COMUNIDAD MEDIATELECOM

Radio

Identifican interés local por radio

Ramiro Tovar

Publicado

en

Grupos o empresarios locales serían los más interesados en la licitación de radio que llevará a cabo el IFT y cuyas prebases podrían salir en este trimestre.

De acuerdo con Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el regulador trabaja en el diseño del proceso licitatorio, pero pronto podrían concluir con él.

Irene Levy, presidenta de Observatel, comentó que por las localidades que están contempladas en la licitación -la cual no incluye estaciones en el DF o Monterrey-, hay altas posibilidades de que quienes participen sean grupos o empresarios locales.

“Las empresas grandes querrán complementar la cobertura que ya tienen. Pero, también habrá nuevos entrantes, empresarios locales que quieren incursionar a la radio en su municipio y zonas aledañas”, explicó.

Con ella coincidió Gabriel Sosa Plata, experto en radiodifusión, quien señaló que los grandes grupos que actualmente controlan el mercado participarán en la licitación, no sólo para competir.

“Los actuales grupos prefieren comprar las estaciones disponibles a que otros jugadores entren al mercado”, afirmó Sosa Plata.

Actualmente, la radio está dominada por cuatro grupos, Radiorama, Acir, Radio Centro y Radio Fórmula, que cuentan con la mayoría de las estaciones del País.

 

 

 

 

Consultor independiente en regulación y competencia económica. Profesor Numerario y asesor del la Oficina de Rectoría del Instituto Tecnológico Autónomo de México. La opinión del autor no refleja necesariamente la opinión del Instituto al que se encuentra afiliado.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO
Advertisement
CLICK PARA COMENTAR

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio

Día Mundial de Radioaficionado

Carolina Valdovinos

Publicado

en

El 18 de abril de 1925 se formó la Unión Internacional de Radioaficionados en París, lugar en donde experimentadores descubrieron que el espectro de onda corta podía soportar la difusión en todo el mundo; es por eso que cada año radioaficionados de todo el mundo, toman las ondas para celebrar.

 

Luego de dos años de existir, la IARU ganó las asignaciones que aún hoy se conocen como 160, 80, 40, 20 y 10 en la Conferencia Internacional de Radiotelegrafía. En cooperación directa con las administradoras de todo el mundo, los radioaficionados son capaces de experimentar y comunicarse en las bandas de frecuencia estratégicamente ubicadas en todo el espectro de la radio.

 

De los 25 países que iniciaron la IARU en 1925, hoy son más de 160 sociedades miembros en sus tres regiones; la región uno incluye a Europa, África, Oriente Medios y el norte de Asia, la segunda región cubre toda América y la tercer región se compone por Australia, Nueva Zelanda, las naciones insulares del pacífico y la mayor parte de Asia.

 

Hoy en día la radiodifusión es más popular que nunca, con más de tres millones de operadores con licencia, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) ha reconocido a la IARU como la representante de los intereses de los radioaficionados.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Radio

Radio, televisión y telecomunicaciones en 2018

Dinorah Navarro

Publicado

en

El 2018 será un año en el que las elecciones -las más grandes de la historia- serán el foco de atención en el país, pero habrá asuntos relevantes en materia de radiodifusión y telecomunicaciones que deben seguirse muy de cerca porque serán clave en la redefinición de la relación entre gobierno y medios de comunicación, la competencia en radio y televisión, así como en la garantía los derechos de las audiencias.

A continuación, una breve descripción de algunos de estos temas fundamentales:

 

Publicidad gubernamental. La ley que se apruebe podría marcar una nueva época para los medios de comunicación, el poder político y la sociedad porque la asignación de los cuantiosos recursos para la publicidad gubernamental podría hacerse bajo criterios imparciales, transparentes y equitativos. El Congreso tiene hasta el 30 de abril para aprobar la nueva ley, con base en el amparo otorgado a la organización Artículo 19. Hay muchos intereses económicos y políticos en juego, por lo que se requiere que las organizaciones de la sociedad vigilen de cerca el proceso de dictaminación de las iniciativas para que la ley cumpla el objetivo de robustecer la libertad de expresión y el derecho a la información e impedir la censura y la injerencia de funcionarios públicos en las líneas editoriales de los medios.

 

Licitaciones de radio y televisión. Con base en el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias 2018, presentado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para este nuevo año sólo se licitarán dos canales de televisión y 30 frecuencias de radio (24 en FM y 7 en AM). Parece un número pequeño, pero debe recordarse que en el 2017 se licitaron 32 canales de televisión y 141 frecuencias de radio, después de un par de décadas en las que no se asignaron nuevas concesiones de radiodifusión de uso comercial.

 

En contraste, se pretende entregar 18 canales de televisión, 21 frecuencias de radio en FM y 49 en AM de uso social, comunitario e indígena. Es una cantidad importante, pero su concesionamiento dependerá del interés de organizaciones de la sociedad y de las comunidades o pueblos indígenas para hacer las gestiones ante el IFT. En estos casos, como se sabe, no hay licitación, sino asignación directa para quienes cumplan los requisitos previstos en la ley y las bases de licitación. Llama la atención el número de frecuencias consideradas en AM. Instalar estaciones en dicha banda es más costoso. Además, cada vez hay menos receptores con AM incluida.

Para gobiernos, instituciones del Estado y Universidades públicas habría dos canales de televisión y nueve frecuencias de radio en FM.

Nuevas emisoras. Para este año se prevé el lanzamiento de la mayoría de los 32 canales de televisión abierta y de las 141 frecuencias de radio (114 en FM y 27 en AM) de uso comercial concesionadas en 2017. La incorporación de nuevos jugadores en la industria de la radiodifusión alentará la competencia, generará nuevos empleos y probablemente aporte contenidos novedosos. Ya veremos y escucharemos. Muy atentos estaremos a lo que ofrecerá la empresa Telsusa, de Ángel González, más conocido como “El fantasma”, quien obtuvo 12 de los 32 canales licitados, así como lo que harán Multimedios Televisión y Grupo Radio Centro con los canales que ganaron en la Ciudad de México. En radio, también haremos seguimiento al proyecto del Grupo Acustik Media, de José Gabriel Gutiérrez Lavín y familia, que recibió 32 títulos de concesión de frecuencias para convertirse en uno de los principales grupos radiofónicos del país con presencia en 11 capitales.

En medios públicos habrá mucha expectativa sobre el nacimiento en 2018 de la nueva estación de FM (106.5 MHz), concesionada a Radio Educación después de muchos años de gestión para obtener la frecuencia, y de Radio Violeta (106.1 MHz), la primera radio feminista en México.

No obstante que se abrieron ambos mercados, existe aún una importante concentración de frecuencias en la televisión y en la radio, sobre todo en ciertas regiones del país. Prevalece también una preponderancia del modelo comercial frente al modelo comunitario e indígena.

Dominancia en televisión de paga. El 24 de febrero de 2017, el IFT resolvió que Grupo Televisa detenta poder sustancial en el mercado de televisión de paga. La resolución se tomó luego de un amparo que Canal 40 presentó y ganó por la decisión del Instituto de no considerar que la empresa televisiva estaba en esa situación de dicho poder sustancial.

 

Después de un año de su resolución, el Instituto deberá imponer este nuevo año las medidas asimétricas para evitar que Grupo Televisa afecte o desplace a sus competidores o se distorsione al mercado. ¿En qué consistirán? Esperemos que pronto lo sepamos porque parece que no hay suficiente prisa de dar seguimiento a este asunto.

Derechos de las audiencias. El 2017 puede también caracterizarse como el año de una guerra mediática y gubernamental contra los derechos de las audiencias, incluidos en la Constitución, pero hasta ahora no garantizados por los amparos presentados por el presidente Peña Nieto y el Senado contra los lineamientos emitidos por el IFT y posteriormente por la polémica reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, aprobada en el Congreso, que desdibujó dichos derechos y la función de las defensorías de las audiencias.

A fines de noviembre, 47 senadores interpusieron una acción de inconstitucionalidad por esta contrarreforma que suponemos será resuelta por la Corte en este 2018. Al mismo tiempo, se sabrá el destino de los amparos presentados por organizaciones y personas para evitar la desprotección de los derechos de las audiencias y que sería deseable fueran resueltos favorablemente para determinar de una vez por todas las atribuciones del IFT en la tutela de los derechos de las audiencias y sus alcances para garantizarlos.

Red compartida. Considerada como uno de los grandes proyectos de telecomunicaciones, la Red Compartida deberá iniciar su operación comercial a más tardar el 31 de marzo de 2018 con una cobertura poblacional del 30 por ciento y deberá cumplir anualmente con diferentes metas hasta llegar al 92.2 por ciento del porcentaje ofrecido.

El proyecto que desarrollará Altan Redes, con la participación de PROMTEL y Telecomunicaciones de México (Telecomm) tendrá, según sus promotores, una inversión estimada de siete mil millones de dólares durante la vida del proyecto y ofrecerá cobertura 4G a más de 100 millones de mexicanos.

Licitación de la banda 2.5 GHz. Otra licitación esperada, no exenta de polémica, será la que el IFT realice este año de 120 MHz para servicios móviles en la banda 2.5 GHz. Las bases de la licitación serán publicadas en las próximas semanas, una vez que el Instituto recabó en el 2017 las opiniones de las pre-bases y el Pleno recibió a representantes de empresas interesadas en dicha banda para conocer sus inquietudes y propuestas. Uno de los temas más inquietantes de este concurso es si se permitirá o no la participación de América Móvil, debido a su carácter de agente económico preponderante en telecomunicaciones. Recuérdese que la empresa de Carlos Slim adquirió a MVS Comunicaciones, de la familia Vargas, 60 MHz de esta banda, en una operación que concluyó en julio de 2017. El aval del IFT para esta operación le generó críticas porque le permitió a Telcel acumular más frecuencias del espectro y tener más ventajas competitivas frente al resto de los operadores.

Y con esta colaboración iniciamos un nuevo año en Sin Embargo. Que este año sea generoso con usted y los suyos, estimado lector. Muchas gracias Jorge Zepeda Patterson, Alejandro Páez Varela y a todo el equipo que hace posible este medio digital, plural y libre.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

Radio

Pedro Infante hizo efectos de sonido: Vicente Morales (I)

Dinorah Navarro

Publicado

en

Interrumpo en este final de 2017 e inicio de 2018 los temas de política, economía y tecnología relacionados a la comunicación para dar lugar a una charla —en dos entregas— con don Vicente Morales Pérez, uno de los decanos de la radio mexicana y figura legendaria en ese medio. 

Oriundo de la colonia de los Doctores, CdMx, inició en 1944, a los 14 años de edad, su carrera radiofónica. Desde entonces vio pasar en los estudios y cabinas de diversas emisoras —de XEQ a Radio Educación— a las superestrellas de la “época de oro” y a las, no tan célebres, nuevas generaciones de locutores, guionistas y productores. También es testigo del paso de la tecnología analógica a la digital. Como operador, musicalizador y efectista ha manejado discos de pasta y de vinil, cd y archivos digitales. Se encargó de musicalizar y colocar efectos en radionovelas y series que hoy son de culto: Ahí viene Martín Corona, con Pedro Infante, y Kalimán, el hombre increíble, entre muchas otras.

—¿Cómo llegó a la radio?

—Cuando tenía 14 años, mi cuñado, Guillermo Barrera, que era ingeniero en XEQ, me invitó a que lo ayudara los sábados en un programa que él musicalizaba. Yo ponía en orden los discos que se iban a necesitar y se los pasaba para que los colocara en la tornamesa (una tornamesa de cuatro platos). De su propio bolsillo me daba mi “domingo”. Luego me contrataron como ayudante de operador: tenía que mantener en orden los estudios y cuando se presentaba una orquesta debía colocar las sillas para los músicos, los atriles, ordenar los micrófonos por sección (cuerdas, metales, percusiones, voces) y atender las indicaciones del ingeniero de cabina para probar el audio. 

—¿De ayudante pasó a operador?

—Sí, fui aprendiendo a mezclar, a elegir la música apropiada para los programas y a hacer efectos. Ya con esa experiencia, me nombraron operador de cabina: tenía que mezclar, en una consola RCA Victor de nueve canales, la música de la orquesta con la voz de los cantantes, dar paso a los locutores, a las voces de quienes cantaban los comerciales, los famosos jingles (por ejemplo, Las Tres Conchitas) y meter efectos. Todo eso en vivo. Luego empecé a ser llamado para trabajar como efectista o musicalizador en programas que hacían empresas como Arte Radiofónico y Radio Programas de México, que eran otros de los negocios de Emilio Azcárraga Vidaurreta.

—Era la legendaria “época de oro” de la radio mexicana…

—Fue la época de la gran radio en vivo con programas de todo tipo: cómicos, por ejemplo el del Panzón Panseco; musicales, como La hora azul, con Agustín Lara; radionovelas, como Corona de lágrimas, con doña Prudencia Grifell; radioteatros, a cargo de Pura Córdova y su cuadro de actores (en su programa fue donde hice efectos por primera vez); series, como Apague la luz y escuche, con Arturo de Córdova; programas de aficionados, como El Risámetro, y los programas culturales del bachiller Álvaro Gálvez y Fuentes. Era una radio variada, divertida, creativa, muy profesional.

—Usted es de las pocas personas que puede decir “así era Pedro Infante”, porque en XEQ trabajó con él en Ahí viene Martín Corona.

—Era muy buena gente. Con nosotros —los operadores y técnicos— se portaba “muy padre”. Saludaba a cada uno cuando entraba al estudio, a diferencia de otras estrellas que rara vez nos dirigían la palabra. Siempre llegaba a la estación en una motocicleta manejada por un agente de tránsito que era su asistente. A veces hasta nos invitaba a cenar, después del programa, en un restorancito que se llamaba Los Compadres, en la calle de Ayuntamiento, frente a la XEQ y la XEW.

—¿Recuerda alguna anécdota con él?

—Durante las escenas en que Pedro no tenía participación iba conmigo para ver cómo hacía los efectos y me ayudaba con algunos. En una ocasión había que hacer el efecto de dos balazos y como él no estaba en la escena me dijo: “¡Yo te los hago!”. Entonces le pidió a su asistente, el agente de tránsito, su “arma de cargo”, una pistola calibre .45: “¡Pásame la reglamentaria!”, le dijo, y en una bodeguita que teníamos junto al set para guardar equipo, soltó los balazos cuando le di la señal. Dejó dos hoyotes. En esa época el efecto de balazos lo hacíamos con polvo de clorato, pero los que soltó Pedro fueron de verdad.

CLIC PARA SEGUIR LEYENDO

RELEVANTE

Bitnami