COMUNIDAD MEDIATELECOM

Banda ancha

Eurona se une a Intracom para probar la conexión 5G y dar cobertura a zonas sin acceso a Internet

Dinorah Navarro

Publicado

en

Eurona ha probado los equipos de la multinacional tecnológica Intracom Telecom, con quien ha iniciado investigaciones y pruebas de campo para extender la tecnología 5G en España y llevarla a zonas sin acceso a una conexión de calidad.

El operador español continúa así dando pasos de cara a poner en marcha conexiones de muy alta capacidad en línea con su filosofía de llevar Internet a donde no llega nadie y en el marco del programa europeo de Innovación e Investigación, Horizonte 2020.

Especializada en la fabricación de equipos de telecomunicaciones con 40 años de trayectoria en el sector, Intracom Telecom tiene experiencia en el desarrollo de equipos en bandas de frecuencias con amplio espectro de radio, necesarias para la implementación del 5G.

La compañía ya viene realizando proyectos similares en varios países, como Italia, donde el problema de conectividad en zonas rurales es similar al de España.

Por su parte, Eurona está probando una tecnología de comunicación de radio usando una banda licenciada de 28 GHz en sus proyectos de investigación con el objetivo de ofrecer altos anchos de banda en zonas rurales o no urbanas.

Esto podrá facilitar el acceso a servicios e alta calidad, como televisión de ultima generación (UHD), realidad virtual aumentada, telefonía, juegos online o servicios en la nube en más zonas y con latencias extremadamente bajas.

Según el responsable del área de 4G y 5G de Eurona, Marco Guadalupi, “mediante el uso de esta tecnología en banda licenciada se pueden garantizar rendimientos a niveles de tecnologúa de fibra GPON, y habilitar una alternativa fiabl apra cubrir la demanda real que exigen los usuarios”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banda ancha

Andalucía y Galicia, las comunidades más beneficiadas por la expansión de la fibra ultrarrápida

Dinorah Navarro

Publicado

en

l Programa de Extensión de Banda Ancha (PEBA) del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, en su convocatoria de 2017, permitirá dotar de cobertura de banda ancha ultrarrápida (+100 Mbps) a más de 1,15 millones de viviendas y locales empresariales de 2.347 entidades singulares de población, un despliegue que beneficiará a más de dos millones de habitantes.

En concreto, el Ministerio aprobó en 2017 138 proyectos, que recibirán una ayuda total de 104,94 millones de euros y generarán una inversión inducida de 169,48 millones en las 17 comunidades autónomas y en la ciudad autónoma de Ceuta.

De las dos modalidades en las que se conceden las ayudas, que se financian con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para el año 2017, 25 han correspondido a la modalidad de subvención y 80 a la de anticipo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La inversión en Andalucía supera los 20 millones de euros, mientras que en Asturias, donde la tecnología ya está desarrollada, apenas llega a 550.000 euros

Por comunidades autónomas, la que más ayuda ha recibido en 2017 ha sido Andalucía con 20,36 millones de euros, seguida de Galicia (15,22 millones de euros), Comunidad Valenciana (13,86 millones de euros), Castilla y León (11,52 millones de euros) y Castilla-La Mancha (10,56 millones de euros).

Por el contrario, las que menos han sido Ceuta, con 26.043 euros y Asturias, con 549.662, comunidad en la que el despliegue llevado a cabo por el operador local Telecable está bastante desarrollado y prácticamente solo quedan poblaciones dispersas por conectar. En el caso de Melilla no se ha otorgado ninguna ayuda, ya que toda la población de la ciudad autónoma tiene acceso a redes de banca ancha de nueva generación.

Por número de proyectos, Andalucía es también en la que más se han aprobado (18), seguida de Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña (15 en cada una) y Castilla-La Mancha. Por localidades, el PEBA de 2017 llevará banda ancha de nueva generación a 508 entidades singulares de población de Andalucía, 465 de Galicia, 293 de Comunidad Valenciana, 285 de Cataluña y 150 de Canarias.

