de ríos y aluviones pueden anticiparse y evitar sus efectos. Así lo plantean académicos de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica de Chile (UC) quienes trabajan en un proyecto para monitorear zonas de riesgo.

El sistema consiste en la instalación de sensores e Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés), que recopilan datos sobre la lluvia caída, temperatura y humedad del aire y suelo, y del caudal y arroyos de quebradas. “Toda esta información se sube a una base de datos en la nube y la fusionamos con pronósticos meteorológicos y modelos hidrológicos para pronosticar el riesgo de sequía o inundación”, explica Christian Oberli, académico que lidera el proyecto. Una tecnología que está teniendo alcance internacional, específicamente en Italia. Los ingenieros instalaron 10 estaciones de alerta de crecidas y aluviones en las cuencas de dos ríos de ese país, para medir el comportamiento del agua en la generación eléctrica en zonas remotas. Un proyecto que exportaron gracias a Endesa y Enel Italia, algo que para el académico es un hito.

“Estamos aportando un desarrollo chileno al mundo a partir de nuestra experiencia”, comenta. La tecnología se implementó primero en la Quebrada de Ramón, donde instalaron un sistema de prevención. Allí, entre los 800 y 2.700 metros de altura en el sector precordillerano de la Región Metropolitana hay 18 sensores, equipados con cámaras para capturar imágenes que ayudan a identificar eventuales problemas, como la obstrucción de bocatomas remotas. En paralelo, integraron sensores que captan la intensidad de radiación solar, ya que en lugares con nieve podrían mejorar las estimaciones de derretimiento y el aumento de caudales. “Ha sido un proyecto donde hemos enfrentado varios desafíos, entre ellos, la adaptación de técnicas tradicionales a la tecnología y donde hemos aportado la posibilidad del monitoreo remoto en tiempo real”, destaca Oberli.

Desde 2009 han levantado unos $ 700 millones, financiamiento conseguido en base a proyectos Fondef y Fondecyt, y a los que se sumó el aporte privado de Coasin y de la estadounidense Synopsys. Los primeros resultados fueron transferidos al mercado en 2013, con el apoyo de entidades públicas y privadas, período en el que recibieron la propuesta de Enel. De cara a 2018, los académicos detrás del sistema de monitoreo hidro meteorológico, proyectan crear un spinoff en la UC y atraer nuevos clientes locales.

Publicado en Infraestructura

Um estudo feito pela TeleSemana e pelo Teleco, a pedido da Amdocs, buscou compreender o papel das operadoras no ecossistema brasileiro de Internet das Coisas (IoT). O relatório apura que 29% dos entrevistados acredita que as Smart Cities são o segmento com o maior potencial de crescimento no país. Em segundo lugar aparece o agronegócio inteligente, com 23% das respostas.

Para quase 30% dos entrevistados, o papel das operadoras será atuar como plataforma neste mercado. Na verdade, a maioria delas já atua dessa maneira e o grande desafio será se concentrar em uma determinada indústria/vertical. "Muitas operadoras ainda estão focadas em compreender e analisar as oportunidades de crescimento e, neste momento, não há rota correta a seguir", diz Renato Osato, VP e CBE da Amdocs para as regiões América Latina e Caribe.

Leer más: http://www.convergenciadigital.com.br/cgi/cgilua.exe/sys/start.htm?UserActiveTemplate=site&infoid=45953&sid=17#.WZGJFHeg_Vp

Publicado en Infraestructura

Centroamérica cuenta con la plataforma tecnológica mínima para emprender nuevos negocios y la transformación digital por medio de dispositivos conectados a internet, afirmó hoy un ejecutivo del sector de las telecomunicaciones. El rubro de la tecnología “presenta un buen nivel de crecimiento” en el istmo, dijo a Notimex Francisco Mancilla, director general de Tigo Business, una de las divisiones de la compañía guatemalteca de telefonía móvil, que figura entre las líderes del sector en la región. “El crecimiento de la tecnología se ve a nivel centroamericano, pero países como Costa Rica y Guatemala están a la cabeza en la adopción de estas nuevas tecnologías principalmente dirigidas a los negocios”, apuntó.

