Martes, 17 de octubre del 2017
Idioma Es Pt En

En el mundo de las aplicaciones de citas online como Tinder, los vínculos efímeros y el "amor a la carta" hacen que sea extremadamente fácil conectar y conversar con varias personas al mismo tiempo y de manera casi instantánea.

Y a medida que se suceden los nombres y fotos en la pantalla, resulta igualmente fácil olvidarse de cada una de las interacciones.

Pero Tinder no olvida. Muy al contrario: lo almacena todo en su base de datos.

Judith Duportail es una de las 50 millones de personas que utilizan la aplicación estadounidense y un día se preguntó cuánto sabía Tinder sobre ella.

"Hace varios años que uso la app y me di cuenta de que cada vez que la uso, ellos (quienes están detrás de Tinder) saben un poco más sobre mí", le contó la joven periodista francesa a la BBC.

Así que le pidió a Tinder que le dijera lo que sabía exactamente sobre ella.

800 páginas de información personal

Asesorada por el activista de internet Paul-Olivier Dehaye y el abogado especialista en derechos humanos Ravi Naik, les envió un email a los responsables de la aplicación para que le dieran acceso a sus datos personales.

Dehaye explicó a través de Twitter que el proceso fue agotador y que implicó intercambios de docenas de emails y meses de espera.

Esto es algo que, al amparo de la ley de protección de datos de la Unión Europea, cada ciudadano del continente tiene derecho a hacer. Pero según la aplicación, pocos lo hacen.

Basta con escribir un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con el asunto Subject Access Request (solicitud de acceso). Si la ley del país en el que vives es equivalente a la europea, recibirás el acceso a tus datos.

TinderDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionAl estar vinculada a Facebook, Tinder también tiene acceso a tus "Me gusta" en la red social.

Judith suponía que Tinder tenía más información sobre ella de la que probablemente imaginaba, pero la respuesta le dejó helada: recibió un documento de 800 páginas.

En él no sólo se reflejaban sus mensajes -más de 1.700, enviados y recibidos-, sino también sus "Me gusta" de Facebook, las fotografías de Instagram(incluso después de haber desvinculado la cuenta) y otros datos de carácter personal, desde sus estudios e intereses, hasta la frecuencia y horarios en que usa la app.

Judith dice que Olivier Keyes, un científico de datos de la Universidad de Washington, en EE.UU., le contó que estaba "horrorizado" ante tal cantidad de datos, pero también le explicó que no le sorprendía "en absoluto".

"Cada aplicación que utilizas en tu celular de manera regular posee el mismo tipo de información. Facebook tiene miles de páginas sobre ti", le advirtió.

Ese alud de información también le sirvió a Judith para aprender más sobre sí misma.

"Leer todos mis datos personales me hizo darme cuenta de cosas sobre mí. La manera en que me comportaba en la app era peor de lo que yo pensaba. Ignoraba a gente, copiaba y pegaba los mismos mensajes a otras personas, escribía a muchísimas personas al mismo tiempo o nunca contestaba", explica.

TinderDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionTus conversaciones en Tinder podrían no ser tan privadas como al vez crees.

"Abrir los ojos"

Todo eso, sin embargo, no ha frenado las ganas de seguir usándola. Asegura que conoció "gente maravillosa" gracias a ella.

Pero a partir de ahora lo hará con "medidas de seguridad", declara.

En su sitio web, Tinder explica que puedes configurar tu perfil para que los usuarios tengan más o menos información sobre ti, y que algunas leyes de privacidad pueden otorgarte el derecho de "acceder y/o solicitar la corrección de errores u omisiones en tu información personal bajo tu control".

Pero también advierten que tus datos pueden usarse para fines publicitarios.

A Judith le gustaría que la aplicación no guardara algunos detalles. "Me gustaría que mis conversaciones no quedaran registradas", explica.

"Cuando usas una app de citas, sobre todo como mujer, te sientes segura porque nadie te está mirando. Y entonces te das cuenta de que ninguno de estos mensajes te pertenece; le pertenecen a una empresa".

"Y si Tinder es comprado por otra empresa, todos los mensajes pertenecerán a esa otra empresa".

TinderDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionLa app cuanta con unos 50 millones de usuarios en todo el mundo.

"Los usuarios deberíamos poder firmar un contrato que sea fácil de entender y que no cueste semanas lograr descifrar", asegura.

