Lunes, 24 de julio del 2017
Idioma Es Pt En

"El nuevo medio, el que sea que venga, podría ser la extensión de la conciencia, incluirá a la televisión como contenido, y no como medio".

Así fue como Herbert Marshall McLuhan, un hombre a quien muchos consideran "el profeta de internet" -y que este viernes cumpliría 106 años- vaticinó con más de 20 años de anticipación la llegada de la era digital.

"Una computadora como instrumento de investigación y comunicación será capaz de aumentar la recuperación de información, hacer obsoleta la organización masiva de las bibliotecas, recuperar la función enciclopédica del individuo y transformarla en una línea privada de comercializables rápidamente personalizados".

A principios de los sesenta, este profesor de literatura y filósofo canadiense -una eminencia televisiva en su época- tuvo una visión que dejaría a muchos sin palabras y que volvería a hacerlo dos décadas más tarde, cuando sus predicciones se hicieron realidad.

"McLuhan no sólo vio venir internet, sino que acertó al vaticinar el impacto que tendría en la sociedad", explican desde Google, que le dedicó este 21 de julio un colorido "doodle".

doodle de Google sobre McLuhanDerechos de autor de la imagenGOOGLEImage captionGoogle reflejó en su "doodle" las predicciones de McLuhan respecto a la manipulación mediática, la aldea global y la era electrónica.

Sus palabras sobre la difusión masiva y la sociedad de la información, que describió en su aclamada obra La galaxia Gutenberg (1962), y su frase más célebre "el medio es el mensaje" (a finales de los setenta), le harían pasar a la historia como un visionario de internet.

McLuhan, quien falleció a los 69 años en 1980, era toda una estrella mediática. Daba conferencias y concedía entrevistas en canales de televisión internacionales, en donde hablaba sobre sus teorías de medios fríos (la televisión) y calientes (la radio), y la manipulación que ejercen sobre las masas.

El filósofo se convirtió en todo un gurú de un futuro digital que entonces se veía muy lejano.

"Aldea global"

En su libro más vendido, Understanding media ("Comprender los medios de comunicación"), de 1964 -que se convirtió en todo un fenómeno cultural- habló de cómo los "medios electrónicos" y cómo cambiarían e influirían para siempre en la sociedad, "liberándonos del mundo impreso".

Marshall McLuhanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionMcLuhan también advirtió sobre la comercialización de datos personales en los "medios electrónicos".

Los medios electrónicos, con su demanda de interacción, nos devolverían nuestra perdida conciencia tribal, declaró McLuhan. Pero esas tribus ya no serían grupos pequeños y aislados porque los nuevos medios de comunicación se extenderían a través del planeta, haciendo que formemos parte de una "aldea global".

Así fue cómo el erudito habló de internet dos décadas antes de que apareciera (Extracto de The Mechanical bride -"La novia mecánica"-, 1951):

En lugar de dirigirse hacia una vasta librería de Alejandría, el planeta se ha convertido en una computadora, un cerebro electrónico, como una obra de ciencia ficción infantil, al exteriorizarse nuestros sentidos, el Gran Hermano se asienta en nuestro interior.

Así que, a menos de que seamos conscientes de esta dinámica, nos moveremos hacia una fase de terrores de pánico, adaptándonos a un mundo pequeño de tambores tribales, interdependencia total y coexistencia superimpuesta.

Marshall McLuhanDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage caption"La televisión será el contenido y no el medio", escribió McLuhan en los 60.

Pero Marshall también advirtió de los peligros del abrumador poder de internet:

Una vez que hayamos supeditado nuestros sentidos y sistemas nerviosos a la manipulación privada de quienes intentarán beneficiarse a través de nuestros ojos, oídos e impulsos, no nos quedará ningún derecho.

Hoy, sus teorías se han hecho realidad: Facebook es nuestro principal punto de encuentro -con fines comerciales-, Google es la biblioteca y el mundo virtual globalizado, una verdadera aldea global dominada por algoritmos que marcan tendencias e ideas.

Sería interesante conocer qué opinaría ahora el "profeta de internet" sobre la revolución digital que vive el mundo y, sobre todo, qué predicciones haría respecto a lo que está por llegar.

Publicado en Internet

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha anunciado este jueves el desmantelamiento del mercado negro AlphaBay, la mayor plataforma de venta de estupefacientes, números de tarjetas de crédito o cuentas de servicios onlinerobadas. Las autoridades holandesas también lograron acabar con Hansa, otro mercado que operaba en el Internet profundo o Deep Web.

AlphaBay tenía listados más de 350.000 productos ilegales, 200.000 consumidores y 40.000 vendedores, estima Europol, que ha colaborado en la operación. Es el mayor golpe a un mercado de este tipo en la historia desde la operación Silk road.

