Connect with us

AMÉRICA LATINA

Por primera vez, el INDEC medirá el consumo de los servicios digitales en el hogar

La Encuesta Nacional de Gasto en Hogares (ENGHO) está en pleno proceso. En esta oportunidad se incluyeron preguntas vinculadas con la contratación de servicios en combo y de streaming. Permitirá comparar el porcentaje de gasto respecto de los servicios públicos y el acceso a dispositivos

Mediatelecom

Published

on

iProfesional – Andrea Catalano

¿Contrata servicios de streaming? Y los servicios de internet, ¿los tiene en combo con la televisión por cable? Las preguntas pueden resultar obvias. Pero es la primera vez que estas consultas se incluyeron en la Encuesta Nacional de Consumo en Hogares (ENGHO) que realiza el INDEC.

Por primera vez, a la hora de evaluar los gastos de telecomunicaciones, se pondrá foco en las nuevas modalidades de contratación de servicios empaquetados y hasta en los nuevos consumos digitales que se realizan en los distintos sectores del país.

Se indagará también si compran por internet y si lo hacen en sitios nacionales o extranjeros y de las respuestas se obtendrán el dato de gastos de canasta de telecomunicaciones oficial más completo que se haya alcanzado hasta ahora.

La actividad está en pleno proceso. La nueva edición de la ENGHO se lanzó en noviembre de 2017 cuando se inició el trabajo de campo, que concluirá en noviembre de este año.

Es una tarea que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos realizó ya en cuatro oportunidades desde el retorno de la democracia. Y donde las preguntas que más cambiaron desde entonces fueron las relacionadas con las telecomunicaciones y la electrónica de consumo. En esta quinta edición es donde más se notará la diferencia. En otras palabras, será la más marcada por los tiempos digitales.

Los técnicos del INDEC que llevan adelante la tarea advierten que hoy la compra del teléfono móvil es lo más importante, en la consideración de los ciudadanos. Porque es el punto desde el cual se conectan a internet. Y esto es uno de los parámetros que llevó a hacer nuevas preguntas en la encuesta que se encuentra en pleno desarrollo.

Todo indica que los resultados del sondeo que finalizará este año se mostrará fuertes cambios en los consumos de telecomunicaciones por hogar. Respecto de mediciones anteriores y también de lo que ocurre con otros servicios públicos, por más que en el rubro de telecomunicaciones general sólo la telefonía fija es un servicio público.

Se estima que, al finalizar el sondeo, las cifras hayan experimentado fuertes cambios respecto de encuestas anteriores. “Por los números que van llegando se ve que el gasto de comunicaciones en el hogar es más alto que el de cualquier otro servicio público”, dijo a iProfesional, Guillermo Manzano, director de Estudios de Ingresos y Gastos de los Hogares del INDEC. Aún cuando todavía no es posible tener números finales.

No obstante, esa percepción parece tener asidero tanto cuando se recuerdan los montos de las facturas que llegan al hogar, como cuando se hace la consulta entre las prestadoras de los esos servicios públicos.

Hacer el ejercicio respalda parte de lo que ya se vislumbra desde la ENGHO: Mientras en Capital Federal ningún servicio de banda ancha (sin promoción) baja de los $600 o $700, el consumo promedio de los 2 millones de clientes que tiene Edenor se ubica en los $446, a mayo, según datos de la empresa. Y si se trata del gas, los 2,3 millones de usuarios que posee Metrogas pagaron en promedio una factura de $704 en abril, según información de la empresa.

Si las telecomunicaciones están compuestas, además, por la telefonía fija, la móvil y la televisión por cable, la cuenta final de este sector será muy superior a la del resto de los servicios públicos. Y si bien en los datos finales del sondeo del INDEC figurarán los porcentajes de lo que cada gasto representa en el hogar -y no los precios- es posible aventurar que la participación de las telecomunicaciones será importante.