"Eso se llama información secundaria implícitamente revelada", dice Alessandro Acquisti, profesor de tecnología de la información en la Universidad de Carnegie Mellon, en EE.UU. "Tinder sabe mucho más sobre ti cuando analiza tu comportamiento en la aplicación".

Judith dice que los expertos en seguridad con los que habló le contaron que esas 800 páginas es apenas una parte pequeña de lo que Tinder sabe sobre ella.

"También saben cuánto tiempo pasan otros usuarios en mi perfil y qué tipos de hombres me gustan. Y saben lo que me hace reír, porque a veces reacciono haciendo clic en 'Me gusta' a los mensajes", dice Judith.

"Lo bueno es que cuando pides tus datos personales puedes visualizarlos y eso te permite abrir los ojos".

"Pero deberíamos poder tener acceso a más parte de nuestros datos", señala.

Un estudio de julio de este año reveló que los usuarios de Tinder se exponen a más información de la que son conscientes. La empresa dice que esa información es necesaria para "personalizar la experiencia de cada uno de ellos".

Publicado en Apps

El robo de datos a Yahoo en agosto de 2013 fue mucho peor de lo que se pensaba y afectó a 3.000 millones de cuentas, el triple de la cifra inicial.

Según ha informado la compañía, Yahoo había anunciado el 14 de diciembre pasado que piratas informáticos habían robado información privada de más de mil millones de cuentas por un ataque perpetrado en agosto de 2013, la tercera parte de los usuarios. Anteriormente, el 22 de septiembre reconoció que por un ataque cibernético realizado a finales de 2014 le habían robado información privada de 500 millones de cuentas.

Esas acciones mancharon la imagen de la empresa y perjudicaron la operación por la cual el núcleo de Yahoo fue comprado por el grupo de telecomunicaciones Verizon, que integró ese negocio a un consorcio bajo el nombre de Oath.

Un comunicado difundido por Oath indica que información adicional obtenida después de que Verizon se hiciera con el control de Yahoo indicó que «todas las cuentas de usuarios de Yahoo (3.000 millones) se vieron afectadas por el robo de agosto de 2013».

La conclusión fue obtenida a partir de la información recibida durante la integración de negocios y el aporte de expertos externos que han investigado el tema. «La investigación indica que la información del usuario de la cuenta que fue robada no incluye contraseñas, datos sobre tarjetas de crédito o información sobre cuentas bancarias», ha anunciado la nota de Oath, subsidiaria de Verizon.

Publicado en Empresa

Yahoo deberá enfrentar demandas en Estados Unidos, presentadas por más mil millones de usuarios que alegan que su información personal fue comprometida en los ataques cibernéticos masivos que sufrió la compañía. La decisión fue tomada por una juez estadounidense que rechazó la afirmación de Yahoo de que las víctimas de los ataques no tenían derecho a demandar, informa Reuters.

La juez de distrito, Lucy Koh, en San José, California, dijo que todas la víctimas tenían derecho a iniciar un proceso judicial contra la compañía por incumplimiento de contrato y competencia desleal.

“Todos los demandantes han alegado un riesgo de robo de identidad en el futuro, además de la pérdida de valor de su información de identificación personal”, escribió la juez.

Koh dijo que algunos demandantes también argumentaron que habían gastado dinero para frustrar el robo de identidad futuro o que los estafadores habían utilizado mal sus datos. Mientras que otros reclamaron que podrían haber cambiado las contraseñas o haber cancelado sus cuentas para detener las pérdidas si Yahoo no hubiera retrasado la divulgación de los ataques.

Asimismo, la juez dijo que los usuarios a quienes les fue rechazada su demanda, podrían volver a presentar su queja para tratar las preocupaciones sobre sus datos.

En 2013, la compañía sufrió el ataque cibernético más grande de su historia, el cual afectó a más de mil millones de usuarios; sin embargo, Yahoo tardó más de tres años en revelarlo. Entre la información robada se encuentra el nombre de usuarios, direcciones de correo electrónico, números de teléfonos, fechas de cumpleaños y  preguntas de seguridad sin encriptar.

En septiembre de 2016, Yahoo admitió que sus servidores fueron hackeados en 2014 y que afectó a más de 500 millones de cuentas. En febrero de 2017, Yahoo volvió a alertar a sus usuarios sobre una actividad potencialmente maliciosa en sus cuentas entre 2015 y 2016.