Por otro lado, en 2017 se han elevado con respecto a la convocatoria de 2016 los límites máximos de intensidad de ayuda respecto a la inversión, debido al mayor déficit comercial de los despliegues en zonas donde las inversiones en redes NGA están más alejadas de la rentabilidad. Estos límites varían desde el 40% registrado en Baleares, hasta el 80% en Asturias, Extremadura, Murcia y Ceuta.

Fuentes del Ministerio explican que la intensidad de la ayuda no es la misma en todas las comunidades porque el programa pretende ser “lo más eficiente y cauteloso posible” para colocar todos los fondos sin “sobrefinanciar” un proyecto, ya que si un operador puede hacer un despliegue con una ayuda del 40% no tiene sentido darle más. Con los años, la intensidad ha ido aumentado, ya que la rentabilidad de los proyectos es más baja.

482 millones de inversión total

Desde 2013, primer año en el que se convocaron esta ayudas, se está facilitando o en proceso de facilitar el acceso a servicios con velocidades de 100 Mbit/s o superiores a casi 3,59 millones de viviendas y locales empresariales en 4.064 entidades singulares de población.

Los 380 proyectos aprobados suponen una inversión movilizada de 482,42 millones de euros y una ayuda de 216,08 millones de euros. La población que reside en las áreas de los despliegues que se beneficiarán del acceso a servicios de banda ancha ultrarrápida a estas velocidades supera los 6,27 millones de habitantes.

El año 2017 ha sido con diferencia en el que más ayudas se han concedido en el marco del PEBA, ya que en 2013 se repartieron 10,18 millones de euros; en 2014, 7,76 millones de euros; en 2015, 54,77 millones de euros, y en 2016, 38,43 millones.

También es en el que más proyectos se han aprobado, en el que se han conectado más localidades y en el que más inversión total se ha movilizado. En cambio, la convocatoria de 2015 superó a la de 2017 en cuando a viviendas y locales conectados (1,29 millones frente a 1,15 millones) y habitantes beneficiados (2,26 millones frente 2,02 millones).

El pasado viernes tras el último consejo de ministros del año, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que en 2018 el Ejecutivo dará un “impulso definitivo” a este programa con el objetivo de “acelerar el despliegue de fibra óptica en todo el territorio”.

Por comunidades, la que más ayudas han recibido en estos cinco años en el marco del PEBA han sido Andalucía (54,72 millones de euros), Cataluña (27,83 millones de euros), Comunidad Valenciana (24,35 millones de euros) y Galicia (22,07 millones de euros). En cuanto a habitantes beneficiados destacan también Andalucía (1,45 millones), Cataluña (1,05 millones) y Comunidad Valenciana (801.000).

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Banda ancha

La cobertura de fibra de 100 megas alcanza ya el 76,1% de la población española

Dinorah Navarro

Publicado

en

La cobertura de redes de banda ancha de 100 Mbps en España alcanzó en junio de 2017 el 76,1% de la población, lo que supone un “significativo” incremento de seis puntos en comparación con el 70,1% registrado en el mismo mes de 2016, según datos proporcionados por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Actualmente todas las comunidades autónomas españolas disfrutan de una cobertura superior al 50% salvo Extremadura, donde alcanzaba el 48,44% en junio de 2017. Sin embargo, destaca el fuerte incremento registrado en el último año de once puntos porcentuales en la región (desde el 37,47% al 48,44%).

Fuentes del Ministerio remarcan que tanto Extremadura como Castilla-La Mancha, donde la cobertura de 100 Mbps ha aumentado del 38,58% al 50,92%, estaban “un poco rezagadas” respecto al resto de España, pero en 2017 han registrado las mayores subidas tanto en términos relativos como absolutos, una tendencia que esperan se mantenga de forma “sostenible” en el futuro para acabar convergiendo con el resto de regiones.

Por el contrario, los mayores porcentajes de cobertura son los de Melilla, donde toda la ciudad autónoma cuenta con redes de banda ancha de 100 Mbps; Madrid, donde ha pasado desde el 94,71% de junio de 2016 al 96,14% en junio de 2017; País Vasco, donde ha aumentado del 91,65% al 93,58%, y Ceuta, donde ha subido del 84,49% al 86,88%.

El objetivo marcado por la Unión Europea, y reflejado en la Agenda Digital del Gobierno español, es que en 2020 el 100% de los hogares tenga acceso a banda ancha de 30 Mbit/s, mientras que para 2025 la velocidad debe alcanzar los 100 Mbps.

Avances notables

En este sentido, los avances registrados en los últimos años han sido notables, como refleja el fuerte despliegue de redes de fibra óptica, que ha permitido aumentar los acceso de esta tecnología desde los 1,9 millones en 2012 hasta los 32,11 millones de accesos en 2017. Esto ha permitido que España tenga la red de banda ancha de nueva generación mejor y más extensa de Europa, con 41 millones de acceso.

El esfuerzo inversor del sector privado, junto con el apoyo del Gobierno en aquellas áreas donde existían fallos de mercado y no era rentable su despliegue, ha permitido un crecimiento exponencial, al mismo tiempo que se iban produciendo acciones de consolidación de mercado y medidas regulatorias.

En especial, destacan la aprobación con un muy amplio consenso en mayo de 2014 de la Ley General de Telecomunicaciones, así como las medidas para impulsar la oferta en zonas no rentables, como el Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NBA) y el Plan de cobertura 30 Mpbs, que obligada a los operadores a cubrir en 2020 a toda la población con estas velocidad a cambio de las licencias del primer dividendo digital.

Sin embargo, además de una buena oferta, es necesario que haya demanda. En este sentido, las tasas de adopción por parte de los clientes son “muy altas” y se espera que se aceleren de forma “importante”. Para ayudar a ello, este año el Gobierno aprobó un programa de ayudas para la contratación de servicios de acceso de banda ancha fija de alta velocidad a 30 Mbps.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó el pasado viernes tras el último Consejo de Ministros del año que el compromiso del Ejecutivo es que la fibra óptica “llegue al 85% de la población y, si es posible, a todas las localidades y pueblos de España”.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Banda ancha

España marca el camino a Europa en el desarrollo de la fibra hasta el hogar

Dinorah Navarro

Publicado

en

 

España va a cerrar 2017 como un mercado de referencia para el desarrollo de las nuevas infraestructuras de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) en Europa. En su informe de previsiones para el ejercicio de 2018, Morgan Stanley destaca que Telefónica cubre ya el 75% de los hogares españoles con su red de fibra, por delante del 35% de Orange en Francia. Más lejos quedan Deutsche Telekom que llega con su red FTTH al 5% de los hogares en Alemania y BT, que apenas cubre el 2% de las unidades inmobiliarias en Reino Unido.

Estos analistas señalan que las fuertes inversiones en fibra óptica han sido claves en la preocupación de los inversores dado el impacto que tiene en el aumento del capex de las operadoras y en la reducción del flujo de caja.

En el caso de España, no obstante, indican que la inversión del conjunto del sector en nuevas redes va a bajar dados los amplios despliegues ya realizados. En cualquier caso, las telecos mantienen ambiciosos objetivos. La intención de Telefónica es llegar a 20 millones de hogares al cierre de 2017 y alcanzar los 25 millones en 2020. Orange, por su parte, ha ampliado sus objetivos en España, y su intención es llegar a 16 millones de hogares en 2020 (en la actualidad cubre 11,3 millones). “España tiene más hogares con fibra que Alemania, Reino Unido, Francia e Italia juntas”, ha destacado en distintas ocasiones el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete.

En este sentido, el pasado viernes, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció un plan para dar un “impulso definitivo” en 2018 al Programa de Extensión de la Banda Ancha (PEBA). El compromiso es alcanzar el 85% de la población con las redes de fibra óptica “y si es posible llegar a todas las localidades y pueblos de España”.