La decisión de introducir nuevas preguntas se tomó ante la evidencia empírica de que los argentinos están consumiendo y contratando servicios de telecomunicaciones bajo nuevas modalidades. Comportamientos que, además, se van a ver fuertemente modificados hacia adelante, en momentos en que el país avanza, aunque lenta y trabajosamente, hacia una mayor convergencia de las telecomunicaciones.

“Ahora se pregunta si se contratan servicios de streaming, si los servicios de internet y televisión se los adquiere en paquetes, y si compra por internet”, explicó a iProfesional, Santiago Boffi, coordinador de la ENGHO.

Entre las preguntas nuevas se incluye si los hogares consumen banda ancha más telefonía, o banda más TV por cable o, inclusive, banda ancha más TV por cable más telefonía fija. Estas alternativas engloban las variantes móviles y satelitales, todo dentro del rubro Paquete de Servicios de Comunicación.

También se hará la diferenciación dentro del Servicio de Televisión, pues la pregunta gira en torno a la tecnología, es decir, si se trata de televisión por cable o satelital.

En cuanto a la telefonía fija, la consulta irá por el servicio básico tal como se lo conoce o si se usan tarjetas para poder hablar, una modalidad que se implementó hace más de 10 años, tras las crisis del 2001.

En cuanto a internet, aparecen las preguntas relativas a si el acceso se realiza desde la conexión telefónica, o por cablemódem, por satélite o si es vía teléfono móvil. Acá entran, a su vez, las consultas vinculadas con los servicios de streaming, sean videos, música, o películas por la web.

Si bien muchos de estas aspectos están medidos desde el sector privado, se trate de consultoras o de asociaciones empresarias, la validez de esta medición es que será oficial y que podrá ser contrastada con esos datos, dado el universo de casos que toman. Actividad que sólo un organismo como el INDEC está en condiciones de desplegar de manera tan vasta.

La evaluación alcanza a 45.000 viviendas distribuidas en todo el territorio nacional, en poblaciones urbanas y rurales que están por encima de los 500.000 habitantes o que cuentan con sólo 2.000 ciudadanos constantes. Tal la dimensión de la muestra.

La selección de hogares se realiza según estrato socioeconómico y representa a las viviendas de cada uno de ellos. Los elegidos deben contestar, en una semana, cinco cuestionarios, a saber:

1. Características de los hogares.

2. Gastos diarios (alimentos, bebidas, artículos de limpieza)

3. Gastos varios (telecomunicaciones, transporte, ropa, consultas médicas, etc)

4. Gastos personales para miembros de 10 y más años (entrada al cine, viaje en colectivo, etc)

5. Ingresos.

“Los datos contribuyen a definir la canasta IPC (Indice de Precios al Consumidor) y la línea de pobreza”, explicó Manzano, quien admitió que el acceso al teléfono móvil es básico para los segmentos de menores ingresos económicos puesto que es el único punto con el cual se puede conectar a internet y, a partir de allí, buscar trabajo, solicitar una emergencia, y demás servicios

Mediciones cargadas de vértigo
Aunque hoy no es posible tener datos concretos sobre el consumo de la canasta de telecomunicaciones por estar en pleno trabajo de campo, la percepción indica que volverá a crecer de manera exponencial, tal como viene ocurriendo desde las primeras mediciones realizadas allá por 1985/1986, en plena vigencia del Plan Austral de la presidencia de Raúl Alfonsín.

En aquel entonces, las telecomunicaciones tenían una participación del 0,9% en el gasto por hogares. Era la época en que tener teléfono fijo era tan difícil como ganar la quiniela y que, según en qué parte del país se viviera, el acceso a productos de electrónica de consumo era un lujo de unos pocos.

Ese mismo índice saltó al 2,4%, es decir, estuvo cerca de triplicarse en la medición de 1996/97 cuando, en pleno menemismo, se realizó la primera medición a nivel nacional. La primera se había concentrado sólo en el área metropolitana y GBA. Por ende, la de los ’90 se constituyó en la primera que barrió todo el territorio argentino.