Dichas revelaciones acerca de los problemas de seguridad de la compañía, llevaron a Verizon que había confirmado la compra de Yahoo por 4.83 mil  millones de dólares a reducir la suma en 350 millones de dólares. Yahoo es ahora parte de una unidad de Verizon llamada Oath.

 

En los documentos de la corte, Yahoo había argumentado que ningún sistema de seguridad es a prueba de hackers. La compañía no ha hecho declaraciones acerca de las demandas pendientes.

Publicado en Tecnología

Recolectar información anónima de los usuarios es una práctica más común de lo que parece, puesto que muchos programas usan esta telemetríapara saber qué mejorar, para qué exactamente y cómo hacerlo.

Pareciera como si la privacidadresultara violada, pero es por ello que muchas compañías como Google usan la privacidad diferencial, una técnica usada para que al consultar los datos no se identifique a la persona o no se revele que su información está presente.

Pues bien, con la finalidad de mejorar Firefox, Mozilla planea recolectar información anónima de los usuarios, esto de acuerdo con la publicación de George Fritzcsche, ejecutivo de la compañía, en el grupo Mozilla Governance.

En otras palabras, Mozilla quiere entender mejor la forma en que sus usuarios usan Firefox para “mejorar su experiencia”. Por ahora sus ingenieros deben lidiar con la información parcial que reciben para hacer del navegador una mejor opción en un mercado dominado por Chrome.

Al recolectar información anónima de los usuarios, Mozilla sabrá los sitios web que más visitan los usuarios (sin considerar subdominios o directorios), qué portales siguen usando Flash Player y qué sitios afectan negativamente al rendimiento del navegador.

Antes de implementar esta telemetría, Mozilla dará paso a un estudio a mitad de septiembre con un selecto número de usuarios, mismo que será opcional en caso de que no deseen compartir su información de manera anónima con la compañía.

Publicado en Internet

Una propuesta de ley para proteger la privacidad de los internautas británicos podría acabar criminalizando a las únicas personas que trabajan para descubrir abusos de datos personales, advirtió un investigador de privacidad citado por The Guardian.

La nueva ley de protección de datos contendrá una cláusula que convierte en un delito penal la "re-identificación intencional o imprudente a individuos de datos anónimos o pseudónimos". La sanción máxima en virtud de la nueva ley sería una multa ilimitada.

La desanonimización de los datos es un verdadero problema para los individuos, que pueden ver su privacidad violada bajo diferentes circunstancias.

Por ejemplo, en 2006 los datos anónimos publicados por AOL revelaron asuntos, enfermedades y actividades criminales cuando se desanonimizó mediante referencias cruzadas con listas de teléfonos. Netflix fue demandada en 2006 por una madre cuya preferencia sexual fue revelada por datos anónimos, mientras que los hábitos porno de un juez alemán, las prescripciones de drogas de un político y los detalles operativos de los casos cibernéticos activos fueron revelados por datos de marketing anónimos vendidos por el popular plugin "Web of Trust".

Pero Lukasz Olejnik, investigador de ciberseguridad y privacidad, parte del Centro de Políticas de Tecnología de la Información de Princeton, advierte que la propuesta de ley de protección de datos del gobierno puede criminalizar la investigación que resalta estos problemas y no hacer nada para detener la difusión y divulgación de datos mal anonimizados.

Olejnik dijo: "es un riesgo justificado. La investigación en seguridad y privacidad requiere evaluar la fortaleza del sistema, incluyendo tratar de romper los sistemas de identificación y anonimización”.

"Esto se puede hacer demostrando la re-identificación. Cuando me enfrento con "multas ilimitadas" y provisiones no especificadas, no puedo imaginar a nadie que se arriesgue a realizar investigaciones para el bien público".

El proyecto de ley del Reino Unido permitirá exenciones para periodistas y denunciantes, pero no investigadores. Olejnik dice que eso no es suficiente: "cualquier prohibición de la re-identificación necesitaría las provisiones fuertes que garantizan que los investigadores que actúan de buena fe están en el lado seguro”.

"Me preocupa que si la re-identificación simplemente se prohíbe, no puede haber incentivo para la seguridad y diseños de ingeniería de privacidad. Es una paradoja, pero la prohibición de volver a identificar podría terminar conduciendo a sistemas más débiles en general".

 

Pero un proyecto de ley mejor redactado sería un positivo neto, argumenta, diciendo que la re-identificación cuando se hace por ganancias financieras o de otro tipo suele ser encubierta.

Publicado en Tecnología
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 25
 
« Octubre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.