COMUNIDAD MEDIATELECOM

ENTREVISTAS

En el ecosistema digital los intereses públicos y privados son convergentes: Juan Jung

Efrén Páez

Publicado

en

Cerrar la brecha digital en América Latina implica múltiples retos, que tienden a ser diversos y complejos entre cada uno de los países que conforman la región.

Aunque se reportan avances, se estima que apenas cuatro de once países analizados por la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (ASIET) se encuentran en una etapa avanzada para llevar nueva tecnología a toda su población, los cuales han avanzado en áreas como inversión, nueva regulación y trabajo con operadores.

El estudio Desafío 2020 elaborado por el Cet.la y Convergencia Research evalúa el avance de los países en tres ejes principales: diálogo público-privado, entorno jurídico y regulatorio (certidumbre), y niveles tributarios, lo cuales consideran factores adicionales referentes a cada uno.

Mediatelecom platicó con Juan Jung, coordinador del Cet.la y director de Políticas Públicas de ASIET para conocer los retos persistentes en la región y cómo enfrentan los países nuevos desafíos como la demanda de mayor infraestructura y regulación de la convergencia.

– Si se considera que ésta es una segunda parte del estudio Desafío 2020, ¿cuánto han avanzado los países en asegurar la inversión para cerrar la brecha digital?

– La tendencia muestra cómo el esfuerzo inversor que está haciendo el sector en América Latina es considerable. En la región se han invertido más de 330 mil millones de dólares acumulados entre 1996 y 2014. La tasa anual de crecimiento compuesta de la inversión en telecomunicaciones entre 2006 y el 2014 fue de 8 por ciento. Sólo en 2014 se invirtieron cerc
a de 30 mil millones de dólares. Y esa tendencia ha continuado hasta la actualidad, con despliegues de redes de última generación e introducción de nuevas tecnologías.

Por citar un ejemplo, cuando se elaboró la primera parte del estudio en 2012, sólo un puñado de países en la región había lanzado servicios con tecnología LTE. Hoy son ofrecidos en todos los países de la región. Los precios de conectividad han venido bajando consistentemente en los últimos años, tal como lo reflejan los datos de la CEPAL. La calidad de las redes se ha venido incrementando; por ejemplo, podemos apreciar que la velocidad promedio de conexión en banda ancha fija ha aumentado más de 120 por ciento desde 2010, según Akamai. Las brechas en torno a personas que utilizan Internet o la cantidad de hogares conectados se está reduciendo considerablemente con respecto a los países avanzados.

– Buena parte de los países incluidos en el estudio han impulsado nueva regulación para fomentar la competencia, pero al mismo tiempo esto parece inhibir la inversión. ¿Qué se puede aprender en América Latina de la experiencia de Europa o Estados Unidos que también tienen operadores incumbentes, pero han logrado fomentar un ambiente más competitivo?

– La competencia sana y sostenible es lo que impulsa la inversión y el desempeño eficiente de los mercados. Cuando hablamos de competencia, tenemos que comprender los cambios paradigmáticos que ha tenido este sector en los últimos años. La manera de concebir los mercados hoy es distinta de la que era hace algunos años atrás. Hoy en día, hablar de competencia implica hablar todos los actores que forman parte del ecosistema digital, porque las fronteras de los mercados están cambiando. En el mundo la regulación evoluciona de forma más lenta que los avances tecnológicos, pero aun así existen ejemplos que pueden destacarse en la materia.

La nueva propuesta europea en materia de privacidad establece un abordaje integral que aplica a todos los actores del ecosistema digital y, por lo tanto, contribuye a generar ese ambiente más competitivo. De igual forma, el BEREC establece una clasificación de servicios OTT que incorpora criterios para determinar si compiten o no con los servicios tradicionales y, como resultado, si forman parte de un mismo mercado. Todavía no podemos decir que exista un ejemplo concreto de marco regulatorio perfecto para la era de la convergencia plena, pero hay iniciativas que van en esa dirección. Ello es fundamental para generar un ambiente competitivo, sin asimetrías, que estimule la inversión y la innovación.

