Connect with us

ENTREVISTAS

En el ecosistema digital los intereses públicos y privados son convergentes: Juan Jung

Efrén Páez

Published

on

Cerrar la brecha digital en América Latina implica múltiples retos, que tienden a ser diversos y complejos entre cada uno de los países que conforman la región.

Aunque se reportan avances, se estima que apenas cuatro de once países analizados por la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) se encuentran en una etapa avanzada para llevar nueva tecnología a toda su población, los cuales han avanzado en áreas como inversión, nueva regulación y trabajo con operadores.

El estudio Desafío 2020 elaborado por el Cet.la y Convergencia Research evalúa el avance de los países en tres ejes principales: diálogo público-privado, entorno jurídico y regulatorio (certidumbre), y niveles tributarios, lo cuales consideran factores adicionales referentes a cada uno.

Mediatelecom platicó con Juan Jung, coordinador del Cet.la y director de Políticas Públicas de ASIET para conocer los retos persistentes en la región y cómo enfrentan los países nuevos desafíos como la demanda de mayor infraestructura y regulación de la convergencia.

– Si se considera que ésta es una segunda parte del estudio Desafío 2020, ¿cuánto han avanzado los países en asegurar la inversión para cerrar la brecha digital?

– La tendencia muestra cómo el esfuerzo inversor que está haciendo el sector en América Latina es considerable. En la región se han invertido más de 330 mil millones de dólares acumulados entre 1996 y 2014. La tasa anual de crecimiento compuesta de la inversión en telecomunicaciones entre 2006 y el 2014 fue de 8 por ciento. Sólo en 2014 se invirtieron cerc
a de 30 mil millones de dólares. Y esa tendencia ha continuado hasta la actualidad, con despliegues de redes de última generación e introducción de nuevas tecnologías.

Por citar un ejemplo, cuando se elaboró la primera parte del estudio en 2012, sólo un puñado de países en la región había lanzado servicios con tecnología LTE. Hoy son ofrecidos en todos los países de la región. Los precios de conectividad han venido bajando consistentemente en los últimos años, tal como lo reflejan los datos de la CEPAL. La calidad de las redes se ha venido incrementando; por ejemplo, podemos apreciar que la velocidad promedio de conexión en banda ancha fija ha aumentado más de 120 por ciento desde 2010, según Akamai. Las brechas en torno a personas que utilizan Internet o la cantidad de hogares conectados se está reduciendo considerablemente con respecto a los países avanzados.

– Buena parte de los países incluidos en el estudio han impulsado nueva regulación para fomentar la competencia, pero al mismo tiempo esto parece inhibir la inversión. ¿Qué se puede aprender en América Latina de la experiencia de Europa o Estados Unidos que también tienen operadores incumbentes, pero han logrado fomentar un ambiente más competitivo?

– La competencia sana y sostenible es lo que impulsa la inversión y el desempeño eficiente de los mercados. Cuando hablamos de competencia, tenemos que comprender los cambios paradigmáticos que ha tenido este sector en los últimos años. La manera de concebir los mercados hoy es distinta de la que era hace algunos años atrás. Hoy en día, hablar de competencia implica hablar todos los actores que forman parte del ecosistema digital, porque las fronteras de los mercados están cambiando. En el mundo la regulación evoluciona de forma más lenta que los avances tecnológicos, pero aun así existen ejemplos que pueden destacarse en la materia.

La nueva propuesta europea en materia de privacidad establece un abordaje integral que aplica a todos los actores del ecosistema digital y, por lo tanto, contribuye a generar ese ambiente más competitivo. De igual forma, el BEREC establece una clasificación de servicios OTT que incorpora criterios para determinar si compiten o no con los servicios tradicionales y, como resultado, si forman parte de un mismo mercado. Todavía no podemos decir que exista un ejemplo concreto de marco regulatorio perfecto para la era de la convergencia plena, pero hay iniciativas que van en esa dirección. Ello es fundamental para generar un ambiente competitivo, sin asimetrías, que estimule la inversión y la innovación.

– Según el estudio, existe baja incertidumbre en el sector (promedio 45.5) ¿Cuál es la influencia de los aspectos políticos relacionados con el rápido avance en el sector?