La Deep Web es el conjunto de páginas webs que no están indexadas por los buscadores webs como Google o Bing. Es todo lo que no se ve debajo de la punta del iceberg. Los criminales han encontrado allí el lugar idóneo para realizar sus operaciones de compra y venta de drogas, armas, tarjetas de crédito, etc.

El acceso a estos mercados se realiza a través de la red Tor, en la que el envío de información no revela la identidad del emisor, su dirección IP. Es una red de innumerables capas muy difícil de penetrar por las fuerzas de seguridad, que tienen que depender habitualmente de la ingeniería social para detectar a los criminales. Los pagos se efectúan mediante criptomonedas como el bitcoin o monero para poner las cosas más difíciles a las autoridades.

Alexandre Cazes, de 26 años, estaba al mando de AlphaBay hasta que fue arrestado en Tailandia el pasado 5 de julio acusado de conspiración para la distribución de narcóticos, robo de identidad, fraude y blanqueo de dinero. Se suicidó en su celda una semana más tarde ahorcándose con una toalla.

Varios errores facilitaron la investigación

El joven de nacionalidad canadiense cometió múltiples y graves errores al ocultar su rastro, según revela la investigación. Se encontró una dirección de email de Hotmail (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) en la cabecera de los correos electrónicos de bienvenida y recuperación de contraseña que se usaron hasta finales de 2014 en AlphaBay.

El capo de AlphaBay dejó múltiples rastros desde su cuenta de email

Las autoridades canadienses lograron confirmar que esa cuenta estaba registrada al nombre de Alexandre Cazes nacido el 19 de octubre de 1991. Además, lograron descubrir que esa cuenta de email fue utilizada para escribir respuestas en un foro de informática, en el que firmó con su nombre real.

En la demanda se estipula que en el momento de ser arrestado por la policía tailandesa, el portátil de Cazes estaba abierto, sin cifrar y estaba operando en AlphaBay con permisos de administrador. Gracias a esas facilidades, el FBI y la DEA encontraron numerosos documentos de texto sin protección en los que se encontraban contraseñas y frases clave de la web y los servidores de AlphaBay.

Hansa, el cepo de los 'narcos'

Mientras la DEA y el FBI cercaban a Caze, Europol ayudó a las autoridades holandesas a encontrar y arrestar a los dos administradores del mercado negro Hansa, que tenía su infraestructura localizada en Holanda, Alemania y Lituania. La policía holandesa y Europol se hicieron con el control del portal el 20 de junio mediante un permiso judicial para rastrear las actividades criminales de todos los vendedores de estupefacientes que ya no podían ejercer sus actividades en AlphaBay y que vieron en Hansa la alternativa idónea.

Así, sin que se dieran cuenta, todas las órdenes y direcciones de compra y venta de drogas estaban siendo rastreadas en todo momento a la espera de dar el golpe final a los dos mercados negros.

"En las últimas semanas, la policía holandesa ha recopilado valiosa información de objetivos de alto perfil y direcciones de envío de numerosos encargos que serán investigados", ha dicho Europol en un comunicado. "Es un éxito extraordinario".

Publicado en Empresa

"Timeo Danaos et dona ferentes." Frase de la Eneida de Virgilio (libro II, 49). Significa «Temo a los dánaos (griegos) incluso cuando traen regalos».

Equo ne credite, Teucri! Quidquid id est, timeo Danaos et dona ferentes. (“¡No confiéis en el caballo, troyanos! Sea lo que sea, temo a los dánaos incluso si traen regalos”.)

Virgilio narraba cómo en la Guerra de Troya, tras la ofrenda de los griegos en forma de caballo, el Laocoonte advertía de no fiarse de un regalo que entendía envenenado. El final no pudo ser más tétrico: el sacerdote de Apolo y sus dos hijos fueron devorados por dos enormes serpientes. Los troyanos creen que el caballo ha sido ofrecido a Atenea y consideran, por lo tanto, que el Laocoonte fue castigado por la diosa debido a su tremenda insolencia. Así, introducen el caballo en su fortaleza dando paso a una fiesta que deriva en desolación. El Laocoonte tenía razón y dentro del caballo no había arena de playa sino griegos que abrieron las puertas de la ciudad para dar fin a Troya y hacer pagar a los troyanos su ingenuidad. 

Llenos de cierta ingenuidad, en nuestros días también estamos los millones de usuarios que confiamos día a día nuestros datos a grandes proveedores de servicios sobre Internet alentados por la aparente gratuidad de sus servicios, sin saber que el auténtico maná que alimenta su crecimiento es precisamente el manejo y explotación que hacen de nuestros datos y nuestra privacidad.