– Según el estudio, existe baja incertidumbre en el sector (promedio 45.5) ¿Cuál es la influencia de los aspectos políticos relacionados con el rápido avance en el sector?

– El nivel de la variable “incertidumbre” depende del contexto de cada país, no se puede generalizar. Evidentemente, cuando los aspectos políticos terminan generando cambios en reglas de juego o en la seguridad jurídica, ello genera dificultades importantes para el desarrollo del sector, particularmente para impulsar las necesarias inversiones. La estabilidad en las reglas de juego y en la seguridad jurídica es crucial para fomentar el rápido avance del sector. Existen casos donde para dar una respuesta de corto plazo a una demanda de la opinión pública se han terminado adoptando medidas que van contra el interés general y la maximización del bienestar social.

Un ejemplo de ello, que hemos visto en varios municipios de distintos países en la región, son las barreras que se terminan imponiendo -bajo la forma de restricciones u ordenanzas municipales excesivas- al despliegue de antenas para mejorar la conectividad a través de tecnologías móviles, por temores vinculados a temas de salud -totalmente injustificados, de acuerdo con la evidencia científica- de una parte de la ciudadanía.

– Existe en general un interés por fomentar la convergencia de servicios, pero las leyes no han tomado un paso decisivo. ¿Se requiere de reguladores más enérgicos para permitir una competencia más equilibrada entre todos los operadores?

– Se necesita de más acciones regulatorias que sean consistentes con la era en la que vivimos, que es la era de la convergencia. Para ello es esencial comprender los cambios paradigmáticos que han ocurrido en el sector en los últimos años. Es imposible concebir un mercado en 2017 con los paradigmas del año 2000 o 2005. Se necesitan marcos regulatorios basados en el principio de neutralidad tecnológica. La nueva generación de modificaciones regulatorias debe ir en ese sentido.

– Y también en convergencia, ¿qué tan preparados están los reguladores en la región para presentar una regulación que considere los servicios en Internet? Hasta ahora ese segmento se ha mantenido desregulado, algo que los operadores de telecomunicaciones también han aprovechado.

– Es fundamental que los reguladores de la región puedan contar con un abordaje integral que, basado en el principio de la neutralidad tecnológica, establezca regulaciones equivalentes para servicios equivalentes. Si para enviar un texto los usuarios pueden optar indistintamente por enviar un SMS o usar una aplicación de mensajería de Internet, es porque para el usuario son servicios sustitutos. Lo mismo podemos decir con las llamadas de voz, o con la TV por suscripción, donde plataformas OTT ofrecen servicios que compiten con los tradicionales. Esto no es otra cosa que el resultado de la convergencia, que bajo el principio de neutralidad tecnológica genera que múltiples servicios puedan ser ofrecidos desde múltiples plataformas. Hasta que ello no sea resuelto desde el punto de vista regulatorio, no estaremos en una situación de competencia sana y equitativa en el ecosistema digital. 

– ¿Qué recomendaciones tiene el cet.la para conciliar una agenda destinada a la rentabilidad de los operadores con los objetivos del gobierno de lograr mayor uso de las TIC?

– Los objetivos de los sectores públicos y privados en la materia son convergentes: masificar la conectividad para todos los ciudadanos y promover el desarrollo de las TIC. No hay aquí objetivos divergentes. Por lo tanto, la recomendación aquí es que puedan cooperar, tanto empresas como gobiernos, cada uno en su rol, para lograr esos objetivos. Las empresas tienen su tarea de competir, invertir e innovar; los gobiernos, por su parte, deben promover un marco regulatorio equilibrado y que incentive la inversión, sin asimetrías ni distorsiones.

– El documento señala la necesidad de políticas fiscales flexibles, pero ¿cómo se puede equilibrar la necesidad de los Estados de generar ingresos a través de recursos como el espectro, pero al mismo tiempo fomentar una política destinada al incremento de la cobertura?

– Los gobiernos no deben tener como objetivo un afán recaudatorio en el desarrollo de concursos de espectro. Cuando ese es el caso y se cobran montos desproporcionados por asignaciones de espectro, se está condicionando el desarrollo del sector, porque esos recursos que las empresas destinan a las arcas del Estado son recursos que podrían destinarse al despliegue de redes para incrementar la cobertura o la introducción de las últimas tecnologías.

De esta forma se está perjudicando el interés general de largo plazo, para dar respuesta a una necesidad fiscal de corto plazo
. La propuesta aquí es que se comprenda que el espectro no es valioso en sí mismo, sino por el potencial que cuenta para mejorar el bienestar social, a través de servicios móviles de calidad en manos de la totalidad de la población, a bajos precios. Los concursos de espectro deben diseñarse teniendo eso en cuenta, estableciendo precios base razonables, en caso de subastas, o promoviendo la realización de concursos de belleza donde los operadores compitan por cobertura e inversiones.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ENTREVISTAS

SDN y Analítica permiten monitorear servicios, analizar redes IP predecir fallas: Packet Design

Itzel Carreño

Publicado

en

La digitalización ha generado un escenario completamente nuevo para los proveedores de servicios de telecomunicaciones. Antes, la tecnología los obligaba a instalar diferentes redes para la oferta de distintos servicios. Ahora, con una única red de telecomunicaciones las compañías pueden ofrecer múltiples servicios más eficientes a través de un mejor aprovechamiento de recursos.

Casos convergentes

En Argentina, el operador Telecom Argentina y la empresa de televisión por cable Cablevisión acordaron una fusión que les permitirá contar con una oferta convergente cuádruple play, convirtiendo a la empresa fusionada en la primera en ofrecer en un mismo paquete servicios de telefonía fija, móvil, banda ancha fija y TV de paga.

Gracias a la fusión corporativa las compañías podrán impulsar la inversión en redes móviles y fijas, específicamente la construcción de una red de fibra óptica de alta velocidad, centrada en mejorar capacidad, velocidad y calidad.

Por su parte, en Brasil el operador estatal Oi ofrece servicios de triple y cuádruple play a través de sus planes Oi total, los cuales en sólo 10 meses después de su lanzamiento llegaron a un millón de suscriptores. Asimismo, la compañía aseguró que los planes convergentes aumentan su rentabilidad, ayudan a fortalecer la lealtad de sus clientes e impulsan la integración de nuevos consumidores. Oi informó que 30 por ciento de los clientes del paquete Oi Total nunca habían adquirido un producto de la compañía.

Redes más eficientes

En este nuevo escenario convergente las compañías, además de la tecnología que les permita brindar nuevos servicios, también requieren un mayor conocimiento sobre la funcionalidad de su red, con el objetivo de comprender si son capaces de implementar nuevas ofertas y cómo sería su funcionamiento.

Daniel Ley, vicepresidente Senior de Ventas de Packet Design, compañía especializada en analítica de redes, explica que en la actualidad la industria experimenta inversiones de capital muy intensivas para construir redes que permitan maximizar la manutención y converger el máximo número posible de servicios para que los operadores de telecomunicaciones puedan vender más servicios.

Packet Design es una solución que provee analítica de datos para entender en tiempo real cómo se están dando los servicios, para ver cómo se está usado la red y utilizar los datos para realizar un análisis que permita identificar las fallas. Suministra información para que los clientes apoyen la decisión de implementar o no un nuevo producto o pedido determinado, además de proveer sugerencias de cómo se puede implementar dicho servicio.

“Los carriers no tienen visibilidad de los servicios que ofrecen, porque es difícil gestionar lo que no se puede medir. El reto es maximizar la telemetría de la red para darle visibilidad a esos servicios y asegurar que se están dando bien. Al mismo tiempo, permite optimizar y planear la red para incrementar su utilización hasta maximizar sus recursos”.

En cuanto a tendencias como Internet de las cosas, el hogar conectado o los coches autónomos, Daniel Ley señala que Packet Design, como una empresa especializada en redes IP, gestión y analítica, tiene el reto de manejar el número de nodos conectados a la red y el volumen datos asociado por parte de los proveedores de servicio.

Con el despliegue de futuras redes 5G, explica que las redes se están haciendo más complejas. Para ofrecer servicios se requiere reducir costos operacionales con tecnologías como redes definidas por software (SDN) y automatización de orquestación de servicios de nuevo aprovisionamiento.

– ¿Como SDN ayuda a los operadores?

– Existen iniciativas para automatizar el aprovechamiento de servicios y detectar problemas con los usuarios, hacer que las redes sean auto dirigibles (self-steering) y auto reparables (self-healing). Obviamente, estamos en la infancia de eso, pero el reto de las SDN es automatizar la reacción a fallas, minimizar el impacto o automatizar el aprovisionamiento de nuevos servicios o de nuevos clientes.

Packet Design brinda a sus clientes visibilidad y analitica de datos para saber qué pasa con la red IP. “La idea es observar a nivel de servicio y cómo se está dando a los clientes. Tenemos la oportunidad de mostrar a los carrier cómo monitorear los servicios que están dando”.

“El SDN agrega complejidad porque, por ejemplo, en el caso de conexiones para clientes corporativos, un banco que pide a un carrier que conecte 100 sucursales en diferentes puntos del país a un data center en la Ciudad de México y lo quiere hacer con automatización. Entonces, hay una serie de problemas a analizar para ver si eso es factible o no. La mayoría de las soluciones de SDN están enfocadas al aprovisionamiento de esos servicios. El enfoque de la industria es cómo implementar esas soluciones.”

Packet Design inicia con el análisis de si la red tiene la capacidad de satisfacer esa nueva demanda. Daniel Ley indica que “en redes tradicionales el proceso sería a mano y tardaría días, semanas o meses; entonces, la idea es hacerlo en tiempo real e inmediatamente saber cuál es el estado de la red, cómo se está utilizando y modelar en tiempo real si se tiene la capacidad y qué impacto va a tener sumar esas 100 conexiones nuevas a la red”.

El proceso implica que se analiza si la red tiene la capacidad de hacer el pedido, se notifica el resultado, se muestra el impacto que va a tener, los cambios que se requieren y la utilización para las personas que están gestionando la red, además de informar las rutas que las nuevas conexiones van a tomar. La compañía sostiene que con el paso del tiempo todo será completamente automatizado; sin embargo, en la actualidad un ser humano todavía aprueba o no la operación.

Casos de éxito

La compañía ofrece sus servicios a XL Axiata, uno de los principales proveedores de servicios de telecomunicaciones de Indonesia que cubre 90 por ciento de la población del país. La empresa está utilizando SDN para reparar fallas en tiempo real.

En este caso, Packet Design detectó una pérdida de conectividad entre el punto A y el punto B y la solución inmediatamente detecta y notifica, ofrece sugerencias de cómo enrutar el tráfico en vías alternas para mantener los servicios. Ley afirma que la solución brinda el suficiente tiempo real para reaccionar a la falla.

Otro ejemplo más proactivo del uso de la tecnología es evitar fallas o impactos al cliente. Packet Design realizó una prueba con un carrier europeo, la cual no sólo tenía la finalidad de automatizar, reducir costos y crear servicios dinámicamente, al mismo tiempo buscaba reaccionar a indicativos de problemas antes de que causen un impacto en el usuario.

Se hizo una prueba concepto exitosa. Se instrumentó y comenzó a monitorear el número de errores para obtener el porcentaje de fallas. Daniel Ley señala que los protocolos pueden soportar un número determinado de errores, pero cuando ese número se excede, son indicativos de que, por ejemplo, un transmisor de fibra óptica está fallando o se necesita reemplazar algún amplificador.

Explica: “lo que se hizo fue monitorear el umbral normal de errores indicativos de que ocurrirán fallas. Cuando se excede el umbral del número de errores en transmisión de paquetes, a nivel de SDN es proactivamente re-enrutar esas conexiones al cliente para que su tráfico atraviese la red a través de conexiones que no tengan problemas. La idea es incrementar la calidad de servicio y diferenciarse de sus competidores utilizando SDN”.

Otro ejemplo de la compañía que involucra la automatización de SDN es con un carrier en Canadá: quieren ofrecer a sus clientes de gobierno la seguridad de que las conexiones entre dos puntos, por ejemplo entre Vancouver y Toronto, no van a atravesar equipos fuera de Canadá. Daniel explica que los carriers quieren ser capaces de brindar un servicio a sus clientes asegurando que la información no salga del país. “Les están llamando túneles soberanos”, explica.

“La idea es calcular y automatizar la proximidad de estos túneles soberanos. Una persona tardaría mucho tiempo en identificar el comienzo y el fin de las conexiones y hacer un análisis sobre cuáles son las opciones de enrutamiento para que el tráfico no toque lo que está fuera del territorio. De esta manera, se pueden implementar nuevos servicios con políticas complejas que normalmente los humanos tardaría horas o días en analizar. Estos casos ya existen en la práctica para controlar el ancho de banda y analizar la red para identificar la capacidad de conexión que satisfaga este tipo de requerimientos que no toquen ciertos puntos”.  

– ¿Cómo ayuda SDN a los operadores para conocer mejor a los abonados?

– “En general, todos los carriers están pidiendo más telemetría para entender sus redes y usuarios. Desde los data center se pueden obtener ciertas métricas sobre cómo los usuarios están usando los aplicativos”.

Para la compañía, emplear más telemetría permite conocer mejor a los clientes para saber qué están utilizando y la experiencia que están teniendo. “SDN y la telemetría ofrece más visibilidad de los usuarios. Por una parte, dan visibilidad de la experiencia del cliente para identificar la calidad de servicio y cómo mejorarla, gracias la información de telemetría de la red. Asimismo, se puede utilizar esa experiencia para predecir futuras pérdidas de clientes” concluye Daniel Ley.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

ENTREVISTAS

Automatización clave de rentabilidad para operadores del futuro: Cisco

Efrén Páez

Publicado

en

Los operadores de telecomunicaciones ocupan un lugar esencial en el proceso de digitalización de la economía al ser proveedores de las redes que proveen los servicios esenciales de conectividad. Por ello, estos operadores se enfrentan también a nuevas presiones para la adopción de nuevas herramientas como inteligencia artificial que les permitan ser más eficientes y mantenerse relevantes en el nuevo mundo digital.

Lucas Olocco, managing director global service provider para América Latina en Cisco, indicó que el Internet de las Cosas (IoT) representará una importante fuente de ingresos para los operadores. Sin embargo, al mismo tiempo advierte que si bien la escala de cosas conectadas será muy grande, el ingreso o ARPU obtenida de cada una representa un reto en la administración y la eficiencia de costos.

“El ARPU que genera cada cosa es muy diferente al smartphone conectado, pero el volumen va a ser muchísimo mayor. Para que sea un modelo rentable, necesitan que se maneje de forma automatizada. No puede ser bajo el mismo modelo que tienen hoy porque no va a ser rentable, porque son muchas más conexiones que hay que administrar con mucho menos ingreso por cada conexión”, señaló en entrevista para Mediatelecom.

La capacidad que los operadores tengan para transicionar a un nuevo modelo de servicios más allá de la conectividad, determinará su supervivencia en el futuro digital, para lo cual requieren poner en el mercado nuevas ofertas de valor agregado enfocadas en determinadas verticales, como salud, educación, industria o ciudades inteligentes.

Ante la saturación para la venta de servicios tradicionales de voz y datos, además de una caída constante en los precios ante la irrupción de nuevas opciones de comunicación por Internet, los proveedores de servicio tienen dos oportunidades claras para generar más ingresos: la oferta de conectividad IoT y aplicaciones específicas para verticales, según explicó Olocco.

La primera oportunidad “es tener una oferta más enfocada a los verticales, para lo que agregan a su portafolio actual de servicios de cloud una visión más específica de los tipos de aplicativos que hacen falta para que se pueda atender ese vertical de forma más eficiente”, destacó en entrevista durante el pasado Cisco Live! Cancún.

El directivo consideró que existe también una oportunidad en el manejo y compartición de información generada por los múltiples objetos conectados, mediante plataformas comunes, que pueden atender a más de un vertical mediante aplicaciones basadas en la nube.

“De forma paralela, la otra gran oportunidad tiene que ver con la conectividad de las cosas bajo el concepto IoT, donde los proveedores de hoy ya tienen las redes desplegadas y que está evolucionando del principio M2M a un concepto de conectividad más amplio y permite brindar, según el tipo de necesidad de conexión que hay, distintos usos y distintas redes para poder manejar este modelo de conexión e información de forma más fluida”, agregó.

Como ejemplos de la evolución de nuevas ofertas de conectividad por parte de los proveedores, Olocco destacó el caso de los coches conectados, el comercio minorista y la industria de energía como las más aceleradas en la región, mientras que hay retos a superar en casos de ciudades inteligentes.

En el caso del auto conectado, indicó que “que probablemente sea el más importante empujado por los fabricantes, y los proveedores de servicio en Latinoamérica”. Detalló que los primeros países en avanzar son Brasil y México. Mientras tanto, en el comercio minorista, se observa un incremento en la conexión de máquinas expendedoras o puntos de venta, entre otros.

Para las ciudades inteligentes, el directivo consideró que “son proyectos que van más lentos”, ante la falta de plataformas comunes que permitan superar la complejidad de digitalización de los servicios públicos. Asimismo, agregó que la falta de proyectos públicos a largo plazo representa un obstáculo para el avance del segmento.

“Tienen que pasar dos cosas en forma simultánea para que el proyecto sea viable. Primero tiene que haber diseño y voluntad política, con planes claros y específicos, diseñados a largo plazo. Y segundo, tiene que haber visión de accesibilidad y de compartición de información, no como casos de uso aislados, sino como plataforma única para la ciudad”, señaló en entrevista.

Explicó que “siempre vamos a ver casos de manejo de basura inteligente o de energía, o tráfico y estacionamiento, pero cada proyecto en sí mismo aislado es difícil de lograr un retorno de la inversión porque el esfuerzo de conectividad es importante. Hay que mirar el concepto de todos estos casos de uso bajo un proyecto a largo plazo”.

El directivo identificó dos tendencias que actualmente presionan a los operadores para la digitalización de sus redes y llegar al mercado con nuevas ofertas de servicios.

Por un lado, la separación de hardware y software, donde el segundo “permite un grado de programabilidad mucho más alto que antes y permite flexibilidad y automatización de las necesidades”. Olocco espera en 2018 la mayoría de operadores de telecomunicaciones arranquen con la virtualización de sus redes, iniciando por funciones básicas, que les permitirá casos de uso flexibles o ajustes a los servicios de manera más rápida.

Adicionalmente, espera que respecto a cómo los operadores se preparan para el eventual lanzamiento de redes 5G, se acelere la convergencia de las redes, lo que significa que “todas las redes terminarán siendo una sola para brindar acceso de una forma mucho más eficiente”.

“Las redes se transformarán en una sola red común para que el nivel de servicio que se pueda brindar, sea único y se administre de forma automática y mucho más eficiente. Así es el diseño de arquitectura al que están evolucionando las redes”, indicó, aunque espera que esta convergencia se consolide hacia 2019 y 2020.

“El foco de la estrategia de Cisco para los proveedores de servicios es ayudarlos a acelerar la virtualización de sus redes, para que la creación de servicios y la ejecución de toma de decisiones de un servicio sobre la red sea en tiempo real. Ellos requieren hacer esta transformación a los modelos más nuevos de tipos de servicios que se brindan sobre los OTT y tienen que adoptar estas tecnologías para competir sobre las mismas reglas”, concluyó el directivo.

 

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

ENTREVISTAS

Seaborn e Infinera unen Sao Paulo con New York

Efrén Páez

Publicado

en

Seaborn e Infinera anunciaron el despliegue del cable de fibra óptica submarina Seabras 1 con el que buscan atender la creciente demanda de datos en la región, especialmente entre los centros que conectan, Sao Paulo y Nueva York, al tiempo que promete una alta flexibilidad y capacidad.

El creciente número de dispositivos conectados, la aparición constante de nuevas soluciones tecnológicas y la mayor demanda de datos por los usuarios, ha convertido a la fibra óptica en la infraestructura crítica para asegurar el futuro de Internet y de las telecomunicaciones. El VNI publicado por Cisco estima que el tráfico IP en América Latina sumará 16 Eb al mes a 2021, a una tasa de crecimiento anual ponderada de 42 por ciento desde 2016, convirtiéndola en la región de mayor crecimiento de tráfico en los próximos años.

 

Hasta principios de 2017 se estimaba que había un total de 428 cables submarinos alrededor del mundo, que sumaban aproximadamente 1.1 millones de kilómetros de cable, según datos publicados por TeleGeography. Seaborn se suma a este competitivo mercado con un cable que conecta Sao Paulo, Brasil con Nueva York, Estados Unidos, a través de 10 mil 600 kilómetros de fibra óptica submarina, iluminada con tecnología de Infinera.

 

En entrevista para Mediatelecom, Larry Schwartz, CEO de Seaborn, destacó que pese a enfrentar a múltiples competidores, el cable Seabras 1 tiene distintivas características que lo separan del resto. En primer lugar, es el primer cable en ofrecer una ruta directa de conexión entre Sao Paulo y Nueva York, además de ofrecer la solución Seaspeed que promete la latencia más baja de conexión entre los centros financieros de los puntos que conecta.

Adicionalmente, el directivo detalla que además de infraestructura submarina, el cable conecta directamente con múltiples centros de datos en la zona metropolitana de Sao Paulo, incluyendo los cuatro centros de Equinix, además del centro de datos de la bolsa de valores B3. Del lado de Estados Unidos, el cable conecta con importantes centros de datos en Nueva Jersey y Nueva York.

Schwartz destaca que una de las principales ventajas que ofrece Seabras 1 es que se trata de una operación completamente independiente, lo que les permite llegar con una oferta “agresiva al mercado” y atender a una amplia base de clientes, incluyendo mayoristas, otros operadores de telecomunicaciones y oferentes de Internet, operadores financieros, entre otros.

“Debido a que somos independientes y no somos un gran operador incumbente, tratamos de abordar la demanda de capacidad de todo el mercado, no simplemente buscando cómo atender la demanda de la organización interna y orgánica que tenemos. Podemos identificar los focos de demanda que existen en algunas partes de Sudamérica, mientras que un gran jugador de telecomunicaciones típicamente sólo se centrará en dónde están hoy y cómo sirven la base existente hoy en día. Debido a que no participamos en la industria de móviles o de centros de datos, ni en la industria de fibra metropolitana, no intentamos mantener a otras partes lejos de nuestra operación”, señaló en entrevista.

Respecto al desempeño del cable, Schwartz promete que la tecnología utilizada les permitirá ofrecer la mayor capacidad en el menor tiempo posible. Por ejemplo, un cliente puede obtener circuitos activos en menos de 24 horas, “totalmente diferente a la norma en la industria, que por lo general tarda más de 90 días en activar circuitos”. En este proceso, el directivo destaca la participación de Infinera como proveedor de la tecnología que ilumina el cable.

Andrés Madero, director de proveedores de servicio y desarrollo de negocios en Infinera, explicó en entrevista que la tecnología instalada en el cable Seabras 1, incluyendo Infinite Capacity Change y la solución Infinera Instant Network, permite ofrecer la mayor flexibilidad para la provisión de enlaces en el menor tiempo de atención en comparación con el resto de competidores, al tiempo que ofrece una gran capacidad de datos a través de equipo con alta eficiencia espectral.

“Conforme creces, pagas por la capacidad y esto es algo que se llama capacidad definida por software (Software Defined Capacity, SDC) y Seaborn es pionero en este concepto en América Latina”, señaló. “Este producto que instalamos con Seaborn es propulsado por Infinite Capacity Engine 4, y les da algo muy único, SDC, que es bastante avanzado. Les da la capacidad de iluminar la capacidad en cuestión de horas o minutos, esto no es muy común, a otros competidores les toma días considerar en proveer la capacidad”, aseguró Madero en entrevista.

Al respecto, Schwartz detalló que la oferta mediante Seabras cuenta con un modelo de capacidad incremental o de “pago conforme creces” llamado SeaCloud, en el que los clientes pueden adquirir conectividad por cierto término de años y seleccionar la capacidad inicial requerida y cuál será la capacidad final. La capacidad será incrementada de manera mensual, pero el pago se mantendrá plano durante el tiempo contratado.

“El beneficio de esto es que el costo unitario se reduce durante el plazo, lo que efectivamente se basa en la erosión de precios que se prevé que tiene lugar en la ruta. Así que, básicamente, sólo nos pagan cuando el cliente aumenta su capacidad en su ruta, porque nos están pagando un poco más cada mes. Eso es relevante para la solución Infinera que compramos, porque pagamos a Infinera conforme necesitamos encender los circuitos. Así que en muchos casos la tecnología no sólo es estupenda, pero la estructura económica que tenemos con Infinera es muy consistente en cómo hemos comercializado nuestras propias soluciones a los clientes”, agregó.

Schwartz detalló que la capacidad máxima inicial para Seabras 1 es de 72 TB en un sistema de seis pares de fibra óptica, con un diseño de ingeniería de 25 años, con la oportunidad de crecer a mayor capacidad con tan solo actualizar el equipo en los puntos finales de la estación de aterrizaje, al tiempo que se verá beneficiado por el crecimiento de posibles ramificaciones. “Por lo tanto, pensamos que para el futuro previsible el sistema está diseñado para anticipar el futuro crecimiento anual significativo que se espera en la región y entre la región y los Estados Unidos”, señaló Schwartz.

El papel estratégico de Brasil en la comunicación entre América del Sur y el mundo

En cuanto a la elección de la ruta Sao Paulo-Nueva York, el directivo de Seaborn indicó que existen múltiples oportunidades de crecimiento sobre esta ruta, considerando el continuo crecimiento de clientes finales de servicios de Internet, la adopción de la nube por empresas, la conectividad de dispositivos IoT y la construcción de múltiples c
entros de datos en países como Chile, Argentina y Brasil que demandan una mayor capacidad de tráfico internacional.

Asimismo, para el directivo es una ruta alternativa y más directa frente a la opción histórica de conectividad a través de los centros de datos en Florida, por lo que diversifica la oferta existente de conectividad submarina y presenta potenciales opciones de conectividad mundial entre Brasil y el resto del mundo.

“Brasil está muy bien posicionado para desempeñar también un papel en el centro global de comunicaciones, lo que significa que no sólo de Brasil a Florida, Virginia, Nueva York, sino también Brasil a Europa, a la Costa Oeste de África, a Sudáfrica y, por supuesto, procedentes de Argentina y Europa a través de Brasil a otras partes del resto del mundo también. Por lo tanto, Brasil está muy bien posicionado para aprovechar todo eso”, indicó Schwartz.

Seaborn planea extender sobre el cable Seabras 1 una ruta entre Sao Paulo y Buenos Aires, Argentina, conocida como ARBR que ofrecerá las mismas ventajas de tener un enlace directo con los Estados Unidos. Asimismo, Seaborn contempla ramificaciones para Virginia Beach, Miami, St. Croix en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Fortaleza, Rio de Janeiro, y Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

 

Schwartz aseguró que el cable puede beneficiar también el mercado interno de telecomunicaciones al habilitar la entrada de nuevos competidores al ecosistema en Brasil y el resto de América del Sur, provocando la reducción de precios, nuevos y mejores servicios. “Por eso pensamos que ayudamos a lograr el plan nacional de banda ancha de Brasil, porque creemos que traemos más jugadores al mercado que compiten por la base de clientes”, agregó.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

RELEVANTE

Bitnami