Domingo, 20 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

Al Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá, el más grande del país, llegaron unas 347 controversias en 2016. Este año la cifra va en 147. Aunque el volumen de los casos se concentra en derecho comercial, administrativo y civil, el sector de infraestructura, con 12 litigios en 2016 y 9 registrados en lo que va de este año, es el que más da de qué hablar.

“Tenemos un auge de controversias en infraestructura en virtud del enorme empuje que ha tenido este sector en los últimos años”, reconoce el director de este Centro de Arbitraje, Mauricio González. Efectivamente, sacar a Colombia de su rezago en infraestructura ha sido uno de los principales retos de los diferentes gobiernos, lo que ha generado una dinámica importante de proyectos y en la misma medida, de litigios.

Por los tribunales del Centro de Arbitraje han pasado pleitos de las obras viales más importantes del país: el Túnel de La Línea, la Ruta del Sol, la vía Bogotá-Girardot, la concesión Devinar (Desarrollo Vial de Nariño), la concesión vial Córdoba-Sucre de Autopistas de la Sabana, entre las principales.

Según expertos, lo que está pasando con frecuencia en la contratación pública es que las empresas que participan en los procesos licitatorios ponen un precio bajo con tal de ganar y luego reclaman que hay sujeciones imprevistas o que el terreno no es lo que les dijeron. “El Estado tiene que empezar a entender que, eventualmente, puede cotizar más caro con unas reglas más claras y no estar sujeto a eso”, dice la fuente.

Señala que a esta situación se suma la falta de seguridad jurídica y que después de contratarse una obra surgen temas como las consultas previas y expropiaciones de tierras, lo que encarece las obras.

“Aunque la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) ha hecho un esfuerzo muy grande, que debemos abonar, no hemos logrado un proceso de contratación que evite ese tipo de situaciones. Siempre es el precio por encima de todo, hay fallas serias en las condiciones técnicas al contratar las obras. Los pliegos de licitaciones no son claros. Odebrecht es el ejemplo perfecto de que no hubo una investigación real y sólida. No hay unas reglas y unos contratos claros y, sobre todo, unas especificaciones técnicas y financieras claras”, explica el experto.

Sin punto final

 

En lo corrido de 2017, al 27 de junio, el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Bogotá ha proferido 52 laudos arbitrales y en el 2016 la cifra llegó a los 94. Muchos de los fallos no resuelven las controversias definitivamente, sino que son un capítulo más de las disputas. Estos son algunos de los casos más representativos por sectores.

En proceso Consorcio Ruta del Sol vs. Agencia Nacional de Infraestructura (ANI)

La ANI tiene unos 30 casos de arbitramento. Uno de los más complejos tiene que ver con el tramo II de la Ruta del Sol. Los cambios en los planes de obra contemplados en el contrato llevaron al encargado de las obras Consorcio Ruta del Sol (Consol) a demandar en 2015 a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) por $798.000 millones. El asunto se enredó aún más con el escándalo de Odebrecht, pues es el principal integrante del Consorcio. A raíz de este problema el Estado pidió la nulidad del contrato a los árbitros que estaban llevando el caso, pero estos, Stella Villegas, William Namén y Ariel Hernández, renunciaron argumentando, entre otras cosas, conflicto de intereses con los abogados de las partes. La CCB designó por sorteo como nuevos árbitros a Carlos Mauricio González, William Barrera y Catalina Hoyos, quienes inician una nueva etapa del proceso y les corresponde definir el futuro del contrato. Se espera que en el término de un mes el Gobierno destrabe el litigio cuando se liquiden las deudas pendientes con los proveedores, trabajadores y bancos.

TelecomunicacionesMinisterio de las TIC vs. Claro y Telefónica

El caso se remonta al año 1994, cuando en ese entonces Comcel (hoy Claro) y la operación de Colombia Telecomunicaciones S.A. ESP. (Telefónica) firmaron los contratos de concesión de telefonía móvil celular con el Estado, que contenían una cláusula de reversión de activos destinados a prestar el servicio una vez finalizados los contratos en noviembre de 2013. Con la Ley 442 de 1998 se cambiaron las reglas de reversión y se establecieron solo para el espectro electromagnético y no de bienes. ¿Con qué objetivo? Incentivar más inversión en el sector. Amparados en esta nueva legislación, ambas compañías no devolvieron al Gobierno los activos. Sin embargo, la Contraloría General demandó ante la Corte Constitucional la Ley 442 y la sentencia concluyó que los contratos de concesión previamente celebrados no podían modificarse con las legislaciones contempladas en dicha Ley; por lo tanto, Claro y Telefónica debían devolver los activos.