– El nivel de la variable “incertidumbre” depende del contexto de cada país, no se puede generalizar. Evidentemente, cuando los aspectos políticos terminan generando cambios en reglas de juego o en la seguridad jurídica, ello genera dificultades importantes para el desarrollo del sector, particularmente para impulsar las necesarias inversiones. La estabilidad en las reglas de juego y en la seguridad jurídica es crucial para fomentar el rápido avance del sector. Existen casos donde para dar una respuesta de corto plazo a una demanda de la opinión pública se han terminado adoptando medidas que van contra el interés general y la maximización del bienestar social.

Un ejemplo de ello, que hemos visto en varios municipios de distintos países en la región, son las barreras que se terminan imponiendo -bajo la forma de restricciones u ordenanzas municipales excesivas- al despliegue de antenas para mejorar la conectividad a través de tecnologías móviles, por temores vinculados a temas de salud -totalmente injustificados, de acuerdo con la evidencia científica- de una parte de la ciudadanía.

– Existe en general un interés por fomentar la convergencia de servicios, pero las leyes no han tomado un paso decisivo. ¿Se requiere de reguladores más enérgicos para permitir una competencia más equilibrada entre todos los operadores?

– Se necesita de más acciones regulatorias que sean consistentes con la era en la que vivimos, que es la era de la convergencia. Para ello es esencial comprender los cambios paradigmáticos que han ocurrido en el sector en los últimos años. Es imposible concebir un mercado en 2017 con los paradigmas del año 2000 o 2005. Se necesitan marcos regulatorios basados en el principio de neutralidad tecnológica. La nueva generación de modificaciones regulatorias debe ir en ese sentido.

– Y también en convergencia, ¿qué tan preparados están los reguladores en la región para presentar una regulación que considere los servicios en Internet? Hasta ahora ese segmento se ha mantenido desregulado, algo que los operadores de telecomunicaciones también han aprovechado.

– Es fundamental que los reguladores de la región puedan contar con un abordaje integral que, basado en el principio de la neutralidad tecnológica, establezca regulaciones equivalentes para servicios equivalentes. Si para enviar un texto los usuarios pueden optar indistintamente por enviar un SMS o usar una aplicación de mensajería de Internet, es porque para el usuario son servicios sustitutos. Lo mismo podemos decir con las llamadas de voz, o con la TV por suscripción, donde plataformas OTT ofrecen servicios que compiten con los tradicionales. Esto no es otra cosa que el resultado de la convergencia, que bajo el principio de neutralidad tecnológica genera que múltiples servicios puedan ser ofrecidos desde múltiples plataformas. Hasta que ello no sea resuelto desde el punto de vista regulatorio, no estaremos en una situación de competencia sana y equitativa en el ecosistema digital. 

– ¿Qué recomendaciones tiene el cet.la para conciliar una agenda destinada a la rentabilidad de los operadores con los objetivos del gobierno de lograr mayor uso de las TIC?

– Los objetivos de los sectores públicos y privados en la materia son convergentes: masificar la conectividad para todos los ciudadanos y promover el desarrollo de las TIC. No hay aquí objetivos divergentes. Por lo tanto, la recomendación aquí es que puedan cooperar, tanto empresas como gobiernos, cada uno en su rol, para lograr esos objetivos. Las empresas tienen su tarea de competir, invertir e innovar; los gobiernos, por su parte, deben promover un marco regulatorio equilibrado y que incentive la inversión, sin asimetrías ni distorsiones.

– El documento señala la necesidad de políticas fiscales flexibles, pero ¿cómo se puede equilibrar la necesidad de los Estados de generar ingresos a través de recursos como el espectro, pero al mismo tiempo fomentar una política destinada al incremento de la cobertura?

– Los gobiernos no deben tener como objetivo un afán recaudatorio en el desarrollo de concursos de espectro. Cuando ese es el caso y se cobran montos desproporcionados por asignaciones de espectro, se está condicionando el desarrollo del sector, porque esos recursos que las empresas destinan a las arcas del Estado son recursos que podrían destinarse al despliegue de redes para incrementar la cobertura o la introducción de las últimas tecnologías.

De esta forma se está perjudicando el interés general de largo plazo, para dar respuesta a una necesidad fiscal de corto plazo
. La propuesta aquí es que se comprenda que el espectro no es valioso en sí mismo, sino por el potencial que cuenta para mejorar el bienestar social, a través de servicios móviles de calidad en manos de la totalidad de la población, a bajos precios. Los concursos de espectro deben diseñarse teniendo eso en cuenta, estableciendo precios base razonables, en caso de subastas, o promoviendo la realización de concursos de belleza donde los operadores compitan por cobertura e inversiones.

 

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ENTREVISTAS

Certidumbre y planificación, claves para el desarrollo digital de El Salvador: Lucas Gallitto

Itzel Carreño

Published

on

Crear un escenario con certidumbre y planificación es un factor clave en el desarrollo de una economía digital de un país, afirma Lucas Gallitto, director Regional Interino para América Latina de GSMA.

La GSMA presentó el documento¿Qué debe incluir la política pública del próximo presidente para integrar completamente a El Salvador a la economía digital?; se trata de una iniciativa que hace la asociación para países que van a atravesar por cambios de gobierno, elecciones presidenciales. Se ha hecho en Argentina, Colombia, Brasil, México y Uruguay.

Desde la visión de la GSMA la política pública de El Salvador debe incluir los siguientes pilares:

  • Despliegue de infraestructura para mejorar la cobertura y la sostenibilidad de redes.
  • Políticas de espectro que permitan tener mayor capacidad de las redes y disponibilidad de servicios.
  • Inclusión digital para sumar más salvadoreños a los beneficios de la conectividad.
  • Un diseño institucional actualizado que otorgue autonomía a las autoridades competentes y promueva la seguridad jurídica con una agenda digital nacional.

En entrevista para Mediatelecom, Lucas Gallitto señala que la infraestructura es un tema clave en la economía digital.

Instó a facilitar el despliegue de infraestructura a través de ordenanzas para que todos los municipios la adopten y haya un documento único con requerimientos homogéneos para la instalación de antenas, ya que existen municipios restrictivos que imponen medidas como la distancia a la que se puede instalar.

Alfabetización digital

Entre las principales barreras a la conectividad se encuentra la alfabetización y aptitudes digitales. La siguiente administración salvadoreña debe focalizarse en la demanda y no sólo en la oferta.

El Salvador tiene cobertura de población de 3G de 95 por ciento y una penetración de Internet móvil de 42 por ciento, entonces “falta contenido local relevante, faltan aptitudes digitales”, dijo el directivo de GSMA.

Para ello se propone crear un programa de alfabetización digital y educación en aptitudes

digitales para fomentar el acceso a Internet, lo cual tendrá que estar incluido en la Agenda Digital Nacional del país.

5G

La tecnología 5G parece lejana para países como El Salvador que cuenta tan solo con 5 por ciento de penetración de conexiones 4G, y con 20 MHz de espectro utilizado para dar servicios de 4G.

Sin embargo, Lucas Gallitto subraya que es necesario agilizar el despliegue de 4G pero en camino para 5G, con planificación para que la tecnología móvil de quinta generación llegue a los usuarios de todo el país.

Para ello, la GSMA hace énfasis en que no es simplemente liberar más espectro, es hacerlo bajo las condiciones correctas, porque existe una correlación entre altos precios del espectro y la baja calidad que reciben los usuarios finales.

“Certidumbre y planificación es fundamental para saber qué bandas estarán disponibles, cuándo será la liberación, y que existan periodos que permitan recuperar las inversiones que son cada vez mayores”, apunta Gallito.

Asimismo, agregó que el espectro tiene valor cuando hay una empresa que tiene la capacidad de utilizarlo para brindar a los usuarios un servicio de calidad.

En este apartado se encuentra la propuesta y la importancia de elaborar una hoja de ruta que establezca un plan sostenible de espectro con metas periódicas.

Agenda Digital Nacional

Se ha comprobado por experiencias internacionales que tener una agenda digital nacional funciona como motor de desarrollo, al promover que los objetivos perseguidos sean definidos.

Por ello, un eje fundamental es configurar un diseño institucional para promover políticas del sector y regular donde sea necesario, y se fomente la seguridad jurídica a través de una agenda digital nacional.

Asimismo, indica la importancia de contar con autoridades independientes para diseñar una política de mediano y largo plazo.

Lucas Gallitto señala que desde la visión de la GSMA es primordial crear una instancia que permita articular transversalmente, con atribuciones claramente definidas y cuyo objetivo sea promover, fortalecer y delinear la política pública transversal no sólo de las telecomunicaciones sino también de una parte más amplia del ecosistema digital.

Continue Reading

ENTREVISTAS

Con un nuevo chip Nokia prepara el lanzamiento de redes 5G

Efrén Páez

Published

on

Las expectativas respecto al lanzamiento de 5G se mantienen al alza, con naciones, proveedores y operadores apostando por ver quién tendrá la primera red comercial en operación. Aunque aún se requiere la definición de estándares o la asignación de espectro, proveedores de red han comenzado a trabajar en lo que consideran son los primeros pasos para preparar las redes del futuro.

Hasta el momento, se han definido algunas principales características para que el siguiente estándar de conectividad celular pueda ser considerado de quinta generación. Ofrecer una latencia de menos de 1 milisegundo, velocidad de descarga de hasta 10 Gbps y ofrecer soporte para entre 10 y 100 veces la cantidad de dispositivos que se conectan actualmente a las redes móviles.

Sandro Tavares, director de Cloud para Nokia en América Latina, presentó ante los operadores móviles en México nuevos chips (Reef Shark y Lion Fish) que les permitirían abordar los retos hacia la actualización de sus redes móviles a 5G, preparándolas para los requerimientos de las redes de nueva generación.

El chip ReefShark, presentado en el pasado Mobile World Congress de Barcelona, permite al servidor en el borde de la red AirFrame de Nokia alcanzar capacidades de aceleración de hardware para funciones y aplicaciones 4G y 5G, incluido Cloud RAN e Inteligencia Artificial (AI).

En entrevista para Mediatelecom, Tavares explicó la importancia de llevar el procesamiento al límite de la red a través de tecnologías conocidas como Edge Computing y Edge Cloud para preparar las redes 5G hacia el objetivo de lograr una latencia de menos de un milisegundo.

Si bien una porción importante de la capacidad de procesamiento de las redes se encuentra en los centros de datos de los operadores, ésta podría no ser suficiente para atender las tareas que requieren de una atención inmediata, por ejemplo, coches autónomos que se alejan de los centros urbanos.

“No significa que todo se va a hacer en el edge porque tendría menos capacidad que un sitio centralizado, incrementando los costos de mantener las aplicaciones. Aquí el slicing [de la red] es importante, mantienes los slices que requieres con latencia baja en el edge y las cosas que son best effort, pero no requieren latencia baja, pueden atenderse en un sitio más grande”, agregó.

Tavares destacó también la importancia de la flexibilidad para las redes del futuro, que por un lado permita a los operadores contar con la capacidad necesaria para atender las aplicaciones por venir y, al mismo tiempo, mantener bajos costos en el despliegue y operación de las redes móviles.

Los operadores deben “tener la capacidad de desplegar capacidad de manera dinámica en base a lo que está pasando en la red, y ahí Cloud RAN ayuda mucho”, agregó Tavares. Esta nueva arquitectura de red facilitará a los operadores proveer de capacidad a distintos sitios, de acuerdo con las demandas de los usuarios y aplicaciones.

“La flexibilidad de red es clave: una red debe adaptarse para proporcionar de manera eficiente la capacidad y los servicios requeridos por los usuarios, dispositivos y aplicaciones de 5G, aprovechando la nube, no sólo una nube centralizada, sino también una arquitectura de nube distribuida”, indica Nokia en un blog respecto a la presentación del nuevo chip.

En ese sentido, Tavares destacó la flexibilidad que ofrece su chip ReefShark, “uno de los chipsets que está para banda base móvil, que ofrece la aceleración del procesamiento y hace que nuestra capacidad en 5G de nuestros equipos se triplique comparado con la solución sin este tipo de silicón”.

Lee todo lo que está haciendo Nokia para desplegar redes 5G

“Nuestra estación base tradicional para 5G soportaba, antes de ReefShark, 28 Gbps de capacidad de procesamiento, con el chip sube a 84 Gbps en un sitio solamente. Desde el punto de vista de la demanda de tráfico que va a haber en 5G es una ganancia muy importante”, destacó.

Esta aceleración de la red permitiría no sólo proveer de mejor capacidad de procesamiento de tráfico, también aplicar soluciones basadas en Machine Learning e Inteligencia Artificial (AI), la cual será importante para procesos de optimización de red y automatización de tareas de mantenimiento.

Tavares se refirió también al uso de redes Massive MIMO, como una de las nuevas tecnologías que los operadores comienzan a desplegar en su preparación hacia 5G, la cual se puede entender básicamente como una red inalámbrica que permite la transmisión y recepción de más de una señal de datos simultáneamente sobre el mismo canal de radio.

Esta tecnología permitirá a los operadores atender específicamente los diferentes tipos de tráfico que cursarán en su red, por ejemplo, ya sean de baja latencia como un coche autónomo o aplicaciones de salud en monitoreo de pacientes, o aquellas que requieren de mayor ancho de banda como un streaming de vídeo.

“Más allá de los servicios de 5G, ReefShark va a permitir desplegar los servicios verticales de manera más eficiente”, indicó Tavares. Mencionó que este chip ya se incluye en equipos enviados a clientes con pruebas iniciales 5G.

Mayor velocidad como primera oferta de 5G

Respecto al lanzamiento de nuevas redes 5G, y la gran expectativa que han generado,el directivo de Nokia explicó que hasta ahora se observa principalmente la oferta de servicios comerciales en sectores específicos que empezarán a finales de 2018, con despliegues más amplios hacia 2019.

Estados Unidos, China, Dubai, Qatar, Arabia Saudita, Corea, Japón y algunos países europeos serían los primeros en ingresar, pero con despliegues puntuales, algunos enmarcados dentro de grandes eventos como las Olimpiadas en Tokio 2020 y el Mundial de Fútbol en Qatar 2022.

“Las áreas de interés básicamente hoy están con un enfoque en temas como Massive MIMO y la capacidad de radio para soportar la creciente demanda de tráfico y quizás un poco más adelante en el tema del core”, explicó en entrevista.

Se espera que los primeros despliegues 5G Non Stand-alone Access (NSA), incluyan radio 5G pero con el core tradicional de LTE, que puede ofrecer velocidades de nueva generación, pero sin la latencia esperada de las redes de nueva generación.

En ese sentido, Tavares espera que los primeros servicios se concentren en ofertas de banda ancha. “Los primeros operadores 5G aún siguen pensando en banda ancha y muchos lo van a hacer por una cuestión de posicionamiento en el mercado, ya que hay una pelea por quién es el más innovador y quién tiene la mejor red”, agregó.

Aunque consideró que el enfoque en banda ancha podría ser “suficiente para el arranque”, indicó que para muchos operadores “hay una discusión abierta sobre la posibilidad de desplegar nuevos modelos de negocio” que permitan justificar las nuevas inversiones en el despliegue de redes 5G.

“Mi opinión en este tema es que las primeras aplicaciones van a ser empresariales, de slicing para procesos industriales, para optimizar aplicaciones de misión crítica, en sectores como minería, gas y petróleo, o para implementar monitoreo remoto de procesos críticos de fabricación”, señaló.

Continue Reading

ENTREVISTAS

Fonatel lleva servicios telecom a regiones no rentables de Costa Rica: Ruiz Gutiérrez de Sutel

Policy & Law

Published

on

Entrevista a Manuel Emilio Ruiz Gutíerrez, integrante de la Superintendencia de Telecomunicaciones de Costa Rica (Sutel), sobre las acciones para universalizar la banda ancha y los retos para cerrar la brecha digital en Costa Rica, en el marco del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones en Varadero, Cuba
Continue Reading

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO