Connect with us

COLUMNISTAS

Ciberseguridad en las elecciones

Published

on

El Universal – Juan Ramón de la Fuente

A la seguridad informática, la que se enfoca en la protección de la infraestructura computacional y en particular a la información que circula a través de las diversas redes digitales, archivos, bases de datos, etcétera, se le conoce como ciberseguridad. Ante la perspectiva de que prácticamente todo en este mundo parece orientarse hacia un desarrollo digital, el tema ha dejado de ser sólo preocupación de los bancos y los mercados financieros. El ciberespacio ha incursionado en la política y tiene graves implicaciones éticas y legales que afectan nuestra vida individual y colectiva.

Hasta hace poco tiempo, yo era bastante escéptico sobre la injerencia extranjera en los procesos electorales de los regímenes democráticos. No así cuando se trataba de golpes de Estado, juntas militares, dictaduras o prolongación en el poder de regímenes autoritarios. Pero la creciente evidencia de la intervención rusa en el proceso electoral de los Estados Unidos ha cambiado mi percepción. El reciente escándalo protagonizado por Cambridge Analytica, quien obtuvo “legalmente” más de 87 millones de cuentas de Facebook, es una muestra clara de la dimensión que el asunto puede llegar a alcanzar.

Hace unos días, en el contexto de un foro que sobre el tema organizaron esta casa editorial, el Aspen Institute y la Fundación Miguel Alemán, tuve oportunidad de conversar con John Banghart, quien fuera Director de Ciberseguridad del Consejo Nacional de Seguridad de los Estados Unidos y tenía bajo su custodia la seguridad informática de la Casa Blanca con el presidente Obama. A él le correspondió informar que habían sido atacados por hackers rusos el Comité Nacional del Partido Demócrata, el Comité de Campaña del Congreso, así como a John Podesta, director de la campaña de Hillary Clinton.

La capacidad tecnológica en este campo ha experimentado avances insospechables hace apenas algunos meses. Los ataques por denegación de servicio distribuido (DDoS, por sus siglas en inglés) pueden llegar a paralizar cualquier sistema con correos basura e impedir que los usuarios legítimos tengan acceso al servicio. Esta técnica era tradicionalmente usada por los crackers, pero eso parece ya ser historia. Hoy no se necesitan personas para hacerlo. El ataque se hace vía IOT, el internet de las cosas. Este concepto fue propuesto hace unos años por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos. Una empresa norteamericana, Cisco, ha creado incluso un contador de conexiones. Se estima que actualmente hay ya varios miles de millones de dispositivos conectados a internet. Según Banghart, ese es uno de los principales flancos a proteger en los procesos electorales.

En el Foro referido participaron también Javier Murillo, cuya empresa (METRICS) desarrolla nuevas tecnologías para las relaciones digitales; Mario de la Cruz, presidente nacional de la Cámara de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información, y una joven investigadora mexicana egresada de la UNAM, Saiph Savage, quien actualmente dirige el Centro de Cómputo Interactivo en la Universidad de West Virginia. La conducción del evento estuvo a cargo de Ana María Salazar, analista internacional y experta en temas de seguridad, en tanto que, Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE hizo la presentación final. Prudente, mesurado, Córdova hizo un recuento de las medidas de protección que ha adoptado el INE para tratar de contener los miles de intentos de ciberataques que ya han detectado y se dijo estar preparado para lo que pueda venir. Con sensatez, advirtió: “Todos los sistemas, como se ha señalado en este Foro, son vulnerables, y el INE no es la excepción. Los ataques pueden venir de fuera o de adentro”. En relación a lo dicho hace algunas semanas por el Secretario de Estado Rex Tillerson sobre la posible injerencia rusa en las próximas elecciones, su respuesta fue contundente: “Nos preocupa Rusia, pero también los Estados Unidos¨.

Murillo dio algunos datos preocupantes: en México hay 85 millones de usuarios de internet, se han detectado cerca de 20 millones de cuentas falsas o duplicadas, y en torno al proceso electoral se han posicionado ya más de 100 temas en la agenda digital. Según sus datos, se estima que hay 8 millones de cuentas de posicionamiento, y que al menos 27 % corresponden a bots o trolls. La información compartida por De la Cruz mostró el avance del México digital: 65 millones de personas tiene ya un teléfono inteligente y el 76% de ellos acceden a las redes sociales. En el Índice Global de Ciberseguridad, México ocupa el lugar 28 de entre 165 países (no está nada mal), y al igual que todos los demás expertos, hizo énfasis en la necesidad de diferenciar el tema de la ciberseguridad del de las historias falsas que aparentan ser noticias reales (fake news). Este problema adquiere particular relevancia en tiempos electorales y amerita una reflexión por separado. Saiph, como buena académica, mostró datos de sus investigaciones sobre la forma en que las redes sociales pueden influir a favor o en contra de determinadas figuras públicas, pero también sobre el papel que han jugado las redes sociales en procesos como el de las autodefensas en Michoacán. Ana María Salazar permitió, con su experiencia y conocimiento en la materia, que el diálogo fluyera con naturalidad. Algunos de los estudiantes presentes expresaron su escepticismo y desconfianza en las instituciones. Había razón. Acababa de darse a conocer el fallo, tan cuestionado como controvertido, por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. El evento dejó claro que la inteligencia de las y los ciudadanos es la mejor defensa que podemos ofrecer ante cualquier manipulación que pretenda imponerse en nuestras próximas decisiones.

Mother Jones, una publicación estadounidense progresista, que se ocupa fundamentalmente de temas relacionados con los derechos humanos, el medio ambiente y la cultura, publicó hace poco (04/09/18) que Facebook sigue siendo la plataforma perfecta para las elecciones mexicanas. Se refiere específicamente a cuatro sitios desde los cuales se ataca sistemáticamente al candidato que puntea en las encuestas. No se sabe a ciencia cierta, dice la publicación, quién está detrás de ellos. Pueden ser actores extranjeros, grupos de interés nacionales o ser parte de las campañas de los otros candidatos. Pero tienen más de 250 mil seguidores en face news y otros 35 mil en twitter, muy activos. No se trata de fake news. No dicen, por ejemplo, como dijeron de Trump, que el Papa Francisco apoya a alguno o alguna de los contendientes. La trama es más sutil. Se parece más al tipo de ciberpropaganda que usó Stephen Bannon para atacar sistemáticamente a Hillary Clinton (Breitbart News Network). Son expertos en producir olas expansivas en la mayoría de las redacciones. Saben bien dónde y cómo pegar. No habría que subestimarlos

¿Qué tanto influirán estas estrategias de desinformación en las y los electores mexicanos? Me resulta imposible predecirlo. Pero si lo dicho por los expertos en el Foro referido es cierto, tenemos razones para confiar en que serán las y los ciudadanos quienes definirán, con libertad, quien nos va a gobernar. Por fortuna, no parecemos ser tan fácilmente manipulables. Hay que ir a votar y exigir que nuestro voto se respete. Yo sostengo que el malestar ciudadano es la expresión de una sociedad dolida. Lo argumento en mi más reciente libro (Grijalbo, 2018). Quien mejor la entienda y genere empatía con la mayoría de las y los electores, ganará el 1º de julio.

Presidente del Consejo, Aspen Institute México

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

COLUMNISTAS

Licitación en la banda de 2.5 GHz

Published

on

La Razón – Roberto García Requena

Se terminó la etapa de presentación de ofertas para la licitación para la concesión del uso, aprovechamiento y explotación comercial de 120 MHz del espectro radioeléctrico, que actualmente se encuentran disponibles en la banda de frecuencias 2500-2690 MHz, en la que según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones, “el espectro asignado generará ingresos cercanos a $44,400 millones de pesos (contraprestación más derechos anuales) para el Estado durante los próximos 20 años”.

También se menciona que el pleno de dicho instituto, tendrá un periodo de 20 días hábiles después de la publicación oficial de los resultados para emitir el fallo correspondiente, determinando así a los ganadores de esta licitación y los bloques específicos de espectro que les corresponderán.

De acuerdo con los resultados obtenidos y al espectro asignado en esta licitación,  AT&T y Telefónica podrían contar con un espectro de la banda 2.5 GHz, el cual les permitiría brindar una oferta de mejor calidad, con servicios de banda ancha de mayor velocidad para los usuarios dentro del mercado de telecomunicaciones en México; y de acuerdo con el IFT su distribución final del espectro asignado quedaría como el cuadro de arriba.

Como parte de las obligaciones de cobertura que tendrán los participantes en esta licitación, según datos del IFT, “incluyen la prestación de servicios en al menos 200 de las 557 poblaciones de entre 1,000 y 5,000 habitantes que aún no cuentan con servicio móvil; cubrir al menos 10 de las 13 zonas metropolitanas del país con más de un millón de habitantes, con infraestructura propia en la banda de 2.5 GHz, y cubrir troncales carreteras asociadas con cinco zonas económicas especiales decretadas por el Gobierno Federal, en un plazo máximo de cuatro años”.

Cada vez va tomando más fuerza el mercado de telecomunicaciones en México, el cual poco a poco ha beneficiado y mejorado sus condiciones de competencia en el país. La tenencia final de espectro por parte de todos los operadores móviles en el país (de lo cual hablaré en mi próxima entrega) es cada vez más pareja.

Continue Reading

COLUMNISTAS

Roku

Published

on

La Crónica de Hoy – Claudia Villegas

Los creadores y tecnólogos de Roku en Estados Unidos acertaron en la innovación que los llevó a desarrollar un dispositivo que puede convertir a cualquier televisión en una Smart TV. No son pocos los analistas que han llamado a Roku “la nueva televisión”. Ellos, los fundadores de Roku, lo están haciendo muy bien en materia de tecnología.

El problema, y no sólo se advierte en México y EU, es que no están respetando muchos derechos de terceros. Un exfuncionario del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) me confirmó que sí, que en efecto, la tecnología de Roku es simplemente vulnerable frente a la piratería.

El FBI, que en EU persigue al crimen organizado que ahora ha penetrado internet para robar contenidos, está al pendiente de los canales “privados” que en Roku no respetan los derechos de terceros. Twitter decidió que no participaría en la plataforma de Roku porque, simplemente, no podía garantizar la seguridad.

En fin, Roku nació con un gran atractivo vinculado con la neutralidad de la red y con la buena intención de permitir que canales “privados” y con sus derechos muy bien documentados, se dieran a conocer entre su público sin necesidad de cubrir grandes cosas. Muy bien. El problema es que es plataforma –hasta cierto punto colaborativa– pudiera estar siendo utilizada para dar la vuelta al legítimo pago de derechos de artistas, creadores y productores.

Y así ha ganado fama, no siempre buena. Le pregunté a un niño de 14 años si conocía el sistema Roku y me contestó sin más: “Claro, se lo compramos hace tiempo a mi abuelita porque era más barato y allí puedes ver muchas películas como piratas”. El tema, para el debate, mientras los tribunales tendrán que dirimir este tema de propiedad intelectual y competencia leal.  Otro tema para la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) que lleva Alejandra Palacios.

 

Continue Reading

COLUMNISTAS

TV de paga: precios reales y márgenes a la baja

Published

on

El Economista – Ernesto Piedras

En el nuevo ecosistema competitivo de contenidos audiovisuales, se observa una propensión creciente a aplicar recursos en su apropiación, por parte de las audiencias. También es notoria la tendencia al alza en los costos y gasto para la producción, creación y distribución de estos materiales creativos.

Esto último se deriva de la mayor competencia a partir de la incursión de jugadores, crecientemente sobre atractivas plataformas y con producciones originales, que derivan en una oferta disruptiva que se posiciona como atractiva para las audiencias.

Un caso relevante que ejemplifica lo anteriormente descrito es el de la NBCUniversal, una de las principales productoras de contenidos audiovisuales en el mundo. Tan sólo en los últimos tres años tuvo que expandir su gasto en generación de nuevas producciones en 9.7% en términos anuales, para alcanzar un aumento acumulado de 32.2% entre el 2014 y el 2017 (8,700 millones de dólares). Esta tendencia a elevar el gasto en producción ha resultado en una elevación de los precios por la contratación de servicios de televisión de paga en mercados como el estadounidense y el mexicano, al traducirse en un alza en el costo de adquisición y transmisión de estos contenidos para los proveedores del servicio.

En EU, los precios de la televisión por cable y televisión por satélite incrementaron 11.0%, en los últimos tres años, entre junio del 2015 y junio del 2018. Apenas una tercera parte del crecimiento en las inversiones ejercidas en la generación de nuevo contenido, en el caso de NBCUniversal.

Un escenario similar tiene lugar en el caso de las suscripciones de contenidos de video bajo demanda por suscripción, tal que experimentan incrementos en precios al usuario final, derivado de la creciente inversión en la generación de contenidos originales que los coloque entre los preferidos de la audiencia.

Desde su incursión como creador de contenidos audiovisuales, Netflix ha aumentado el precio de su suscripción hasta en 60%, con motivo del marcado crecimiento que registra en su gasto en la creación y distribución de contenidos, por ejemplo, de 33.3% en el 2017 (9,200 millones de dólares). Tan sólo el año pasado dio a conocer un aumento de 10% en el precio de su suscripción estándar (10.99 dólares estadounidenses-USD), tras nivelar el costo para todos sus usuarios en 9.99 USD.

El caso mexicano sigue las tendencias de estos mercados internacionales, tanto por el lado de los costos de sus contenidos como por el de los precios de sus servicios. En efecto, el nivel de precios de la TV de paga también registra alzas en años recientes, atribuibles similarmente al incremento en su estructura de costos. Pero adicionalmente a aquellos costos de producción, los operadores nacionales han resentido que, al ser servicios internacionalmente comerciables, están tasados en dólares estadounidenses, por lo que asimismo les impacta la fuerte depreciación del peso mexicano frente a esa moneda. Un tercer factor de impacto en la estructura de costos resulta de que gran parte la infraestructura que despliegan esas empresas está también tasada en divisas internacionales, por lo que nuevamente el impacto cambiario incide de manera directa en el costo total de operación y de capital del uso y del despliegue de infraestructura.

No obstante, la apreciación en el nivel de precios de la TV de paga (11.8%), entre junio del 2015 y junio del 2018, es inferior a aquel del conjunto de bienes y servicios comercializados en México (14.1%) e incluso por aquel de la paridad peso-dólar estadounidense (25.5 por ciento).

Es así como los precios de la TV de paga han resistido el efecto inflacionario y de volatilidad cambiaria, a pesar del ensanchamiento en su estructura de costos y estrechamiento en los márgenes que experimentan los operadores de TV de paga. Así, el incremento tripartito de costos no ha sido transferido en su totalidad al precio final para las audiencias, sino que ha sido absorbido en gran proporción en términos de márgenes, con los consecuentes beneficios para los hogares y audiencias mexicanas.

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami