Connect with us

Diseñar para todo un planeta

Published

on

Jonathan Lee ha repensado el logo de Google, el que más millones de ojos ven al día

Su idea, que funcione para las múltiples pantallas que nos invaden

Está solo ante el peligro cada mañana. Cuando medio planeta se pone frente al buscador por excelencia, lo primero que se ve es su trabajo, el nuevo logo de Google.

Al estadounidense Jonathan Lee (Pittsburgh, Pensilvania, 1983), jefe del equipo de diseño material deGoogle, no le gusta pensar en la presión. Lo suyo es disfrutar con algo que es menos un trabajo y más una filosofía vital. Así se lo reveló a los alumnos que escucharon su conferencia en la sede de La Escuela de Visual del IED de Madrid. Antes, concedió su única entrevista en España para hablar de un misterio que Google ha escondido hasta ahora: cómo diseñan.

¿Cuál es esa diferencia entre arte y diseño?

Los dos son igual de creativos y en los dos trabajas con ideas. La diferencia está en las conversaciones. En las que tiene un galerista con su artista y un cliente con su diseñador. De qué hablan y cuál es la meta de ese diálogo es la gran diferencia. La del diseñador suele ser responder a una necesidad más urgente y concreta. Pero es un modo de vida, no un trabajo de oficina. Vas por una ciudad hermosa, como Madrid, y ves cosas que no esperabas. Las guardas en tu mente y algún día recurres a ellas.

El Googleplex, la sede central de la empresa en California. / JUAN LAFITA

¿Cómo se llega a Google?

Para mí fue progresivo, y me alegra mucho haber seguido este camino. Me gradué en 2005 y era muy difícil encontrar trabajo. Me ficharon en un blog, Seventy Seven, para ayudarles en la producción. Me di cuenta de que me gustaba trabajar con tecnología, hacer diseño interactivo, porque al principio solo me interesaba por el dinero. Pronto fiché por una agencia muy famosa de Nueva York, R/GA [con clientes top como Nike, Tiffany, Heineken, Mastercard o la propia Google]. Y luego, a través de amistades que había conocido en la agencia, acabé fichando por Google.

Creo que trabajar en lugares tan distintos fue muy bueno. Siempre se lo digo a los alumnos. Primero porque te conecta con mucha gente, que siempre son lo mejor de una empresa. Y segundo porque te permite trabajar con equipos de todos los tamaños. Yo trabajé en una empresa de solo cinco personas. Y ahora en Google que es… enorme [entre 40.000 y 50.000 trabajadores, según datos de la compañía].

¿Cómo es su equipo de diseño?

Tenemos dos sedes: Nueva York y San Francisco. Y cambia de tamaño. Ahora mismo somos 20 diseñadores. En mi opinión, es un equipo muy grande de diseño. Me paso un par de semanas en una ciudad y otro par en la otra. También, claro, hay que ir a la central en California.

Queríamos simplificar el logo, que fuera más minimalista para todo tipo de dispositivos

¿Cómo surgió la idea de cambiar el logotipo de Google?

Todo empezó el pasado invierno cuando mis jefes, los vicepresidentes de Creative Lab, decidieron: “Ey, vamos a intentar esta locura”. Juntamos a los dos equipos de Nueva York y San Francisco. Trabajamos durante una semana solo en el brainstorming, pasando frío en el invierno de Nueva York.

Luego empieza la emoción y la avalancha de conversaciones entre los equipos de marketing y producto para conseguir la luz verde. Y la conseguimos. Pasó de ser nada a convertirse en un proyecto muy grande que requería muchísima coordinación. De hecho llevó mucho más tiempo preparar la logística que diseñar el logo.

¿Por qué el nuevo logo de Google es como es?

La meta del diseño siempre es mejorar lo existente. Así que nos preguntamos cómo mejorarlo. No había nada malo con el logo anterior. Pero la tecnología está expandiéndose cada vez a más dispositivos. Así que empezamos a pensar cómo funcionaba el logo actual en versión muy reducida. Concluimos que había margen de mejora. La clave era simplificarlo, hacerlo más accesible para cualquier tipo de persona y en cualquier tipo de dispositivo. Por ejemplo, queríamos que la G mayúscula y minúscula se parecieran más para darle más coherencia. Lo queríamos minimalista, dinámico y accesible.

¿Cree que la gente percibe el cambio?

Si no lo perciben como diferente, acertamos. Porque la intención no era tirar lo que había. Era remozarlo, pero sin perder nuestra identidad: hacer accesible la información a todo el mundo. La verdad es que me pregunto muchas veces cuánta gente lo percibe cuando entra en el buscador o se loguea en Gmail.

El equipo de Jonathan Lee en pleno ‘brainstorming’ sobre cómo abordar la nueva imagen de marca de su compañía. / JUAN LAFITA

¿Qué diseños de otras compañías rivales adora?

No solemos hablar de la competencia [risas]. Pero sí puedo decir que espero con emoción cada una de sus novedades porque tratan de resolver los mismos problemas que nosotros. ¿Cuántas compañías nos enfrentamos a estos problemas? Pocas. Muy pocas. Inspirarse en la competencia es bueno para encontrar nuevas soluciones.

Hablando de logos… Es que hay tantos geniales que no sé ni por dónde empezar. Marcas como Nike o como Apple… Es que ves algo de Apple y te dices: “Pues claro que es de Apple”. No podría ser otra cosa. Esas son marcas memorables. Y esa es precisamente su función. Ser recordadas. Permanecer en la memoria.

¿Cómo va a abordar el diseño el internet de las cosas?

Pues es uno de los retos en que estamos trabajando. ¿Cómo mantener la coherencia en el diseño entre todos estos dispositivos? Lo que estamos intentando es crear un lenguaje universal y unificador que sirva para todo, para lo que tenemos ahora y lo que tendremos en el futuro. La publicidad te dice que el futuro está aquí. Pero tarda en grabarse en la mente.

La funcion del diseño y de las marcas es ser recordado, permanecer en la memoria

¿Qué piensa sobre la realidad virtual?

Me emociona. Sé que estamos trabajando para distribuirlo a escala masiva, con las Cardboards [gafas de realidad virtual de cartón, diseñadas por Google]. Hace nada, firmamos con The New York Times [que ya ha comenzado su estrategia de periodismo virtual] y regalamos una Cardboard a cada suscriptor. A lo mejor lo virtual tarda un poco en hacerse de dominio público, pero sí puedo decir que hay gente muy lista que apuesta por ello. Y no creo que hubiese tanto talento enfocado en esta tecnología si no fuera porque algo muy grande va a salir de ello.

¿Alguna vez siente la presión de diseñar para todo el planeta, de tener demasiados ojos encima?

Sientes responsabilidad de lograr lo mejor para las necesidades de los usuarios. Pero me he dado cuenta de que si lo piensas mucho, te paralizas. Lo que me gusta es abordar los problemas adoptando soluciones con mi equipo.

El diseño gráfico en una frase.

Una manera de vivir.

¿Y el diseño para Google?

Un diseño para todos.

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TELECOM

Ofrecen Internet para todos

Mediatelecom

Published

on

El Heraldo de México – Adrián Arias

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador fijó una meta que ni los gigantes de telefonía han podido concretar: Llevar cobertura de internet de banda ancha móvil al 100 por ciento de la población en el sexenio.

Así, el beneficio sería para 11 millones de personas que no tienen servicio, por lo que se tiene un presupuesto de mil millones de pesos que ejercerá en 2019.

La meta es que sea el 100 por ciento de la población, que haya una cobertura universal. El ofrecimiento de López Obrador es que todo mundo tenga conectividad en su sexenio, dijo Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), en entrevista con El Heraldo de México en el aeropuerto de Villahermosa, Tabasco.

Cabe mencionar que ningún país ofrece internet a toda la población.

En 2023, la Red Compartida de Telecomunicaciones deberá cumplir con la meta de ofrecer cobertura a 92.5 por ciento de la población, pero quedará otro segmento que no será atendido por ese proyecto y es allí donde se centrará el gobierno de AMLO.

 

Hay 7.5 por ciento de la población que nadie atiende porque no es atractivo económicamente, ese es el nicho que vamos a atacar directamente, dijo.

La meta es ambiciosa, pues ni las grandes empresas han podido concretar esa misión en los más de 20 años que lleva operando la telefonía celular en México.

La red de Telcel 4G llega a 77 por ciento de la población, mientras que el servicio en tecnología 3G abarca a 88 por ciento; AT&T cubre a 96 millones de personas que equivalen a 79 por ciento de la población, según los informes de las empresas.

La red 4G de Telefónica Movistar llega a 65.8 por ciento de los mexicanos, según datos de la firma Open Signal.

Esa meta tampoco se ha concretado a nivel internacional. El promedio de cobertura en América Latina fue de 94.5 por ciento de la población con redes 3G y 75.2 por ciento con redes 4G, para una muestra de 16 países en 2017, según el Informe sobre el Estado de Banda Ancha en América Latina y el Caribe de la Cepal.

Habrá muchas formas de avanzar, a los concesionarios les pediremos que amplíen su cobertura, otra será con algunas organizaciones civiles que den el servicio quizás mediante la Red Compartida, con otros buscaremos la participación de comunidades para organizar grupos y que ellos hagan su propio servicio, dijo Jiménez Espriú.

Detalló que parte del presupuesto para el próximo año también se usará para conectar 17 mil lugares públicos, como parques, escuelas, hospitales o jardines, como parte de un proyecto que contempla hasta 170 mil sitios.

Para los analistas la meta de cobertura representa un reto complicado: Ese 100 por ciento de cobertura sería muy difícil garantizarlo con el uso de una sola familia de tecnología. Con redes móviles hay problemas como la orografía de localidades apartadas; con redes cableadas sería todavía más difícil, opinó Jesús Romo, analista de la consultoría Telconomia.

Es preciso que se publique un plan de acción más detallado, que invite a diferentes actores de la industria de telecomunicaciones porque un reto central de esa tarea es llevar cobertura de servicios con varios tipos de red, considerando las limitaciones de cada tecnología, añadió.

Continue Reading

AMÉRICA LATINA

Anuncian apoyo de China para actualización de Cantv

Mediatelecom

Published

on

El Universal-Magaly Perez

La actualización tecnológica de la empresa de telecomunicaciones de Venezuela, Cantv, fue uno de los acuerdos firmados en China durante la visita de Estado del presidente Nicolás Maduro.

Este acuerdo junto con el lanzamiento del satélite Guaicaipuro permitirá articular el servicio de internet.
La afirmación la hizo el jefe de Estado, Nicolás maduro, en rueda de prensa realizada en el Palacio de Miraflores.
En materia petrolera el Gobierno Nacional espera en un año llegar al doble de la producción petrolera y “una de las metas es de un millón de barriles para China” dijo el presidente Maduro.
Al referirse a la caída de la producción petrolera de Pdvsa, Maduro señaló que había una mafia muy corrupta que dañó la capacidad de trabajo de la empresa petrolera pero ahora con Manuel Quevedo en la empresa se inició un proceso de recuperación.
Ambos gobiernos suscribieron un total de 28 acuerdos en materia económica, comercial, educativa, cultural, política, tecnológica, seguridad y defensa, y salud.
Maduro destacó que los documentos se alinean con el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica puesto en marcha el pasado 20 de agosto y acotó que los acuerdos “ratifican el camino del desarrollo compartido”.
Otros acuerdos suscritos en materia económica son el desarrollo común en el marco de la iniciativa de la Franja y la Ruta; fortalecer las Zonas de Cooperación Económica y Comercial en Venezuela.
La promoción industrial, para sentar bases de cooperación con el Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado de China.
Asimismo destacó el fortalecimiento de las industrias básicas de hierro y aluminio y la distribución y almacenaje de medicamentos en Venezuela.
Además, se activó el financiamiento por 184 millones de dólares para la empresa mixta Petrozumano, con el fin de elevar su producción.
Otro de los acuerdos que destaca es la iniciación de operaciones para el tratamiento de más de 300 pozos de la División Ayacucho; la exploración y explotación de Gas en Venezuela y una alianza en el sector del hierro para aumentar la producción del mineral de alto y bajo tenor.
Por otra parte Maduro se refirió la asesoría que dará china a Venezuela en materia económica “China nos va a ayudar con el programa de desarrollo económico, los chinos alabaron el sistema cambiario nuestro, y las medidas económicas nuestras” dijo.
Asimismo el primer mandatario nacional se refirió al plan de recuperación que va a cumplir un mes de su implementación y señaló el Jefe de Estado que el balance es positivo, “en un mes, hemos ido a china en el momento justo y logrado los acuerdos precisos para el impulso y la recuperación”.
Con la inversión nacional de 14 empresas venezolanas, para aumentar la producción de petróleo y el compromiso de los trabajadores de desarrollar un plan de trabajo de recuperación de pozos, la empresa de petróleos de Venezuela se convertirá en la verdadera Pdvsa.
Igualmente se buscará establecer un mecanismo de cooperación para el mejor entendimiento de las respectivas leyes, reglamentos y prácticas en materia de defensa comercial. En educación se acordó renovar el Programa de Intercambio Educativo para el periodo 2018- 2023, agregó.

Continue Reading

MEDIATELECOM

México reprueba en innovación y desarrollo dentro de la OCDE

Mediatelecom

Published

on

El Economista – Rodrigo Riquelme

El sistema nacional de ciencia e innovación de México salió reprobado en prácticamente todas las variables que utilizó la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos para medir su desempeño en el estudio Perspectivas en Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina 2016. La OCDE colocó al país en los peores niveles de capacidad para innovar y desarrollar tecnología tanto por parte del gobierno como de las empresas privadas. Ninguno hace bien su trabajo cuando se trata de innovar.

El gasto público en innovación y desarrollo (I+D), el presupuesto que destinan las principales 500 universidades del país en esta materia, las publicaciones en revistas especializadas, la inversión en Tecnologías de la Información y Comunicaciones, las suscripciones a banda ancha fija, las patentes solicitadas por universidades y laboratorios públicos, el nivel de educación superior de la población adulta y el porcentaje de adultos con mejor desempeño en la solución de problemas tecnológicos son variables que en México están muy lejos de alcanzar los niveles medios de los países que  OCDE, ya no digamos los de los países que lideran en esta materia.

Extraído del estudio Perspectivas de la OCDE en Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina 2016. Fuente: OCDE

El problema no es diferente cuando se habla del sector privado. Las empresas que operan en México también fallan en aspectos como su inversión en I+D en el país, el nivel de capital de riesgo que se invierte o el número de empresas jóvenes que registran patentes. Los rubros en los que México sale mejor parado son la coinvención y las coautorías internacionales en materia de investigación y desarrollo, el índice de facilidad emprendedora y el gasto en educación superior.

 

Extraído del estudio Perspectivas de la OCDE en Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina 2016. Fuente: OCDE

Según el estudio de la OCDE, que fue traducido al español por Microsoft, México registró un gasto interno bruto en investigación y desarrollo (GIBID) de 11,683 millones de dólares, lo que representa apenas 1% del total invertido en los 37 Estados que integran a la organización internacional.

Durante la presentación del estudio, Roberto Martínez, director del Centro de la OCDE en México, dijo que, como propuestas a la próxima administración, en México hace mucha falta trabajar de manera simultánea en dos frentes: el primero es hacer todo lo conducente para que aumente la dispersión de innovaciones tecnológicas entre las medianas y pequeñas empresas (pymes), esto con el fin de que la adopción de tecnología en México no acentúe la desigualdad estructural entre sectores dinámicos y sectores rezagados de la economía mexicana. La segunda recomendación es invertir en habilidades de capital humano, es decir que la fuerza laboral adquiera habilidades durante toda la vida.

“Es importante no aflojar el paso en el esfuerzo de inversión en este rubro dado que México ha demostrado lograr integrarse a manufactura avanzada en cadenas globales, lo que hace necesario que el país aproveche esta oportunidad y que pueda escalar hacia eslabones de mayor complejidad a partir de demostrar capacidades más robustas en innovación y en el registro de nueva propiedad intelectual”, dijo Martínez.

Extraído del estudio Perspectivas de la OCDE en Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina 2016. Fuente: OCDE

Incentivos fiscales, herramienta en I+D para próximo gobierno

El estudio de la OCDE refiere que entre los instrumentos de política más relevantes

para el financiamiento de I+D empresarial en México en el 2016 se encontraban las adquisiciones de gobierno, las subvenciones competitivas y el financiamiento de capital, lo que deja de lado otras herramientas, como los incentivos fiscales.

El punto número 10 de los 50 que Andrés Manuel López Obrador propuso como base de su plan de austeridad sostiene que “no se comprarán sistemas de cómputo en el primer año de gobierno”. Ante este horizonte, Roberto Martínez dijo que si bien el gobierno habilita e incentiva, no está seguro de que haya una relación lineal entre las compras de gobierno y el esfuerzo de investigación y desarrollo del país y añadió que la OCDE no ha recogido esta propuesta de López Obrador  como algo que vaya a durar de manera sostenida.

“El gasto en cómputo es uno de muchos rubros de gasto en adquisiciones gubernamentales  que tienen un efecto indirecto en investigación y desarrollo. Recordemos que en el sector de cómputo, se trata de productos que son en su mayoría importados, entonces el contenido nacional mexicano es relativamente bajo”, dijo Martínez en entrevista con El Economista.

 

Extraído del estudio Perspectivas de la OCDE en Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina 2016. Fuente: OCDE

Respecto de los incentivos fiscales como instrumentos para financiar innovación y desarrollo entre las empresas, el cual es un rubro bastante avanzado entre la media de países de la OCDE, el directivo dijo que se trata de medidas para abaratar el costo de la actividad empresarial.

“En muchos países, se discute la opción de que el gobierno le dé incentivos fiscales o un periodo de exención fiscal a nuevos emprendedores en áreas de alta tecnología, las startups, con el fin de facilitar la curva de viabilidad para hacer que sea más posible que sobrevivan las nuevas empresas tecnológicas”, dijo.

El directivo sostuvo que la discusión en México es muy distinta, ya que la política que ha sido consistente entre varias de las administraciones federales es evitar en la medida de lo posible crear  capítulos de excepción en el área de los impuestos, aunque, añadió, la OCDE está dispuesta a proveer a la próxima administración de análisis comparativos sobre las mejores prácticas en esta materia.

“En México, es menos recurrente echar mano de incentivos fiscales, aunque siempre van a ser una herramienta que se usa en otros países y si en algún momento la autoridad considera que se vuelve una opción en el caso mexicano, nosotros dentro de la OCDE estaremos listos a proveer de análisis comparado internacional sobre mejores prácticas. En el momento en el que el nuevo gobierno entre en funciones y en su caso quien ha sido propuesta como secretaria de Economía, la doctora Graciela Márquez, nos pidiera estos análisis, con gusto se los podríamos dar”, dijo.

 

Continue Reading

GRÁFICAS

DÍA A DÍA

LO MÁS LEÍDO

Bitnami