¿Qué ocurría en aquel entonces? La Argentina se encontraba en plena ola privatizadora. Hacía apenas tres años que había arrancado la telefonía móvil de manera masiva. Sólo existían Miniphone (una compañía conjunta entre Telefónica y Telecom) y CTI que, en conjunto, no llegaban al millón de habitantes. Para conectarse a internet había que marcar el 0610, escuchar un ruidito sordo y esperar a la buena suerte pues tampoco existía lo que, años más tarde, se conocería como alta velocidad, la banda ancha.

¿Cómo es que saltó tanto el índice entonces? Porque fue la época de la construcción de redes telefónicas basadas en cobre que, en poco tiempo, logró que la mayoría de los hogares del país, tuviera teléfono fijo. En sólo 15 días era posible tener el servicio. Desde entonces, ya no hubo que ir a la casa del vecino a pedirlo prestado para hacer una llamada insalvable.

Cambió el milenio. No hubo error informático. Y se llegó a la medición de la ENGHO de 2004/2005. Se había superado la crisis de 2001, la Argentina se encontraba en plena etapa de recuperación y crecimiento. También de las telecomunicaciones. En el lapso, entre medición y medición, y pese a la crisis, los argentinos conocieron internet a través de cibercafés y locutorios. Y vieron que conectarse era bueno.

El consumo de la canasta de telecomunicaciones volvió a saltar. Ahora, hasta el 3,9% a nivel nacional. La decisión de contratar internet en el hogar, la irrupción del cablemódem como alternativa, la web, en definitiva como ventana para pispiar nuevas oportunidades comenzó a ser un hecho.

Así se llegó a la encuesta de 2012/13, donde también se advierte un salto. Para ese entonces, el gasto de telecomunicaciones en el hogar alcanzaba el 5% del total. Sin embargo, esta medición no es muy tomada en cuenta a nivel técnico.

Sucede que, cuando se la efectuó, no fue posible obtener una muestra lo suficientemente amplia, y muchos datos generaron muchas dudas, razón por la que decidió encararse la nueva ENGHO el año pasado. A la falta de amplitud de la muestra debe agregarse la situación de inestabilidad que afectó al INDEC desde 2006 en adelante.

Por eso, en la que se encara ahora, no sólo se abordan nuevamente cuestiones de aquel sondeo sino los nuevos, más acordes a los tiempos digitales. Pero también los relativos a comportamientos que “vuelven” como la compra de discos de vinilo.

“Respecto de la compra de aparatos se pregunta siempre sobre los existentes en el mercado. Por ejemplo, ahora se vuelve a preguntar sobre los vinilos porque hay un resurgimiento de ese segmento”, señaló Boffi.

Al igual que en oportunidades anteriores, este tipo de gasto continúa agrupándose en un paraguas mayor de Transporte y Telecomunicaciones, pese a que la relevancia de este último es creciente.

La encuesta se extiende a lo largo de 52 semanas de las cuales 48 quedan bajo estudio puesto que, por cada trimestre, se da una semana de descanso. Ya hay más de 29 semanas relevadas.

“La consulta se hace de manera simultánea en todo el territorio. En esta encuesta se hará un mejor barrido puesto que se están relevando centros urbanos desde 2.000 habitantes en adelante. En la encuesta anterior la medición se tomaba en localidades desde 5.000 habitantes. Y todas las semanas se están realizando los sondeos a los diferentes estratos sociales y geografías”, señaló, por su parte, Ariel Rabasa, coordinador nacional de Relevamientos del INDEC.

Se trata, como se dijo, de una evaluación sobre cinco estratos sociales distintos divididos por áreas compuestas, cada una de ellas, por unas 300 a 500 viviendas. La muestra más importante del país a cargo de más de 500 personas.

La ENGHO, por ende, permitirá echar luz sobre el gasto total de hogares y, a partir de ahí, obtener la comparación más fidedigna realizada en tiempos digitales.

AMÉRICA LATINA

Movistar lanzará en marzo la nueva generación de chip para celulares y anuncia más fibra óptica para Chile

Mediatelecom

Published

on

La Tercera –  Francisca O’Ryan.