Esto, lejos de arreglarse, tiene visos de profundizarse; en los últimos días leía que hay quien defiende que uno de los condicionantes negativos para el comercio electrónico es que todavía existen regulaciones que limitan el acceso a los datos de los clientes y que anulan el movimiento transfronterizo de los datos personales. Grave que se hagan estos planteamientos, puesto que de darse finalmente conducirían a una pérdida irreparable de nuestro derecho a la privacidad y a una inseguridad permanente, sin entrar a valorar aspectos que también se verían afectados como la soberanía o el propio sentido de democracia.

Todo esto, dudo que beneficie la competitividad y futuras innovaciones. Una ausencia clara de regulación del tratamiento de datos afectaría notablemente incluso a futuros emprendimientos y sólo consolidaría a los actuales players ganadores. Mientras tanto, seguirían creando ciudadanos rehenes e indefensos que un día pulsaron “acepto” a las cláusulas imposibles de digerir para la gran mayoría e ineludibles para poder acceder a determinadas aplicaciones de notable éxito.

Ingenuidad es también pensar que la total ausencia de regulación beneficia la innovación eternamente. Hay quienes sostienen, con cierta dosis de verdad, que fue la ausencia regulatoria en determinados países la que permitió el surgimiento de un gran número de actores exitosos en el marco de lo servicios en Internet. De inicio, como decía, esto fue cierto; sin embargo, es muy inocente pensar que esto signifique carta blanca indefinidamente.

La ausencia de reglas justas tan solo serviría para la profundización del statu quo actual de consolidación de cuasimonopolios en la red, frenando la innovación y la competencia, perjudicando los desarrollos locales y anulando la virtud original de libre creación en Internet. Resulta evidente que regular tampoco tiene que significar encorsetar, ni crear más problemas de los que ya existen; regular no debe entenderse sino como facilitar, crear condiciones para el óptimo desarrollo de un ecosistema digital pujante, sin olvidar la necesaria protección a los usuarios, que debe ser equivalente entre servicios semejantes independientemente de la tecnología o medio de provisión de los mismos.

No tengo vocación de Laocoonte, y mucho menos está entre mis intenciones ser arrastrado por dos feroces serpientes, pero no dejo de entender necesario que se alerte sobre determinadas inercias antes de que éstas se vuelvan irreparables. Es preciso que tengamos claro cómo y en qué condiciones se van a gestionar nuestros datos personales. Parece claro que legislando cada país por su cuenta, dada la naturaleza transfronteriza de Internet y de los players que sobre él actúan, no se va a lograr nada. Lo que sería deseable es, por lo tanto, un avance regional/global, y que lleguemos a un acuerdo sobre cómo regular la explotación de datos personales y bajo qué criterios pueden acumularse y gestionarse los mismos.

A su vez, pretender que Internet escape a normas sobre concentración en los mercados es apostar firmemente por un futuro lleno de frenos a la competitividad, reducción de la innovación y dominancia de un grupo selecto de players que capturan el mercado de un ecosistema convergente. De esta forma, a aquellos que pretendan asomar la cabeza simplemente se les bloquea su avance; y en el caso de que esto sea imposible: se les compra. Así, aumenta el beneficio del grupo ungido por la diosa Atenea para comerse todo el pastel. No se puede sino coincidir, en esta ocasión, con las sentencias dictadas en esta materia por la Comisión Europea en las últimas fechas y apostar por vías como la estrategia digital del gobierno alemán como marcos de crecimiento futuro.

Al aceptar el precioso caballo como solución de nuestros males y dejarnos guiar por los beneficios anunciados por los grandes profetas que operan sobre la red es probable que Troya no florezca todo lo que debe. Mientras tanto, no hay un consenso claro de cómo avanzar, todos los actores parecen de acuerdo en lo básico: que todos estemos conectados y podamos sacar el máximo partido a dicha conectividad. Hasta ahí bien, pero en el camino nos hemos perdido en un avance de altibajos hacia soluciones de consenso y, como diría el cantante, esta inconstancia, no es algo heroico, es más bien algo enfermo...

Publicado en Colaboradores

El Ejecutivo catalán creó en 2014 este impuesto, que gravaba a los proveedores de contenidos en Internet y cuya recaudación iba destinada al fomento de la producción del sector audiovisual catalán.

Sin embargo, el Gobierno presentó un recurso contra esta nueva tasa, lo que motivó que el Constitucional la suspendiera cautelarmente en 2015 y que ahora haya decidido anularla por exceder competencias.

En un comunicado, el secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, ha afirmado que la decisión del TC supone "un ataque ideológico a las competencias fiscales del autogobierno catalán" e "inhabilita las competencias de las comunidades autónomas de aprobar tributos propios".

Ha avanzado asimismo que el Govern "se compromete a volver a aprobar un nuevo impuesto de forma inmediata, mejorando su articulado y subiendo los tipos impositivos para contribuir a la financiación de los proyectos audiovisuales catalanes".

Según los cálculos de la Dirección General de Tributos, la sentencia obligará a la Generalitat a devolver a las operadoras los 34,6 millones de euros recaudados desde la aplicación del impuesto en el año 2015.

El sujeto pasivo de este tributo eran las compañías operadoras de internet, con una cuota fija de 0,2 euros al mes por cada conexión a contratada en Cataluña, ya fuera a través de telefonía fija o de dispositivo móvil.

El redactado de la ley ponía de manifiesto que la creación de este impuesto no comportaría ninguna carga tributaria a las personas que tenían contratados estos servicios, ya que fijaba que eran los prestadores los que debían pagar la cuota tributaria sin posibilidad de repercutirla en el contribuyente.

El objetivo de la Generalitat era recaudar 20,5 millones de euros anuales, cantidad que se destinaría a proveer el fondo por el fomento de la industria audiovisual y el fondo para el fomento de la difusión de la cultural digital.

Publicado en Negocios

El reporte de ciberseguridad de medio año de Cisco alertó sobre la sofisticación de los ataques en la red contra usuarios, empresas y gobiernos, incrementando la complejidad para defenderse y responder de manera oportuna para evitar el daño. El reporte del primer semestre se concentró en el análisis de la creciente amenaza de ransomware, las amenazas aún presentes en el correo electrónico y la complejidad de la seguridad en un ambiente IoT.

Yair Lelis, especialista de ciberseguridad en Cisco, explicó que los ataques de denegación de servicio (DDoS) se sirven del creciente número de dispositivos IoT, además de ser un ataque relativamente rápido y fácil de ejecutar. Lelis indicó que los nuevos ataques DDoS han llegado a representar un tráfico de hasta 1 Tbps (1000 Gbps), que proviene de diversas fuentes y que incrementa la dificultad de las empresas por contener el ataque.

El reporte de Cisco indica que actualmente un ataque DDoS puede llegar a montarse en menos de una hora y lograr distribuirse en más de 100 mil dispositivos en las siguientes 24 horas. A lo anterior, se suma una dificultad de detección ya que este tipo de malware suele almacenarse en la memoria RAM del dispositivo.

En el caso del Ransomware, Lelis indicó que las plataformas para la venta de servicios de ataque (Ransomware-as-a-Service, RaaS) muestra un crecimiento importante en la dark web donde se puede adquirir por entre 100 a 200 dólares. El especialista señaló además que este tipo de ataques no están únicamente dirigidos a la obtención de rescates por la información, como los casos de WannCry y NotPetya que exigían un pago en bitcoins, sino que pueden también destruir o extraer la información de las víctimas.

Una de las vulnerabilidades aprovechadas por los cibercriminales es el correo electrónico y el error humano. Cisco reveló que de todo el correo electrónico a nivel mundial, 65 por ciento es spam, y de este, 8 por ciento es contenido malicioso. La compañía alertó también que aquellos correos con archivos maliciosos, 47 por ciento son archivos zip, lo que dificulta la identificación rápida por el sistema o el usuario de que se trata de un archivo infectado.

Cisco estima que en los últimos tres años (octubre 2013 - diciembre 2016) los atacantes han obtenido ganancias por 5.3 mil millones de dólares a través de la infección de correos corporativos.

Entre las principales vulnerabilidades de ciberseguridad al interior de las empresas identificadas por Cisco, se encuentran el uso de tecnología legada y el tiempo que requieren para aplicar los parches y actualizaciones necesarios a sus sistemas, mientras buscan continuar con sus operaciones habituales. “Tenemos que cambiar la forma en que abordamos la digitalización y reconocer los riesgos asociados”, señaló Lelis.

Pese a la mayor complejidad de los ataques, Cisco celebró que su herramienta Advanced Malware Protection (AMP) redujo el tiempo de detección de amenazas hasta 3.24 horas en promedio, lo que reduce la posibilidad de daño de las amenazas. Asimismo, Lelis llamó a una mayor integración entre proveedores de soluciones de seguridad para hacer frente a las nuevas amenazas. Actualmente Cisco contribuye a la Cyber Threat Alliance.

“Lo que queremos privilegiar es integrarnos, hacer que tengamos una visibilidad completa sobre lo que sucede, cooperando en un ambiente abierto con otros proveedores de seguridad”, aseguró Lelis.

 

Entre las recomendaciones de Cisco para reducir el riesgo y el daño de amenazas, Lelis señaló que debe haber una política de actualización de sistemas en las empresas; mayor integración de la industria de seguridad, mayor involucramiento de los altos ejecutivos en la estrategia de seguridad; educar y fortalecer la cultura de la seguridad entre empleados, y establecer planes de recuperación de desastres.

Publicado en Tecnología
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 465
 
« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.