Sábado, 19 de agosto del 2017
Idioma Es Pt En

 

Airbnb comenzó a desactivar cuentas de personas que estarían reservando lugares relacionados a una manifestación que se llevará a cabo en Charlottesville, Virginia, vinculado a un movimiento estadounidense de extrema derecha que defiende la “supremacía de los blancos”.

La manifestación “Unite the right” se llevará a cabo el sábado 12 de agosto, en un parque, que también fue el lugar de una manifestación en mayo, donde marcharon más de 100 personas con antorchas, como protesta por el retiro de la estatua del general Robert E. Lee, perteneciente al ejército de la Confederación, y partidario de la esclavitud.

Una parte del mitin estará a cargo del personal del sitio web neonazi The Daily Stormer, que, entre otras cosas, tiene una sección llamada “Problema judío” y que de forma frecuente usa insultos raciales. Airbnb sospecha que varias de sus unidades fueron reservadas con motivo de la reunión.

En un comunicado a BuzzFeed News, Airbnb dijo que en 2016 estableció las reglas de la comunidad, donde se especifica que “aquellos que son miembros de la comunidad Airbnb aceptan a las personas independientemente de su raza, religión, nacionalidad, etnia, discapacidad , sexo, identidad de género, orientación sexual o edad”.

El compromiso de la comunidad Airbnb es algo firmado por todas las personas que utilizan el servicio, dijo Airbnb, y la compañía está eliminando a personas de la plataforma que son “antitéticas” a esta política. La compañía agregó que es capaz de encontrar a estos usuarios que violan la política “a través de nuestra verificación de antecedentes” y la “entrada de nuestra comunidad”.

Jason Kessler, quien ayudó a organizar la manifestación, pidió a Twitter organizar un boicot contra Airbnb, argumentando “están violando nuestros derechos civiles”.

“Cualquiera no sólo que esté en “Alt-right”, pero que sea conservador, derechista o se preocupe por las libertades civiles, debería comenzar a boicotear Airbnb. Airbnb está cancelando las reservas de la gente para quedarse en Charlottesville ... basado en la ideología política” dijo Kessler en un video".

Kessler ha dicho que la manifestación actual es acerca de apoyar el monumento confederado, y que “cualquier moción para forzar a los partidarios a manifestarse delante de él es una violación deliberada de nuestros derechos de la primera enmienda”, según la estación de televisión NBC 29 WVIR-TV.

El “Southern Poverty Law Center” dijo que el mitin atraerá a cientos de personas de todo el país que se consideran parte de la visión de extrema derecha, como neonazis, nacionalistas y miembros de Ku Klux Klan.

A pesar de las reacciones adversas a la manifestación y las contraprotestas planeadas, el evento neonazi tiene un permiso.

Airbnb ha sido criticado por sus políticas contra el racismo, lo que llevó a la compañía a actualizar sus directrices y acordó permitir a los funcionarios del gobierno investigar a ciertos anfitriones que han sido reportados por discriminación.

En julio de 2017, un anfitrión se hizo acreedor a una multa por cancelar a reserva de una persona de origen asiático y decirle "una palabra lo dice todo: asiático". Airbnb y el Departamento de Empleo y Vivienda Justo (DFEH, por sus siglas en inglés) de California, mantienen un acuerdo que permitió imponer la multa.

Publicado en Tecnología

La empresa estadounidense permite desde el 20 de junio acceder a refugios gratis opción gracias a su sección “Open Homes”, con el apoyo de asociaciones francesas de ayuda a los refugiados como Singa, ELAN Samu Social, JRS France y Réfugiés Bienvenue.

“Al principio era un poco escéptica”, recuerda Nadége Letellier, responsable en ELAN. “Ser anfitrión en AirBnB es normalmente una forma de ganar un dinero, pero me dije se puede intentar’”.

“Open Homes” cuenta actualmente con 600 anuncios en 260 comunas, haciendo de Francia el país europeo con más inscritos, se congratuló el director de AirBnB en el país, Emmanuel Marill.

Para proponer una habitación hay que rellenar un formulario parecido al de un alojamiento de pago, indicando el tipo de vivienda (casa, apartamento, tipi…) o de cama (doble, sofá cama, hamaca…).

“No importa que sea una casa, una barcaza o algo aún menos típico, en tanto en cuanto el anfitrión sea acogedor”, considera Marill.

No obstante, las asociaciones quieren visitar los alojamientos antes de seleccionarlos. “Consideramos una habitación a partir de nueve metros cuadrados”, precisa Vincent Berne, responsable del área de alojamiento de Singa.

Estas visitas les permiten también asegurarse de las buenas intenciones de los anfitriones, rechazando a los que buscan que los refugiados realicen labores como cuidar niños o tareas del hogar a cambio de alojamiento.

Para las asociaciones de ayuda a los refugiados con dificultades para darse a conocer, AirBnB y sus habilidades en comunicación “no son una solución milagrosa, sino una victoria más”, considera Antoine Paumard, director de JRS France.

La responsable de ELAN tampoco cree “que el número de alojamientos disponibles (en Francia para los refugiados) vaya a despegar”, pero se alegra “de tener unos cuantos más” que cumplen las condiciones de su asociación.

Alojamiento a cargo de los anfitriones

Hay una exigencia a la que AirBnB aún no responde perfectamente: los alojamientos se proponen a menudo para periodos cortos que no permiten la integración de los refugiados, según las asociaciones, que recomiendan un mínimo de tres meses.

Ese fue el tiempo que pasó Emilien Atanga en casa de Joël y Emmanuelle Elbaz, una pareja de quincuagenarios parisinos que se lanzó a la aventura en la fase de prueba del proyecto.

“Todos nuestros hijos se fueron” de casa, explica Joël. “Nos agradaba tener a Emilien, quien nos regalaba grandes sonrisas desde por la mañana”, destaca.

Emilien se vio obligado a huir de Camerún, su país natal, tras haber sido sorprendido con su novio, en un país donde la homosexualidad puede ser castigada con penas de prisión.

Como se indica en “Open Homes”, los meses de hospedaje corren a cargo de los anfitriones, y AirBnB no recibe ninguna comisión.

Pero “cuando se aloja gratis, uno se pregunta cuál es la contrapartida”, considera Letellier. ELAN sufraga “hasta €200 al mes para los anfitriones que lo deseen para alimentación y electricidad”, en tanto que JRS Francia quiere “responsabilizar” a los alojados .

Otra plataforma

Brian Chesky dirige la tercera empresa no cotizada más valiosa del mundo, la plataforma ha alojado a más de 180 millones de personas y que tiene anuncios de propiedades en alquiler de más de 65 mil ciudades en 190 países. La plataforma ha causado polémica al igual que otras como UBER. En este caso la industria hotelera ha criticado la plataforma por considerarla una competencia desleal.

Publicado en Empresa
Brian Chesky dirige la tercera empresa no cotizada más valiosa del mundo, la plataforma ha alojado a más de 180 millones de personas y que tiene anuncios de propiedades en alquiler de más de 65,000 ciudades en 190 países.

Para cualquier ejecutivo, alcanzar el cargo de consejero delegado es el final de un largo camino, que exige una gran preparación y el paso por distintos puestos en los que el irse curtiendo. Casi siempre. Porque en Silicon Valley, la cuna de las start up, surgen de vez en cuando compañías con ideas revolucionarias que atraen miles de millones de financiación. Compañías que crecen tan deprisa que, en pocos años, sus fundadores se encuentran manejando el timón de un gran barco. No siempre sale bien: el caso más reciente es el de Travis Kalanick, forzado a dimitir como consejero delegado de Uber ante las presiones de unos inversores que no confían en sus capacidades para liderar la compañía.

Precisamente, en el mundo de lo que se ha bautizado como economía colaborativa, la otra gran empresa que copa titulares es Airbnb, la plataforma que permite a particulares el alquiler turístico de sus propiedades. Al frente está uno de sus cofundadores, Brian Chesky, un joven ejecutivo (35 años) con un perfil en las antípodas del estilo de gestión del ambicioso y polémico Kalanick.

Chesky, un licenciado en diseño industrial por la Escuela de Diseño de Rhode Island, dirige la marcha de la tercera empresa no cotizada más valiosa del mundo (31,000 millones de dólares de valoración), una plataforma que ha alojado a más de 180 millones de personas y que tiene anuncios de propiedades en alquiler de más de 65,000 ciudades en 190 países.

Lo que nació en 2007 como una iniciativa de Brian Chesky y Joe Gebbia para ganar dinero con el que pagar su alquiler en San Francisco, se ha convertido, una década después, en una gran compañía que Chesky ha tenido que aprender a gestionar sobre la marcha. Consciente de su juventud e inexperiencia, el ejecutivo ha buscado consejo en primeras espadas como el inversor Warren Buffett, el consejero delegado de Walt Disney Bob Iger, el diseñador de Apple Jonathan Ive, el fundador y consejero delegado de Salesforce Marc Benioff, el fundador de Facebook Mark Zuckerberg o el dueño de Amazon, Jeff Bezos. Además, ha diseccionado las biografías de algunos de sus ídolos empresariales, como Steve Jobs (Apple), Walt Disney o Andy Grove (Intel). De ellos extrajo lecciones como la necesidad de ser disciplinado, proactivo y un líder cercano a sus empleados.

Este afán por conocer las bases de la gestión empresarial denota una de las características de Chesky: su enorme curiosidad por aprender y, a ser posible, sentándose a hablar directamente con quienes mejor le pueden enseñar; la mejor forma, en su opinión, de avanzar rápido cuando se tiene poco tiempo.

Su liderazgo como consejero delegado también se ha construido sobre la prueba y el error. Chesky ha reconocido públicamente que una de las primeras lecciones que aprendió fue la ineficacia de intentar tomar decisiones por consenso en cuestiones críticas.

Y la experiencia de estos años le ha servido también para constatar algo que tenía claro desde que empezó a leer sobre gestión: la necesidad de crear una cultura empresarial abierta, transparente y con unos valores claros compartidos por todos los empleados. Justamente en las antípodas de Kalanick, que ha creado en Uber una cultura que algunos analistas han calificado como tóxica.

Chesky no lo tiene fácil: Airbnb sigue creciendo y generando polémica en multitud de ciudades con su modelo disruptivo. Pero tiene madera de gran gestor. En palabras del inversor Marc Andreessen, Chesky es "uno de los mejores CEO desde Mark Zuckerberg".

Publicado en Empresa

Algo menos de 3 millones de euros. Es el negocio que declaró Airbnb en España a través de su filial local durante el pasado ejercicio 2016. Todo procedía de servicios de marketing para su matriz en Irlanda, al igual que sucede en otras multinacionales tecnológicas como Google o Facebook. Representa sólo un incremento del 9% respecto al año anterior.

Airbnb Marketing Services cerró el año, en concreto, con 2,9 millones de euros de ingresos. Recuperaba la senda del crecimiento tras la primera caída de su historia en el mercado español que tuvo lugar en 2015.

¿Y las ganancias? Prácticamente calcó los beneficios antes de impuestos: 192.000 euros. ¿Las consecuencias? Pagó apenas 55.000 euros de Impuesto de Sociedades, según las mismas cuentas.

Evolución de Airbnb.

Evolución de Airbnb. EE

Estructura fiscal en Irlanda

El gigante de los alojamientos turísticos tiene una estructura fiscal similar a la de empresas como Google o Facebook con el objetivo de reducir al máximo su factura tributaria. Su sede fiscal se encuentra en Irlanda, donde concentra las ventas internacionales. Y es la compañía Airbnb Ireland la que cobra todas las comisiones tanto al huésped como al propietario de las viviendas.

Publicado en Negocios

Tami Barker se hizo acreedora de una multa de 5 mil dólares por cancelar la reserva de una persona de origen asiático y decirle "una palabra lo dice todo: asiático".

La multa fue impuesta gracias a la denuncia de Dyne Suh (quien solicitó el alojamiento) y  al acuerdo entre Airbnb y el Departamento de Empleo y Vivienda Justo (DFEH) de California que permite examinar a los anfitriones que han tenido quejas por discriminación.

Cuando la sra. Berker canceló la reserva de Suh también envió otros mensajes a través de la aplicación Airbnb, entre los que se encuentran: "no te alquilaría aunque fueras la última persona en la tierra”, “no voy a permitir que los extranjeros le digan a este país lo que tiene que hacer" y "por eso tenemos a Trump".

Después de que Suh levantó la denuncia ante la DFEH, el departamento ahora trabaja con Airbnb para informar a los huéspedes que los actos discriminatorios tienen un procedimiento y eventualmente una sanción. "La gente no sabe intuitivamente a dónde dirigirse, y en el acuerdo que hemos alcanzado con Airbnb proporcionarán obligatoriamente a los huéspedes información sobre nosotros", dijo el Sr. Kish del DFEH a la BBC.

Ahora, Barker tendrá que pagar la multa y asistir a un servicio comunitario con una organización de derechos civiles.

 

 

 

Publicado en Tecnología
«InicioAnterior12345678910SiguienteFinal»
Página 1 de 26
 

« Julio 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

 

  



Es una publicación de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C. Todos los derechos reservados © 2017

Los nombres de los espacios Mediatelecom Minuto a Minuto, Mediatelecom Américas, Sociedad de la Información e Internet y Telecomunicaciones,
Sociedad y Desarrollo son segmentos de Cultura, Comunicación y Desarrollo, S.C que ofrecen un servicio sin fines de
lucro y proporcionan el enlace directo a la fuente original, respetando los derechos de autor del editor y del autor sin alterar o
modificar parcial o totalmente la obra autoral originaria.