COMUNIDAD MEDIATELECOM

AMÉRICA LATINA

Por primera vez, el INDEC medirá el consumo de los servicios digitales en el hogar

La Encuesta Nacional de Gasto en Hogares (ENGHO) está en pleno proceso. En esta oportunidad se incluyeron preguntas vinculadas con la contratación de servicios en combo y de streaming. Permitirá comparar el porcentaje de gasto respecto de los servicios públicos y el acceso a dispositivos

Mediatelecom

Publicado

en

iProfesional – Andrea Catalano

¿Contrata servicios de streaming? Y los servicios de internet, ¿los tiene en combo con la televisión por cable? Las preguntas pueden resultar obvias. Pero es la primera vez que estas consultas se incluyeron en la Encuesta Nacional de Consumo en Hogares (ENGHO) que realiza el INDEC.

Por primera vez, a la hora de evaluar los gastos de telecomunicaciones, se pondrá foco en las nuevas modalidades de contratación de servicios empaquetados y hasta en los nuevos consumos digitales que se realizan en los distintos sectores del país.

Se indagará también si compran por internet y si lo hacen en sitios nacionales o extranjeros y de las respuestas se obtendrán el dato de gastos de canasta de telecomunicaciones oficial más completo que se haya alcanzado hasta ahora.

La actividad está en pleno proceso. La nueva edición de la ENGHO se lanzó en noviembre de 2017 cuando se inició el trabajo de campo, que concluirá en noviembre de este año.

Es una tarea que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos realizó ya en cuatro oportunidades desde el retorno de la democracia. Y donde las preguntas que más cambiaron desde entonces fueron las relacionadas con las telecomunicaciones y la electrónica de consumo. En esta quinta edición es donde más se notará la diferencia. En otras palabras, será la más marcada por los tiempos digitales.

Los técnicos del INDEC que llevan adelante la tarea advierten que hoy la compra del teléfono móvil es lo más importante, en la consideración de los ciudadanos. Porque es el punto desde el cual se conectan a internet. Y esto es uno de los parámetros que llevó a hacer nuevas preguntas en la encuesta que se encuentra en pleno desarrollo.

Todo indica que los resultados del sondeo que finalizará este año se mostrará fuertes cambios en los consumos de telecomunicaciones por hogar. Respecto de mediciones anteriores y también de lo que ocurre con otros servicios públicos, por más que en el rubro de telecomunicaciones general sólo la telefonía fija es un servicio público.

Se estima que, al finalizar el sondeo, las cifras hayan experimentado fuertes cambios respecto de encuestas anteriores. “Por los números que van llegando se ve que el gasto de comunicaciones en el hogar es más alto que el de cualquier otro servicio público”, dijo a iProfesional, Guillermo Manzano, director de Estudios de Ingresos y Gastos de los Hogares del INDEC. Aún cuando todavía no es posible tener números finales.

No obstante, esa percepción parece tener asidero tanto cuando se recuerdan los montos de las facturas que llegan al hogar, como cuando se hace la consulta entre las prestadoras de los esos servicios públicos.

Hacer el ejercicio respalda parte de lo que ya se vislumbra desde la ENGHO: Mientras en Capital Federal ningún servicio de banda ancha (sin promoción) baja de los $600 o $700, el consumo promedio de los 2 millones de clientes que tiene Edenor se ubica en los $446, a mayo, según datos de la empresa. Y si se trata del gas, los 2,3 millones de usuarios que posee Metrogas pagaron en promedio una factura de $704 en abril, según información de la empresa.

Si las telecomunicaciones están compuestas, además, por la telefonía fija, la móvil y la televisión por cable, la cuenta final de este sector será muy superior a la del resto de los servicios públicos. Y si bien en los datos finales del sondeo del INDEC figurarán los porcentajes de lo que cada gasto representa en el hogar -y no los precios- es posible aventurar que la participación de las telecomunicaciones será importante.

La decisión de introducir nuevas preguntas se tomó ante la evidencia empírica de que los argentinos están consumiendo y contratando servicios de telecomunicaciones bajo nuevas modalidades. Comportamientos que, además, se van a ver fuertemente modificados hacia adelante, en momentos en que el país avanza, aunque lenta y trabajosamente, hacia una mayor convergencia de las telecomunicaciones.

“Ahora se pregunta si se contratan servicios de streaming, si los servicios de internet y televisión se los adquiere en paquetes, y si compra por internet”, explicó a iProfesional, Santiago Boffi, coordinador de la ENGHO.

Entre las preguntas nuevas se incluye si los hogares consumen banda ancha más telefonía, o banda más TV por cable o, inclusive, banda ancha más TV por cable más telefonía fija. Estas alternativas engloban las variantes móviles y satelitales, todo dentro del rubro Paquete de Servicios de Comunicación.

También se hará la diferenciación dentro del Servicio de Televisión, pues la pregunta gira en torno a la tecnología, es decir, si se trata de televisión por cable o satelital.

En cuanto a la telefonía fija, la consulta irá por el servicio básico tal como se lo conoce o si se usan tarjetas para poder hablar, una modalidad que se implementó hace más de 10 años, tras las crisis del 2001.

En cuanto a internet, aparecen las preguntas relativas a si el acceso se realiza desde la conexión telefónica, o por cablemódem, por satélite o si es vía teléfono móvil. Acá entran, a su vez, las consultas vinculadas con los servicios de streaming, sean videos, música, o películas por la web.

Si bien muchos de estas aspectos están medidos desde el sector privado, se trate de consultoras o de asociaciones empresarias, la validez de esta medición es que será oficial y que podrá ser contrastada con esos datos, dado el universo de casos que toman. Actividad que sólo un organismo como el INDEC está en condiciones de desplegar de manera tan vasta.

La evaluación alcanza a 45.000 viviendas distribuidas en todo el territorio nacional, en poblaciones urbanas y rurales que están por encima de los 500.000 habitantes o que cuentan con sólo 2.000 ciudadanos constantes. Tal la dimensión de la muestra.

La selección de hogares se realiza según estrato socioeconómico y representa a las viviendas de cada uno de ellos. Los elegidos deben contestar, en una semana, cinco cuestionarios, a saber:

1. Características de los hogares.

2. Gastos diarios (alimentos, bebidas, artículos de limpieza)

3. Gastos varios (telecomunicaciones, transporte, ropa, consultas médicas, etc)

4. Gastos personales para miembros de 10 y más años (entrada al cine, viaje en colectivo, etc)

5. Ingresos.

“Los datos contribuyen a definir la canasta IPC (Indice de Precios al Consumidor) y la línea de pobreza”, explicó Manzano, quien admitió que el acceso al teléfono móvil es básico para los segmentos de menores ingresos económicos puesto que es el único punto con el cual se puede conectar a internet y, a partir de allí, buscar trabajo, solicitar una emergencia, y demás servicios

Mediciones cargadas de vértigo
Aunque hoy no es posible tener datos concretos sobre el consumo de la canasta de telecomunicaciones por estar en pleno trabajo de campo, la percepción indica que volverá a crecer de manera exponencial, tal como viene ocurriendo desde las primeras mediciones realizadas allá por 1985/1986, en plena vigencia del Plan Austral de la presidencia de Raúl Alfonsín.

En aquel entonces, las telecomunicaciones tenían una participación del 0,9% en el gasto por hogares. Era la época en que tener teléfono fijo era tan difícil como ganar la quiniela y que, según en qué parte del país se viviera, el acceso a productos de electrónica de consumo era un lujo de unos pocos.

Ese mismo índice saltó al 2,4%, es decir, estuvo cerca de triplicarse en la medición de 1996/97 cuando, en pleno menemismo, se realizó la primera medición a nivel nacional. La primera se había concentrado sólo en el área metropolitana y GBA. Por ende, la de los ’90 se constituyó en la primera que barrió todo el territorio argentino.

¿Qué ocurría en aquel entonces? La Argentina se encontraba en plena ola privatizadora. Hacía apenas tres años que había arrancado la telefonía móvil de manera masiva. Sólo existían Miniphone (una compañía conjunta entre Telefónica y Telecom) y CTI que, en conjunto, no llegaban al millón de habitantes. Para conectarse a internet había que marcar el 0610, escuchar un ruidito sordo y esperar a la buena suerte pues tampoco existía lo que, años más tarde, se conocería como alta velocidad, la banda ancha.

¿Cómo es que saltó tanto el índice entonces? Porque fue la época de la construcción de redes telefónicas basadas en cobre que, en poco tiempo, logró que la mayoría de los hogares del país, tuviera teléfono fijo. En sólo 15 días era posible tener el servicio. Desde entonces, ya no hubo que ir a la casa del vecino a pedirlo prestado para hacer una llamada insalvable.

Cambió el milenio. No hubo error informático. Y se llegó a la medición de la ENGHO de 2004/2005. Se había superado la crisis de 2001, la Argentina se encontraba en plena etapa de recuperación y crecimiento. También de las telecomunicaciones. En el lapso, entre medición y medición, y pese a la crisis, los argentinos conocieron internet a través de cibercafés y locutorios. Y vieron que conectarse era bueno.

El consumo de la canasta de telecomunicaciones volvió a saltar. Ahora, hasta el 3,9% a nivel nacional. La decisión de contratar internet en el hogar, la irrupción del cablemódem como alternativa, la web, en definitiva como ventana para pispiar nuevas oportunidades comenzó a ser un hecho.

Así se llegó a la encuesta de 2012/13, donde también se advierte un salto. Para ese entonces, el gasto de telecomunicaciones en el hogar alcanzaba el 5% del total. Sin embargo, esta medición no es muy tomada en cuenta a nivel técnico.

Sucede que, cuando se la efectuó, no fue posible obtener una muestra lo suficientemente amplia, y muchos datos generaron muchas dudas, razón por la que decidió encararse la nueva ENGHO el año pasado. A la falta de amplitud de la muestra debe agregarse la situación de inestabilidad que afectó al INDEC desde 2006 en adelante.

Por eso, en la que se encara ahora, no sólo se abordan nuevamente cuestiones de aquel sondeo sino los nuevos, más acordes a los tiempos digitales. Pero también los relativos a comportamientos que “vuelven” como la compra de discos de vinilo.

“Respecto de la compra de aparatos se pregunta siempre sobre los existentes en el mercado. Por ejemplo, ahora se vuelve a preguntar sobre los vinilos porque hay un resurgimiento de ese segmento”, señaló Boffi.

Al igual que en oportunidades anteriores, este tipo de gasto continúa agrupándose en un paraguas mayor de Transporte y Telecomunicaciones, pese a que la relevancia de este último es creciente.

La encuesta se extiende a lo largo de 52 semanas de las cuales 48 quedan bajo estudio puesto que, por cada trimestre, se da una semana de descanso. Ya hay más de 29 semanas relevadas.

“La consulta se hace de manera simultánea en todo el territorio. En esta encuesta se hará un mejor barrido puesto que se están relevando centros urbanos desde 2.000 habitantes en adelante. En la encuesta anterior la medición se tomaba en localidades desde 5.000 habitantes. Y todas las semanas se están realizando los sondeos a los diferentes estratos sociales y geografías”, señaló, por su parte, Ariel Rabasa, coordinador nacional de Relevamientos del INDEC.

Se trata, como se dijo, de una evaluación sobre cinco estratos sociales distintos divididos por áreas compuestas, cada una de ellas, por unas 300 a 500 viviendas. La muestra más importante del país a cargo de más de 500 personas.

La ENGHO, por ende, permitirá echar luz sobre el gasto total de hogares y, a partir de ahí, obtener la comparación más fidedigna realizada en tiempos digitales.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

AMÉRICA LATINA

Los 5 retos tecnológicos del presidente electo Iván Duque

Mediatelecom

Publicado

en

El Tiempo-Camilo Peña Castañeda

El próximo 12 de agosto, Iván Duque se posesiona como nuevo presidente de Colombia y si bien tiene retos importantes en sectores como la educación, la salud y la economía, también es fundamental que construya una política digital que permita al país avanzar en la llamada cuarta revolución industrial.

En Tecnósfera planteamos cinco retos que debería asumir el nuevo Gobierno y de esta manera consolidar al país en la economía digital. Estos aspectos son:

Adjudicación del ‘dividendo digital’: Conocida también como la banda de 700 MHz, esta porción del espectro (la autopista invisible por donde viajan las comunicaciones) permitirá mayor despliegue de la tecnología 4G y, sobre todo, conectará a los colombianos que residen en los lugares más alejadas del país.

De la banda de 700 MHz se viene hablando desde el 2015 y hasta la fecha no ha sido adjudicada. Y es que ha tenido muchos tropiezos, como por ejemplo el laudo arbitral que obligó a Claro y a Telefónica a desembolsar 4,7 billones de pesos por reversión de activos. Esto, según los expertos, dejó a los operadores financieramente exhaustos.

Los especialistas también apuntan a que el sector de telecomunicaciones no atraviesa por un buen momento, razón por la cual no existe un ambiente “sano” de inversión. Por el momento, el actual Gobierno tiene en sus manos un segundo borrador de subasta que dictará las reglas de juego. Si bien hasta el 28 de mayo se recibieron comentarios de los interesados sobre ese documento, es complicado que esa porción del espectro se adjudique en lo que resta de gobierno.

Regulador convergente: La tecnología va más rápido que la regulación y por eso es necesario crear una institución que entienda y se encargue de los retos que supone la economía digital. El actual Ministerio TIC había planteado un proyecto de regulador convergente, pero a principios de julio el Congreso aprobó el retiro del documento, solicitado por la misma cartera TIC.

El nuevo Congreso tendrá la potestad de ‘revivir’ ese proyecto o las otras tres iniciativas que tienen el mismo fin: crear un único regulador convergente.

Estos proyectos se reparten así: Uno del senador Andrés García Zuccardi y dos del senador Jorge Hernando Pedraza. Por ley, estos documentos se unieron para crear una única propuesta. Y por otro lado, están las iniciativas de la senadora María del Rosario Guerra y del Ministerio TIC.

Un regulador convergente se traducirá, según la GSMA, en menores barreras de entrada y operación, así como en una mayor diversidad en la prestación de servicios a lo largo de la cadena, incentivando la innovación, la inversión y la competencia.

Uber: Servicios como Uber, Airbnb, Netflix, entre otros, han planteado tortuosos dolores de cabeza y no precisamente por los servicios que ofrecen, sino porque suponen gigantescos retos para la economía tradicional.

Y Uber es un buen ejemplo, pues en el país se han suscitado notables problemas, que van desde protestas y paros, hasta la creación de nuevos reglamentos, como por ejemplo, la modernización del sistema de pago de los taxistas, que desde agosto entrará a regir.

De hecho, recientemente se ‘revivió’ el debate sobre el uso de estas plataformas en el país, debido a que Airbnb habilitó la opción de guía turístico. La polémica se generó porque aunque en otros países la aplicación pide una certificación para cumplir con los requisitos para ser guía, en Colombia esto todavía no se exige.

Inevitablemente estas plataformas van más rápido que la legislación y es oportuno que el nuevo Gobierno le ponga la lupa a este tema y consolide un marco regulatorio.

Despliegue 4G y conectar a los no conectados: Colombia actualmente registra 11 millones de conexiones 4G y la meta para los próximos cuatro años sería, según Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), llegar a 40 millones.

“Si seguimos la lógica de crecimiento de los últimos años, es posible pensar que durante el nuevo Gobierno se llegue a 40 o 45 millones de conexiones. Y para que eso sea posible, será necesario la banda de 700 MHz, la cual estimo se adjudicará al finalizar el 2018”, añadió el experto.

Pero también será significativo que Iván Duque mejore al acceso a internet de alta velocidad. Estimaciones del Ministerio TIC dicen es necesario potenciar la penetración de banda ancha fija (12 de cada 100 habitantes)  y en la promoción de mejores velocidades, debido a que solo el dos por ciento de la población cuenta con conexiones mayores a 15 Mbps.

Cierre brecha digital y transformación digital de los sectores: Teniendo en cuenta que la industria TI nacional está en crecimiento (actualmente representa el 1,57 por ciento del PIB, mientras que en 2016 era el 0,6 por ciento), el sector sigue requiriendo más y más profesionales con formación en tecnologías de la información y la comunicación.

De acuerdo con Juanita Rodríguez Kattah, viceministra de Economía Digital, para el 2018 se espera reducir la brecha de talento digital, que hoy se estima en 46.000 profesionales. En su opinión, el reto que afronta el país para lograr ingresar a la economía digital es que las personas, y en especial los empresarios, entiendan que los modelos de negocio están cambiando.

Y, por último, pero no menos importante, será significativo elevar el nivel de digitalización de los sectores económicos, incluyendo el sector público.

Un reciente reporte de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), indica que el 58,4 por ciento de los empresarios colombianos adoptaron en 2017 nuevos modelos de negocio de cara a la cuarta revolución industrial. Una cifra que si bien es positiva, en los siguientes cuatro años debería aumentar.

Antes de renunciar a su cargo, el exministro David Luna dejó un texto con varias recomendaciones y entre estas dijo que: “En Gobierno digital se han dado importantes avances, pero quedan una gran parte de los servicios ciudadanos por digitalizar”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

AMÉRICA LATINA

Kolbi encabeza la clasificación móvil de Costa Rica en velocidad, Movistar en cobertura

Mediatelecom

Publicado

en

Telecompaper

El operador costarricense Kolbi (grupo ICE) ha encabezado la clasificación de velocidad 4G y 3G del país en el último informe de red móvil publicado por OpenSignal correspondiente al período de febrero a mayo. Kolbi aumentó su velocidad 4G en casi 6Mbps en comparación con la prueba anterior para lograr una velocidad promedio de 16Mbps, superando a sus rivales Clamro (América Móvil) y Movistar (Telefónica), con velocidades medidas de 11Mbps y 7Mbps respectivamente.

Sin embargo, Movistar continúa ofreciendo la mejor cobertura 4G, con usuarios capaces de aferrarse a su señal LTE el 69 por ciento del tiempo, en comparación con el 61 por ciento de los usuarios de Kolbi y el 46 por ciento de los usuarios de Claro.

Kolbi y Movistar entraron en la categoría de latencia 4G, ambos publicando un tiempo de respuesta de 43 milisegundos, aunque ninguno de los operadores vio una gran mejora en los últimos seis meses. Claro, mientras tanto, logró mejorar su tiempo de respuesta en 22 ms para alcanzar los 55 ms en el estudio de OpenSignal.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

AMÉRICA LATINA

Gobierno Duque debe hacer subasta del espectro y atraer inversión para el sector TIC

Mediatelecom

Publicado

en

La República-Juan Pablo Vega B

El actual Gobierno tuvo avances palpables en los temas TIC. Logró conectar el país con 10 cables submarinos (en 2010 eran tres), se llegó a 30,3 millones de conexiones a banda ancha, hoy existen 1.075 municipios con fibra óptica y otros 968 con red 4G, y se crearon las 1.547 zonas WiFi. A pesar de eso, quedaron pendientes grandes reformas que quedarían en manos de la nueva administración.

Una de ellas y quizá la más prioritaria para el desarrollo de la industria de las telecomunicaciones en el país es la subasta para la asignación del espectro en la banda de 700 MHz y 1.900 MHz, de la que se habla desde el año pasado, sin avances considerables.

Después de varios intentos, el Ministerio de las TIC publicó un segundo borrador del proceso a comienzo de año, aunque por solicitud de la Procuraduría se extendió este trámite, que ha tenido oposición de los gremios del sector, los cuales piden cambios frente al texto vigente.

Aunque la intención de esta subasta es generar mayor cobertura en zonas aisladas, Alberto Samuel Yohai, presidente de la Cámara Colombiana de Informática y las Telecomunicaciones (Ccit), indicó que este no puede ser el único parámetro, y que son dos los cambios fundamentales que deberá tener este proceso. “Se deben mejorar a 30 años las subastas, además de garantizar que sean por mayor inversión de las empresas (y no solo por cobertura)”, consideró Yohai.

En su momento, Asomóvil, en cabeza de Nancy Patricia Gutiérrez, argumentó que hacer la subasta en las fechas planeadas por el MinTIC no era conveniente, pues la industria atraviesa una coyuntura económica compleja para las inversiones, otro de los puntos que tendrá a cargo el ministro que designe el Presidente electo.

Para lograr la reactivación de la inversión TIC, según Yohai, la prioridad es la seguridad jurídica del sector que se ve reflejada, por ejemplo, en la actualización que debe tener la regulación del sector, otra iniciativa que tendrá que cumplir el nuevo Gobierno, ante las dificultades en el trámite legislativo del proyecto para crear el regulador convergente de las telecomunicaciones.

Para el exdirector de la Comisión de Regulación de Comunicaciones Cristhian Lizcano, se debe cumplir una reforma integral al marco legal del sector TIC, “para profundizar su adecuación a la realidad convergente, para adelantar una reforma institucional estructural”, que incluya el regulador y un fondo único de servicio, así como permitir incentivos a la inversión.

De la mano de este cambio normativo, hasta la Ocde ha hablado de que Colombia no debe ser al mismo tiempo regulador y jugador del mercado de las comunicaciones, por lo que la venta de Coltel, si bien ha avanzado, parece quedará en manos de la nueva administración.

También habrá que promover la digitalización de las empresas y las entidades, más cuando este año se creó una política para poner una gigantesca cantidad de información de los organismos públicos en la red.

Finalmente, Yohai indicó que hay que promover el acceso a internet asegurando el financiamiento de los puntos Vive Digital, para los cuales no se dejaron vigencias futuras.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

junio 2018
L M X J V S D
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

RELEVANTE

Bitnami