A raíz de esa sentencia, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) solicitó un Tribunal de Arbitramento y el pasado 25 de julio el Tribunal decidió que la cláusula de reversión está vigente y es de obligatorio cumplimiento. Según el fallo, estas empresas deberán compensar a la Nación con un valor aproximado de $4,8 billones, monto equivalente en dinero a los bienes, elementos, equipos e infraestructura necesarios para la prestación del servicio concesionado.

La pelea sigue, pues, previo a este laudo, Claro ya había presentado una demanda arbitral internacional en agosto del 2016, bajo el Tratado de Libre Comercio con México, que está en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) y en la que los representa la firma inglesa Freshfields Bruckhaus Deringer LLP. Por su parte, Telefónica hizo lo propio y presentó una notificación de controversia bajo el Tratado con la Unión Europea, a la que pertenece España. Los tribunales internacionales revisarán si lo que hicieron la Corte Constitucional y el Tribunal viola el derecho internacional y los tratados de inversión.

Después del fallo de la Cámara de Comercio, las reacciones no se hicieron esperar. Una de las primeras fue la calificadora Standard and Poor´s que, como consecuencia del laudo arbitral, puso en revisión negativa las calificaciones de ‘BB’ de Colombia Telecomunicaciones (Telefónica). En un comunicado, la calificadora aseguró que “los recursos en efectivo de la compañía no son suficientes para cubrir la sentencia arbitral”. Al cierre de esta edición se analizaba al interior del Gobierno y las empresas la forma en que se realizaría el pago.

Publicado en Empresas

 

Luego de conocer el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en el que se declaró inconstitucional la aplicación de la Tarifa Cero para Telcel, las empresas de telecomunicaciones AT&T y Telefónica confiaron en que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) seguirá trabajando por el desarrollo de un mercado de telefonía móvil con competencia efectiva, innovación y más y mejores opciones para el consumidor.

En comunicados emitidos por separado, ambas empresas destacaron que ahora está en manos del organismo regulador velar porque se respete el espíritu de la reforma en telecomunicaciones.

La firma española de telecomunicaciones, Telefónica, destacó que el modelo de negocio de las empresas del sector se ha construido sobre la permanencia del marco jurídico existente, y aseguró que el cambio en las reglas de juego que representa la decisión de la SCJN,  tendrá serias consecuencias en la sustentabilidad y composición del sector.

“Ante un fallo adverso para el futuro y la estabilidad de las empresas de telecomunicaciones de menor escala en el país, surge la pregunta de cómo las autoridades mexicanas buscarán equilibrar la posición competitiva de las empresas que resultan severamente perjudicadas con esta determinación, para que éstas puedan seguir brindando sus servicios a los usuarios con calidad y productos innovadores”, cuestionó la empresa.

Por su parte, AT&T dijo que invirtió en México confiando en el amplio respaldo público que recibieron las reformas constitucionales y legislativas en materia de telecomunicaciones.

“A dos años de nuestra llegada, aún enfrentamos a un operador dominante que tiene cerca del 65 por ciento del mercado. La ardua tarea de reformar la industria apenas inicia y requiere dedicación continua”, explicó.

Publicado en Regulación

China Unicom, el socio chino de Telefónica, va a afrontar una drástica reorganización en su capital, en el que va a dar entrada a los gigantes tecnológicos del país asiático. En un hecho relevante remitido a las autoridades bursátiles, la teleco ha indicado que ha entrado en negociaciones con Tencent, Baidu, Jingdong y Alibaba, además de otros grupos empresariales. Además, podría entrar la aseguradora China Life.

La reorganización de China Unicom se encuadra en los planes del Gobierno del país asiático para reorganizar el capital de las empresas con participación estatal, reduciendo esta presencia, y revitalizarlas con inversores privados.

De esta forma, China Unicom podría captar 77.914 millones de yenes (cerca de 10.000 millones de euros) con la emisión de nuevas acciones. Con estos fondos, China Unicom acelerará en la implantación de las redes de móvil 4G, además de impulsar el desarrollo del futuro 5G.

China Unicom ha sido socio de Telefónica durante más de una década. Una alianza que ha incluido intercambios de acciones y de consejeros. En la actualidad, el presidente de Unicom, Wang Xiaochu, es consejero de la operadora española, mientras que César Alierta, ex presidente de Telefónica, es miembro del consejo de administración de China Unicom.

Al cierre de junio, Telefónica mantenía un 0,8% del capital de China Unicom, tras vender en mayo un 0,2%. De hecho, Telefónica llegó a tener un 10% del capital de Unicom a principios de esta década. Sin embargo, ha reducido esa participación a través de distintas desinversiones con el objetivo de reducir deuda. Unicom, a su vez, mantiene cerca de un 1% del capital de Telefónica.

Ambas operadoras han mantenido acuerdos estratégicos para la compra conjunta de terminales, roaming, inversión en startups y desarrollo del big data en China, donde tienen una filial conjunta.

 

Publicado en Negocios

Telefónica ha reducido su autocartera durante el primer semestre. La operadora cerró junio con 69,15 millones de acciones propias en autocartera, representativas de un 1,37% de su capital, según figura en su último informe semestral. La participación tiene un valor de mercado de 654 millones de euros. Es el menor volumen de autocartera registrado por Telefónica desde principios de 2014.

Entre 2015 y 2016, la empresa dio un fuerte impulso a la recompra de acciones, dentro de la política de retribución a los accionistas, en la que se incluyó la amortización de un 1,5% del capital en cada uno de esos ejercicios. A final de 2016, la operadora tenía en autocartera 141,22 millones de acciones propias, representativas del 2,80% del capital.

Entre enero y junio, Telefónica mantuvo su estrategia en este ámbito, puesta en marcha con la llegada a la presidencia de José María Álvarez-Pallete, y no adquirió ningún título (la última compra se hizo en julio de 2016). En el primer semestre de 2016, Telefónica recompró acciones propias por 664 millones de euros.

La teleco ha vuelto a usar su autocartera para llevar a cabo operaciones corporativas. Así, durante el primer semestre, y en virtud del acuerdo con KPN, Telefónica entregó al grupo holandés 72 millones de acciones de su autocartera (un 1,43% de su capital). A cambio, KPN entregó al grupo español 178,5 millones de acciones de Telefónica Deutschland (en su poder desde la venta de E-Plus en 2014), equivalentes a un 6% del capital de la firma germana.

Con este movimiento, con el que aumentaba del 63,2% al 69,2% su participación en Telefónica Deutschland, la compañía española reforzaba su posición en Alemania, un mercado clave en el que compite con Deutsche Telekom y Vodafone.

Asimismo, KPN pasaba a convertirse en uno de los accionistas principales de Telefónica, pero por poco tiempo. El grupo holandés señaló en la presentación de sus resultados semestrales que había vendido todas las acciones de Telefónica durante el segundo trimestre con el objetivo de reducir deuda. En la actualidad, KPN conserva un 9,5% del capital de Telefónica Deutschland.

De igual forma, dentro de los denominados instrumentos de patrimonio propio, la teleco mantiene un instrumento financiero derivado de acciones propias, liquidable por diferencias sobre un nominal equivalente a 35 millones de acciones. En este sentido, y tal y como señaló en el informe anual de 2016, Telefónica afrontará el 25 de septiembre el vencimiento de una emisión de bonos convertibles en acciones, colocada en dicho mes en 2014, por 1.500 millones de euros.

Publicado en Negocios

Las grandes telecos europeas ya se han examinado de las cuentas del primer semestre del año. Las compañías parecen acelerar su crecimiento y dejar atrás el estancamiento y el deterioro de los anteriores años, como consecuencia de las guerras de tarifas. Incluso, algunas de las operadoras han mejorado sus previsiones para el conjunto del ejercicio. El crecimiento en áreas como el 4G y la fibra óptica, junto con la menor presión competidora y las subidas de precios fueron claves para la mejora de las cuentas.

En este sentido, Telefónica elevó sus ingresos un 3,4% en términos reportados y un 2,3% en términos orgánicos en el primer semestre, hasta alcanzar los 26.091 millones de euros. En el mismo periodo del ejercicio anterior, el crecimiento orgánico había sido del 1,3%, mientras que en términos reportados, el volumen de negocio había descendido un 7,7% como consecuencia del impacto de las variaciones de los tipos de cambio.

En el segundo trimestre, el crecimiento orgánico registrado por Telefónica fue del 3,1%, gracias al posicionamiento de la compañía en segmentos como los datos móviles con el apoyo del 4G, el reforzamiento en la televisión de pago y la implantación de la fibra. Además, la teleco estabilizó las cuentas en el negocio en España y registró fuertes crecimientos en Brasil y el resto de países latinoamericanos.

En términos de rentabilidad, el beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (oibda) registró un crecimiento en términos orgánicos del 7,2% en el segundo trimestre, frente al 1,3% en el primer trimestre. El beneficio neto subió un 28,9%.