Gracias a su tamaño, permite mayor libertad de diseño, ya que al utilizar menos espacio puede ser integrada en más dispositivos, como relojes, tablets y automóviles, entre otros.


Un ambicioso 2019 proyecta Movistar, filial de la española Telefónica, en Chile. El VP de la compañía, Fernando Saiz, anunció dos grandes proyectos: más fibra óptica para el país y tarjeta eSIM.

Lo primero será un avance para conectar más a Chile. En esa línea, la firma cableará a seis ciudades 100% con fibra óptica, lo que supone entregar datos de manera más rápida dentro del país. En 2018 Movistar conectó 104 mil hogares, pymes y escuelas, y durante 2019 las metas de la compañía apuestan por tener un 60% de su parque fijo conectado a esta tecnología.

“Somos la compañía con más kilómetros de cables de fibra en Chile, con el 48% del total de conexiones. Y desde el 2018, cada 1 minuto conectamos un nuevo cliente hogar con fibra óptica”, señaló Saiz.

El ejecutivo también abordó el rol clave de esta tecnología en la conectividad del futuro, incluso en el próximo despliegue del 5G, siendo crucial para apalancar la conectividad móvil (4G) y la conectividad fija. En ese sentido, Saiz señaló que “necesitamos obtener mayores facilidades para el despliegue de fibra por parte de organismos y autoridades locales”.

Pero no fue lo único. La operadora anunció también que lanzará en marzo en Chile el esperado ecosistema en torno a la eSIM. Se trata de la evolución de la SIMcard tradicional, ya que está integrada al interior del dispositivo y pasa a formar parte del hardware, digitalizando así el proceso de conexión a la red.

Gracias a su tamaño, permite mayor libertad de diseño, ya que al utilizar menos espacio puede ser integrada en más dispositivos, como relojes, tablets y automóviles, entre otros.

Además es más ecológica, ya que elimina el plástico.

Desde la empresa aseguraron que el proceso de habilitación de los primeros dispositivos con eSIM se hará de manera progresiva a lo largo de todo Chile y la primera etapa considerará la entrega de una tarjeta física con un código QR que permitirá los usuarios la habilitación de manera digital de su número y plan.

Esto facilitará el proceso para los usuarios, evitando la necesidad de ir a una sucursal.

Otros lanzamientos

La compañía también anunció otras novedades. Entre estas se destacó el lanzamiento de App Smart Wifi 2.0 para el segundo semestre de 2019, que potenciará la posibilidad de controlar la red del hogar de forma simple y segura, de manera remota, es decir, ingresando a la App desde cualquier parte del mundo.

Además, la operadora continuará ampliando su oferta de contenidos con el servicio “Movistar Play Full”, que llevará todos los atributos de la TV tradicional a Internet, sin la necesidad de instalar cables ni decodificadores, entregando acceso en cualquier momento y lugar.

Por último, potenciará sus contenidos incorporando series chilenas, las que tendrán un estreno internacional para toda la región, entre ellas, la popular teleserie “Pituca sin lucas”.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Las empresas de telefonía celular prevén nuevos aumentos de tarifas

Mediatelecom

Published

on

La Nación – Guido Ratti

Marzo llegará con malas noticias para los consumidores, con incrementos en las tarifas del servicio de telefonía celular, uno de los rubros -comunicaciones- que mayores aumentos tuvieron a lo largo de 2018, con una variación anual del 55,3%, por encima de la inflación promedio que releva el Indec. En enero pasado, comunicaciones fue el sector que registró mayores aumentos dentro del índice de precios al consumidor, con una suba de 7,4% respecto de diciembre pasado, más del doble del incremento promedio que tuvo el IPC, de 2,9%.

Entre las principales operadoras del mercado, Personal fue la primera en incrementar sus tarifas los primeros días del mes pasado, mientras que Movistar informó que lo hará desde esta semana y los aumentos de Claro llegarán en abril. Las subas afectarán a unos 60 millones de líneas de telefonía celular.