El sector está pendiente de la aprobación definitiva de la nueva regulación de la fibra por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC). El pasado viernes, el regulador estableció un precio máximo de acceso a la red de fibra de Telefónica de 16,38 euros al mes, frente a los 17,52 euros de la consulta pública.

Frente a este escenario en el mercado español, en el caso de Francia, Morgan Stanley prevé que Orange registre un capex de 7.200 millones de euros en 2017 y de entre 7.300 y 7.400 millones en 2018. Unas inversiones con las que financiará su plan de implantación de la fibra óptica en Francia, que se mantiene como segundo mercado europeo, por detrás de España.

En Alemania y Reino Unido, los antiguos incumbentes apenas han comenzado los despliegues del FTTH. Así, por ejemplo, el programa de inversión en tecnología VDSL (basada en cobre) de Deutsche Telekom en el mercado germano concluirá a final de 2018 o principios de 2019. En este caso, estos analistas creen que el programa de despliegue de FTTH comenzará inmediatamente después, una vez que se obtenga la aprobación regulatoria. En este sentido, el capex de Deutsche Telekom en el mercado alemán se situará en el entorno de los 4.300 millones de euros al año a partir de 2018 para poder cumplir los objetivos de despliegue fibra.

En Reino Unido, la implantación de la nueva tecnología está más retrasada. Openreach, el operador mayorista, está explorando la viabilidad de su plan para desplegar la fibra hasta la central más cercana a la casa del usuario (FTTP) a 10 millones de unidades inmobiliarias a mediados de la próxima década. Openreach está a la espera de que se clarifique el escenario regulatorio para tomar una decisión final sobre la fibra.

El despliegue de la fibra óptica hasta el hogar tiene una amplia relevancia en aspectos como la velocidad de las redes, clave para los nuevos servicios. En España, Vodafone, Telefónica, Orange y MásMóvil han acelerado la carrera, empezando a comercializarse ofertas con un Gbps. “La fibra permite a las operadoras ampliar la velocidad de acceso. Es una cuestión comercial el ritmo de incremento”, dicen fuentes del sector.

Junto con la fibra óptica, otra de las inversiones claves para el sector en los próximos años será el desarrollo del móvil 5G. Las grandes operadoras europeas indican que en 2018 todavía no habrá despliegues masivos de esta nueva infraestructura móvil.

Por ejemplo, Orange no cree que el despliegue de esta red no tendrá lugar en Francia hasta 2020, mientras lanzamiento comercial masivo no tendrá lugar hasta 2022. En 2018 se llevarán a cabo las subastas de espectro para esta tecnología en más de una docena de países europeos. De cara al futuro, las telecos saben que el 5G será fundamental para hacer frente al aumento del tráfico de datos en las redes.

Recuperación del negocio del móvil en Europa

En términos generales, Morgan Stanley prevé un mayor crecimiento del negocio móvil de las telecos europeas durante el ejercicio de 2018, una vez asumido el impacto de la nueva regulación del roaming. Así, el conjunto de las operadoras del Viejo Continente pasaron de crecer un 1,1% en el segundo trimestre, a estancar su crecimiento entre julio y septiembre con el fin del roaming. No obstante, en los cinco grandes países, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España, los ingresos por servicios móviles crecieron un 0,7% en el tercer trimestre del año.

Por países, en Alemania, Deutsche Telekom, Telefónica Deutschland y Vodafone ya han mejorado el crecimiento (las tres registraron avances en el tercer trimestre, con un 2,6% de la filial de la operadora española, por un 2,1% de Deutsche Telekom y un 0,9% de Vodafone Germany). En Reino Unido, el mercado móvil se está recuperando (Everything Everywhere elevó su ebitda un 16% entre julio y septiembre), mientras que en España ya se ha producido una aceleración de los ingresos por servicios.

En el caso de Francia, la tensión competitiva se mantiene por la presión de grupos como SFR, si bien estos analistas señalan que Orange volverá al crecimiento en el móvil durante 2018. En el mercado italiano, la llegada del nuevo operador Iliad va a provocar la aparición de ofertas comerciales más agresivas por parte de los competidores.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

RELEVANTE

Bitnami