COMUNIDAD MEDIATELECOM

NEGOCIOS

La pelea tecnológica entre China y EU va más allá de una guerra comercial

Mediatelecom

Publicado

en

Luego de asumir la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump inició una guerra comercial con prácticamente todos sus socios comerciales, con base en una visión nacionalista y la percepción de que el país siempre pierde en comercio internacional. Sin embargo, en el caso de China, el conflicto es más complejo de una guerra comercial, inclinándose más hacia la supremacía tecnológica del país y sus compañías.

Un reporte de AP recuerda la experiencia de American Superconductor Corp, cuando estuvo a punto de la quiebra. La compañía, conocida como AMSC, con sede en Massachusetts, se tambaleaba después de que un socio chino le robara su tecnología: los cerebros electrónicos que operan las turbinas eólicas. La pérdida fue devastadora: las acciones de AMSC perdieron mil millones de dólares en valor y la compañía recortó 700 empleos, más de la mitad de su fuerza de trabajo.

En enero, su socio chino, Sinovel Wind Group, fue declarado culpable en un tribunal de Estados Unidos por robar los secretos comerciales de AMSC.

Para la administración Trump, las prácticas depredadoras de Sinovel difícilmente se pueden considerar como un hecho aislado. Acusa que Beijing está orquestando una campaña para suplantar el dominio tecnológico de Estados Unidos y en las próximas décadas convertir a las compañías chinas en líderes mundiales en campos como la robótica y los vehículos eléctricos, según el reporte de AP.

Según un informe de la Oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos, las tácticas chinas incluyen obligar a las empresas estadounidenses a entregar secretos comerciales a cambio de acceder al mercado chino; forzar a las empresas a licenciar tecnología en China en términos desfavorables; usar fondos estatales para comprar tecnología estadounidense; y a veces realizar el robo total.

Los críticos han afirmado durante mucho tiempo que China pasa por alto los derechos de propiedad intelectual. Pero el presidente Donald Trump sería el primer líder estadounidense en arriesgarse a una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo.

Analistas consultados por AP argumentan, sin embargo, que si bien Trump ha elegido la pelea correcta, ha elegido el arma equivocada. Ellos predicen que China desafiará una serie de aranceles de Estados Unidos a tomar efecto a partir del viernes y tomará represalias de inmediato. Y advierten que la escalada de la guerra comercial ralentizará el crecimiento mundial y pondrá en peligro la segunda expansión económica más larga en la historia de Estados Unidos.

Muchos analistas dicen que Estados Unidos debería haber alistado a aliados clave como Japón y la Unión Europea, que comparten las quejas de Estados Unidos sobre las políticas comerciales chinas, para imponer una presión unificada sobre Pekín. En cambio, Estados Unidos se enfrascó en disputas comerciales con sus socios más cercanos sobre acero, aluminio y automóviles importados.

“No hay forma de influir significativamente en el comportamiento chino sobre la propiedad intelectual sin la coordinación entre las naciones avanzadas de ideas afines, y actualmente casi no hay ninguna”, dijo Daniel Rosen, de la firma de investigación económica Rhodium Group, según cita AP.

Salvo un avance de último momento, la administración de Trump impondrá aranceles esta semana sobre 34 mil millones de dólares en productos chinos que se han beneficiado de las políticas del Estado chino.

Peter Navarro, el asesor comercial de la Casa Blanca, dijo que Estados Unidos necesita proteger sus “joyas de la corona” de alta tecnología de las prácticas predatorias de China.

“Hoy, la adquisición de una empresa emergente de Silicon Valley o incluso un proveedor de servicios de salud puede plantear preocupaciones tan serias desde una perspectiva de seguridad nacional como la adquisición de una empresa aeroespacial o de defensa”, dijo el secretario del Tesoro Adjunto de Estados Unidos, Heath Tarbert, al Congreso en abril.

Es por eso que Estados Unidos en enero bloqueó efectivamente la adquisición del servicio de transferencia de dinero MoneyGram por Ant Financial de China. Consideró que el acuerdo le daría a China acceso a los registros financieros de millones de estadounidenses, incluidos miembros de las fuerzas armadas.

Estados Unidos dice que el gobierno chino difumina las líneas entre las empresas estatales y privadas al financiar acuerdos como la compra en 2010 por Geely de Volvo Cars y la adquisición en 2016 del fabricante de dispositivos Media o el fabricante alemán de robótica Kuka.

En 2017, Trump vetó la venta de Qualcomm al fabricante chino Broadcom al considerar la transacción una amenaza para la seguridad nacional después de que Washington concluyó que el financiamiento provenía del gobierno de China.

Los funcionarios estadounidenses ven una amenaza en el plan de desarrollo a largo plazo de Beijing, llamado Made in China 2025. El plan exige la creación de poderosos jugadores chinos en áreas tales como tecnologías de la información, robótica, equipos aeroespaciales, vehículos eléctricos y productos biofarmacéuticos. Grupos empresariales extranjeros sostienen que Made in China 2025 los está forzando injustamente a dejar de lado esas industrias.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

NEGOCIOS

Así afectará al usuario la multa récord a Google por abuso de posición dominante

Mediatelecom

Publicado

en

20  Minutos –  EFE
La multa récord a Google de Bruselas por imponer su navegador en móviles con sistema operativo Android frente a otras opciones ha levantado fricciones no sólo entre Europa y EE UU sino entre los propios expertos europeos cuyas posiciones son divergentes respecto a si la medida favorecerá o no al usuario.
La Comisión Europea impuso esta semana la mayor sanción de la historia por incumplimiento de la normativa de competencia a Google, con una cuantía superior a los 4.300 millones de euros, tras acusar a la empresa de utilizar su sistema operativo Android para reforzar la posición de su buscador. La sanción, que será recurrida por Google ante los tribunales, ha levantado heridas a nivel internacional.
El propio presidente de EE UU, Donald Trump, salió a la palestra para advertir de que la Unión Europea (UE) se aprovecha de su país “pero no por mucho tiempo”. Sin embargo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, considera que Google ha usado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda, con unas prácticas que han negado a sus rivales la oportunidad de innovar y competir por sus méritos.
Google, por su parte, alega que su tecnología ha creado “más elección para todos, no menos” al hacer disponibles 24.000 dispositivos de todo tipo de precios, de más de 1.300 marcas diferentes. Los expertos tecnológicos difieren sobre lo justificado o no de la decisión de penalizar a Google y de sus posibles efectos sobre el usuario. El director de Análisis de la consultora IDC Research España, José Antonio Cano, explica que la multa a Google era “previsible” por saltarse la ley antimonopolio europea.
Con esa penalización a Google quien se verá especialmente favorecido es el usuario, no tanto por el impacto en el sistema operativo Android, que seguirá igual, sino por la posibilidad de disponer ahora de mayores opciones de búsqueda y libertad para retirar aplicaciones del móvil que no le gustan, explica el responsable de IDC. Google “no puede obligar a los fabricantes de móviles a usar sus servicios de forma unidireccional, ni exigir la instalación de sus aplicaciones prefijadas que no se puedan desinstalarse, añade el experto.
Por el contrario, el profesor del IE Business School y experto digital Enrique Dans se pregunta en su blog ¿dónde está el daño por parte de Google?, y explica que los usuarios sin duda están contentos con Android y lo adoptan hasta el punto de convertirlo en líder absoluto del mercado europeo y mundial.
Los desarrolladores tienen una plataforma sobre la que ofrecer sus aplicaciones y más de dos millones de ellos trabajan en Europa sistemáticamente sobre ella, continúa Dans. Añade que los fabricantes trabajan con un acuerdo con Google cuyas cláusulas pueden ignorar, y si deciden cumplirlas es porque suponen en general ventajas para aproximarse al mercado. A la pregunta de si la multa a Google supone “matar a la gallina de los huevos de oro” en temas de innovación en Europa, el responsable de IDC contesta con un no rotundo.
Al contrario, continúa, tras explicar que dicha acción podría convertirse “en un aliciente” para redefinir el marco de relaciones de la tecnológica con el resto de proveedores de móviles, como ocurrió con la multa también histórica contra Microsoft hace más de una década por exigir la instalación de Explorer junto a su sistema operativo Windows. Es una buena noticia que los fabricantes de móviles con sistema operativo Android puedan decidir a partir de ahora si llevan el navegador de Google u otro, añade.
Continúa que el usuario seguirá utilizando Android y los servicios de Google, aunque se verá beneficiado porque podrá elegir qué aplicaciones desea mantener o desinstalar de todas las “apps” de dicha tecnológica prefijadas, que ahora no puede eliminar por ir incorporadas al terminal por defecto, y así podrá personalizar aún más su móvil y mejorar su experiencia de usuario.
Frente a ese optimismo, Enrique Dans advierte de que “estamos sin duda ante una de esas medidas políticas que deciden ignorar completamente las bases de toda legislación antimonopolio, es decir que exista un daño al mercado o a la libre competencia”, que en este caso no existe. Lamenta esta posición de la UE que sigue “el camino mediático, el de la multa récord, el de la sanción arbitraria independientemente de los efectos sobre ese mercado; un camino que no lleva absolutamente a ninguna parte”.
Sobre posibles víctimas tecnológicas por temas de competencia en la UE, Apple podría ser la siguiente según se especula en el mercado, aunque sus peculiaridades son muy distintas a las de Google, al tratarse de un ecosistema cerrado, donde desde el terminal, hasta el sistema operativo y las aplicaciones propietarias pertenecen a dicha compañía, recuerda Cano.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

NEGOCIOS

Microsoft alcanza por primera vez ventas de 100.000 millones de dólares

Mediatelecom

Publicado

en

Expansión – Miriam Prieto

En los cuatro años al frente de la tecnológica, Satya Nadella ha logrado incrementar cerca de un 30% la facturación y el beneficio operativo gracias a su apuesta por el ‘cloud computing’.

La era que inauguró Satya Nadella cuando cogió las riendas de Microsoft hace cuatro años ha llevado a la histórica compañía de software a superar, por primera vez en su historia, los 100.000 millones de dólares anuales (unos 85.588 millones de euros) de facturación. Es el resultado del éxito de Nadella al abordar la reconversión de Microsoft desde una compañía de software para PC a un proveedor de servicios en la nube para empresas, un área de alto crecimiento.

En estos cuatro años, Nadella ha logrado incrementar los ingresos de Microsoft un 27% hasta superar en el último ejercicio fiscal, cerrado el pasado 30 de junio, los 110.360 millones de dólares. El beneficio operativo ha crecido en este periodo un 26%, hasta 35.000 millones de dólares.

Tirón en Bolsa

La compañía ha triplicado su valor en Bolsa, hasta superar los 820.000 millones de dólares. Microsoft no sólo es la tercera compañía más valiosa del mundo, sino que compite con Apple y Amazon en la carrera por ver cuál será la primera en alcanzar el billón de dólares de capitalización. En el último año, la acción se ha revalorizado un 43%. Ayer, a media sesión, las acciones subían cerca de un 3%, situando la cotización por encima de los 107 dólares.

Microsoft, que llegó tarde a revoluciones de calado en la industria tecnológica como la de los dispositivos móviles, ha sabido subirse a tiempo en el tren del cloud computing, explotando en los últimos años las posibilidades de negocio que supone el cambio del modelo de consumo de las capacidades informáticas por parte de las empresas, que están adoptando la fórmula de pago por uso.

Su plataforma de infraestructura de nube pública Azure, que compite con Amazon Web Services, creció un 89% en el cuarto trimestre fiscal, por encima de las previsiones de los analistas. En octubre, antes de lo previsto, la compañía anunció que había alcanzado con Azure unos ingresos anualizados (cifra que resulta de multiplicar por cuatro la facturación del último trimestre) de 20.000 millones de dólares.

Microsoft está sabiendo aprovechar su presencia en la empresa para comercializar sus soluciones en la nube. En los últimos meses, ha anunciado grandes contratos de cloud con compañías como Walmart, General Electric, Bayer y Starbucks.

Azure tiene un 16% de cuota del mercado mundial de infraestructura en la nube, lo que sitúa a Microsoft como segundo mayor proveedor por detrás de Amazon Web Services, según Canalys.

El boom del negocio de servicios en la nube está detrás de los buenos resultados del cuarto trimestre, en el que la compañía aumentó un 17% los ingresos, hasta superar los 30.000 millones de dólares, mientras que el beneficio se disparó un 10%, hasta 8.873 millones de dólares.

Nadella destacó ayer cómo la compañía ha sido capaz de anticipar con éxito las nuevas tendencias en la industria tecnológica.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

MEDIOS

Walmart busca darle un buen golpe a Netflix con su SVOD

Elizabeth Salazar

Publicado

en

Walmart planea ingresar al espacio de suscripción de video, lanzando el servicio a través de su división de entretenimiento digital Vudu, con la finalidad de competir con Netflix, Amazon y Hulu, informó Variety.

Se espera que el servicio SVOD sea lanzado en el cuarto trimestre de 2018 e incluya programas de televisión con licencia como películas, así como producciones originales.

La suscripción tendría un precio de ocho dólares por mes; sin embargo, esto aún queda como mera especulación ya que Walmart en 2017 consideró mudarse a SVOD, pero descartó la idea.

Vudu ha pasado años negociando con estudios de Hollywood y con cadenas de televisión para licenciar títulos que se puedan alquilar y descargar con un costo.

Fuentes cercanas confirmaron que Walmart ha logrado acuerdos de licencias con compañías de contenido. Un ejemplo es InstaWatch, función que otorga automáticamente a los clientes acceso en Vudu a una copia digital de DVD o discos Blu-ray comprados en las tiendas Walmart o en Walmart.com.

La multinacional de comercio minorista cuenta con los recursos financieros para construir una plataforma SVOD, sin necesidad de generar alianzas, ya que al final del trimestre (30 de abril de 2018) contaba con 7 mil 900 millones de dólares en efectivo, además de reportar  ventas por 121 mil 600 millones de dólares e ingresos netos de 2 mil 100 millones de dólares.

Lo que se espera con este servicio SVOD a través de Vudu es posicionarse como una alternativa más accesible, convencional y de bajo costo en comparación con Prime Video de Amazon o Netflix, plataformas que han avanzado rápidamente en la producción de contenido original.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

julio 2018
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

LO MÁS LEÍDO

Bitnami