Movistar, la empresa de telefonía móvil de Telefónica, confirmó un “ajuste promedio del 18% para clientes prepagos y pospagos”, aunque explicó que algunos planes y servicios no serán alcanzados por el incremento. La suba tendrá vigencia a partir del próximo viernes, 1º de marzo, aunque para el caso de los clientes pospago el incremento dependerá del momento del corte en la facturación.

En la compañía confirmaron que los clientes ya fueron notificados con anticipación a través de distintos medios con el objetivo de que “todos tengan acceso a la información”. Movistar tiene 18,6 millones de clientes de telefonía móvil.ADVERTISING

Por su parte, fuentes de Claro confirmaron que en abril la empresa aplicará un incremento promedio del 15% en prepagos y pospagos, aunque llegada la fecha “se revisará si se aplica o no” ese aumento. La compañía tiene más de 21 millones de clientes y ofrece diferentes beneficios, entre ellos a quienes realizan la portabilidad numérica, con un descuento por 18 meses en el plan contratado.

La compañía Personal, del grupo Telecom, con más de 18,4 millones de clientes, aplicó desde el 5 de enero pasado un incremento promedio del 17% en el precio de sus servicios, tanto prepagos como pospagos. Fuentes de la empresa justificaron los incrementos porque “son necesarios para acompañar el aumento de costos generales y la permanente necesidad de ampliar la infraestructura en todo el país”.

En la empresa señalaron que “Personal no había realizado ningún incremento durante la última parte de 2018, como otros operadores”. Además, agregaron: “Por el momento, no tenemos previsto una nueva actualización y en el caso de corresponder será comunicada a los clientes con 60 días de anticipación”.

Consumo en retroceso

Frente a los incrementos de tarifas, los clientes de telefonía se inclinan por los servicios prepagos (con carga previa de saldo con tarjeta), por sobre los pospagos (abono mensual). Mientras que 52,5 millones de líneas son prepagas, según datos del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) actualizados al tercer trimestre del año pasado, 6,5 millones corresponden a líneas pospago.

Sin embargo, a la hora del consumo las cifras indican que son los clientes con abonos pospago quienes mayor cantidad de llamadas realizan: 5,1 millones de llamadas, frente a los 2,6 millones de las líneas prepagas.

La cantidad de celulares por cada 100 habitantes viene en caída desde el último trimestre de 2016: de 145 celulares bajó a 132 para el tercer trimestre de 2018, últimos datos disponibles. El máximo de los últimos años había sido en el último trimestre de 2013, con casi 160 líneas por cada 100 personas.

En relación con la portabilidad móvil, siempre según informes del Enacom, los datos netos mensuales por operador para enero pasado (la diferencia entre altas y bajas mensuales) indica que Personal fue la que mejor desempeño tuvo, con 26.164 altas netas, seguida por Claro, con 10.198. Nextel tuvo un desempeño negativo de 6078 bajas y Movistar tuvo el menor rendimiento, con un saldo negativo de 30.284 líneas.

Los ingresos económicos por el servicio de telefonía móvil de los operadores alcanzaron en el último trimestre de 2018 los $45.708 millones, más de US$1137 millones. En el mismo período se registraron un total de 7814 millones de llamadas salientes en la telefonía celular de todo el país.

El mercado de la telefonía móvil en la Argentina

21 millones

Son los clientes que tiene Claro, la mayor operadora de un mercado que tiene 60 millones de usuarios de celulares.

18,6millones

Son los usuarios de Movistar; la empresa de Telefónica tiene 24 millones de accesos totales de clientes (entre telefonía móvil, fija, banda ancha y TV).

18,4millones

La compañía Personal, de Telecom, es otro de los jugadores de peso en el rubro telefonía móvil en el país y ofrece redes 4G en 1500 localidades

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Argentina espera consenso para aprobar la ‘Ley Convergente’ en comunicaciones

Mediatelecom

Published

on

La Vanguardia

La ‘Ley Convergente’ en materia de comunicaciones que se discute en Argentina debe ser producto del consenso y no tener “visiones partidarias”, ha dicho este lunes en Barcelona la presidenta del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) de ese país, Silvana Giudici.

“La ‘Ley Convergente’ es una ley que tiene incluir amplísimos consensos porque no es una ley dedicada, como en el anterior Gobierno la ‘Ley de Medios’, que fue creada para perjudicar a algunos o para generar condiciones políticas que en definitiva lo que hicieron fue menoscabar la pluralidad de voces en la Argentina”, señala Giudice en una entrevista con Efe.

La funcionaria, que participa en Barcelona en el Congreso Mundial de Móviles (MWC), ha agregado que a pesar de las críticas recibidas, la iniciativa ha recibido aportaciones de distintos sectores, lo que garantiza su pluralidad.

Giudice ha recordado que en este momento en el Congreso argentino se debate además la llamada ‘Ley Corta’, de tres o cuatro artículos solamente dedicados a las comunicaciones, “y a partir de ese debate luego se dará paso al envío de la ‘Ley Convergente’ en su conjunto”.

Esta ley, que permitirá a las compañías telefónicas insertarse en el mercado del llamado “cuádruple play”, que combina el servicio “triple play” (empaquetamiento de servicios y contenidos audiovisuales de telefonía fija, banda ancha y televisión) y la oferta de servicios móviles, ha sido duramente criticada por la oposición, pero Giudice considera que no hay motivos para rechazarla porque “no persigue a nadie”.

En opinión de la presidenta del Enacom, este proyecto de ley necesita del consenso político pleno “porque se trata de una ley absolutamente para el futuro”.

“Hoy no solo estamos hablando de telecomunicaciones, estamos hablando de Inteligencia Artificial, de Internet de las Cosas, de robotización, de agenda digital, todos estos temas no estaban ni siquiera vislumbrados en el 2009 cuando se discutió el marco regulatorio en la Argentina”, ha afirmado.

Giudice ha insistido en su defensa del consenso en este caso porque, según ha dicho, la idea es “que esta sea una ley justamente que beneficie a todos, que no persiga a nadie, que no prescriba a nadie, que respete la libertad de expresión plenamente y además genere las condiciones para la inversión privada”.

En ese sentido ha defendido que el capital privado, “junto con el esfuerzo que se hace del sector público” ayuda a tener una infraestructura de telecomunicaciones que permite a Argentina tener una “base de competitividad que se necesita para el desarrollo económico sustentable de un país”.

“Estamos en este momento con los presidentes de las dos comisiones, tanto de Comunicaciones de Diputados, como del Senado, generando las condiciones para que se pueda aprobar y creemos que sí, que siempre hay condiciones políticas para tratar una ley que en definitiva habla del desarrollo de un país”, ha manifestado.

La directora del Enacom se ha referido también al momento político y económico de Argentina, que ha definido como “un camino muy interesante” a pesar de las dificultades porque, según ha indicado, el Gobierno del presidente Mauricio Macri ha recuperado la buena imagen internacional y el mundo ve al país “como un lugar para invertir, para generar desarrollo sobre todo en el tema de las telecomunicaciones”.

“Desde el Enecom vemos este momento particular de nuestro país como una oportunidad de generar la infraestructura de comunicaciones necesarias para que (…) nuestro país dé un salto cualitativo en relación con otros países de la región”, ha comentado.

La funcionaria ha reconocido que el país no ha avanzado lo suficiente en la implantación de la tecnología 4G, pero ha aclarado que el Gobierno se ha fijado para este año “la meta de tener el 93 % de los habitantes argentinos conectados a 4G e internet móvil”.

En cuanto a la tecnología 5G, ha dicho que se están haciendo “pruebas experimentales para atribuciones de banda de espectro” pero la prioridad sigue siendo la 4G.

“No hay posibilidades de 5G si no completamos la red de 4G”, ha argumentado, a la vez que ha explicado que esta tecnología “recién está funcionando en algunos de los países más avanzados”.

Continue Reading

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO