Sábado, 27 de mayo del 2017
Idioma Es Pt En

Con más de 455 millones de latinoamericanos conectados y muy cercanos a los 5 mil millones a nivel global, el móvil está en el centro de todas las interacciones del mundo digital moderno, presente en casi todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. Su poder transformador nos obliga a tener un propósito como industria: “conectar todo y a todos a un futuro mejor”.

Por eso, en febrero de 2016 y durante el Mobile World Congress de Barcelona, el director General de la GSMA, Mats Granryd, anunció el compromiso de la industria móvil con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas como una de sus primeras acciones en el cargo.

Los 17 ODS y sus 169 metas asociadas plantean una agenda ambiciosa, tanto en lo que respecta a la escala como al alcance del cambio a realizar, con plazos de cumplimiento para 2030 o antes. Tamaño desafío global requiere apalancarse en la tecnología más ubicua que existe hoy en el mundo: el móvil y su ecosistema.

Para cumplir con éxito con esta misión, se requieren cambios sustanciales en la forma en la que las diferentes economías y sus sectores relacionados trabajan en conjunto de manera global, así como en la velocidad en la cual las innovaciones y mejores prácticas se propagan por todo el mundo. La economía digital brinda una oportunidad única para actuar de una manera diferente, más colaborativa, donde la industria móvil ocupará necesariamente un lugar fundamental en esta evolución.

En la 71a Asamblea General de las Naciones Unidas de septiembre de 2016 lanzamos el Reporte del impacto de la industria mo?vil 2016: Objetivos de Desarrollo Sostenible, que sirvió como herramienta para mirar en detalle los 17 objetivos y analizar de qué forma la industria móvil puede apoyarlos. El informe establece un punto de referencia a partir del cual la industria podrá evaluar el éxito de su contribución a los ODS y sirve de modelo para otras industrias en su compromiso de alcanzar las distintas metas. En paralelo, junto a Proyect Everyone de Naciones Unidas, lanzamos la aplicación móvil ODS en Acción, mediante la cual los usuarios pueden conocer más sobre los ODS y comprometerse personalmente a través de acciones concretas.

En América Latina, lanzamos la campaña Nos Importa, una iniciativa de los operadores móviles líderes de la región para asegurar que cada uno de sus usuarios pueda disfrutar de los beneficios transformadores de la tecnología móvil en un ambiente seguro y confiable. Para lograrlo, los operadores móviles locales de 12 países de la región han decidido aunar esfuerzos como industria y asumir en sus países una serie de compromisos en donde el celular y las redes móviles pueden aportar soluciones a problemas sociales y así apoyar los ODS. La iniciativa ya fue lanzada en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y República Dominicana, y seguirá su recorrido por toda la región.

Veamos ahora algunos ejemplos regionales concretos donde la industria está contribuyendo o es clave para alcanzar los ODS en la región:

1. Fin de la pobreza: La industria móvil no sólo realiza un significativo aporte a la economía y el empleo en la región (en 2015 generó 5% del PIB y empleó a casi 1.9 millones de personas) sino que, a través de soluciones de dinero móvil, está permitiendo a millones de latinoamericanos acceder a servicios financieros por primera vez. El costo del envío de remesas internacionales con dinero móvil es, en promedio, más de 50 por ciento inferior que el uso de los operadores globales de transferencia de dinero.

3. Salud y bienestar: A través de soluciones innovadoras de telemedicina y diagnóstico remoto, aplicaciones y sistemas de información de salud móvil, la conectividad móvil está permitiendo reducir costos, mejorar la calidad y aumentar el alcance de la atención médica. Por ejemplo, Enlace Hispano Americano de Salud aprovecha la tecnología para comunicar a los prestadores con los pacientes de zonas rurales de América Latina para que puedan conversar sobre sus problemas, intercambiar información epidemiológica o coordinar el traslado de pacientes que necesiten atención urgente. Por su parte, Flowminder en colaboración con Digicel Haití, utilizó Dig Data con los datos de los celulares para predecir la propagación del cólera luego del terremoto de Haití en 2010.

4. Educación de calidad: la industria está brindando conectividad a escuelas y alumnos, dando acceso a los recursos digitales y brindando plataformas educativas. Los operadores están trabajando con estudiantes y profesores para integrar las tecnologías móviles en el aula así como abriendo canales de comunicación con localidades remotas. Un ejemplo interesante es el de Aprende.org, una iniciativa de Fundación Carlos Slim que brinda navegación gratuita de contenido educativo, para que cualquiera pueda estudiar y obtener certificados de una gran variedad de temas y acceder a oportunidades laborales.

5. Igualdad de género: en América Latina, unas 149 millones de mujeres no tienen acceso a un teléfono celular. Las mujeres son 5 por ciento menos propensas a poseer teléfonos móviles que los hombres, lo cual representa 9 millones menos mujeres conectadas que hombres en la región. Por eso, la iniciativa GSMA Mujeres Conectadas ya logró que 26 operadores móviles del mundo se comprometan a cerrar la brecha digital de género de Internet móvil.  En la región, Tigo se sumó a la iniciativa Mujeres Conectadas en Paraguay, Guatemala y El Salvador comprometiéndose a contar con la misma cantidad de mujeres y varones en su base de clientes de Internet móvil para 2020 y estará capacitando en internet y herramientas móviles a más de 100 mil mujeres.

11. Ciudades y comunidades sostenibles: el ecosistema móvil está trabajando coordinadamente en mejorar la preparación y respuesta ante desastres naturales. La Carta de Conectividad Humanitaria ya cuenta con más de 108 operadores móviles firmantes cubriendo más de 77 países. Los operadores móviles de Colombia, Guatemala y Chile se sumaron a la iniciativa y están implementando sistemas de alerta temprana, desarrollando protocolos de acción en colaboración con Cruz Roja y mejorando sus planes de restauración del servicio.

13. Acción por el clima: América Latina produjo 9 por ciento de los residuos electrónicos del mundo durante 2014, y en los próximos años crecerá entre 5 y 7 por ciento anual, alcanzando casi 4.800kt para 2018. Entre 2013 y 2015, gracias al Programa Verde y la campaña Nos Importa México, los operadores móviles han reciclado más de 1.8 millones de teléfonos móviles y 558 toneladas de accesorios como baterías y cargadores. A su vez, la reducción de las emisiones de carbono que puede habilitar la tecnología móvil es cinco veces mayor que las emisiones de carbono de las redes móviles. Buscando adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático el ecosistema móvil puede trabajar en iniciativas de eficiencia energética, soluciones IoT de monitoreo ambiental, gestión hídrica o ciudades inteligentes.

16. Paz, justicia e instituciones sólidas: a través de nuestro programa de protección de niños online en América Latina, la GSMA está trabajando con los operadores móviles regionales y UNICEF para defender los derechos de la infancia en el mundo online, concientizando contra el cyberbullying, promoviendo una ciudadanía digital responsable y luchando junto a los gobiernos contra el contenido de abuso sexual infantil. Por otro lado, la industria móvil latinoamericana también está liderando la lucha global contra el robo de celulares: 53 operadores móviles de 18 países en América Latina ya se encuentran intercambiando información de dispositivos robados a través de la base de datos IMEI de la GSMA y el sistema IMEI Device Check (para que los usuarios puedan chequear en tiempo real si un dispositivo que están por comprar fue denunciado como robado) ya fue lanzado en colaboración con los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Honduras, México, y República Dominicana.

La realidad es que estos son sólo algunos de los muchos casos de éxito y ejemplos donde puede verse la magnitud del alcance de la tecnología móvil para beneficio social y el desarrollo sostenible en nuestra región. También hay que destacar todo el trabajo del programa GSMA Mobile For Develpment de la GSMA con proyectos de innovación social en temas como agricultura móvil, dinero móvil, salud móvil, servicios públicos e identidad móvil (por ejemplo, el interesante proyecto de Tigo Bolivia con UNICEF). Otro ámbito de innovación a futuro es la iniciativa Big Data for Social Goodpara trabajar con la industria móvil ayudando en crisis humanitarias, epidemias o desastres naturales (muy interesante es el caso de Telefónica México en las inundaciones de Tabasco en 2009).

Sin embargo, la industria móvil no puede encarar este enorme desafío por sí sola. Por eso estamos fortaleciendo la relación institucional y trabajando mano a mano con organizaciones como UNICEF, Cruz Roja Internacional, Pacto Global, Universidad de Naciones Unidas, Child Helpline International, y distintas ONGs locales en los países donde lanzamos la campaña Nos Importa. La colaboración público privada es otra pieza clave: en cada compromiso y acción de la campaña Nos Importa involucramos a los gobiernos latinoamericanos para alinear agendas y aunar esfuerzos.