En este escenario, la teleco revisó al alza sus objetivos para 2017. Así, pese al impacto de la regulación (con factores como el fin del roaming en los países de la Unión Europea), Telefónica prevé un crecimiento de los ingresos por encima del 1,5%, frente a la estimación anterior que pronosticaba unos ingresos estables. La operadora reiteró sus objetivos de margen de ebitda y de ratio de capex frente a ingresos.

Deutsche Telekom, la mayor operadora europea, registró en el primer semestre del año un incremento de sus ingresos del 5,9% hasta superar los 37.500 millones de euros. En el mismo periodo del ejercicio anterior, el aumento del volumen de negocio había sido del 3,4%. En el segundo trimestre de 2017, el crecimiento de los ingresos de Deutsche Telekom fue del 6%, por un avance del 2,2% en el mismo periodo de 2016.

El ebitda ajustado aumentó un 8,9% entre abril y junio de este año hasta alcanzar los 5.900 millones de euros, mientras que el beneficio neto subió un 40,7% (un 13,8% sin incluir los extraordinarios). Deutsche Telekom destacó la fuerte captación de clientes y el crecimiento de su filial en EE UU con un avance del volumen de negocio del 9,7%.

El grupo germano, al igual que Telefónica, elevó sus previsiones para el conjunto del ejercicio. De esta forma, Deutsche Telekom prevé un ebitda ajustado para 2017 de 22.300 millones de euros, frente a la estimación inicial de 22.200 millones, impulsado principalmente por el fuerte crecimiento de sus negocios en EE UU.

Orange, por su parte, aumentó sus ingresos un 1,1% entre enero y junio hasta alcanzar los 20.276 millones de euros. En el segundo trimestre, el crecimiento fue del 1,4%. El grupo francés también aceleró su crecimiento. Y es que en el primer semestre del pasado año, el avance registrado fue del 0,3%.

La operadora destacó la evolución de su filial española, segunda del grupo, con un crecimiento de los ingresos del 8,7% hasta 2.628 millones de euros. De igual forma, su división francesa volvió a crecer por primera vez desde el año 2009 (aumentó el volumen de negocio un 0,2%). Asimismo, las divisiones en Oriente Medio y África registraron un crecimiento del 1,7%.

El ebitda ajustado de Orange aumentó un 2,2% entre enero y junio, con un crecimiento en España del 15,3% (el mayor del grupo).

La teleco francesa confirmó sus objetivos de ebitda ajustado para este año, gracias al fuerte momento comercial apoyado en la inversión y el los esfuerzos continuados de transformación en la estructura de costes. Orange también confirmó su objetivo de situar el ratio de deuda neta frente a ebitda ajustado en dos veces a medio plazo.

A su vez, Vodafone registró un descenso de los ingresos del 3,3% en términos reportados en su primer trimestre fiscal (finalizado en junio), si bien la operadora destacó el crecimiento del 2,2% de los ingresos por servicios. La teleco defendió el robusto crecimiento en mercados como Italia y España, así como la recuperación de sus negocios en Reino Unido y Alemania. Vodafone también destacó el fuerte momento comercial que le llevó a captar más de 300.000 nuevos clientes de banda ancha fija. Por el lado negativo, la empresa se vio penalizada por la evolución de su filial en la India, cuyos ingresos bajaron más de un 13%, si bien la teleco aseguró que sus cuentas en el país se están estabilizando.

En esta carrera, la noruega Telenor revisó al alza sus previsiones para 2017, situando su estimación de margen de ebitda entre el 38% y el 39%, frente a una estimación anterior del 37%. La teleco prevé un crecimiento orgánico del ingresos entre el 1% y el 2%. En el primer semestre, el volumen de negocio aumentó un 1,2%.

Telia registró una caída de ventas del 6,3% e incumplió sus objetivos de ebitda en el segundo trimestre. La teleco nórdica, no obstante, mejoró sus estimaciones de generación de caja libre para el conjunto del año, apoyada en sus estrategias de ajuste costes.

La holandesa KPN redujo sus ingresos casi un 3%, si bien elevó sus beneficios un 18% en el segundo trimestre. La operadora aseguró que está bien posicionada para alcanzar sus objetivos para el conjunto del año.

Telecom Italia registró unos ingresos en el primer semestre de 9.800 millones de euros, un 7,4% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, gracias a la recuperación de Italia y al crecimiento del 14% alcanzado en Brasil. El ebitda aumentó un 10,4% hasta 4.100 millones.

 

Publicado en Empresas
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 487
 

« Agosto 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.