El avance tecnológico se registra sobre todo “en los smartphones, que son un indicador de cómo se incrementa la conectividad”, indicó el ejecutivo, quien puso a Guatemala como ejemplo de la expansión de los “teléfonos inteligentes” con ocho millones de aparatos. Mancilla destacó las ventajas del llamado “Internet de las Cosas" (IoT, por sus siglas en inglés), cuyo creciente uso a nivel regional permite optimizar los procesos internos de las empresas e impulsar nuevos negocios. Afirmó que dicha tecnología es accesible en términos económicos, por lo que “las empresas grandes, medianas y pequeñas pueden utilizar las ventajas de los dispositivos conectados a internet”.

“El Internet de las Cosas ya no es algo del futuro, es nuestro presente. La industria está aprovechando los beneficios de esta tecnología para impulsar su transformación digital y así responder a las exigencias del mundo de hoy”, aseveró Mancilla. “El IoT crece sin detenerse”, enfatizó el ejecutivo, quien dijo que las empresas o cualquier tipo de organización productiva se deben preparar para la llamada “cuarta revolución industrial”. Citó al respecto un estudio de la firma de investigación Garnet, la cual estimó que unos ocho mil 400 millones de dispositivos estarán conectados a internet a finales de año (31 por ciento más que en 2016) y que para el 2020 la cifra sería de 20 mil millones de dispositivos conectados a nivel global.

El ejecutivo informó, por otra parte, del Tigo Business Forum 2017, sobre el IoT, que se efectuará en Guatemala el próximo septiembre con la asistencia de los expertos Jimmy Wales, fundador de Wikipedia, Kevin Ashton, precursor del Internet de las Cosas, entre otros expertos. Señaló que su empresa cuenta en Guatemala con unos cuatro mil servicios “montados” en una plataforma tecnológica y que los más solicitados por las empresas son en materia de GPS y de logística de transporte. El ejecutivo de la división de Negocios de la empresa de telefonía móvil dijo que la transformación digital se aplica con “buenos resultados” en las industrias de manufacturas, transporte y logística, banca y agricultura.


Publicado en Banda ancha

En septiembre, Brasil activará su primera red nacional exclusiva para Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la cual estará presente en las principales capitales del país y tendrá mayor cobertura en el estado de Mato Grosso y en el interior de São Paulo, para atender al agronegocio.

La red llega de la mano de WND Brasil, representante del grupo mundial Sigfox; y funcionará en 902 MHz, una frecuencia no licenciada, con la tecnología Low Power Wide Area Networks (LPWA), la cual ofrece una solución que combina hardware de bajo costo y una excelente cobertura, con un bajo consumo de energía.

“No podemos ver IoT pensando en la infraestructura de la telefonía móvil, son diferentes, la red IoT va a cobrar por byte y no por Megabyte, el modelo de negocio es otro”, dijo el presidente de WND Brasil, Alexandre Silva Reis. Y agregó: “estamos convencidos que IoT tendrá un boom de fabricación local de sensores en Brasil”, que permitirá bajar aún más los costos.

Silva Reis explicó que el costo de la conexión será de un dólar al año, ya que se trata de un modelo de negocio diferente, “la red es pensada tan sólo para objetos conectados”.

“Si hoy un chip LTE cuesta alrededor de 15 dólares y hay una proyección de que disminuya a 5 dólares, el chip de IoT de Sigfox con un costo de  2.8, tiene una proyección para reducirse por debajo de 1 dólar. No habrá Internet de las Cosas si la rentabilidad no viene del volumen vendido”, destaca Silva Reis.

Para el presidente de WND Brasil, la red no representa competencia para los operadores de telecomunicaciones, ya que asegura son “complementarios”. Y añadió “el consumidor no quiere saber si la frecuencia es licenciada, o no licenciada; si es LTE o no”, su principal interés es en “el precio justo y que el servicio esté funcionando”.

El director de negocios de WND Brasil, Eduardo Koki Ilha, aclaró que a pesar de que la frecuencia que utilizan no está licenciada todos los equipos que utilizan están homologados y certificados por la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Además, el grupo WND construye redes similares en Colombia y Argentina, y planea implementar el modelo de negocios en Costa Rica, Chile, Perú, Uruguay y Paraguay en 2017. Actualmente, la red IoT de Sigfox está presente en 32 países.

 

La activación de la red, coincide con la presentación del Plan Nacional IoT prevista también para septiembre. El documento pretende ser una guía para la implementación de la tecnología en Brasil, y tendrá como áreas prioritarias: la salud, las ciudades y las zonas rurales.

Publicado en Noticias
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 96
 

« Enero 2013 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.